Buscando un Nuevo amo. relatos porno

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Lucia y yo nos habíamos quedado solas. Amo tuvo que atender su trabajo, y dejo la ciudad. Mi marido, que había disfrutado de mi hija, no pudo mantenerse ante los abusos que el Amo cometía con ambas, y ya antes de su marcha decidido finalizar su convivencia con nosotras. De repente nos encontramos con un vació que no podíamos llenar.

Pronto entendí que mi nivel de degeneración era enorme. Había consentido la entrega de Lucia, sin condiciones, y ahora estaba desesperada… La depravación y la sumisión se habían convertido en una droga que no podía abandonar.

Lucia y yo nos acostábamos, hacíamos el amor, sus pechos, su coño, sus labios, eran deliciosos… pero no había comparación a ser sometidas al capricho de cualquiera. Se supone que era fácil, ¿no?, en cualquier chat, en cualquier local adecuado, podemos encontrar amos dispuestos… Pues no es tan fácil. Probé en diversos chats. Pronto descartabas la mayor parte de mensajes, críos y jóvenes sin experiencia alguna que fantaseaban, y se notaba. Era muy desagradable el típico “jejeje” intercalado en las conversaciones, que suponían el inmediato bloqueo del personaje. Luego estaban todos esos latinoamericanos con una obsesión enfermiza por el culo, lo que denotaba un grave problema de homosexualidad no resuelto. En este colectivo, la represión sexual es enorme, y se nota con muchísima diferencia… y no puedes ponerte en manos de un reprimido sexual. Una esclava debe serlo de un Amo de ideas claras. En fin, todo blablabla, mandame fotos etc etc. Deje de usarlos.

No le dije a Lucia que buscaba un Amo… no sabia si ella deseaba seguir en esta vida, aunque entendía que si…

Entonces vi un anuncio en un pagina de contactos:

AMO muy duro. Busco zorra sumisa sin condiciones previas. No soy educado, no soy amable y no soy justo. Solo me preocupa mi propio placer. Las profesionales deben abstenerse, ya que no pago ni cobro. Solo deseo putas aficionadas. La edad me es indiferente. Las candidatas deberán remitir una foto vestidas, otra en ropa interior o preferentemente desnudas aunque lo dejo a su elección. Se exige un numero telefónico de contacto.

Escribí:

AMO. He leído su anuncio reclamando una sumisa. Puedo ser la mujer que necesita. Le acompaño las dos fotos indicadas y mi numero de móvil.

Remití una foto vestida, con un encantador vestido de Mango atado a la cintura, y falda corta, y otra en bikini. No envié ninguna de Lucia. Tampoco le dije nada.

A los dos días recibí un whatsaap.

Zorra. Primero no he pedido una sumisa, sino una puta. Segundo no eres una mujer, sino una zorra, un objeto, una mierda. Eso si, eres una mierda muy atractiva. Necesito conocer si tienes experiencia, puta. Si te acepto te necesitare disponible al menos dos días y una noche. No me gusta pactar limite alguno, pero puede negociarse.

Respondí.

Si AMO entiendo que soy una puta a su disposición. Tengo experiencia de varios meses sirviendo a un AMO que por motivos diversos no relacionados con esta puta ha tenido que irse a vivir a otro lugar. Soy actualmente divorciada, tengo una hija que actualmente cuenta 17 años. No tengo ningún problema en estar disponible y a su servicio el tiempo que estime oportuno.

Esa noche, Lucy y yo hicimos el amor… Lucy es apasionada, y llegar al orgasmo no le cuesta nada… Y a mi me encanta hacerla disfrutar. Sus pechos, pequeños, puntiagudos, duros, decorados con unos hermosos pezones y aureolas sonrosados son deliciosos. Su coño, usado solo por unos pocos machos, es sensible, dulce y hermoso. Le conté todo mientras la besaba… ella gemía… Le pregunte si le gustaría participar… entendi que si… Yo sonreí pensando en como seria la sorpresa de AMO si viera a dos putas en lugar de a una… y madre e hija.

El jueves recibí un mensaje.

Zorra. Acepto tu entrega, veremos si eres capaz de rendir de forma adecuada. Estas son tus instrucciones de puta: iras a la calle XXXXX, es una zona boscosa pero con algo de transito, a las 22:00. Esta el polvorín abandonado. Situate en su entrada, allí hay un contenedor de basura. Desnudate y deja tu ropa dentro del mismo. Quedate a su lado. Llegara un coche, negro, el maletero se abrirá. Dentro hay unas esposas, un antifaz y un collar. Pontelo todo y metete dentro. Te espero el viernes, no volverás hasta la madrugada del lunes.

Antes remiteme una foto tuya y de la puta de tu hija.

Darkman.

Sentí que me excitaba leyendo las instrucciones. El tipo debía de ser un autentico hijo de puta. Desde luego que iría… lo estaba deseando. Por ahora, lo mejor era evitar que Lucia supiera mas. No obstante remití la foto que se nos solicitaba, no especificaba en que estado nos deseaba ver… y bueno… deliberadamente elegí una que insinuaba pero no enseñaba… Quería jugar con el.

El viernes le comunique a mi hija que saldría el fin de semana, estaría con unas amigas. Estaba acostumbrada, y no me pregunto mas. Lleve mi coche hasta la zona indicada, pero aquello estaba abandonado, allí no podía dejarlo. Retrocedí, cerca había una zona donde se podía aparcar, amplia. Deje el vehículo allí. Subí andando la pequeña pendiente que me separaba del polvorín abandonado. Casi era de noche, y hacia fresco. Una farola se situaba a la entrada del antiguo recinto militar. También había una parada de autobús con su típica caseta. Mire alrededor, no se veía transito… pasaba algún coche de cuando en cuando… oí ruidos que procedían del interior del recinto en abandono… ¿vagabundos?¿Chavales de fiesta?… Yo llevaba puesto un vestido con falda hasta encima de la rodilla, medias, una chaquetita de punto, el pelo suelto, y zapatos de tacón medio, unas braguitas de encaje y un sujetador a juego completaban el conjunto. Aun faltaban unos minutos para la hora indicada, las 22:00h. Sus instrucciones eran claras, tenia que quedarme desnuda allí mismo y no veía ningún lugar para ocultarme… quizá la marquesina del autobús… pero AMO había insistido en que me quedara junto al contenedor, y la marquesina estaba al otro lado de la calle…¿admitiría esa pequeña desviación de sus ordenes?. Volví a mirar el recinto, aventure al interior unos pasos. Vi una vieja furgoneta que parecía chatarra… observe diferentes enseres… allí vivía alguien… seguramente, mendigos, drogadictos o vete a saber quien. Pero no lograba ver a nadie… Tenia que tomar una decisión… paso un coche… joder… me situé detrás del contenedor. Quite mi chaquetita de punto, la tire dentro… desabotone el vestido y me lo quite tirándolo al interior…luego mis zapatos y mis medias…¿estaría observándome desde algún lugar?… Entones hoy un ruido… Alguien salio de las viejas instalaciones arruinadas y se dirigía hacia mi, aunque no parecía haberme visto… me oculte… en bragas y sujetador… El tipo que se acercaba era, efectivamente, un viejo de esos vagabundos… debía ir borracho por como se movía…yo temblé… no se si de miedo, excitación, vergüenza… el tipo paso de largo y bajo la pista había la vía principal… Suspire aliviada. 21:58… Me dirigí al contenedor. Me quite el sujetar y las bragas y las tire dentro… No había escapatoria. Me puse al lado, ahora ya a la vista de cualquiera que pasara o saliera del viejo complejo… estaba muerta de miedo y tan excitada que mi humedad era muy obvia… Vi un coche…pensé ocultarme, pero si era el de AMO… me escondí detrás del contenedor… El coche, negro, enorme, se paro… se abrió el maletero… Era AMO. Como había indicado, unas esposas, un collar y un antifaz ciego estaban en el maletero. Me puse el collar. Era de perro, con una anilla para la correa. Negro. Estaba nerviosa… entonces oi algo que venia de la pista. Era el viejo que subia y me había visto y me gritaba algo… Apresuradamente, me puse las esposas, el anfifaz y me meti en el maletero… el viejo llegaba corriendo, pude oir sus pasos, cuando la puerta del maletero se cerro y el vehículo arranco.

Ahora, estaba completamente indefensa. En manos de Darkman… y nadie sabia donde estaba… algo en lo que no había pensado.

(Continuara)

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Un comentario sobre “Buscando un Nuevo amo. relatos porno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *