Con mi primo en casa de nuestra tía. relatos gays

Sígueme en instagram: @babykarelvis

En este relato os voy a contar mi primera experiencia sexual con un hombre en este caso con mi primo.

Primero os daré unos datos sobre nosotros para que os lo imaginéis mejor. Yo tengo actualmente 23 años, peso 60kg, 1.75m, pelo castaño claro y ojos marrón verdosos.

Mi primo tiene 25 años, es decir, 2 años más que yo, pesa 55kg, 1.65m pelo castaño y ojos marrones.

El resto de nuestra descripción os lo dejo a vosotros para que le echéis imaginación.

Sé que muchos ponéis que los relatos son 100% real y no lo son pero quiero que sepáis que este sí lo es por eso permaneceré en el anonimato.

Esta historia comenzó hace varios años. Ninguno de los dos habíamos tenido ninguna experiencia sexual.

Era verano y yo iba a ir a pasar una semana a casa de mi tía a la costa. Para que no me aburriese solo con ella y con mi abuela, mi tía llamo a mi otra tía para que viniera mi primo conmigo así nos haríamos compañía el uno al otro y no nos aburriríamos.

El primer día allí fue de lo más normal fuimos a hacer compras para comer a capricho y después por la tarde dimos un paseo para visitar el pueblo que yo no lo conocía ya que era la primera vez que iba a visitar a mi tia desde que se mudo.

A la hora de dormir, mi tía nos dijo que nos acostásemos en su habitación en el piso de arriba ya que ella iba a dormir en el piso de abajo con mi abuela. Estábamos tranquilamente en la cama viendo la tele y cuando ya no echaban nada bueno decidimos apagarla para dormir. Estábamos tumbados yo en calzoncillos y mi primo con el pantalón corto del pijama cada uno mirando a su lado sin poder dormir, entonces, decidimos empezar un juego.

-te hago un dibujo con el dedo en la espalda y intentas adivinar lo que he dibujado y luego al revés?

-valeee.

Empiezo yo a hacerle el dibujo y tras un rato dibujando lo acierta y cambiamos, estuvimos así un rato hasta que al final ya no dibujábamos nada simplemente pasábamos el dedo suavemente por toda la espalda para producirle cosquilleos al otro. Cuando mi primo me está haciendo el “masaje” me doy cuenta de que cada vez lleva el dedo más abajo metiendo parte de su dedo por dentro de mi calzoncillo y empezando a acariciar mi raja del culo. En ese momento empiezo a sentir un escalofrió y empiezo a excitarme en ese momento mi primo me pide cambio y continuo siguiéndole el juego metiendo el dedo por dentro de su pantalón y calzoncillo y en vez de meter un poco el dedo decido meter primero el dedo y terminar metiendo la mano entera llevándola hacia la parte delantera pero quedándome en la cadera. En cambio el en su turno hizo lo mismo que yo, salvo que el llego a tocarme la polla dándose cuenta de lo caliente que estaba, en el momento que me toco sentí un calentón terrible y note como salía el precum de mi polla. Después le hice yo lo mismo a él y el también estaba que iba a reventar, en ese momento le digo:

-jode que empalmada te llevas eh

– tú no te quedas atrás eh

-lose jejeje seguimos?

– sisi

En ese instante continuo él con el masaje solo que ya iba directo a por mí polla y tras un rato masajeándola cambiamos e hice lo mismo que el, ir directo a por su polla pero me costaba mucho llegar hasta ella por eso le dije:

-no tienes calor con el pantalón?

-No

– ya veo que no me has entendido, quítatelo que no llego bien.

Entonces cogió y se lo quito todo quedándose totalmente desnudo, al ver que se lo quitaba todo decidí imitarle y quitarme los calzoncillos, en ese momento le mire y le dije:

-A que no tienes huevos a chupármela  

– si claro chúpamela tu a mi no te jode, a que no tienes huevos?

-a que sí, pero si te la chupo luego me la chupas tu a mi vale?

-vale

En ese instante él se tumbo boca arriba cogí su polla y me acerque lentamente quedándome a pocos milímetros de su polla mientras me lo pensaba, entonces cogió me agarro del pelo y en el momento que abrí la boca para quejarme del daño que me había hecho me empujo la cabeza  hacia abajo metiendo su polla en mi boca y ya una vez dentro le hice una buena mamada mientras que el gemía del gusto.

Cuando termine con la mamada pero sin que llegase a correrse le dije:

-venga te toca.

Mientras me tumbaba boca arriba y él se inclinaba me decía:

-buf no se eh me da cosa

-venga eh un trato es un trato y yo ya te la he chupado a ti.

En ese momento se callo y se metió mi polla en la boca, que gran placer, que sensación, que escalofrió, que GUSTO.

 Después de un rato chupándomela me dice:

-bueno que me dejas metértela por el culo

-no flipes eso ya sí que no, me dejas tu a mi?

-si quieres, por probar no perdemos nada.

Asique dicho y hecho cogí e intente metérsela, pero como era la primera vez que lo hacíamos no me lubrique ni el tampoco ni le dilate ni nada asique a la hora de intentar metérsela como no deslizaba me bajo demasiado el pellejo de la polla rasgándome un poco el frenillo:

-joder que daño me he hecho en la polla dioooosss….

– pues vamos a dejarlo que eso ya iba a ser mucho

-pues si la verdad, me haces una paja y luego yo a ti?

-venga vale

En ese momento me cogió la polla y me la empezó a acariciar suavemente y continuando con el sube baja.

-buah que gustazo sigue sigue como sigas haciéndolo así de bien no tardare en correrme, vamoooss no parees me corroo me corroooooooooooo ooohh siiii diooss que gustazo.

 6 chorros de mi leche saliendo disparados cayéndole por el brazo salvo uno que le cayó en el labio. En ese momento coge y se relame el labio tragándose mi lefa oohh que cachondo me puso verle como se la tragaba..

-venga tu turno, no tardare porque tengo la polla que me va a reventar.

Asique cogí y empecé a hacerle la paja dios como gemía de placer..

-vamos más rápido más rápido dale dale que me corrooo dioooooooooooooooooooooosssss

Mientras que sus chorros de lefa salían disparados dejándome la cara llena de leche.

-yo me he comido tu lefa asique ya sabes ahora comete tú la mía.

Asique cogí y empecé a relamerme los labios para chupar su lefa, que asco sabia fatal al principio luego ya me acostumbre.

Después fuimos al baño que tenía mi tía dentro de su habitación para limpiarnos bien, luego nos pusimos la ropa interior de nuevo y nos metimos en la cama a dormir.

Continuara…

Es el primer relato que escribo y teniendo en cuenta que han pasado varios años y ya no me acuerdo bien de todos los detalles espero que os guste, dejarme vuestros comentarios con las cosas que no os haya gustado y con las partes que si para que yo sepa de qué forma escribir la continuación. Gracias.

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Un comentario sobre “Con mi primo en casa de nuestra tía. relatos gays

  • el junio 5, 2019 a las 11:34 am
    Permalink

    Mi primera experiencia sexual fue con un primo, estábamos en casa de una tía, el estaba orinando, su pene era muy grande para su edad, me le quedé mirando, él se dio cuenta y me preguntó, te gusta, no dije nada, me ordenó que me quitara el pantalón, me pego contra una pared y me puso su pene en mi culo, yo lo apreté lo más que pude hasta que no aguante mas y mi primo me lo metió, me dolió cuando me entro en mi recto, pero después sentí mucho placer, al principio me cogió lentamente, luego empezó a darme duro, yo me masturbaba, y así sentía más placer, al final acabé y mi primo también. Fue una experiencia divina

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *