follada en la cama por mi perro max

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Sígueme en instagram: @babykarelvis

hola comunidad de Relatos Porno, hoy Les platicare una de mis tantas experiencias con mi perro, sera la primera vez que lo escribo y espero les guste mi pequeño Relato Erótico

Bueno esta será la primera vez que escriba un relato (el cual no fue mi primera vez con mi perro) así que sepan disculparme si no lo hago del todo bien, aunque no es la primera vez que lo platico. Yo soy una chica que vive sola en su departamento, delgada mis medidas son 82-60-94, relativamente baja de estatura mido 1.57 cm y mi perro es un pastor alemán de 3 años con mucho ímpetu al montarme, llevamos 2 años teniendo sexo así que tanto el como yo ya tenemos un poco más de experiencia entre nosotros.

Esta es una de las últimas veces que cogimos, todo empezó un domingo por la tarde yo estaba aburrida y cada que veía a mi perro se me antojaba que me cogiera, así que al final me decidí por hacerlo. Me fui al cuarto y lo llame para que el entrara después se acostó y yo comencé a quitarme la ropa lo cual llamo su atención, ya sabe que si estoy desnuda hay  posibilidad de que me coja, de momento no me quitaba los ojos de encima así que me acerque a él y le dije “Hoy vas a coger con mami” mientras yo comenzaba a jalarle su verga y me movía su pata como cuando le hago cosquillas hasta que logre hacer que se le saliera toda la verga roja de su funda, yo le dije “Quiero que me la metas toda bebe”, y después de darle una pequeña mamada para que se le pusiera bien dura me subí a la cama y el después de mí .

Me acosté boca arriba como si estuviera haciendo un arco para que no se le dificultara entrar, mientras él se ponía frente a mi lamiéndome la cara yo sacaba mi lengua para besarlo también y agarraba su verga para irla metiendo en mi puchita, cuando entro el empezó a darme rápido yo solo gemía y gemía escuchando la cama rechinar mientras me aferraba del soporte y yo le dije entre gemidos “¡Soy tu perra y me encanta, métemela toda!”… “¡Soy una puta y me coge mi perro!”, no aguante mucho más y empecé a venirme a chorros mientras el no paraba de darme y yo gemía y daba leves gritos, cuando termine de venirme mientras él me la metía yo le repetía “Soy tu hembra, soy tu hembra”  y entonces su verga empezó a palpitar y eso pasa cuando está a punto de venirse, yo estaba bien aferrada al soporte de la cama y escuchándola rechinar recibiendo su verga en mi puchita mojada mientras me la llenaba con su leche.

Al final el me la saco como si nada y es que muy rara vez quedamos pegados al coger en esa posición o parecidas pero después agarraba su leche que me escurría para tragármela, se bajó de la cama poco después de sacármela y estaba jadeando exhausto,  yo solo le dije “¿Te cansaste bebe?, tu mami es una buena perrita verdad” y ya con eso me quite el aburrimiento.

No se qué tan largo les parezca este relato o que tan bueno, acepto sugerencias y si les gusto háganmelo saber para seguir contándoles ya que lo hacemos relativamente seguido y pues eso sería todo ¡Bye!

Paty.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *