por pesado – relatos xxx

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Hola, soy León. Este es mi primer relato, espero que con vuestro aliento, de otros más.
Agradezco, comentarios sobre mi relato. Este relato, es parte ficción, parte real.
Este relato, va sobre lo que puede llegar a pasar, por ser pesado.
Somos una pareja madura, que esta, entre los 40 y los 50 años. Somos gente activa, no paramos. Entre gym, caminatas y follar (esto último, por la monotonía, cada vez menos), estamos en forma. Yo, soy de complexión fuerte, pero con algo de grasa localizada. La cervecita y las tapitas, hacen mucho daño. Jejeje.
Moreno, 1,72m, 94kg, pelo canoso y una polla de la cual no estoy muy convencido, por mis solo 14cm. Me habría gustado algo más. Aunque a Alba, no le importa(o eso me dice) por que al tenerla gruesa, dice que la lleno bien.
Alba, es una chica rubia encantadora, con sus 168cm y sus 50kg, esta buenísima. Los pechos, son divinos, sin ser grandes, tienen el tamaño adecuado. Con unos pezones hipersensibles, que con solo rozarlos, se ponen duros como piedras. Su culito (mi debilidad) es muy formado, con unas nalgas, apetecibles, las cuales son firmes y prietas se abren para mostrar ese sonrosado ano, que me vuelve loco besar. Y dejan paso a ese coñito, de niña joven, depilado con solo una rayita de pelitos encima, el cual ha vuelto loco a mas de un hombre incluyéndome a mi.
Ella tiene mucha más experiencia sexual que yo. 
Mientras yo, solo he tenido, una mujer antes que a ella, Alba, ha tenido varias parejas, incluso parejas y amantes, al mismo tiempo. Me encanta, que me cuente cosas de ellos. Como se la follaban, que es lo que la hacían, donde lo hacían, etc. Me da morbo escucharlo y me imagino las situaciones que me cuenta. Aunque la cuesta mucho decirme cosas, me imagino que por vergüenza, o por no compararme. A veces he conseguido detalles que me excitan sobremanera.
Sus dos últimos amantes, antes de estar conmigo, según, he conseguido saber a base de ponerme pesado, la hacían sentirse muy puta. Sobre todo uno de ellos, que parece que era experto en follar y sabia calentarla a tope.
David, que así se llama, parece que era un maestro en follarla su culito. A mí solo me ha dejado un par de veces, en tres años. Parece que entre mi inexperiencia y mi falta de paciencia, la molesto bastante, cuando lo intentamos. No así David, que tiene la polla más larga y gorda, que yo y según cuenta ella, era muy gustosa. Pero se ve que él, con sus juegos previos y su forma de hacerlo, la hacía disfrutar, cada vez que se lo follaba, como una loca. Alguna vez, me ha dicho, que si nos lo cruzamos por la calle, me lo va a presentar, para que le pregunte, como se hace. Como comprenderéis eso me pone celoso y me humilla.
Aunque a mí, me gusta, que me humille suavemente,  de vez en cuando, la mando fotos de pollones, para ver si me dice alguna vez que esa polla, se parece a alguna de sus amantes. Le decía que me gustaría saber cómo son las pollas, con las que había follado e incluso, llevo de vez en cuando, una jaula de castidad, para sentirme, que soy el único hombre, que no se la puede follar, cuando salimos por ahí. Siempre la he dicho, que me gustaría que fuera, más humillante  nivel sexual y sobre todo, que me ponga celoso. Pero ella, dice no la gusta hacerlo, solo a veces, cuando ha estado muy encendida, a sido capaz de decir algo, al respecto.
Siempre he tenido la fantasía de un trio, o de que me ponga los cuernos. Pero a ella, el único trio, que le interesa, seria meter una chica con nosotros. No lo ha probado, todavía, no ha encontrado a la chica idónea. Y yo, como fantasía, es super excitante, pero la realidad, es otra cosa.
Un día, llevaba yo la jaula desde hacía dos días, la estaba intentando convencer, para ir a un piso, que tenemos la suerte de usar, para nuestros escarceos amorosos. Yo estaba como siempre, cachondo perdido y llevaba todo el día, pidiéndole, detalles de sus anteriores hombres. Que me mandara fotos de sus tetitas o del coñito. La intentaba convencer de que currara sin braguitas, y mandándole gifs y fotos porno.
Ella como casi siempre, no hacía nada más que decirme, que soy un pesado. Pero al final, la convencí para ir. Nos metimos en la cama y ya desnudos, me quede con la jaula puesta. Ella es la que tiene la llave para abrirla. Se puso a acariciarme y a decirme, que por pesado, no íbamos a follar ese día. Que me iba a dejar con la jaula puesta, hasta que ella decidiera y luego, solo me masturbaría. Me ordeno que la diera un masaje en la espalda y en los pies. Eso, sus pies, me excitan mucho y cuando eso ocurre, la jaula es especialmente incomoda. Me puse a mi trabajo y no podía evitar rozar sus nalgas e incluso se las masajee rozando, de vez en cuando su ano y su coñito. De repente, se dio la vuelta y me dijo que le lamiera el coñito. Mi polla quería reventar la jaula. Fui con delicadeza subiendo por sus piernas hasta llegar a sus labios mayores, y los abrí con cuidado, buscando su clítoris. Puse mi lengua sobre él y ella se estremeció y empezó a gemir. Reconozco que se me daba bien hacerla llegar al orgasmo, me había enseñado bien. Después de jugar suavemente con mi lengua, dando ligeros golpecitos y lamiendo antes de dos minutos, ya se había corrido. Yo estaba a punto de reventar y me tumbe a su lado. Cuando se repuso, me dijo. Que bien me comes el coñito, me encanta, me gustaría que me follaras, pero hoy te castigo por ser tan pesado. Solo te voy a masturbar y se puso a abrir la jaula. Cuando me la termino de quitar, le dije, totalmente empalmado, pero me vas a contar alguna fantasía que tengas?
Y me empezó a acariciar el capullo con solo dos dedos. Me vuelve loco, cuando me masturba así. Me dijo sssssshhh, calla ya, que me tienes harta. Yo la dije, venga va! Cuéntame algo, por favor!
Mira como me tienes, estoy a punto de reventar y no me dejas follarte. Porque no me cuentas, como te follaba, David el culito? Como te preparaba? Y como lo hacía?
Ella me miro, y me dijo: De verdad, quieres saber esas cosas? Quieres saber, lo que me hacía y como lo hacía?
La mire fijamente, y la dije: Si, quiero saberlo y con todo lujo de detalles!
Me miro detenidamente, mientras, me apretaba la polla con una mano y las pelotas, con la otra, y me pregunto: No te pondrás celoso? No te enfadaras conmigo?
La conteste: Algo de celos, si pasare, pero sabes que me excita y como, me voy a enfadar, si soy yo, quien te lo pide?
Me miro y sonrió, al mismo tiempo, empezó a mover su mano, con mas rapidez, a largo de mi polla. Siguió así, pensativa, por espacio de unos segundos y de repente, me dijo: Ok, como quieras, sabrás todo lo que me hacía David y como me lo hacía. Pero primero, vamos a ponerte la jaula otra vez y me vas a prometer, que nada de enfados.
Te lo prometo, conteste yo al instante. Pero va a ser difícil meter mi polla en la jaula, con esta erección. Y si la metemos, no voy a poderme correr.
Exacto, eso es lo que quiero, que no te corras de momento. Anda vete a la ducha y ponte el agua fría. En cuanto la tengas puesta, veras como hago que te excites.
Fui todo emocionado a la ducha, y me puse agua fría en la polla, para bajar la erección. Mientras me duchaba, me pareció escucharla hablar, pero como no insistía, me dije que eran imaginaciones.
Cuando termine la ducha, con la jaula correctamente puesta entre en la habitación y me sorprendió, verla casi vestida. Me quede parado y me dijo, anda, pesado, vístete.
La mire y conteste: Pero habíamos llegado a un trato, me ibas a contar todo! Como follabais David y tú! Como hacía, para meter su polla por tu culito, sin que te molestara!
Si, y tú, me habías prometido, que ni escenas, ni enfados. Así que vístete!
Me vestí a regañadientes y cuando termine, me dijo: Estas seguro?
De qué? Conteste!
De qué quieres saber todo? Y de que no van a haber enfados?
Se me ilumino, la cara! Pues claro que si amor, te prometo, que no me enfadare, cuentes lo que me cuentes!
Me miro, sonriente y cogiéndome la jaula por encima de la bragueta, me dijo:
Cariño, eres muy pesado! No te lo voy a contar, yo! Se lo vas a poder preguntar, directamente a David! He quedado con él en 15 minutos, en la cafetería de abajo. Así, si necesitas una demostración práctica, o si a nosotros, nos apetece, recordar viejos tiempos, podremos subir al piso! Por eso, lo de la jaula. Si decido que me folle, no quiero que tú me lo espantes. Así que te quedaras en un lado de la habitación, calladito y observando! Como ya te he dicho, a él no le interesan otros hombres, exceptuando que sean para follarme entre ambos. Me lo propuso, una vez, venir con un amigo a follarme entre los dos, pero a pesar de yo decirle que sí, la cosa no cuadro.
Me quede de piedra! Por pesado, iba a conocer, a uno de los que mejor han follado a Alba. Y si yo, no se lo preguntaba, lo haría Alba, por mí. Y seguro, que le contaría, lo de mi jaula, para que estuviera tranquilo. Iba pasar, la mayor vergüenza, de mi vida. Y se iba a follar a mi Alba. Estaba a punto, de salir, corriendo, cuando ella, dándome un beso y un abrazo, me dijo: Te amo y si hago esto, es porque solo es follar, y el, es un buen tío. Y tú, UN PESADO!
Continuara, si lo deseáis, en CORNUDO POR PESADO!
Agradezco comentarios.
mrleon0610@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *