Mi excompñaera del colegio – relatos porno

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Antes de contar lo sucedido, les diré que cuando cursábamos la secundaria no teníamos mucho trato que digamos, después de graduarnos pasaron muchos años que no nos volvimos a ver, hasta hace unos 4 o 5 años.

Todo comenzó, cuando recibí una llamada a mi celular de un amigo es compañero igual de la secundaria el cual me invita a una reunión de ex alumnos.

Asistí a la reunión pues quería volver a encontrarme con esos amigos con los cuales formé una mancuerna e hicimos una que otra travesura, al llegar a la casa donde seria la reunión comencé a saludar a aquellos de los cuales aun recordaba, a algunos mas no sabía quiénes eran, pues habían asistido personas de diversas generaciones posteriores a la mía.

La chica en la cual esta enfocada esta historia, aún no había llegado, comenzamos pues a charlar recordando esos tiempos, pasaron unos 30 minutos cuando llego un grupo de chicos y nos comenzaron a saludar a todos los presentes, hasta que se acerco ella, a la que llamare Mónica, cuando me saludo me dio un abrazo y un beso en la mejilla, al verla la reconocí enseguida, no había cambiado mucho en su fisonomía de la cara, pero de su cuerpo, Madre mía que cuerpo tenía.

De estatura no es muy alta, apenas 1.60 mts apenas unos centímetros mas alta que yo o con los tacones que llevaba, se alejo para seguir saludando a todos y pude observarla mejor ya estando lejos, es de cuerpo llenito, pero sin llegar a tener sobre peso, pero eso si tiene unas tetas y un culo grandes, que por la misma complexión de su cuerpo se ve muy bien.

Durante la reunión estuvimos charlando, bromeando y bailando casi toda la noche y a partir de ahí hemos mantenido comunicación vía Whatssap.

Ella es casada y tiene 3 hijos ya grandes, 2 de los cuales ya están casados y su hija es soltera, contándome sus problemas me enteré que a raíz de las reuniones de ex alumnos que hemos tenido en este tiempo a estado distanciada de su esposo, yo le hago bromas de que lo deje y se venga a vivir conmigo que estoy soltero y siguiéndome la corriente me dice que estaría bien, pero solo es parte de un juego por llevarnos tan bien.

La historia comenzó el día en que un tío nos invito a mi madre y a mi a una excursión de 4 días, durante los cuales íbamos a visitar varios lugares.

Charlando un día con Mónica, le comenté los planes de la excursión y se me ocurrió invitarla al viaje, al principio pensé que me iba a decir que no, pero me comenzó a preguntar cuando costaría, en qué fecha seria, el tiempo que duraría y los lugares que se iban a visitar, le di toda la información y me dijo que lo iba a pensar.

Por fin acepto acompañarnos y llego el día del viaje, en el autobús nos sentamos juntos y fuimos bromeado en todo el camino y de cuando en cuando la tomaba de la mano o la abrazaba, como salimos durante la noche para llegar en la mañana a nuestro primer destino, ella se quedo dormida y se recargo en mi hombro, para que se acomodara mejor la abrace por los hombros, no se si por estar dormida o a propósito me abrazo de la cintura.

Ella durmió todo el tiempo que duro el viaje, abrazada a mí, yo solo la miraba mientras escuchaba música, cabe decir que durante viajes largos yo no duermo, me gusta estar al pendiente, y en esta ocasión fue mejor pues observaba dormir a Mónica.

Ya había amanecido cuando entramos a la ciudad de la primera etapa del viaje, Mónica en ese momento despertó y enseguida se enderezo ruborizándose al darse cuenta que se había recargado en mi y que me abrazaba.

– Perdona, no me di cuenta que me recargué en ti y no pudiste descansar – Me dijo turbada

– No te preocupes, de por si yo no duermo en los viajes largos, además estabas muy cómoda como para despertarte. –

Bajamos del autobús para ir a desayunar y estirar las piernas mientras recorríamos esa parte del itinerario, al bajar primero le di la mano a mi madre ara ayudarla y después a Mónica, comenzamos a caminar buscando donde comer y la tome del brazo, enseguida se apartó y le pregunte

– ¿Qué pasa, te molesta que te tome del brazo? – ella me miro y viendo al grupo que venía detrás de nosotros me dice

– No es eso, pero que va a decir la gente de que me tomas del brazo si estoy casada -la tomo del brazo de nuevo y acercándome para que no me escucharan le respondo

– No van a decir nada porque nadie sabe que estás casada, así que lo que pueden pensar es que tu y yo venimos como amigos o como pareja sin pensar en algo malo –

Se me quedo viendo y se empezó a reír, pero ya no se apartó de mi y recorriendo mi mano por su brazo la tome de la mano.

Fuimos a desayunar, recorrimos la zona y entramos a la iglesia que era el motivo por el que paramos ahí, cuando dio la hora de regresar al autobús, pase mi brazo por sus hombros, pensé que de nuevo se iba a apartar de mi pero no lo hizo, al contrario, me tomo la mano con la que la abrace.

Cuando ya íbamos en camino en el autobús íbamos platicando y la iba tomando de la mano como si fuéramos novios, cuando llegamos a la segunda parte del viaje ahí nos íbamos a quedar hasta otro día así que buscamos donde hospedarnos, llegamos a una parte donde rentaban cuartos y mi madre le pregunto a Mónica.

– Mira aquí tienen cuartos con 3 camas, si no te sientes incomoda puedes quedarte con nosotros o podemos pedir una habitación solo para ti – ella se quedó pensando y después dijo

– No hay problema, es mejor una habitación para todos, así no me sale caro a mí –

Pedimos la habitación y entramos para instalarnos, era una habitación amplia con 3 camas matrimoniales y un baño completo con cancel, acomodamos nuestras cosas y turnamos para tomar un baño antes de salir a recorrer el lugar, pues durante la noche habría fuegos artificiales.

Cuando le toco el turno a Mónica, yo entre al baño sabiendo que tenia el cancel y no se veía la ducha, pero al entrar en ese mismo instante Mónica abrió la puerta del cancel para tomar la toalla y pude verla desnuda, por la sorpresa ella se quedó de pie frente a mí permitiéndome ver bien sus tetas algo grandes y su pubis completamente afeitado, pasado unos minutos me di la vuelta y ella cerro la puerta del cancel pidiéndole disculpas iba a salir y ella me llamo

– Espera pásame la toalla si salgo con los pies mojados puedo resbalarme, me gire para tomar la toalla que estaba en la percha, me acerque al cancel y ella abrió un poco la puerta y la tomo, mientras se secaba dentro yo use el baño, cuando me estaba lavando las manos ella salió con la toalla enredada en su cuerpo.

– Perdón por entrar así, debí tocar la puerta – le dije nervioso ella se acerco para verse al espejo y me dijo también nerviosa

– No, fue un accidente, no te preocupes – terminé de secarme las manos y salí.

Cuando Sali mi madre me dijo

– Sabes me voy con tu tío, tú espera a Mónica y nos alcanzan en la plaza – cuando salieron, Mónica salió del baño aun con la toalla, yo trate de hacer como que estaba entretenido con el celular, pero no podía dejar de verla, estaba inclinada buscando algo en su petaca y tomando una botellita me dijo

– ¿Me puedes ayudar a ponerme crema en la espalda? – cuando vio que me levante pidió – Date vuelta un momento mientras me acomodo la toalla – me gire y cuando me volvió a llamar me acerque y vi que se había acomodado la toalla descubriendo su espalda pero tomando las puntas se cubría las tetas con ambas manos, tome la botellita que había dejado en la cama y poniéndome un poco en una mano la frote con la otra y le fui aplicando la crema por sus espalda.

Tome con cuidado su cabello y se lo retire hacia adelante para ponerle crema también en su cuello, se lo comencé a acariciar y cerrando los ojos lanzo u pequeño gemido casi audible.

Seguí frotando sus espalda, baje mis manos a donde llegaba la toalla viendo que aún tenía los ojos cerrados la tome por los costados y fui jalándola muy despacio, poco a poco fue resbalándose de sus manos dejando sus tetas libres, la toalla cayó al piso y me di cuenta que solo se había puesto las bragas, pase mis manos por debajo de sus brazos y acaricie su estómago subiendo lentamente, al llegar a sus tetas las rose apenas con mis dedos y espere su reacción ella seguía con los ojos cerrados puse otro poco de crema en mis manos y comencé a untarla en la parte baja de sus tetas de forma circular cuando subí a sus pezones ella reacciono y me tomo las manos.

-No, espera no podemos – con sus manos tomando las mías lentamente sobé sus tetas en círculos y besando su cuello y sus hombros le dije

– Porque no, tu misma me has dicho que tu marido ya no te hace caso – la seguí besando e el cuello y sin dejar de mover mis manos proseguí – Solo te daré las caricias que necesitas – Ella bajo las manos y proseguí a acariciarle las tetas y estimularle los pezones, empezó a gemir y tomando su mano la guie hacia mi polla sobre el pantalón, al sentirla retiro la mano, no volví a insistir y comencé a besarle el cuello y los hombros acariciándole las tetas de nuevo sintiendo sus pezones ya erectos

Tomándola de los hombros le di la vuelta quedando frente a frente, me fui acercando poco a poco para besarla, al darse cuenta me detuvo negándose

-Me gustas, siempre me has gustado y me molesta que tu esposo te tenga abandonada – mientras hablaba la tome de la cintura acariciándola y lentamente acercándola a mi ella puso sus manos en mi pecho y la comencé a besar en el cuello, baje a uno de sus hombros y tomando una de sus tetas con mi mano le volví a estimular su pezón con mis dedos, al contacto hecho su cabeza hacia atrás y baje besándole una de sus tetas, hasta llegar a su  pezón lo lamí y ya no me rechazo sino que soltando un gemido me pidió

– Despacio, esta muy sensible, nunca me habían tocado así – seguí lamiendo en círculos mientras lentamente baje mis manos por sus caderas, cuando sentí el elástico de sus bragas pase una mano al frente y rose la tela que cubría su pubis al contacto ella dio un brinco y se apartó – espera, no podemos seguir tu mamá y tu tío pueden regresar – la bese en los labios y ella me correspondió y entre besos le respondí

-No van a regresar ahorita iban a entrar a misa – mientras le decía eso tome su mano y la puse en el pubis sobre sus bragas y la guie lentamente para que sintiera su coño – mira que sensible estas déjame ayudarte.

Retire su ano y puse la mía acariciándola y separo un poco las piernas para darme acceso, comencé a acariciarle su coño sintiendo su clítoris sobre la tela lentamente la guie a la cama y la acosté y me acosté a su lado y la volví a besar en los labios sin dejar de acariciarle el coño, ella gimió de nuevo y comencé a bajar a sus tetas las bese y lamí estimulando sus pezones y continúe bajando.

Al llegar a la altura de sus pubis la bese sobre la tela y busque su clítoris, pase mi lengua varias veces y separe la tela descubriendo su coño por completo y chupe su clítoris y sus labios para comenzar a lamer su coño separando sus labios con mi lengua pude sentir el sabor de sus jugos y ella comenzó a gemir más fuerte

– mmmm despacio, así, se siente tan rico – bajo sus manos y separo sus labios abriendo su coño – dame más, quiero sentirte dentro, metí mi lengua penetrándola un poco y no tardo en correrse, me bebi sus jugos y ella se quedó recostada, se volvió a acomodar las bragas, me acosté junto a ella y besándola en los labios le pregunte

– ¿Te gusto? – ella me miro y me dijo

– Nunca me lo habían hecho así, sentí que me desmayaba, fue el mejor orgasmo que he tenido – se levantó y comenzó a vestirse, evitaba mirarme cuando termino de vestirse la abrace por atrás y fue cuando hablo – Esto no debió haber pasado fue un error – le di la vuelta y la hice que me mirara

– ¿Te arrepientes de haber sentido lo que tanto deseas? – le di un beso en los labios, ella negó con la cabeza y me miro

-No, pero que va a pasar cuando tengamos que regresar, ¿vamos a hacer como que nada paso?  ¿Y si alguien se entera? – la abrace y ella apoyo su cabeza en mi hombro

– No podemos negar nada, y no te preocupes nadie se va a enterar – se retiro me miro y me dijo

– Bueno vamos a alcanzar a tu mamá porque si no va a sospechar algo – salimos de la habitación y nos reunimos con mi mamá y mi tío para recorrer las calles, algo había cambiado pues desde aquel momento caminábamos tomados de la mano y de cuando en cuando la abrazaba jugando y le rosaba sus tetas

Por la noche regresamos a la habitación después de cenar y mirar los fuegos pirotécnicos, Nos turnamos para tomar un baño y descansar para salir temprano a proseguir nuestro camino.

Como ya había mencionado, en la habitación había solo 3 camas, por lo que en una se acostaron mi mamá y mi tío y yo en las otras camas uno en cada una.

A media noche sentí como se movía la cama, al abrir los ojos, Mónica estaba a mi lado, me puso un dedo en los labios para que no hablara y se acomodó dándome la espalada tomo mi brazo y se rodeo con el en un abrazo y lo mas quedo que pudo me dijo

– Quiero dormir contigo, abrázame – la apreté contra mí, y puso mi mano en sus tetas para que la acariciara, pude sentir que solo tenia la camiseta con la que se había acostado sin sostén, se acomodo y pude sentir su culo en mi polla giro la cabeza y la bese.

Le acaricie las tetas mientras ella comenzó a mover su culo restregándolo en mi polla, de repente se separó y levantándose con cuidado se quito la playera y el short que traía puesto quedándose solo con las bragas se volvió a acomodar y la volví a abrazar como antes acariciándole sus tetas ya libres.

Para entonces y tenia la polla parada, la acaricio sobre el pantalón del pijama y después la saco se acomodo poniéndola entre su culo paso su pierna sobre las mías, aparto sus bragas y acomodo mi polla en su coño sin penetrarse y comenzó a moverse frotándose mientras le acariciaba las tetas y estimulaba los pezones, tuve que taparle la boca cuando comenzó a gemir.

Se detuvo levantándose, me acosté boca arriba y se acostó sobre mí, acomodo de nuevo mi polla entre los labios de su coño ya mojado moviéndose para frotarse, se estuvo moviendo un rato, de repente pude sentir como mi polla se deslizaba dentro de su coño, se quedó quieta y me miro sorprendida, abrazándola le dije al oído

– Espera ahorita la saco – me beso y me respondió

– No, espera quiero sentirla un poco – muy despacio se fue moviendo para meterla más, cuando la tuvo toda dentro me pidió – Cógeme, lo necesito, hace tiempo que no me lo hacen.

Baje mis manos hasta sus nalgas y separándolas comencé a moverme sacando y metiendo mi polla en su coño mojado, la bese para ahogar sus gemidos

Al sentir que estaba a punto de correrme, dejé de besarla, mientras sacaba lentamente mi polla le dije

– Me voy a correr – ella se movió hacia atrás volviéndose a meter mi polla y moviéndose me dijo

– Deseo que te corras junto conmigo, quiero sentirte dentro de mi – se movía lento y comencé a descargar dentro de ella y la sostuve para que no se siguiera moviendo y también se corrió, cuando terminamos se levantó y dándome un beso se metió al baño, cuando salió tomo su ropa se vistió y se acostó en la cama que ocupaba mi madre.

Al siguiente día, salimos de la habitación para proseguir al siguiente lugar del recorrido, al subir al autobús me fui a sentar en la parte de atrás que iba vacía, Mónica, se sentó a mi lado como siempre, pero durante parte del viaje no comentamos nada, los dos íbamos callados, de repente ella me tomo de la mano y recargando su cabeza en mi hombro me dijo

– ¿Cuándo termine el viaje que va a pasar, vamos a hacer como que nada ocurrió y cada quien volverá a su vida? – su voz se notaba triste

Le di un beso en le respondí abrazándola

– No tenemos que hacer eso, podemos seguir viéndonos si tú quieres – ella no respondió, pero comenzó a acariciar mi polla con su mano, la detuve y levantándola para que me mirara le pregunte – Que es lo que haces no podemos aquí –

Ella me dio un beso y me respondió volviendo a acariciar mi polla

– Devolviéndote el favor, tú me chupaste el coño, ahora yo quiero chuparte la polla y al parecer lo estas deseando – diciendo lo ultimo bajo el cierre del pantalón y libero mi polla ya dura, la tomo con la mano y comenzó a pajearme, se acerco y la lamio con la punta de la lengua beso la cabeza y se la metió en la boca comenzando a mamármela, mientras sentía sus labios chupándome y su lengua dando cirulos alrededor, cuidaba que nadie viniera  hasta que sentí que me iba a correr e inclinándome se lo dije muy bajo ella se saco la polla de la boca y me dijo

– Hazlo, quiero sentir tu sabor – y se volvió a meter la polla en la boca mamando más rápido y no tarde en descargar mi leche la cual trago, cuando se la saco la lamío limpiándola y la volvió a meter en el pantalón, se enderezo y acercándose a mi oído me dijo -Hubiera querido tenerla dentro de mi coño, pero eso sería más arriesgado – se acomodo en el asiento y se recargo en mi hombro como antes.

Durante lo que resto del viaje, anduvimos tomados de la mano, mi madre solo nos miraba y en una oportunidad se acercó y me pregunto

– ¿Tú y Mónica ya se traen algo? Veo que ya no se sueltan de la mano – yo la miré y negué

– No solo que nos llevamos bien y no tiene nada de malo que andemos así, además a parte de ti y mi tío nadie sabe que ella es casada – ella me miro y me aconsejo

– Solo no vayan a cometer una tontería – Al parecer ella sabia algo o al menos lo sospechaba

Le conté a Mónica lo que había hablado con mi madre y me miro preocupada

– ¿Crees que sepa algo? – hice ademan que no sabía y le dije

– No te preocupes, puede que sea solo cosa nuestra y solo le parezca raro que andemos de la mano.

Cuando íbamos en el autobús buscábamos que no hubiera nada alrededor y aprovechábamos para acariciarnos bajo la ropa, aunque lo que queríamos era poder coger, pero no nos podíamos arriesgar a tanto.

El viaje termino y cuando regresamos al despedirnos procuramos estar a solas, ella me abrazo y me dijo

– Espero que podamos vernos de vez en cuando, deseo que me sigas haciendo tener orgasmos como la primera vez – la abrace y dándole un beso le respondí

– Ya veras que podremos encontrar la manera de seguir viéndonos sin que nadie se entere – Nos despedimos y cada quien se fue a su casa

Hasta el día de hoy, una o dos veces nos vemos para ir a un hotel ya sea solo para comerle el coño y que me coma la polla o para coger bien rico.

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *