El Sueño de Angélica. relatos eroticos

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Los sueños de Angélica

Esta historia comienza en Bogotá, en el 2006… una chica Angélica que vivía en el lado más sur de la ciudad. Ella tenía el sueño de estudiar ingeniería ambiental en una universidad privada, tenía excelentes calificaciones del colegio  pero sus condiciones económicas no le ayudaban, su padre estaba desempleado y su madre apenas llegaba con algo de lo que ocasionalmente arreglaba casas. Así su situación era muy compleja, y aunque vio varias posibilidades, optó por la escuela de ingenieros… estaba decepcionada, ya que preguntó cuánto costaba.. y aunque la situación era precaria le salía por 4 millones de pesos, eso era imposible y no quería endeudarse con el Icetex ya que no tenía más familia para hacer esos trámites y sus padres no la apoyan, así que desilusionada se resignó y pensó que sería mejor trabajar como su mamá y así ayudar a su mamá y velar por un futuro para su hermanito. Pero todo cambió cuando un aviso en un lugar de anuncios que decía”Deseas cumplir tus sueños de estudiar?, Solo obediencia tendrás que dar…. Para más información marque el número 324… .”

A Angelica se le hacía muy raro eso, misterioso pero tendría la oportunidad… bueno, eso creía ella en ese momento iría a averiguar y ver…ya tenía sus 18 años cumplidos podría trabajar si con obediencia si a eso se refería.

Ella llamó, y supo que no era tan lejos donde tendría que ir, era por la 150 en una zona muy bien puesta donde tendría que ir a averiguar sobre eso. Consiguió la llamada gracias a su belleza y que no falló a la hora de pedirselo a cualquier chico que andaba por allí. Para sus 18 años, aunque le faltaba cuidar un poco su cabello estaba largo, su talla en senos era 38 b, de por sí grandes, el brasier de más de 2 años sin comprar uno nuevo le sentaba pequeño y la camiseta igual, muy ajustada y vieja no dejaba mucho a la imaginación…sus jeanes también desgastados, dejaba ver la forma de unas buenas nalgas, con una cintura pequeña y piernas gruesas. Un bombón que se lo estaban de con la mirada… ella se sentía incómoda, además de que todos iban bien vestidos…y se sentía la rara del lugar .

Llegó al lugar indicado, llamo a la portería e indico la torre y el apto, torre 5 apto 1004… se veía que quien vivía allí era alguien de mucho dinero, por lo ostentoso del lugar… cuando preguntaron que solicitaba, ella mencionó que por el aviso de la Uni… le dijeron que esperara…

En este nuevo lugar no fue diferente, la veía con morbo y siempre con algo por desprecio, lamento el momento en que eligió esa ropa, se hubiera puesto algo mejor, aunque bueno, todo lo que tenía no estaba mejor que lo que llevaba puesto.

Le avisaron que podía seguir, ella pidió indicaciones ya que se encontraba perdida en un lugar tan grande y desconocido. Llegó al edificio y se sorprendió por encontrar como una segunda portería, donde tuvo que rectificar, y cuando por fin estuvo en el ascensor tenía miedo por lo desconocido y por lo lujoso de ese lugar.

Cuando llegó al apartamento se encontró una gran y fuerte puerta que al parecer era de acero, no hallaba un timbre y le causaba más duda. La puerta se abrio y de ella apareció un mayordomo de negro, alto y un semblante de miedo.

Mayordomo: Buenas tardes señorita, usted debe ser la que viene por el asunto del sueño verdad’

Angélica no pudo responder por el miedo y la impresión que le dio tal señor, le daban ganas de salir corriendo, solo pudo asentir con la cabeza.

El abrió completamente la puerta y le dio el paso completamente, ella pasó tímidamente, y no dio más de 2 pasos antes de detenerse por la pena y el miedo de un lugar tan grande, ostentoso y hermoso. EL mayordomo le indico por donde seguir, y al pasar ella vio una sala enorme con mil cosas que no alcanzó analizar todo,  siguió por un pasillo y habian unas piezas desocupadas pero se veía que habían sido desocupadas recientemente. Siguió por el pasillo pero ahora estaba oscuro, y llegó a una habitación casi de oscura como la noche, no sabía que donde estaba o qué hacer… sintió miedo… y el mayordomo le dijo:

Mayordomo: Señorita por favor ubíquese a su izquierda, el señor Martin se dispondrá a charlarle en su debido momento.

Angelica por la oscuridad no sabía bien por donde ir, aunque se estaba acostumbrando a la oscuridad  aun le costaba.

Llegó a la silla  y se dispuso a sentarse a esperar por lo que el tal señor ese le dijese algo, porque suponía que se encontraba allí, pero no estaba segura.

Se sentó y  no se acomodo cuando escucho:

Señor:Quien te autorizo a sentarte peladita?.

Angelica se asustó y paró en menos de nada y quedó en pie como estatua, ya se había dado cuenta que estaba allí y no se esperaba esa respuesta ni la forma en que se lo dijo.

Angelica: Disculpe señor, no sabi..

Señor: TÚ te callas, nadie te dio permiso para hablar, lo harás cuando te autorice, Austin me contó que venías por el asunto de cumplir tu sueño, y para eso quiero que me lo cuentes y espero que mientras lo hagas te retires la camiseta y el pantalón.

Angelica: Pero señor, me va hacer algo, no creí que me fueran a violar o cosas parecidas porf…

Señor: Que te calles pendeja, no te he dado permiso, entiendo tus miedos y no te preocupes, nadie abusara de ti ni se sobrepasará, esto que realizo son filtros para saber si son aptas las personas que llegan hasta aqui, asi que si deseas continuar sigue mis ordenes y te prometo que nada malo te pasara.

Angelica en su ingenuidad le creyó a él, sin saber si a la final cumpliria o no con su palabra.

Así que ella comenzo.

Angelica: BBBuuee. señor….

Señor: Dime señor Martin, gracias…

Angelica: Señor Martin, me llamo Angelica Rodriguez, tengo 18 años, estoy recién salida del colegio y quiero estudiar ingenieria ambiental.

Por los nervios había olvidado mitad de su historia.

Martin: Porque no te costeas la universidad?, luego tus padres no pueden o no puedes endeudarte con el Icetex?

Angélica: Señor Martin, mis padres son pobres, mi padre desempleado y mi madre lleva a veces algo a la casa con lo que logra arreglando casas, pense en eso pero no tengo familia para poner de respaldo y mis padres no se endeudaran,, tengo mi hermano pequeño y no tengo ni 5, pensé en trabajar y terminar como mi madre, pero mi única esperanza fue ese anuncio que vi.

Angélica ya estaba en ropa interior, con sus cosas vueltas un ovillo a un lado.

EL señor Martin pensativo la miraba desde las penumbras, después presiono un botón que abre una ventana y dejo el paso de luz, Angélica se cubrió los ojos por el acceso tan repentino de luz, y así Martín pudo observar el cuerpo de ella con mayor facilidad.

Martin: Y cuénteme señorita, cuales son sus exigencias?.

Angélica: Pues señor, me gustaría estudiar en la escuela Ingenieria ambiental, si ud podria prestarme el dinero a cambio de un trabajo donde pueda ir aportando con el tiempo, sería perfecto, y una pequeña ayuda economica para mi familia que la verdad la necesito con mucha urgencia.

Martin: Mira peladita, te ofreceré lo siguiente, por tus ropas veo que tu situación es lamentable, pero si quieres escucharla tendrás que retirarte todo para que pueda avanzar.

Angelica: Perdón?

Martín: No lo repetire, es una propuesta y necesito saber a que estas dispuesta, si no quieres levanta tus cosas y parte de de mi vista culicagada.

Angelica ante ese trato tan humillante y grosero se sentía quebrada, pero necesitaba esa oportunidad, asi que decidio escuchar la propuesta que le pedía, una vez se retiró de sus prendas, se tapó lo que pudo sus intimidades.

Martin: Señorita por favor, retire sus manos y déjalas a ambos lados de su cuerpo, aun tienes mucho que aprender y hoy estoy con paciencia.

Angélica le obedeció.

Martin: AHora quiero que te des la vuelta y te toques los pies con tus manos.

Angelica no creía esas palabras que escuchaba, le parecía sacado de un 50 sombras de gray pero  ocurrieran en la vida real.

Así que resignada y humillada hizo lo que le pedía, y mientras se daba la vuelta escucho como Martin le hablaba:

Martin: Vamos por buen camino peladita, pues mira, te ofresco lo siguiente, si eres mi sumisa de tiempo completo 24/7, cumples mis ordenes tal cual te las indico, estoy dispuesto a pagarte la matricula completa, y un sustento para tus padres, pero el control que quiero sobre ti es total, tendrás tiempo para estudiar, hacer actividades en fin, pero yo escogeré sus ropas, que vestir o que no, con quien follaras y con quien no, si te masturbaras o no, con quien hablas y con quien no. Austin tendrá que confirmar un par de cosas y ver que lo que dices es verdad peladita, pero tienes claro que tendrias que vivir aquí?

Angelica: Señor Martin yo vivo en el extremo mas sur de la ciudad, me quedaría muy difícil quedarme, pero sobre todo que le dire a mis padres, no estarán contentos con que me valla a otro lugar y sin saber de quién o qué y además soy virgen.

Martin: Peladita, no te preocupes por eso, Austin sabe de esas cosas, y podría ir a tu casa y hablar con tus padres, le dirá que analizaron tu caso y que te dieron un préstamo,  y ayuda.. asi tendras saldado eso, y para que llegues a la universidad te quedará mejor vivir aquí, también se encargará de decirles eso, de eso no hay problema. Y dime cuanto vale tu semestre.?, y el hecho que seas virgen le pone más sabor a todo…. será un placer divertirme contigo.

Angelica:Vale 4 millones señor.

Martin:NO hay problema, podrias perder algún semestre, no es lo ideal pero no habría problema…..

Angelica: Entonces?

Martin: Señorita, le pediré que se tome un tiempo, que lo analice y medite bien, mi oferta sigue en pie tal como le dije, pero de aceptarlo tenga en cuenta que su vida tendrá un cambio drástico, y la vida como la conocías no volverá hacer como antes, puede vestirse y la esperare cuando esté lista. Antes de irse Austin le tomara los datos, tiene un teléfono celular donde el pueda mandarle la información de cualquier cosa.

Angelica: No señor, mi padre es el único con celular en la casa.

Martin: BUeno, siendo asi expréselo a Austin y el sabra que mandarle a su padre para que no dudé, si la información que ud nos brinde es verídica…. y de serlo el confirmara una cita para que vaya arreglar todo con sus padres, pero con el mensaje sabrá que fue aceptada y tendrá que venir 2 días después de recibido y deberá firmar el contrato de sumisión donde todo quedará consignado y es legal, después de eso el ira arreglar todo con sus padres y en el momento que eso esté arreglado, despues estara aqui cumpliendo con lo pactada. ¿Está todo claro señorita?.

Angelica: SI señor, lo unico no tengo idea de todo lo que se refiere, entiendo de obedecer y asi, pero no podria ser mas claro?

Martin:Cuando llegue el momento, le contaré todo lo que deba saber, por el momento es lo suficiente que necesita. Puede retirarse.

Angélica se puso sus ropas y se retiró de allí, habló con Austin tal como el señor Martín le dijo y se retiró del lugar, llegó con sus padres y le contó la noticia, que no era seguro y que esperaría una respuesta, sus padres ilusionados con que su hija estudiara aunque no confiaban mucho en el sistema de Icetex, no querían que su hija terminada endeudada de por vida.

……Una semana después

Así pasó una semana y Angélica no recibió noticias de lo sucedido, pensó que por su condición no la había aceptado y se resignó a una vida diferente a la que podría tener en su situación. Pero de suceder, que controlarán su vida, decidieran todo por ella no le convencía mucho, pero si significaba que podría estudiar haría el esfuerzo, además estaba conociendo este mundo… y no sabía si le gustaría o no al final.

Su padre había salido a comprar lo del almuerzo mientras su madre regresaba de un trabajo que le había salido, estaba sentada en la sala escuchando la radio que era lo unico que tenian, cuando escucho el celular de su papá timbrar. Le parecía raro que lo hubiese dejado, ya que nunca lo olvidaba, fue y miró la pantalla y vio que era un número desconocido y su papa no es que tuviera muchos amigos, era muy solitario y solo recibia llamadas del trabajo, pensando que sería para ella cogió valor y contestó:

Angelica: HOoll.a, buenas…. quien es?

Señor:BUenas tardes fulana, la llamó para avisarle que todo está en orden, y quiero recordarle que tiene dos días para venir y firmar su contrato. ¿Tiene alguna pregunta?.

Angélica: ¿Porque me dice fulana?, tengo un nombre es Angelica.

Austin: Es el nombre que le puso el señor Martin, y será ese mientras él lo disponga, si no le gusta podemos deshacer todo esto señorita.

Angelica: NO no, como se le ocurre, está bien no hay problema, seré la señorita Fulana.

Austin: Que bueno que coopere, la esperaremos entre las 10 am y 2 pm de los siguientes 2 días, ni antes ni después. Hasta luego.

Angelica: Señor espere… como hare…. ALo?, respondan. Mierda me colgaron.

Austin le colgó el teléfono y la habían dejado hablando sola, ahora tenía que pensar en que decirle a sus padres para que accediera, y que no se echarán de para atrás por la repentina situación.

A la hora llegó su padre, pero ella quería esperar que estuvieran los dos para que le dieran la aprobación y no por falta de uno se le dañara el plan de su vida.

El padre llegó a la 1, y la madre 3 horas después, almorzaron poco pero lo suficiente para el dia, se retiró a su cuarto a esperar el momento indicado. Se puso a escuchar en una pequeña y vieja radio que le habían dado un par de años del distrito, alli podia escuchar sus canciones y estar enterada de todo.

A las 4 de la tarde la mamá llego cansada, y su padre la saludó secamente, ella hizo lo mismo por la situación, él sirvió el almuerzo y se retiró a la sala.

Angélica espero una hora a que se calmaran, y decidió hablarles:

Angelica:papas, tengo una noticia buena que darles.

Madre:Que será hija?, pudiste conseguir trabajo en la tienda de la esquina?

Angelica: NO madre, es respecto a la Universidad, podré estudiar en la escuela.. es con un programa del icetex, estoy muy emocionada.

Angel: Creí que ya habíamos hablado de eso, no podemos costearlo y no hay nadie que nos ayude con eso, me rompe el corazón pero no podrás estudiar hija.

Maria(madre):Hija tu padre tiene razón, nos rompe el corazón, queremos un mejor futuro para ti hija pero no tenemos ni cómo o con que.

Angelica: Papas, esa es la noticia, podré estudiar y ustedes no tendrán que preocuparse de eso, la semana pasada que fui averiguar eso hable con unas personas del Icetex y revisaron mi caso, mis notas y aprobé, podré estudiar, solo tendré que ir mañana a sus oficinas y harán una visita domiciliaria para concretar todo y que se haga realidad, además de darme un trabajo para poderlos ayudar, miren que esto lo necesitamos y es una oportunidad única.

Padre: Hija como dices?, hablas en serio quienes son o de donde?, esto no me suena tan bien.

Angélica: Por eso papá, vendrán a realizar una cita domiciliaria para explicarles eso y dejarlos más tranquilos.

Madre: Pero hija, en el viaje te gastaras como mínimo 4 horas, como haras para trabajar y regresar a casa, no podrás aguantar.

Angelica:Eso tambien mama, en el programa como mi vivienda está tan lejos me ofrecen una vivienda y que queda a máximo 20 minutos en transmilenio, por favor no perdamos esta oportunidad, además soy apta por ser mayor de edad.

Madre : Hija no lo se, es tan prematuro, me da miedo. Tu que dices ANgel?

Angel: NO se maria, no me parece…, algo tan bueno no puede ser cierto….

Angelica: Padres, por favor, por lo menos conozcan lo que el señor del Icetex les dice, además esa entrevista es última fase, si no les gusta lo dejamos y trabajaré como ustedes quieren.

Angel:BUeno, escucharemos que nos tendrá qe decir ese tal señor, pero ante la mínima duda o sospecha lo echaremos para atrás.

Angelica:Y tu madre?.

Maria: No lo se, pero tu padre tiene razón esperemos haber.

Angelica: Gracias papás, no se arrepentiran…

Angel: NO te pongas tan alegre jovencita, que hasta que no venga ese tal señor no está confirmado nada.

Angelica: Vale papa, vale, gracias. Pero les pediré 5 para el transporte mañana.

Angel: Dígale a su mama que usted sabe que no tengo empleo, no me mire a mi.

Maria: Pero hija, apenas me gane 20, 5 mil implicaría 1 /4 parte del producido.

Angelica: LO se mama, pero mira que eso es para mi futuro, y cuando trabaje les daré todo a ustedes para mejorar nuestra situación, al igual que ustedes quiero lo mejor para nosotros.

Maria: BUeno hija, tienes razón, pero prométeme que tendrás cuidado.

Angelica: Bueno madre.

Y asi se acabo el dia.

Al día siguiente, Angélica se puso sus mejores ropas que aunque le mejoraron un poco la presentación no era muy diferente al del día anterior, gran parte de la ropa le apretaba su cola y senos, pero por lo menos no tan notorio como antes.

TOmó el transmilenio a las 7.30 am, como siempre terminó aplastada entre el tumulto de gente, cuando llegó a la estación cercana a la 150 a las 9.30, se dirigió para el conjunto de apartamentos donde tenia la reunión.

Llegó las 9.45, pero dudo en entrar, dada la experiencia que tuvo la otra vez no quería desobedecerlas de nuevo, asi que dio vueltas por 30 minutos, y cuando eran las 10.15, decidió entrar. Y lo mismo de la vez pasada, quien era, a donde iba, la 2da portería, nada raro a la primera vez. Pero sintió miedo al llegar al apartamento, tan sombrío y con tanto misterio, toco la puerta y tardaron en abrir, pero Austin terminó abriendo la puerta:

Austin: Buenos días señorita, veo que llego cumplidamente, eso dice mucho de usted. Siga por favor.

Angelica entró, y vio como el apartamento seguía casi igual como el otro dia que habia entrado, a diferencia que mucho más iluminado, cosa que le extraño.

Austin le indico el camino hasta la 2da habitación aparentemente desocupada, allí se encontraba el señor Martín, sentado tras un escritorio y esperando como si tomara una siesta.

Austin la invito a seguir y le extendió la silla para que tomara lugar, y una vez sentada:

Austin: Señor, la señorita acaba de llegar y está lista para escuchar el acuerdo final.

Martín: Bueno peladita, las cosas seran asi, a partir de que firmes tendras 1 semana para venir, aqui te daremos alojamiento y todo lo que te prometí el otro dia, eso sigue en pie, pero debes tener claro que tu vida cambiara, ya no tendrás decisión de nada, que haces o que no, lo del estudio te lo respetare y con Austin cuadramos tus horarios para que todo sea correcto, pero a partir de que firmes usaras la ropa que dispongamos, los juguetes y hasta con los hombres/mujeres que podrás estar, ¿Estas dispuesta aceptar el trato?.

Angelica: Pero señor, emm si, pero el caso es que soy virgen y no me gustaria perderla con cualquiera.

Martín: NO se preocupe señorita, si lo que dice es correcto no habrá ningún problema, por el contrario será divertido tanto para usted como para mi.

Angelica sintio un escalofrio por todo el cuerpo al escuchar esas palabras.

Angelica: Bueno, siendo asi no tengo ningún problema, ¿no hay más reglas que deba saber?,¿donde firmo?

Martin: Señorita en este momento no, si firma a partir de ese momento y con el transcurrir del tiempo se le irá proporcionando el resto de reglas que deberá ir cumpliendo.

Angelica: NO habría problema, estoy deacuerdo, es mi futuro el que juego y no pienso dejarlo ir.

Martín: NO se preocupe señorita, el abogado aquí redactará el contrato con sus nuevas reglas y se procederá a firmar.

Angelica no se había fijado en que en una esquina había otra persona que resultaba ser el abogado, está tan nerviosa que ni cuenta se dio de su presencia, la presencia que emitía el señor Martín era arrolladora.

Pasaron 15 minutos donde el silencio fue arrollador, pero una vez el abogado dio una copia a cada uno y un 3ro para el notario, primero firmó las 3 copias Martín, luego siguió Angélica y por último la firma del abogado, constatando que todo estaba en orden.

Abogado:Como tal el trato está hecho, solo faltaría llevarlo a la notaría pero si desean ya pueden hacerlo efectivo.

Martín:. Tiene señorita algún problema con empezar lo más pronto posible.?

Angélica: No señor, por mi mejor.

Martín: Siendo así, Austin irá mañana a su casa para hablar con sus padres y que esté aquí lo más pronto posible . Y una vez que estés aquí sabrás cómo todas las cosas van a cambiar

Dicho esto se levantó y dejó ella lugar, sin una despedida ni nada, mientras Angélica se quedó congelada pensando en sus palabras. Pero fue Austin que la despertó :

Austin: Señorita , la acompaño a la salida?, No se le olvide darme su dirección.

Angelica: Claro, no hay problema.

Y de fue pensando en todo el camino en las palabras del señor Martín, esa intriga y saberse ahora propiedad de alguien la excitaba de cierta manera, no sabía describirlo.

El día siguiente llegó, viernes en la mañana a las 9 AM Austin llegó puntual, ella no creía que fuera tan rápido, sus padres estaban y tuvieron una reunión de 4 horas, dado la desconfianza de los padres preguntaron absolutamente todo, papeleo y demás, y Austin se presentó como un funcionario del Icetex que tenía aval de todo, presentó papeles donde todo estaba en orden y las condiciones del contrato …

Los padres después de tal reunión aceptaron. Y firmaron los documentos.

Madre: Cuando debería mi hija mudarse a esa vivienda para universitarios?

Austin: Señora eso mientras que UD lo disponga, pero entre antes mejor, tenga en cuenta que las clases empiezan en una semana y para que la niña se adapte y reconozca la universidad mejor.

Madre: Cuando entonces ?

Austin: Si es el lunes estaría perfecto, pero UD es la que dispone de eso señor.

Madre: Querido, tú qué piensas?.

Padre: Querida, pienso que es una gran oportunidad para la niña y para que salga adelante, sabes que nunca tendremos la oportunidad de costarle ni un curso, y cuando estudié y si aprueba en los 10 semestres le condonan la deuda es un alivio, así no tendrá que vivir toda la vida endeudada, apoyo a nuestro retoño.

Su padre parecía estar a punto de llorar, pero haciendo fuerza de hombre lo evitó, y la madre:

Madre:hija, si realmente quieres hacerlo, y salir adelante pues te apoyaremos, y partirás el próximo lunes.

Angélica: Gracias mami,prometo que no los defraudaré.

Madre: Señor Austin, puede pasar alguien por mi niña ese dia, o ella tendrá que llegar a algún lado en especial?

Austin: No se preocupe señora, vendré personalmente a trasladar a la joven a su nueva residencia a las 10 am si le parece.. Hasta luego.

Madre: Sí señor.

Angélica no cabía de su ficha, pero sin saber de lo que su futuro se esperaba.

El lunes Angélica se despertó a las 6 am, tenía su maleta desde días antes, y mientras desayuno y se preparó con sus mejores ropas espero paciente a Austin .

Y faltando 5 para las 10 apareció en el portal.

Angélica y su madre abrieron la puerta.

Austin: Buenos días señora, joven… vengo a llevarla.

Madre: Claro, hija compórtate como te hemos enseñado y no busques problemas, mira que está oportunidad que te da la vida son casi nulas y más para personas como nosotros. Si ocurre cualquier cosa no se te olvide llamar a tu padre. Te amo hija.

Angélica: Yo a ti madre..  te estaré llamando.

Angélica entró a despedirse de su padre y hermano, cogió su maleta y salió, la cual recibió Austin sosteniendo su maleta y guardando la en el portaequipaje .

Madre: Señor Austin cuide muy bien de mi hija, se lo pido.

Austin : No se preocupe señora, su hija está en buenas manos.

Empezaron el viaje, y todo se mantuvo en relativa calma.

Cuando iban a mitad de viaje Angelica pregunto:

Angélica: Austin sabes con qué cosas el señor Martín me hará empezar?

Austin: Señorita Angélica le aconsejo que se mantenga callada, conmigo no hay problema UD no me debe servir, pero será mejor que se vaya acostumbrando que para el señor Martín si él no le autoriza hablar UD no debe hacerlo a menos que quiera una reprimenda.

Angélica: Por solo hablar?

Austin: Claro , son normas que como sumisa debe seguir, pero tranquila se le irá instruyendo en el camino para que sea una buena sumisa.

Angélica: Vale si, esto es todo nuevo para mi, pero estoy dispuesta aprender para salir adelante.

Austin: Eso espero por su bien señorita, porque conociendo al señor Martín para sus primeras lecciones no suele ser tan dócil.

Eso dejó a Angélica nerviosa y así siguió hasta que llegaron al apartamento. El carro bajo hasta un 3 sótano y quedó impresionada de la cantidad de carros lujosos que habían, si la camioneta de por sí era buena, se quedaba corta con los carros que ahí veía.

Angélica: Estos carros son de la gente que vive aquí?

Martín: En un conjunto normal si, pero todo el sub sótano 3 y parte del 2  son propiedad del señor Martín, y cada puesto lo tiene ocupado por uno distinto.

Andaron otro tanto y llegaron al fin, Angélica se bajó y Martín le ayudó con las maletas.

Ella pensaba que irían al apartamento del señor Martín, pero se sorprendió cuando pararon en el piso 7.

Angélica: Austin, no iremos al apartamento del señor Martín?

Austin: No señorita, el señor Martín deja a su disposición un apartamento para su uso, y cuando él la necesite se lo hará saber.

Austin abrió la puerta y entraron, y aunque  ese apartamento no era igual de grande al de señor Martín, solo la sala era casi la mitad de la casa donde vivía. Revisó su habitación y era enorme, tenía cama en un costado y en el otro un escritorio con un computador encima, una lámpara, esferos, lápices y demás.

Ella quedó impresionada pero aún más cuando Austin le hablo

Austin: Señorita hemos cumplido con la primera tarea, ahora quítese toda la ropa que trae y métala en la maleta, no la va a necesitar más .

Angélica: Bueno, pero qué haremos entonces?

Austin: Iremos a comprar su nueva ropa.

Angélica: Así desnuda?

Austin: Claro que no señorita, no sea estúpida.

Dicho esto le dió una bofetada que la puso roja por el acto.

El señor me tiene permitido eso, por si se lo pregunta, recuerde que yo le enseñaré algunas cosas, ya que yo no soy tan rudo y es mejor que las aprenda por mí y no en manos del señor Martín.

Angélica: Bueno vale, pero porque me abofeteó?, Solo fue una pregunta, si me pide que desnude, como piensa que vayamos a comprar eso sí no es desnuda?

Austin la cogió del cabello y tiró de este hasta tener su cabeza levantada y le dió 2 azotes más.

Austin: Señorita, debe aprender que no debe cuestionar las órdenes del amo, él tendrá todo calculado y UD no tiene porque preocuparse, solo obedezca, y para saber más claro, cada vez que se equivoque le iré dando el doble de bofetadas que la última vez.

Angélica: Puedo preguntar?

Austin: Adelante.

Angélica: Entonces además de lo que ya me dijo, que más reglas debo cumplir para no ser castigada?, Porque supongo que habrá más y no quiero ser reprendida.

Austin: Llegará el punto que desearás que te castiguen , tan solo que no lo sabes aún, ya lo aprenderás con el tiempo, bueno mientras te cuento tú ve desvistiendo te.

Angélica: Vale.

Angélica comenzó a quitarse la ropa con cierto pudor ya que estaba Austin al frente. Al retirarse sus ropas se tapó con sus brazos, su coño y tetas a lo que Austin respondió:

Austin: Señorita ponga sus manos al lado de su cuerpo.

Y dicho esto le cogió y tiró del pelo hasta levantarla bruscamente la cara y le dió ahora 4 bofetadas, que por su piel blanca comenzaba a ponerse roja .

Agustín: Desde el primer día UD sabe esto, y no debe desobedecer.

Angélica: Okey, okey pero no me pegue más. No creí que debía hacerlo también con UD.

Austin: Pues aprenda esto, siempre debe mantener sus modales con todo mundo a menos que se le indique lo contrario, o será reprendida…

Angélica quedó de pie, con sus cachetes rojos y las manos a los lados, sus tetas y coño libre, que aún a pesar de lo grande que eran se mantenían firme  a la gravedad.

Austin le dió una ropa aún más vieja que la que traía ella, empezó por una camisa descolorida, con huecos y no estaba limpio, parecía más un trapo para de cocina. Siguió con un pantalón más largo que sus piernas, con partes deshilachadas, sucias y rotas, y para rematar unos zapatos que alguna vez fueron Nike, pero que estaban rotos en el frente, y tenían huecos en las suelas, parecía más una barrendiche. Ante la cara de Angélica Austin le dijo:

Austin: Se ve un chico muy lindo, le falta esto.

Y le dió una cachucha descolorida, rota y más vieja que los congresistas.

-Es hora de irnos señorita,  para que se acostumbre sígame a dos pasos detrás de mí.

Así Angélica y Austin empezaron su trayecto de regreso al parqueadero, ella creía que volverían a ir en la camioneta donde habían llegado, así que ir así no le preocupaba mucho.

Pero fue cuando estaba cruzando el parqueadero que se cruzaron con vecinos y la cara que pusieron al verla fue de todo menos amistosa. La veían con lástima y menos precio, y la hicieron sentir menos por su forma de vestir, pero fue cuando llegaron al medio de transporte cuando se dió cuenta que no sería una linda tarde. Llegaron a una moto grande, parecía Ducati, no sabía distinguirla bien. Austin le dió un casco y se subieron a la moto. Al arrancar ella por instinto se agarró de el, pero él le dijo:

Austin: Señorita, sujetarse de las barras debajo suyo.

Angélica: Pero así se me verá todo, con esta camisa mis senos se notan y así…

Ella vio la expresión en la cara de Austin, y supo que era mejor guardar silencio si no quería ser lastimada .

Se agarró y empezaron el trayecto… todo fue tranquilo hasta salir del sótano, quienes la veían en esa moto la seguían  miraban feo, pero fue después de unos 20 minutos de trayecto de notar cómo las personas notaban su cuerpo, sus tetas moverse sin control por el movimiento de la moto . Cuando llegaron a una zona popular fue cuando todo se complicó, aquí los hombres le decían cosas soeces y groseras a Angélica , hasta recibía insultos al pasar.

Cuánto por fin se detuvo lo hizo al frente de una tienda de ropa todo a 5 mil, donde a simple vista se encontraba de todo.

Austin le indicó que caminara al frente, y al entrar la vendedora:

Vendedora: Buenas tardes señores, en qué puedo ayudarles.

Fue cuando Austin paro con el brazo a Angie, y le quitó la cachucha de la frente a la chica, además de que la vendedora pudo reconocer a Austin.

Vendedora: Hola Austin mi amor, tiempo sin verte… cómo va todo?, Don Martín veo que tiene una nueva adquisición, al parecer es linda pero esos trapos no le ayudan mucho a la pendeja.

Eso le disgustó a Angie, pero se abstuvo de decir algo.

Austin: Si, eso mismo, ya va más de un año, y tú ya sabes todo igual . Y si, sabes los gustos del jefe, y qué inventario me tienes hoy querida.

Angélica notaba que el trato con la vendedora era super diferente al que tenía con ella, se tuteaba mientras que con ella era de usted y órdenes, eso no le gustaba ya que nunca la habían tratado así, pero bueno era algo a lo que tenía que acostumbrarse para poder estudiar.

Vendedora: Mira querido, empecemos por la blusa.

Está chica parece ser M.

Austin: Mejor S, tú ya sabes que al jefe no le gusta eso.

Vendedora: Lo se mi amor, pero es para tener por donde comenzar, tu sígueme y te traeré unas blusas hermosas.

La vendedora agarró de la mano a Angélica y la llevó por la tienda hasta lo que ella creía era un vestier. Tenía un fondo raro, no estaba segura pero decidió terminar con eso rápido, y empezó a quitarse los pantalones rotos y feos, siguió con los zapatos y la camiseta, término desnuda. Espero 5 minutos que fueron una eternidad para ella. Cuando la dependienta fue, le pasó lo que era una mini falda, una camiseta sin mangas, y al igual corta .

Ella se la puso y al agacharse sintió como si le clavaran mil ojos encima de ella pero no le dió importancia y siguió, al momento le trajeron unos tacones, por el aspecto eran buenos pero baratos, tenían un tacón de 9 cm y dejaban el pie al descubierto.

Vendedora: Estás lista hermosa?

Angélica: Sí, un momento.

Y así salió ella, con una minifalda que apenas le cubría las nalgas por detrás y un poco más por delante, la blusita que dejaba su ombligo al aire y cubría apenas sus tetas, que con la blusa se incrementa su tamaño. Los tacones le daban un toque estilizado.

Vendedora: Austin, qué tal nene como te gusta tu nueva perrita?

Austin: Está bien, aunque hay que quitar ese pelo que se ve ahí, le quita algo de atractivo.

Angélica no le gustaba que hablaran de ella como si no estuviera ahí, y menos que la humillan por tener las piernas con vellos, se estuvo ahí hasta que le ordenaron regresar al vestir.

Allí le hicieron probarse otros dos pares de tacones más, uno de 15 cm de altos, negros y sin agarre, finos y otros con plataforma que daban unos 18 cm aproximadamente, estos dos agarres en el tobillo y en la mitad del pie, otras 3 blusitas igual de pequeñas y otras 3 minifaldas .

Una vez terminada la compra… Austin le ordenó ponerse el primer conjunto de ropa .

Austin: Cariño ya sabes a dónde mandar toda esta ropa, eres un amor como siempre.

Vendedora: Claro bombón, no te preocupes, y haz que esta les dure más.. se ve muy hermosa . Deberías prestarme la jejeje.

Austin: Oye hasta ahora está empezando, déjala que se acostumbre, ademas eso lo hablas con el señor Martín, se me sale de las manos

Se dieron un beso y salió, acompañado de Angélica, que caminaba lento por utilizar esos tacones nuevos.

Angélica al salir a la calle no fue mucho esperar a que la observarán y a medida que caminaba le chiflaron cosas obscenas y groseras, pasaron por un costado de la tienda y los gritos se aumentaron y ahí ella se dió cuenta del vestidor, realmente era un cuarto donde cualquiera que pasara podía observar…. Roja como tomate se puso al pie de Austin que seguía un camino diferente.

Angélica: Puedo preguntar?

Austin: Dime,?

Angélica: Porque tomamos por aquí no había dejado la moto al frente de la tienda?

Austin: Sí, pero salí un momento y quise ir a un parqueadero, no sabes si la puedan robar.. jajajaja

Angélica noto mentiras y cinismo, pero sabía que replicar le traería consecuencias, así que guardo silencio y siguió caminando mientras arreglaba sus ropas para no mostrar tanto.

Llegaron al parqueadero, Austin pago y ambos se dirigieron a la moto, una vez allí él se subió a la moto y  le entrego el casco a ella, pero la noto dudosa.

Austin: Señorita, que sucede ?, Súbase a la moto,..

Angélica: Austin si lo hago se me subirá mucho más la falda y mostraré nalgas, o peor se subirá a mi cintura y mostraré TODO. No hay .. auuihhh

Austin le había dado una fuerte cachetada que la hizo caerse por los tacones tan altos, además de dejarle una marca roja en su cachete.

Austin: Señorita, porque cree que la vestimos así, al señor Martín su amo le gusta esto, y al firmar usted acepto esto.

Angélica: Si no lo niego, pero no me imaginaba que fuera hacer así.

Austin: Lo siento señorita, pues tendrá que acostumbrarse ya que las cosas que vienen serán peor aún, y como mínimo tendrá que durar un año, no puede cancelar el contrato, así que acostumbrarse a vivir así por el siguiente año, no me haga perder más el tiempo y súbase a la moto.

Angelica sabía que no quería eso, pero no podía cancelar ese contrato, así denunciará y dijera que aquel ricachón era un enfermo de mierda sabía que estaba el contrato y terminaría peor para ella y su familia y su sueño de estudiar una carrera , así que respirando hondo, se puso de pie, se colocó el casco y sabiendo de la vergüenza y humillación que pasaría se subió a la moto, al tiempo que agarrándose de la cintura de Austin , y pegando se a su espalda, sintió como la falda se subía y dejaba al descubierto su culo, ya que el aire fresco se lo indicaba .

Austin arrancó la moto y emprendieron camino. Lo que Angélica no sabía era que irían a comprobar si era verdad lo de su virginidad.

Continuará.

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *