Fui usada. relatos eroticos

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Para empezar te deberías de vestir muy sexy, por gusto, es fin de semana y te gusta salir a los antros y conocer gente, con suerte cojer con alguien.

Ya en el bar, después de unas copas y lucir tu cuerpo en la pista, te diriges a la barra y un tipo muy pasado de copas intenta socializar contigo, su actitud prepotente y grosera hace que lo descartes.

Uno te atrae, pero hace preguntas muy específicas, quiere sacar información y no te da confianza, te das por vencida y regresas a casa, vas decepcionada porque tienes dos semanas sin una verga en tu coño.

La noche es fría y sientes que alguien te esta observando, te siguen pero no volteas a ver,  la sensación es mayor a cada paso, y volteas para confrontarlo, no hay nadie.

Al retomar tu camino de inmediato chocas con un cuerpo fuerte y alto, debido al alcohol no vez su rostro

 A la mañana siguiente despiertas sola en un cuarto, no hay muestras de golpes o violación, las ventanas están cubiertas por periódico

No identificas donde estas, las puertas no se pueden abrir y por si fuera poco, esa sensación de que alguien te veo regresa

Una voz distorsionada te habla…..

Te dice que no te hará daño, solo debes cumplir al pie de la letra. 

Por un orificio escuchas lo que dice ─”En el cajón de la cómoda encontraras lencería, ponte lo que más quieras, en el tocador hay maquillaje, píntate, tienes 20 minutos”─

Te pones un conjunto negro con encaje, liguero y una gargantilla, solo te pintas los labios con un rojo carmesí y delineas tus ojos

Escuchas que ahí viene, te pones nerviosa y sudas de las manos, tienes miedo de no salir nunca.

─”Quiero que hagas un baile erótico, si eres lo suficientemente provocativa podrás irte”─

Todo te parece muy extraño y a pesar de que no conoces con quien estás tratando, el miedo y la adrenalina de ser la sumisa de alguien te impulsan a cumplir todas las órdenes

 Al bailar repetidas veces tocas tus senos, los aprietas y te llevas el dedo a la boca incitándolo  a que entre y simulando hacer una mamada

Recorres tus piernas hasta llegar a tu culo, lo golpeas y tú sola te excitas, en  este punto ya estás muy caliente y no aguantas las ganas de cojer con la persona de esa voz tan gruesa y excitante

Te acuestas en la cama y metes tu mano en la tanga, comienzas a masturbarte, retiras el brasier y juegas con tus tetas, tu excitación ha llegado a su límite, no dejas de gemir, metes tus dedos cada vez mas rápido y fuerte.

Mantienes tus ojos cerrados, escuchas que la puerta se abre, por voluntad propia dejas de masturbarte y sientes que alguien está encima de ti

Puedes sentir una gran verga entrando en tu vagina y unas manos grandes y fuertes estrujar tus senos, una barba fina recorriendo tu cuello y cara

En el fondo deseas ver como es esa persona misteriosa, pero es un momento tan rico y caliente que tus parpados no responden, ni tú ni él deja de gemir, estimulas tu clítoris al ritmo que él te está cojiendo

Llegas al climax, tienes un squirt y a pesar de eso él no saca su verga

Puedes sentir como cada entrada es cada vez más fuerte y tarda un poco en seguir, sabes que pronto se vendrá

Debes verlo antes de sentir su fluido en ti

Justo cuando estás a punto de abrir tus ojos, puedes sentir un líquido caliente cayendo en tu clítoris

 Ya no está esa presencia masculina arriba de ti, ya no sientes ninguna verga, todo es silencio y una puerta se cerro fuertemente

Te levantas y todas tus pertenencias están en la habitación, tu bolsa, tu ropa y tu celular sin batería junto con la llave de la puerta 

Tomas tus cosas, te vistes y te marchas sin oportunidad de conocer a quién te dio tanto placer y te hizo gozar…

Si tienes algo que decir  u otra cosa… comenta 

Besos ….dónde gusten 

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *