provocando a mi ex alumno – relatos eroticos

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Hola soy Elizabeth, les dejo mi segunda historia

En alguna ocasión al usar el transporte público me han dado una manoseada o el clásico “arrimón”, pero siempre en el anonimato de la marabunta de gente que pasa, sube o baja del vagón. Pero lo que me sucedió en esta ocasión me inquietó y excito de lo lindo

Resulta que mi auto lo llevarían al taller por lo que pase a dejarlo a casa de mi Papá quien me haría ese favor, mi esposo ese día salió a trabajar más temprano, por lo que tendría que utilizar el metro para ir al trabajo, ya sabrán como esta de gente por las mañanas y al no poder subir en los vagones de damas me aventure a ir en los de en medio.
Pasaron varios trenes en los cuales intenté abordar sin lograrlo, lo único que obtuve fue sentir una mano que acarició mis nalgas, esto me puso un poco inquieta, pues a fuerza de ser sincera cuando lo hacen suave y con discreción hasta me acomodo para disfrutarlo
Incluso me a pasado en algunas ocasiones que al bajar del tren me siguen e intentan hacerme platica a lo cual ya no correspondo y aunque mi trabajo esta cerca de la estación procuro tomar taxi para evitar cualquier otra situación
Ante la imposibilidad de abordar el tren pensé en salir e irme en taxi, es ese momento un joven me sonrió y saludo

– Hola miss Ely!!!

– Hola conteste con cara de quién eres??

– No se acuerda de mí?? Soy Iván usted daba clases en “x” escuela y también me regularizo para entrar a la secundaria

Lo recordé vagamente pero al platicarme de otros alumnos y ver su cara más detenidamente lo recordé bien. Además como olvidar las sospechas que después confirme de que se masturbaba con mi ropa interior pues cuando iba a mi casa a regularización me pedía entrar al baño y se tardaba mucho, cosa que no pasaba en la escuela. Como me di cuenta? un sábado después de irse saque la ropa para lavarla y cual fue mi sorpresa que una tanga la cual yo había usado un par de días antes estaba con la ropa de el día anterior y la que me había quitado por la mañana estaba con la ropa de dos días atrás, además que ambas estaban húmedas y con manchas de algo pegajoso imagínense que era, y así encontré mis tangas en otros días hasta que una vez me acerqué a la puerta del baño y lo que escuche confirmó mis sospechas pues se oía su respiración agitada y como se estaba empalmaldo quizá oliendo mis tangas

Volviendo al anden, como no podíamos abordar nos dio tiempo de que me dijera que su generación estaban organizando una reunión y que tal vez sería una gran sorpresa que yo asistiera pues se estaban dando a la tarea de buscar a algunos profesores que ya no estaban en el plantel, intercambiamos números telefónicos y quedamos en comunicarnos para confirmar mi asistencia en eso llego al andén un tren semi vacío y nos acercamos a la puerta para intentar abordar, cuando lo hicimos entre empujones sentí al menos tres manos que tocaron, sobaron y apretaban mis nalgas no le di importancia y pensé bueno normal en estos vagones y estoy casi segura que una de ellas era de Iván pues sentí como su caricia al final fue hacia arriba y como quedó a mi lado su mano cruzaba por mi espalda para sujetarse, yo no lo pude hacer pues quede con mi bolsa de lado y no pude cambiarla de mano por lo que me agarre de su brazo, así fuimos platicando un poco más y en un frenon que dio el tren el recargo su cuerpo al mío, no le di importancia pero al llegar a la otra estación subió más gente y lo empujaron quedando su cuerpo junto al mío, en eso sentí su pene contra mi cadera sabía que no podía ser otra cosa pues con el movimiento se le empezó a poner duro, yo quise moverme un poco pero no pude, más adelante un señor pidió permiso de pasar para bajar y tuve que pegarme más a Iván que para ese momento ya tenía su pene bien duro recargado contra mi cadera, el señor como pudo paso por detrás de mí, al hacerlo con su mano sobo mis nalgas y me dio un ligero empujón con uno de sus dedos entre ellas, esto y sentir la verga de Iván me provocó un cosquilleo entre las piernas.
Subió más gente y en el acomodo si así se puede llamar Iván quedó atrás de mí, su virilidad esta vez quedó recargada en mi nalga, sentí como quiso separarse y yo traté de moverme pero no había espacio, seguimos el camino y fui sintiendo como vibraba su verga contra mi nalga, en la siguiente estación intentaron subir más personas que al empujar y movernos un poco hicieron que ahora su verga quedara exactamente entre mis nalgas, esto me causó cierta inquietud y excitación, yo no quise moverme más pues eso me empezaba a gustar, el trató de disimular su excitación e intentó separarse de mi pero no había a donde moverse, lo cierto es que con cada movimiento involuntario o no, me estaba haciendo sentir un calor inmenso en mi interior. Al avanzar el tren busque disimuladamente acomodarme para él y empujando el cuerpo hacia atrás abrí un poco las piernas para sentir su verga durísima entre mis nalgas, fue en ese momento que Iván se percató que aquello me estaba gustando y sin mas bajo su mano y me abrazo por la cintura jalandome hacia el para hacerme sentir lo excitado que estaba, yo movía ligeramente las caderas para masajear su verga y esta a su vez se acomodara y entrará un poco más entre mis nalgas, por el tiempo, el roce y el movimiento de ambos, al abrirse las puertas y entre los empujones de la gente sentí como se vino pues su verga vibro varias veces entre mis nalgas y lo sentí estremecerse, arqueo su cuerpo un poco recargándose en mi, yo me quedé inmóvil no supe que hacer, solo sentí mi vagina caliente y mi mente imaginando como seria tener su verga vaciandose dentro de mi
En fin llegamos a la siguiente estación donde yo tenía que bajar me despedí de él, como pude le di un beso el cual por el nervio, prisa y excitación casi fue en la boca, bajé del vagón y al caminar iba imaginando el tamaño de lo que sentí y lo rico que vibró al venirse, al llegar al trabajo entre al baño para limpiarme un poco pues mi tanga estaba super mojada y no se diga mi vagina

En esta ocasión no hubo penetracion, pero si una excitación que provocó otros encuentros, ya les contaré más adelante, espero sus comentarios aquí y en mi otro relato(PRIMERA VEZ INFIEL (su sueño y mi necesidad)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *