el chat II

Sígueme en instagram: @babykarelvis

(Procede de El chat)

Después de cortar la comunicación me quede un poco… parada… por un lado desilusionada. Ese lenguaje irreverente, esa forma de actuar, me gustaba… por otro no sabia nada de la persona que estaba al otro lado, y eso era peligroso… y excitante… no sabia que camino tomar… era complicado… me gustaba, me disgustaba, me excitaba, me preocupaba…

Cuando Luis llego le conté todo lo que había pasado… el estaba ansioso… nervioso…

– Porque no seguiste el juego?

– Imagine lo que me pediría y claro..

-¿y que?¿Que crees que te pedirá?

– Esta claro…

– Esta claro el que…

– Querrá que me desnude y eso y….

– ¿quieres?

– ¿Que?

-¿Quieres?¿Quieres que un desconocido juegue contigo?

– No lo se… y tu quieres?

– Lo importante es lo que pienses tu… a mi me gustaría que fueras.. feliz.. plena…

– Si pero…

– Si, me gustaría.

– Joder Luis…

– Me gustaría, y quisiera saberlo todo. No le niegues nada… lo estas deseando… vamos. -me lo decía mientras me besaba en el dormitorio.

– No se.

Sus manos se movieron hacia mi bata, quitándomela, me beso el cuello, los labios…

– Claro que sabes…

Siguió, hábilmente… sus manos tocaron mis senos… mi sexo estaba húmedo. Me fue desnudando sin dejar al mismo tiempo de tocarme yde besarme.

– Te gustaría que fura el quien estuviera aquí?? vamos… dime.

– Si….

– Zorra…

Nunca me había llamado así… arranco mis bragas…

– Te gustaría que te prepara para él?

– Luis….

– Dime

– Si…

– Que te calentara como ahora, para que el te la metiera como te la estoy metiendo yo…

Su miembro me penetro, estaba completamente empapada…

– Si, si…

– Puta

Me corrí casi al mismo instante que Luis… Ya no dijimos nada mas…dormimos…

Sabia lo que tenia que hacer. Me quite la ropa, me puse una bata por encima de la ropa interior. Cuando llegue del trabajo encendí el equipo. Le busque, pero no estaba… entonces recordé que le había dado mi Skype… muy nerviosa me conecte, allí estaba su nick… solo tenia que clickar… muy nerviosa pulse… empezó a sonar…una, dos, tres…

– Hola puta… -una pantalla oscura escondía al interlocutor, que no había iniciado video. Yo tampoco.

– Hola.

– Hola amo, repetilo.

Eso era entonces…

– Hola amo.

– Muy bien zorra. Ayer no me aceptaste,. Porque?

– Tenia algo de miedo amo.

– ¿Y ahora no lo tienes golfa?

– Si amo… pero… estoy aquí…

– Ya veo… porque?

– Me… excita… esto… y hable con mi marido y..

-¿tu marido sabe que es un cornudo y que su zorra esta haciendo esto?

– Eh… si… yo le conté… y

– Os tenéis confianza eh… vaya,. Esto es nuevo putilla, pocas veces me ha pasado algo así. Eso es bueno. Pon el video.

Bueno… ya estaba… pulse el botón y comenzó el enlace. Solo veía mi cuerpo.

– A ver esa cara de golfa. Enseñámela.

Yo sabia que podía grabar todo… si lo hacia estaba en sus manos… era muy arriesgado…

– Mi amo, va a grabar esto?

– Si, y que?… corta si no quieres seguir zorra. Yo no te obligo.

Moví la cámara para que viera mi rostro.

– Buf, vaya furcia mas guapa. Me encantan tus labios… debes comerla de vicio. En fin, vamos a lo que vamos. Repite, esto: soy la puta de mi amo perverso67, como tal puta que soy autorizo a el y a quien en el delegue a usarme, vejarme, insultarme como mejor le parezca, sin poner ninguna objeción. Desde este momento y hasta que termine, yo como puta de mi amo autorizo a que haga con esta grabación y posteriores lo que estime oportuno, finalizando esta autorización cuando decida terminar la relación con mi dueño o este me entregue por venta o alquiler a un tercero.

– Pero…

– Vamos a ver puta, o si o no, o repites o cortamos ya… decídete de una puta vez que no tengo todo el día.

Era tremendamente excitante. Sentía que mis bragas se humedecían mientras repetía todas las palabras… estaba entregándome a un desconocido del que no sabia nada, solo que me encantaba su trato hacia mi.

– Muy bien puta. Vamos a ver mi regalo. Ponte de pie.

Lo hice… sabiendo lo que vendría después casi con seguridad.

– Muy bien. Que llevas debajo zorra.

– Sujetador y braguita mi amo.

– Y estas deseando entregarte eh putilla.

– Si mi amo.

– Bien. Pero no va a ser así. A que hora llega el cornudo?

– hacia las ocho mi señor.

– Bien. Girate. Bien zorra… desabrochate la bata… uhm… la verdad es que estas muy bien. Dejala caer.

Estaba muy nerviosa… deje caer la bata. Me quede con un sostén y una braguita.

– Buf… como me lo voy a pasar contigo. Tu hija esta en casa?

Eso me puso nerviosa.

– Mi amo quisiera dejar a mi hija al margen.

– Escucha estúpida, si tu hija esta tan buena como tu tendré que tenerla también. ¿su ropa interior te vale a ti?

– Ella tiene quince años.

– Te estoy haciendo una pregunta, zorra.

– Si mi amo… casi toda me vale.

– Suficiente. Pero de momento no te pediré nada mas… de momento contigo y con el cornudo tendré suficiente. Voy a dejarte, cuando llegue os conectáis los dos.

– Pero…

– ¿Alguna duda zorra de mierda?

– No mi señor.

– Bien. Ahora publicara en alguna pagina de internet tus fotos en ropa interior para que alguno se pajee… ¿algún problema?

– No amo.

– Hasta luego.

Y corto. No pude pensar nada mas. Entonces llore… me di cuenta de que lo que hacia era tremendamente peligroso,quizá solo fuera un decir, pero ¿y si esa imagen miá en ropa interior se publicaba?¿Y si en mi trabajo la veían?¿o los amigos de mi hija?… Mas lloraba cuanto mas me excitaba la idea, me gustaba la idea… me aterraba y me llenaba de placer… era una pervertida. Cai en la cuenta de que no le había preguntado nada, no sabia nada de el, absolutamente nada… me había entregado a alguien a quien no conocía… ¿era guapo, gordo, alto, bajo, barrigudo, peludo, calvo, casado, soltero, de donde era…?… Y lo aterrador era que me gustaba ese desconocimiento que le daba una gran posesión sobre mi persona.

Cuando Luis llego le explique todo… se excito terriblemente…

– Que Lucia cene cuanto antes y entonces nos conectamos..

– Luis estas seguro…

– Claro que lo estoy, la tengo durisima… y seguro que tu estabas excitadisima.

– Si, lo estaba…

– No hay mas que hablar. Estoy deseando conocerlo.

– Luis… me ha insinuado cosas sobre Lucia…

Entonces callo…

– Bueno… eso ya… en fin… ya veremos. Nosotros controlamos y podemos…

– Luis… va a publicar fotos miás en ropa interior, no controlamos nada, controla el, al menos a mi.

– Bah, que daño pueden hacer unas fotos en ropa interior… aunque no estaría mal verte en la red…

No dije mas… en realidad, no quería decirlo. Quería seguir con aquel juego. No tardamos mucho, Lucia ceno y se fue a su habitación… por primera vez mire a mi hija como una mujer… era guapa, mucho, mas que yo, y no estaba nada mal. Ya tenia cuerpo de mujer… que locura.

Nos conectamos.

– Hola mi amo, aquí estamos mi marido y yo.

– Hola puta. El cornudo y la puta juntos. Que bien. Si os veo. Me alegro que conectaras el video directamente. El cornudo conoce las normas???

– Si mi señor.

– El cornudo las acepta?

-Si mi señor.

-Que lo diga el mierda que tienes a tu lado.

– Si mi señor -Luis repitió-

– Bien. Tu imagen ya esta publicada. No la he puesto como video, sino como fotos. La pagina es xhamster.

Dios mio!!. Lo había hecho…

– Bien… poneros los dos de pie. Me encantan. Que parejita… a ver tonto baba, desnudate.

Me gire para mirar a mi marido…

-No le mires zorra. Desnudate cabrón. Ya.

Luis comenzó a desnudarse. Se quedo completamente desnudo con su rabo al aire.

– Tienes buen cuerpo. Y no estas mal dotado para ser un cornudo de mierda incapaz de complacer a su puta. Me han dicho que hay una putilla en casa… te la has follado?¿ la has visto desnuda?

– No mi señor no me la he follado – Luis contesto con mucha naturalidad… me asombraba.

– ¿La has visto desnuda?

– Si mi señor. -Le mire…

– Como has podido?

– Callate zorra!!! ¿Quien te ha dado permiso para hablar?. Mira como se ha puesto la polla de tu cabrón.

Mi marido tenia el miembro totalmente duro… Yo no sabia si estar indignada o complacida o excitada.

– Te gustaría follarte a tu hijita perro?

Luis no contesto.

– Responde cabrón.!

– Sii

Yo alucinaba.

– Bien… vas a entregarme a esa puta. Desnudala para mi. Ahora.

Luis se me acerco por detrás… yo respiraba agitadamente… desanudo el cinturón de la bata… la retiro para atrás lentamente….sus manos buscaron el broche de mi sostén… lo dejo caer quedando mis senos al aire… bajaron a mis bragas.

– Con la boca perro, quitáselas con la boca.

Luis agarro un lado con su boca y comenzó a bajarme las bragas… lentamente… hasta que cayeron por su propio peso. Estaba desnuda. Completamente.

– Que puta mas bella… creo que si te subasto sacare un montón de pasta por ti… dime zorra ¿has follado con otro que no fuera el cabrón. cornudo?

– Yo…

– Vamos!!!

– Si…

Esta vez fue Luis quien me miro… pero su miembro seguía erecto.

– Perro, tocala.

Luis comenzó a tocarme… mis pezones estaban duros y mi sexo húmedo.… sus manos acariciaron todo mi cuerpo… Pervertido se lo estaba pasando de vicio… seguro que se estaba pajeando.

– Eso es… sigue tocándola… excitala…

Yo empece a gemir… me acariciaba el culo, el sexo… los pechos… me mordió los pezones… estaba chorreando.

– Dejala… zorra siéntate en la silla y masturbate… que lo vea todo.

Me senté, abrí las piernas, empece a acariciarme… Luis miraba mientras yo gemía con locura… el primer orgasmo llego pronto, luego el segundo…

– Para puta.

No podía obedecerle…

– Cornudo, sujetala… que pare.

Luis me aparto las manos para que no siguiera tocándome.

– Bien. De que ciudad sois?

Era la primera pregunta sobre nosotros…

– Santiago de Compostela, amo… -respondí yo que seguía desnuda ofreciéndole mi cuerpo.

– Bien… que casualidad. Yo soy de cerca -no dijo donde- Decirme la dirección…

– No se..

– Rua Tallos, en Ames, cerca de Santiago, es una urbanización… -fue Luis quien hablo

– Chalet?

– Si amo.

– Perfecto. Numero.

– 54

– Uhm me encanta tu disposición perro. Te premiare.

– Gracias amo.

– Bien. Esto es lo que vais a hacer para demostrar que sois de mi propiedad. Tu cabrón te vestirás de traje negro con corbata, quiero que traigas a la zorra a una dirección que te voy a dar. Es un lugar boscoso, la traerás mañana por la mañana que es sábado. Si decidís aceptar, seréis objetos de mi propiedad, como tales objetos podre hacer lo que me plazca con ellos… todo lo que quiera…¿comprendéis eso los dos?

– Si mi señor, respondí.

– Si amo, contesto mi marido.

– Debería azotarte zorra, por haberme dejado colgado. Pero si confió esa tarea al cornudo no tendré la seguridad de que te causa el debido dolor… ya me encargare yo. Y otra cosa: tu vendrás completamente desnuda. Y eso quiere decir nada de nada. Ni en el coche.

– Pero.

– Os espero mañana a las diez de la mañana, copiar este enlace y en google maps encontrareis el lugar. Por cierto, visitar la pagina que os di…

– Pero mi señor, perdóneme, como llevo a la zorra desnuda hasta allí…

– Eso es tu puto problema cabrón. Hazlo y nada mas. Y que no lleve ropa en el coche para cubrirse después. Nada.

(Continuara)

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *