Cap.9 Gerardo: El despertar sexual de su familia – “El regalo de Hugo”

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Ya cambiado me recosté sobre mi cama, estaba contento por haber logrado que el Don no se saliera con la suya, pero también estaba seguro que volvería a intentarlo y con mamá tan caliente como siempre la hacía muy vulnerable, así que debía estar alerta a cualquier situación si no quería tener un nuevo hermanito.

Me dio un poco sed, así que fui por un vaso de agua a la cocina, una vez que lo tomé volví a mi cuarto, mientras subía las escaleras vi que la habitación de mamá seguía con la puerta abierta, supuse que el Don salió tan apurado que olvidó cerrarla, así que me dio curiosidad y me asome para ver cómo habían dejado el campo de batalla.

Rayos!! Pero si era todo un desastre, la cama de mis padres estaba totalmente desordenada, las almohadas en el piso, la sábana arrugada sobre un lado y la ropa de mi mami tirada por todos lados, vaya encuentro habían tenido, como escuche el sonido del agua cayendo supuse que mamá estaba bañándose en la ducha de su cuarto, así que confiado ingrese, lo primero que hice fue ver su cama, tenía manchas húmedas por varias partes, me acerque un poco para olerlas y tenían un aroma muy fuerte, “seguro era el olor del sexo pensé”, seguí caminando y vi sus bragas tiradas encima de su falda, eran de estilo cacheteros, muy bonitos y sexis, lo agarre con mi mano y viéndolo por el frente me di cuenta que tenía un agujero redondo.

Caray!! Porque sus braguitas tenían ese hueco? Acaso era para ir al baño más rápido? Ni idea pero me pareció muy raro, si bien el agujero estaba cocido pude ver que había sido forzado y ensanchado a la fuerza.

Pero con qué le abrieron tanto el hueco? A simple vista estaba arruinado y seguro mamá los tiraría a la basura, de curioso metí mis dedos y cabían casi los 5, pero algo que me dejo pensativo fue que el agujero no había perdido su forma, es decir seguía redondo solo que más ancho de lo normal, ahí comprendí que algo muy grueso y redondo lo había hecho.

Deje sus calzones donde los había encontrado y dirigiéndome a su mesita de noche vi que habían bolsitas muy pequeñas, por su forma me dio curiosidad y agarrándolas pude ver que eran condones rotos.

Rayos!! Ahora entendía porque Don Raúl se follaba a pelo a mi mami, si todos los de la caja estaban usados y rotos, sin contar los que habían en el tachito de basura, supongo que al menos mamá trato de cuidarse, sin lograrlo claro.

Como su cajón estaba abierto trate de husmear un poco y entre sus cosas personales encontré otra caja de condones, “vaya con mamá sí que los usaba mucho pensé”, también estaba vacío pero este tenía una inscripción con lapicero que decía “para diversión”, saque la caja y ahí me di cuenta que estos condones eran “XXL”, me pareció muy raro pues la otra caja contenía condones normales, así que las comparé y en la primera observe que también tenía una inscripción, este decía “Rubén” el nombre de mi papi.

Lo curioso de todo era que la caja de papá había estado llena de condones mientras que la otra la encontré completamente vacía, ¿acaso mamá usaba más los que eran XXL? Y claro ahora que el Don había roto todos los condones de papá seguro que se quedaría con las ganas de cogerse a su esposa.

Entendí que ya había visto suficiente y dejando todo en su lugar camine hacia la salida, pero cuando estaba por hacerlo, escuche algo que llamó mi atención.

–       Uhmmm!! Como me pica el coño joderrr!!

Pero que carajos!! Las palabras venían del baño y solo había una persona ahí, mi madre. 

–       Uhmm!! Uhmmm!! Uhmmmm!! me dejaste caliente Don!!

Camine despacio y como la puerta estaba cerrada pegue la oreja.

–       Uhmmmmm!! que ganas tengoooo!! Uhmmm!! Mis dedos no son suficiente!! necesito algo más gruesooo!!

Escuche que daba unos pasos, así que rápido me escondí debajo de su cama, nervioso espere que saliera y a los pocos segundos apareció totalmente desnuda, tenía con jabón por todo el cuerpo y camino hacia su armario, ahí comenzó a buscar algo con desesperación.

Cuando encontró lo que buscaba, casi me cago!! era un pene de goma, de unos 20 cm, muy gordo y con venas por todo el tronco. Pero que rayos!! ¿Desde cuando mamá usaba esas cosas? vaya sorpresita me dio.

–       Bien, a reventar mi conchita con este pollon!! Dijo haciéndole una paja al dildo

Con el pene de goma en la mano volvió a la ducha pero esta vez no cerró la puerta, iba tan excitada que se olvidó hacerlo, espere unos segundos para salir de mi escondite y despacio volví asomarme.

Mamá estaba parada sobre la tina mientras se sobaba la concha con desesperación.

–       Uhmmm!! Uhmmm!! Siii!! Que caliente estoy, diosss!!

Dejo de sobarse y con la misma mano se llevó dos dedos a la boca para chupárselos, luego se los metió directo en el coño.

–       Uhmmmmmmm!! Ayyy Siiiiiiii!! Que maravillosos dedos tengo!! Uhmmm!!

–       Uhmm!! Donnn!! Follame!! Durooo!! Como solo tú sabes hacerlooo!! Vamos!! Uhmmm!! mi rey!! Uhmmm!! Mi semental!! Uhmmm!! El único dueño de mi viciosa conchaaa!!

Se metía los dedos con rapidez, literalmente mi madre se estaba autofollando, pero no pareció ser suficiente para ella porque molesta dijo.

–       Carajooo!! Necesito masssss!!

Se metió el pene de goma en la boca y lo chupo como si fuera un delicioso helado, todo el tronco de arriba abajo, hasta que soltó un escupitajo en la punta y se lo llevo directo a la entrada de su concha.

–       Bien, si con esto no basta, voy a castigarte Gerardo, ya lo veras!! Dijo molesta y dejándome sorprendido

Pero que rayos le pasaba a mi madre!! ¿Ahora quería castigarme por haberle cortado el rollo con el Don? vaya suerte la mía, solo me quedaba darle ánimos a ese pene de goma para que pudiera apagar su calentura.

–       Uhmm!!, Siii!! esto es otra cosa. Dijo metiéndoselo hasta la mitad

Uff!! Pero como estaba mi madre!! su rostro era de puro placer, estaba claro que su coño controlaba todos sus sentidos, se lo iba metiendo lentamente y yo veía como esa cosa entraba y salía, menudo espectáculo me daba mi linda madre.

–       Ahhhh!! Ahhhhhh!! Uhmmm!! Vamos Don!! métamela así!! rico!! Uhmmmm!! Quiero sentir su gorda vergaaa!! Uhmmm!! Cógemee cabronn!! Cógemeee!! Uhmmm!! Que ganas te tengo mi rey!! Uhmmmm!! Si fueras mi marido no te dejaría ni ir al trabajo!! Ahhhhh!! Ahhhhhh!! Uhmmmmm!!

Vaya, el rabo del Don la tenía tan loca que hora mi madre se la estaba imaginando mientras se metía esa cosa.

–       Uhmmm!! Como la tienes cabrón!! me vuelves locaa!! Uhmmm!! Mass mi vidaaa!! Quiero que me llenas la concha hasta que me sueltes toda tu lecheeee!!

–       Diosss que ricoo!! Uhmmmm!! Quiero tu polla a todas horas Donn!! Siii!! Uhmmm!! Si tan solo no hubiera llegado mi niño, ahora mismo te estaría cabalgando esa verga tan rica que tienes!!

–       Ayyyy siiiii!! Que ganas de ir a verte ahora mismo y cogerte hasta dejarte seco!! Uhmmmm!! Esa polla que tienes es para tenerla todo el día dentro de mi goloso coñooo!! Uhmmm!! Ahhhh!! Ahhhhhhh!! Donnnnnnn!! Siiii!! 

–       Como te adoroo cabronnn!! Uhmmm!! Tu polla hace perder la cordura a cualquiera!! Uhmmm!! Y yo tengo la fortuna de haberte conocidooo!! Ahhhhh!! Ahhhh!! Uhmmm!!  Follame cuantas veces quierasss!! Uhmmm!! Nunca me opondré!! Ahhh!! Ahhhhh!! 

–       Carajooo!! Que cachonda estoyyyyy!! Mi coño está echando fuego!!

Para aumentar su placer vi como mi madre empezó a tocarse el clítoris, mientras lo hacía incremento la velocidad de las penetraciones.

–       Ayyyyy siii!! Uhmmmmmmm!! Que ricoooo!! Uhmm!! Más durooo Donnn!! Más duroooooooooooo!!

–       Uhmmmm!! Quiero fuerte hijo de putaaa!! Hasta que me arda la conchaaaa!!

–       Siii!! Ahhhhh!! Ahhhhhh!! Que Rubén al cogerme me vea la cosita al rojo vivo!! Uhmmm!! Que entienda que mi verdadero macho ha vuelto!! Diosssss!! Siii!! Uhmmm!! Y que me folla hasta dejarme la concha como una florrrr!! 

Mamá estaba desatada, en este momento solo le importaba su coño y todo lo demás le valía madres, en eso dejo de tocarse su botoncito y cogió con sus dos manos el pene de goma, no sabía bien que iba hacer hasta que furiosa se lo comenzó a meter y sacar. 

–       Ayyyyyyyyy!! Ayyyyyy!! Siiiiiiiiiiiii!! reviéntame el coñooo hijo de putaaa!! Vamosss!! Destrozameee la conchaaa!! Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!! Ahhhhh!! Quiero verla hecha trisas cabronnnnnnnnnnnnnn!! 

–       Diossssss miooooo!! Siiiii!! Pedazo de mierdaaa!! Uhmmmm!! Rajame este coñoo tragonnnn que tanto placer me daaaa!! Uhmmmmmm!! vamosss!! Penétralo como si quieres destrozarloooo!!

–       Uhmmm!! Ahhhhh!! Ahhhhhhhhh!! Joderrrr!! como me tienes perroooo!! Me vuelves locaaaaa!! Uhmmmmmmmm!! Carajoooo!! Este placer solo tú me dassss!!

–       Ayyy sii!! Uhmmm!! Siii!! Ayyy!! Ayyyyyyy!! Siii!! Donnnnnnnnn!! Donnnnnnnnnnn!! Uhmmm!! Siii!! Ayyyy!! Ayyyyy!! Diosssss!! Uhmmm!! Siii!! Me corrooo!! Me corroooo!! Hijoooo de putaaaaa!! Me voy a correrrrrrrrrrrrrrrrr!!

–       No pareeesss!! Por favorrrr!! No paressss!! Massss!! Masssss!! Siento que vieneeee!! Ahí vieneeee mi chorrooooo!! Siiiii!!

–       Por la puta de mi madreeee!! Que ricoooooo!! Yaaaaaaa!! Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!! Ayyyyyyy!! Ayyyyyyyyyyyyyyy!! Me estoy corriendooooo!! Donnnn!! Me estoy corriendooooooooooooooooo!! Siiiiiiiiii!!

Rayos!! Lo que vi me dejo en shock, su cuerpo temblaba como si estuviera recibiendo descargas eléctricas, tenía los ojos en blanco y la boca bien abierta, al momento de extender sus brazos para no caerse la polla salió como un corcho hacia abajo, pero lo más sorprendente fueron los chorros, que empezaron a salir disparados por todos lados, como una manguera, volví a verle el rostro y ahora apretaba los dientes mientras tenía su glorioso orgasmo.

No pudo soportarlo más y cayó rendida hacia abajo.

–       Ayyy sii!! Uhmm!! que locuraaa joder!! Ahh!! Ahhh!! Ahh!! estos orgasmos son lo mejor de la vida!! Uhmm!! Pero ya no los aguanto como antes.

–       Ah!! Ahh! Ahh!! Dioss!! Uhmm!! Mi cabeza me da vueltas!! Ahh!! Ahh!! Si no tengo cuidado podría desmayarme. 

–       Uhmm!! Ahh!! Ahh!! Podría ser peligroso quedarme inconsciente y que mis hijos me encuentren con el coño chorreando, qué pensarían de mí, joder!! Ahh!! Ahh!!

–       Ah!! Ahhh!! Pero también la polla del Don me tiene muy locaaa!! Uhmm!! Como resistirse ante tanto placer que me da, Ah!! Ahh!! Ahh!! Ahh!!

–       Carajoo!! Uhmm!! Ah!! Ah!! Ah!! Ah!! si sigo así voy a terminar volviéndome adicta a la polla del Don!! Ah!! Ahhh!! Ahh!!  jodida vergota tienes hijo de puta!!

–       Ah!! Ah!! Ah!! Ah!! Bueno, mientras solo sea mi coño y no mi corazón creo que  está bien, Ah!! Ahh!! además Rubén nunca ha podido satisfacerme y este coño que tengo siempre para con hambre, Ahh!! Ahh!! Ah!! así que mi amor, lo siento por ti pero el Don es dueño de mi conchita y la va a penetrar cuantas veces se me antoje.

–       Uff!! Ya estoy mejor y ahora que tengo al Don de vuelta, lo mejor será comprar unas pastillas, así no le daré una sorpresa a Rubén y yo también podre follar a gusto, sin preocuparme en quedar preñada de esa gorda verga, Uff!! ni que decir de los huevos y la cantidad de leche que me suelta, seguro que si no tengo cuidado me hace trillizos joderrr.

Rayos!! Mamá estaba sentada sobre la tina y hablaba para ella misma, “si supiera que su chamaco estaba escuchando todo, pensé”. Pero al menos me dejo tranquilo la idea de comprar las pastillas, ya que sería lo mejor para evitar riesgos de embarazo y con tanta polla que había recibido hasta ahora las necesitaba pero con urgencia.

Uff!! Ni modo, mamá era una mujer muy cachonda y eso no podía cambiarlo, solo me quedaba seguir observando sus encuentros y cuidarla lo más que pueda, “mientras ella disfrute creo que todo estaba bien, pensé”.

Ya era momento de retirarme, así que salí con cuidado, volví a mi cuarto y me puse a jugar con la consola, como a los 40 minutos mamá tocó mi puerta.

TOC TOC TOC!!

–       Si?

–       Hola cariño, puedo pasar?

–       Claro mami.

Mamá ya venía cambiada, con unos tacones pequeños, un top blanco y unos leggins color negro, la verdad que estaba muy linda.

–       Que paso bebé? porque llegaste tan temprano?

–       El profesor no vino, tuvo un accidente con su vehículo pero no fue nada grave.

–       Caray!! Espero que se encuentre bien.

–       Seguro que lo está mami, además el director no estaba para nada preocupado sino tranquilo.

–       Oh ya veo, otra cosa cariño, al entrar a la casa no escuchaste nada, verdad? Dijo nerviosa

–       Ummmm, pues si escuche algo mami, como unos gritos de alguien, creo que de una mujer. Dije para ponerla en aprietos

–       Ay!! Pero no reconociste de quien eran los gritos?

–       Ummm, pues si mami, venían de tu cuarto y eran como unos jadeos desesperados, eras tú?

–       Essteee, ummm, eee. No cariño, lo que pasa es que estaba viendo una película, si!! eso fue!!  Y lo tenía en volumen muy alto.

–       Oh ya entiendo mami y seguro la película era de terror porque parecía que estaban matando a alguien.

–       Jijijijijijiji, si mi amor, eso era!! y te cuento, el fantasma tenía un garrote largo y grueso con el que estaba asesinando a las personas y cuando encontró a una chica se lo incrusto tan fuerte que la hizo gritar como una loca.

Joder!! Ahora mamá me contaba según ella lo que había visto en la película, vaya mentirosa pero le seguí la corriente para ver que más me decía.

–       Que miedo mami, pero me pareció escuchar que la chica pedía más, como si le gustara lo que le hacían.

–       Si cariño, la chica era una sádica y le gustaba mucho el dolor por eso cada vez que el fantasma le incrustaba su garrote, le pedía más!!

–       Oh ya entiendo mami, a ver si uno de estos días vemos la peli, parece buena.

–       Ummm, no lo creo cariño, tiene mucha violencia y escenas para adultos muy fuertes. Dijo haciendo énfasis en “muy fuertes”

–       Para adultos?

–       Si precioso y todavía estas muy chiquito para esas cosas. Dijo revoloteando mi cabello

–       Bueno, ni modo mami.

–       Ya hijo, te dejo que iré a cocinar. Dijo saliendo de mi cuarto

Si supiera que la película que me conto la vi en vivo y sobre todo la escena para adultos muy fuerte que menciono, en donde ella fue la protagonista y el Don el fantasma, no puede evitar reírme un poco, mamá disfrutaba contándome sus aventuras y yo pues, no era para nada ingenuo, jejeje.

Pase la mañana jugando al call of duty, estaba de los más entretenido haciendo unas misiones cuando en eso escucho el sonido de mi celular, me pongo a revisar y era un mensaje de Pablo. 

–       Chaval, fui a tu salón a la hora del recreo pero no había nadie, solo quería recordarte que mañana iremos a la casa de Hugo después de clases, estas avisado amigo mío.

Vaya con Pablo!! ahora era atento y me hablaba bien, seguro que trataba de ganarse mi confianza para que lo invite a casa, pero que más daba, gracias a él vería a la señora Gabriela siendo follada por Hugo, eso era algo imperdible.

–       Ok Pablo, gracias. Respondí el mensaje

Ahora solo tenía que pensar en la excusa para poder ir, lo primero que se me ocurrió fue decir que tenía tarea, así seria más fácil que mamá me diera permiso, ya con el plan listo seguí jugando otro rato más.

……………………………………….

TOC TOC TOC TOC!!

–       Si? 

–       Soy yo hijo, vamos, baja a comer.

–       Ok mami, apago la consola y voy.

Con el hambre que tenía baje casi flotando y al llegar a la cocina estaba mi madre sirviendo los platos.

–       Cariño ahora vuelvo, iré a llevarle su ropa limpia a Karen.

Rayos, ahora entendía porque Karen estaba desnuda, mamá se la había quitado para lavarla, pero que amiga más maja era mi madre.

Espere sentado a que llegaran, pero como tardaban demasiado empecé a comer, a los diez minutos aparecieron, Karen venía arrastrando la pierna y con el rostro hacía gestos de dolor, tenía  su brazo apoyado en el cuello de mamá, mientras que ella la tomaba de la cintura para que no cayera.

–       Karen estas bien? Pregunté preocupado

–       Ayyy!! no lo creo Gerardito, tengo mucho dolor.

–       Pero que paso?

–       Ay!! Ayy!! solo es un calambre abdominal muy fuerte. Dijo sobándose muy cerca de la concha

–       Pero estas muy mal Karen, deberíamos llamar al doctor mami.

–       No es necesario cariño, es solo un dolor pasajero y necesita descansar un poco.

–       Oh ya entiendo mami.

Caminaron un poco y mi madre al oído le dijo.

–       Es el costo por haber recibido tanto placer, no Karen? Jijijiji.

–       Ayy!! Bien que lo sabes guarra, la próxima te llamaré para pedirte ayuda, jijijiji.

–       Cuenta conmigo, con gusto mi coñito acudirá en tu ayuda, jijijiji.

Dejaron de hablar sus guarradas y Mamá la ayudo a sentarse muy despacio.

–       Ay!! Como duele joderr!! Dijo Karen sentada

–       Ya calma chillona, seguro gritaste así ayer pero de gusto, no? jijiji. Dijo mami sentándose con nosotros

–       Cállate tonta.

–       Si quieres puedo ponerte un cojín abajo, jijijiji.

–       Ashh!! deja de fastidiarme Sara, además a mí no me dieron por el……. Jijijijiji. Dijo Karen haciendo un círculo con sus dedos, como una “O”

–       Serás…….  Pero solo fue la puntita y eso no cuenta, lo que vale es el tronco.

–       Si quieres sentir todo el tronco es tu problema, yo paso, jijijiji.

–       Ya tonta mejor paramos, no?

–       Tú empezaste Sara.

–       Jijiji ok.

La curiosidad me gano y pregunté.

–       Mami, a que tronco se refieren?

–       Estee, umm, es algo que comemos cariño para nuestra dieta, si!! eso es!! Dijo nerviosa

–       Si Gerardito, es una barra energética con forma de tronco, muy gruesa y a tu mami le gusta mucho, jijijiji. Dijo Karen mirándola

–       Si cariño, a Karen también le gusta bastante por eso terminó con dolor abdominal de tanto que comió, jijiji.

–       Oh ya entiendo.

Como estaban de buen humor se me ocurrió decirle a mamá lo de mi permiso para mañana.

–       Mami en el colegio me dejaron un trabajo grupal y lo haremos mañana después de clases en casa de Rencito.

–       Ummm, bueno cariño, pero no llegues tan tarde.

–       Si mami, solo serán un par de horas.

–       Pero que estudioso es tu niño Sara. Dijo Karen revoloteando mi cabello

–       Sí, yo era igual en colegio, iba a las casas de mis amigos para hacer mis tareas.

–       Tareas tú? Seguro ibas a recibir la lección entera, jijijiji.

–       Si, de paso me daban la clase completa, jijiji.

–       De que se ríen tanto mami?

–       Eee, nada cariño, solo son bromitas entre Karen y yo, pero no es nada.

–       Ok mami.

Después de comer nos fuimos a la sala para ver una película, para mala suerte mía eligieron una romántica, vaya lata pero no podía hacer nada más que verla con ellas, como a las tres de la tarde escuchamos a alguien entrar a la casa, era Sofí.

–       Sofía!! que horas son estas de llegar. Dijo mamá molesta

–       Lo siento mami solo fui a dar una vuelta con Brenda.

–       Pero al menos avísame, no?

–       Ya Sara tranquila, seguro fue a comprar un helado y a ver ropa, no princesa? Dijo Karen guiñándole un ojo a mi hermana

–       Esteee, si, fuimos al centro comercial a ver las novedades y se nos hizo un poco tarde pero ya comí mamá.

–       Bueno mi niña, pero la próxima avísame, si? Dijo dándole un beso

–       Ok mami.

Sofí se fue a su cuarto y nosotros seguimos mirando la película, ya quería que terminara, estaba súper aburrido y por cierto la peli era Titanic, el odioso Jack ya estaba enamorando a Rose y resignado seguí mirando mientras tomaba gaseosa.

La tarde pasó de lo más normal, Karen y mamá lloraban con el final de la película, mientras que yo celebraba que ya haya terminado.

–       Bueno Sara, es hora de irme.

–       Tan pronto amiga?

–       Sí, es que necesito curarme la cuevita, me arde un poco, jijijiji.

–       Uy!! Es cierto, un baño caliente te cae de lujo y después cremas cariño, con eso ya podrás mear sin problemas, jijijiji.

–       Lo dices por experiencia? Tontita!! Jijijiji.

–       Oye!! Al menos dame las gracias por los consejos, no?, Ah!! casi lo olvido, los hielos también te ayudaran, jijiji.

–       Ok maestra, se ve que ya sabes cómo curarte lo que te hace tan feliz, jijijiji.

–       Por supuesto Karen y más aun con la vuelta del Don, si no la curo a tiempo fijo y me la deja como una flor, toda abierta y estirada, jijijiji.

–       Uff!! ya me imagino como la tendrá su pobre esposa, jijiji.

–       Ex esposa, ya no están amiga.

–       Oh!! Es verdad y tu ayudaste en eso, jijijijiji.

–       Ya tonta!! No me hagas recordar lo que paso.

–       Vale Sara y cuidado con estar visitando al vecino muy seguido, puede que uses muletas a diario, jijijijiji.

–       Que pesada eres Karen!! Te odio!! Jijijiji.

–       Ya Sara no te molesto más, jijijiji.

–       Ok amiga y déjame llamar a un amigo para que te lleve.

Joder!! Pensé que sería Don Raúl pero mamá agarro una tarjeta.

–       Aló!! Don pepe?

–       ………………………

–       Jijijiji sí, soy Sara.

–       ……………………….

–       Su propina? se lo daré otro día jijijiji, ahora quiero que lleve a mi amiga a su casa.

–       ……………………………..

–       Ok lo espero.

El cerdo de Don Pepe, que nos había llevado a casa de Karen para su fiesta y que mientras bajamos con papá, él manoseaba a mi madre en su auto, bueno al menos esta vez llevaría a Karen, eso me dejaba un poco tranquilo.

Esperamos unos 15 minutos, hasta que sonó el teléfono de mamá, ella contesto rápido y le dijo a Karen.

–       Ya llegó amiga, vamos.

–       Ok, chau Gerardito. Dijo dándome un beso

Mamá la iba ayudando porque todavía no podía caminar bien, espere que salieran para seguirlas, una vez seguro me asome a la puerta y miré. Ahí estaba mi madre con Don Pepe ayudando a Karen a subir al auto, lo hacían con cuidado y una vez sentada en el asiento del copiloto mi madre metió su cabeza por la ventana para decirle algo, dejando su culo bien parado y al costado de Don Pepe, este no desaprovecho la oportunidad y le miraba con descaro su trasero, se mordía los labios y hasta lo vi mover su lengua como saboreando lo que se iba a comer.

Terminaron de conversar y mamá sacó la cabeza del auto, lo primero que hizo fue sorprender a Don Pepe que aún le miraba el culo con deseo.

–       Para esto vas a tener que hacerme mil viajes, jijijijiji. Dijo mamá tocándose las nalgas

–       Jajajaja, claro Sarita, ya está dicho y no lo olvides, eh!!

–       Serás guarra!! Deja tranquilo al taxista, cachonda!! jijijiji. 

–       Es mi amigo Karen y solo era una broma, jijijiji.

–       Sí, claro Sara, solo invítame que quiero verlo todo, jijijiji. 

–       Cállate tontita, vamos Don ya llévesela, está un poco loca, jijiji.

–       Ok Sarita, no olvides llamarme y estaré siempre listo para llevarte a donde quieras.

El taxista subió a su vehículo y se fue con Karen, de todos modos no podía despegar mi ojo de Don Pepe, era seguro que intentaría algo con mamá y como ya no había nada más que ver volví a la sala.

–       Cariño iré a descansar un rato. Dijo mi madre ya en casa

–       Ok mami, yo haré lo mismo.

Ambos nos fuimos a nuestros cuartos y pase el resto del día de lo más normal, en la noche llegó papá y cenamos todos juntos, luego nos fuimos a dormir, mañana tenia colegio y además iba a tener una tarde muy agitado en casa de Hugo, así que debía descansar bien.

………………………………………

RING RING RING!!

Rayos, que tortura era escuchar mi despertador cada mañana, me levante bostezando y me puse las chanclas para ir directo a la ducha. Ya más relajado me puse mi uniforme y baje a la cocina, desde las escaleras podía sentir el olor delicioso de los panquecitos de mi madre.

–       Buenos días mami!!! Dije súper contento

–       Cariño pero como amaneciste, a que se debe tanta alegría. Dijo mi madre sorprendida

–       Pues no sé, supongo que son los panquecitos.

–       Jijijiji, ya siéntate bebé.

–       Hola Sofí, como estas hermanita?

–       Pues bien niño, solo no te acabes todos los panqués, déjame algunos.

–       Ok hermanita.

Tomamos el desayuno de lo más tranquilo, termine mi leche y salí en búsqueda de mis cosas, se me hacía tarde para el colegio así que corrí lo más rápido que pude.

–       Ya estoy listo Sofí. Dije volviendo

–       Ok niño, vamos.

Mamá como siempre nos despidió con un beso, caminamos al paradero y tomamos el bus escolar, al subir me encontré con Rencito, mi gran amigo.

–       Hola Gerardito!! siéntate aquí conmigo. Dijo alzando su brazo para que pudiera verlo

Deje a mi hermana y me fui con él.

–       Hola Rencito que cuentas amigo.

–       Pues ando esperando el campeonato mi amigo, estoy muy entusiasmado y además escuche que vendrá un entrenador personal.

–       Qué buena noticia Rencito, si el profesor Jamal nos hubiera entrenado seguro que perdíamos.

–       Jejejeje, si amigo, que ganas de que ya sean los partidos.

–       Cuando falta, sabes?

–       Pues dos meses me parece, pero ya debemos practicar en el recreo. 

–       No te preocupes por el gol Rencito que para me tienen a mí. Dije sacando pecho

–       Jejejeje, solo espero que este año levantemos la copa.

Así llegamos al colegio mientras hablábamos del campeonato escolar, me despedí de mi hermana y con mi amigo fuimos para el salón. La clase fue de lo más tranquilo, sin contratiempos y cuando llegó el recreo jugamos fútbol como dijo Rencito, solo me quedaba esperar la hora de salida para ir al encuentro con Pablo.

………………………………………………………….

RING RING RING!!

Uff!! Llego el momento, tenía una mezcla de alegría y calentura, tomé mis cosas y salí muy rápido.

–       Gerardito, a dónde vas tan deprisa? Dijo Rencito

–       Es algo que no puedo decírtelo amigo. Dije saliendo del salón

Llegué a la puerta del colegio y espere a Pablo, habrá tardado unos 15 minutos pero cuando lo vi venir no estaba solo, sino acompañado por el idiota de Mario, era seguro que iba a buscar la manera de fastidiarme y solo me quedaba tratar de ignorarlo.

–       Pero mira nada más, si es el hijo de la culona. Dijo Mario con su asquerosa sonrisa burlona

Lo miré mosqueado al idiota pero no le respondí.

–       Hola Gerardito, estás listo compañero?

–       Si pablo, ya quiero verlo todo.

–       jajaja, veamos si dice los mismo cuando te montes a la culona. Dijo Mario

Lo volví a mirar mosqueado.

–       Bueno Gerardo, esto va a ser nuestro secreto así que  nada de comentarlo con tus amigos, ok?

–       Claro Pablo.

–       Solo no te olvides de invitarme a tu casa, ok amigo?

–       Umm, pero Pablo para que quieres ir a mi casa?

–       Para que más pues mocoso, cogerse a la culona que tienes por madre, jajaja. Dijo Mario irritándome

Otra vez lo miré mosqueado.

–       No le hagas caso Gerardito, solo estaba hablando idioteces este animal. Dijo mirándolo mal

La verdad que no sabía bien que tramaba Pablo, pero ver a la señora Gaby follando con Hugo a cambio de ir a mi casa, me pareció un trato justo.

–       Ok Pablo, cuando tenga tiempo te prometo que te invitare a mi casa.

–       Bien dicho chaval. Dijo abrazándome

–       A mí no me invitas mocoso? Dijo Mario de mala leche

–       Tu puedes irte a la mierda!! Dije molesto

–       Jajajajajajaja, bien dicho Gerardo.

–       Que has dicho mocoso? Ahora si te madreo.

Como sabía que Pablo estaba de mi lado, me puse detrás de él.

–       Hey!! calma Mario, a mi amigo nadie lo toca, ok?

–       Vale Pablo y solo porque tú lo dices. Dijo Mario calmándose

–       Ya compañeros es hora de irnos, no queremos perdernos de nada, no? Además lo que vamos a ver será impresionante. Dijo Pablo tocándose el bulto

–       La sorpresa que se va a llevar la puta de Gabriela cuando vea el cañón de Hugo, jajaja. Dijo Mario

–       Lo mejor de todo, es que piensa que Hugo es virgen y que su papá le regalo un palito por su cumpleaños, si supiera la follada que le va a dar el cabrón, jajaja.

–       La va a reventar como a Sofí. Dijo Mario mirándome con su sonrisa burlona

–       Jodete Mario!! Dije molesto

–       Jajaja, ya compañeros es momento de irnos.

Caminamos al paradero para tomar el bus, una vez que llegó subimos y mientras íbamos en camino, nos la pasamos hablando de todo lo que veríamos, la verdad que esa conversación solo hizo que ponga más caliente, todas eran guarradas y una vez que llegamos fuimos directo a la casa de Hugo, ya había venido antes así que la conocía muy bien.

Nos quedamos parados en su puerta mientras Pablo llamaba por teléfono.

–       Ya estamos aquí Padrino.

–       …………………………….

Esperamos unos segundos y la puerta se abrió, era Paco el padrino de Pablo, el mismo que se había follado a Gaby de forma brutal en su sótano, joder me asuste un poco.

–       Hola Pablito, veo que trajiste invitados. Dijo mirándonos

–       Si Padrino, son los mismos de la otra vez, no sé si lo recordaras.

–       Umm, jajaja, joder!! por supuesto, él debe ser Mario y este muchachito, Ummm? Dijo mirándome sin reconocerme

–       Él es Gerardo y conoce a Gaby, es amiga de su mamá.

–       Uff!! ya lo recuerdo, joder chaval yo tendría cuidado con las amistades de tu madre, no querrás que un día de estos veas a tu mami por mi casa, jajaja.

–       Si la vieras Paco, está mejor que Gaby. Dijo Mario

–       Así? Bueno, ojala Gaby pueda convencerla de entrar en el negocio, siempre le gusta meter chicas nuevas. 

–       Eso sería la hostia Paco y si sucede no olvides llamarnos, es más te pagaré, jajajaja. Dijo Mario

–       Jodido guarro, ya pasen.

La casa de Paco no había cambiado nada seguía siendo un chiquero, lo único diferente ahora era que habían globos en el techo, un pastel sobre la mesa y varias cajas de pizza.

–       Bueno chicos iré por unas cervezas.

Nos sentamos en su sillón apestoso y esperamos que volviera.

–       Joder Pablo menudo cerdo es tu padrino. Dijo Mario

–       Si compañero, su casa es un asco.

En eso volvió Paco con varias cervezas.

–       Tomen chicos, es cerveza sin alcohol para celebrar el cumpleaños de mi hijo.

–       Gracias padrino y por cierto, donde esta Hugo? Dijo Pablo

–       Está preparándose para su puta.

Terminamos de brindar y Paco se sentó con nosotros.

–       Padrino tú también vas a participar? Dijo Pablo

–       Uff!! no lo creo Pablito, si le hacemos una doble penetración la reventamos y su jefe me dijo que esta vez tuviera cuidado sino iba a mandarme sus muchachos.

–       Joder!! yo pensé que trabajaba sola. Dijo Pablo

–       No, en realidad trabaja para un club, hace bailes y también se dedica a follar, cobra mucho la guarra, pero vale cada centavo.

–       Oh ya veo, como me gustaría ir a ese club, sabes dónde queda Padrino?

En eso escuchamos que alguien tocaba la puerta. 

TOC TOC TOC TOC!!

–       Bien muchachos ya llegó, quédense acá.

Pero que rayos pretendía Paco, se supone que no debía vernos y me puse un poco nervioso.

–       Pablo, la señora Gaby me conoce creo que voy a esconderme.

–       Calma Gerardo, recuerda que estamos en la fiesta de Hugo, no pasa nada chaval.

–       Sí, no seas gallina mocoso. Dijo Mario para joderme

En eso vimos entrar a la señora Gabriela con un vestido negro de una sola pieza, ajustado y tremendamente pequeño, casi podíamos verle sus bragas por el frente y en la parte de abajo unos tacones negros que la hacían lucir sus hermosas piernas.

–       Pero que carajos es esto!! No me dijiste que habrían invitados, estás loco o qué? Dijo recriminándole a Paco

–       Calma Gaby, ellos solo han venido al cumpleaños de mi Hijo y no saben para que estas aquí.

–       Jodido idiota!! al menos avísame, no?

–       Vamos compórtate que pensaran nuestros invitados.

Gaby volteo para mirarnos y al verme se asustó mucho.

–       Ayyy!! Pero si tú eres Gerardo, el hijo de Sara, cierto?

–       Eee si, buenas tardes señora Gabriela. Dije nervioso

–       Gaby es mi vecina Gerardo por eso la invite y está aquí para darle un regalo especial a mi hijo y también para festejar su cumpleaños, verdad? 

–       Ummm, esteee, si, solo viene a eso, a festejar. Dijo muy nerviosa

–       Bueno siéntate Gaby, ahora te traigo una cerveza.

La señora Gabriela no dejaba de mirarme, al parecer mi presencia la ponía muy nerviosa, así que para reducir la tensión me hablo muy animada.

–       Gerardo, como está tu mami?

–       Bien y debería visitarnos, estoy seguro que mamá se pondrá contenta con su presencia.

–       Si, a mí también me gustaría ir pero he tenido mucho trabajo, sigue igual de linda?

–       Si, va al gym todas las mañanas y mantiene su físico impecable.

–       Oh ya veo.

–       Se pondrá contenta cuando le diga que la vi aquí.

–       Eeesteee, ummm, Gerardito, me gustaría que no se lo dijeras, hazme ese favor, si?

–       Umm vale señora Gaby, no le diré nada.

–       Gracias precioso. Dijo sonriéndome de forma tierna

En eso llegó Paco con una cerveza y se la dio.

–       Yo creo que debería hablar con tu mami Gerardo, para ver si la convence de meterla en el negocio. 

–       No lo creo, ella está casada.

–       Qué negocio señor? Dije interrumpiendo

–       Porque no se lo dices tú Gaby.

–       Estás loco o qué!! No es nada Gerardito y no le hagas caso a Paco, es un viejo bromista.

En eso escuchamos que se abría la puerta del sótano, volteamos a ver y era Hugo.

–       Uff!! veo que ya llegó mi regalo. Dijo mirando a Gaby mientras se mordía los labios

–       Ay muchachito no sabes ni lo que dices, acabaré contigo rápido. jijiji. Dijo Gaby burlándose de él

–       Eso es un reto y te aconsejo que no te guardes nada, demuéstrale a esta guarra porque eres mi hijo joder!!

–       Tenía pensado tomar unas cervezas pero ya que te pones así Gaby, vamos abajo es hora desenvolver mi regalo. Dijo Hugo

–       Ay estos niños, son todos unos habladores, jijijiji.

Gaby se levantó del sillón y mientras si iba con Hugo volteo a ver a Paco.

–       Solo tardaré unos minutos, tráeme otra cerveza, jijiji. 

Al parecer tenía mucha confianza y seguro pensaba que Hugo la tenía pequeña o que no duraría mucho.

–       Vamos hijo revienta bien esa piñata. Dijo Paco

Los vimos bajar al sótano y esperamos unos minutos, pensé que bajaríamos como el otro día pero no, Paco agarro el control y prendió el televisor, abrió el menú de opciones y seleccionó cámaras.

Rayos!! En la pantalla vimos varios recuadros y todos eran de lugares de la casa, cuartos, baños, pasadizos y demás, en eso seleccionó un cuadro y salió la imagen a toda pantalla, era un cuarto, el mismo donde Paco se había follado a Gaby.

–       Bien muchachos así estaremos más cómodos, será como ver una porno, jajaja.

–       Bien pensado padrino. Dijo Pablo

–       Si, bien Paco, eres la hostia. Dijo Mario

–       Iré por bocadillos y bebidas. Dijo Paco

Yo estaba alucinando, la verdad que todo esto era increíble, esperamos unos segundos y en la pantalla apareció Gaby junto con Hugo, ambos caminaban de la mano y conversaban muy animados.

–       Bien muchachito, que quieres hacer? Dijo Gaby poniéndose cara a cara con Hugo

Para sorpresa de todos Hugo tomó del cuello a Gaby.

–       Tu qué crees puta, ahora yo mando aquí, está claro!! 

–       Así que te pones rudo, no? jodido muchachito.  

–       Abre la boca puta, quiero un buen beso.

–       Ok guarro. Dijo Gaby sacando su lengua mientras la movía como una serpiente

Uff!! Pero que beso se estaban dando, Hugo soltó su cuello para llevar sus manos al culo de Gaby, agarro cada nalga con una mano y la levanto en el aire, para no caerse ella enrollo sus piernas en la cintura de Hugo pero con el movimiento el vestido de Gaby se subió dejando a la vista sus bragas, un cachondo hilo dental color negro, Hugo caminaba con ella encima y la llevó muy cerca de la cámara, desde la pantalla veíamos el hermoso culo de Gaby comiéndose la tela de sus bragas, para sorpresa nuestra el guarro de Hugo bajó una mano y de un solo movimiento hizo a un lado sus braguitas mostrándonos su coño y su arito, prieto y rosadito. 

–       Uff!! carajo pero como lo tiene, esta virgen? Dijo Pablo excitado

–       Jajajaja, calma ahijado, pero si, lo tiene sin estrenar pero no por mucho tiempo, estoy juntando un dinerito que su jefe no podrá rechazar y seré el primero en reventar esa cereza. Dijo Paco dándonos unas gaseosas

–       No olvides llamarnos Paco, te pagaré. Dijo Mario entusiasmado

–       Jajajaja, no seas guarro Mario, pero lo pensaré.

–       Sí señor, yo también quiero venir a verlo. Dije nervioso

–       Vamos chaval dime Paco joder, con confianza que ya somos amigos.

–       Ok Paco.

Seguimos mirando la pantalla, aun se besaban pero esta vez Hugo fue moviendo su mano por el culo de Gaby, se acercaba lentamente al centro, hasta que puso un dedo muy cerca del arito de ella y poco a poco fue metiéndolo.

–       Ayyy!! Nooo!! Dijo Gaby manoteando para sacar al intruso

–       Lo siento puta, pensé que era tu conchita.

–       Si cabrón y yo me chupo un dedo, no? Dijo molesta

Gaby bajo las piernas al suelo y se separó de Hugo

–       Bien puta, ahora quiero que me chupes la polla, te la va a comer entera, ok?

–       Entera? Si quieres me la como con todo y bolas, jijijiji.

–       No sabes lo que te espera guarra.

–       Bla!! Bla!! Bla!! Bla!! los muchachitos solo hablan, pero al momento de la acción ni se les para, jijijiji.

–       Voy hacer que te tragues tus palabras jodido puta.

–       Si claro jovencito y seguro la tienes como mi dedo, jijijiji.

Gaby empezó a quitarse la ropa, solo se dejó su sostén muy mono de color blanco y se puso de rodillas muy cerca de Hugo

–       Bien, quiero ver lo que tienes muchachito, jijiji.

–       Estoy seguro que cuando la veas borraras esa estúpida sonrisa de tu rostro y te callaras de tanta polla que vas a tragar.

Hugo furioso comenzó a desabrocharse el pantalón y de un tirón se los bajo hasta los tobillos. Joder!! 
La sorpresa que se llevó Gaby al ver semejante rabo aprisionado en el bóxer de Hugo, literalmente se quedó sin palabras y sorprendida lo miraba sin creérselo.

–       Jajaja, que paso? Ya no hablas puta? donde quedo tu risa?

–       Diosss!! Esto no puede ser real. Dijo gaby asustada

–       Pues si lo es milf, vamos!! sacala de su prisión!! para que la veas en todo su esplendor.

–       Joder!! esto defitivamente va a doler y mucho. Dijo Gaby mordiéndose un dedo

–       Al principio pero luego vas a gozar como no tienes idea, eso te lo aseguro, zorra jajaja.

–       Caray!! esto si será un trabajo duro. Dijo Gaby sonriendo nerviosa

Vimos como empezaba a bajarle el boxer, lentamente y con miedo, hasta que apareció tremendo pollon, el mismo que  habia entrado en la coño de mi hermana hasta volverla loca de placer.

–       Ayyy!! Pero que es esto!! Dijo asustándose al verla por primera vez

–       Jajajajaja, eres una puta y nunca viste una polla como esta? Dijo Hugo moviendo su macana como un resorte

–       La verdad no muchacho, he visto muchas pero como la tuya ninguna, hasta miedo me da de solo verla. 

–       Tranquila guarra, esto es parte de tu trabajo y tarde o temprano te iba a tocar una como la mia, asi que tocala para que veas que no muerde, jajajajaja.

–       Morder? Como si eso me importara tonto, lo que mas preocupa es saber como entrara en mi chocho. Dijo Gaby temblando como de frio

–       Vamos!! cumple con tu jodido trabajo que para eso te pagó mi jefe.

Gaby temerosa alzó la mano y muy despacio fue llevandola hasta su verga, una vez que la tocó quedo asombrada del grosor.

–       Wow!! Esto es impresionante.

–       Hasme una paja zorra.

–       Y si lo dejamos para otro día?

–       Otro día vienes pero para que mi jefe te rompa el culo.

–       Idiota!!

–       Es mi cumpleaños puta y tu eres mi regalo, asi que de aquí no sales hasta vaciarme los huevos, entendiste?

–       Ay!! Esta cosa debe disparar los chorros como manguera. Dijo Gaby mientras sobaba el tronco de la polla con su mano

–       Espero que tengas la concha profunda porque pienso meterla entera.

–       Entera? En tus sueños muchachito, eso no me va a entrar ni la mitad.

–       Si puedes con papá, la mía es pan comido.

–       Si pero tu padre la tiene un poco mas pequeña, la tuya es monstruosa.

–       Bien basta de palabras y a tragate mi polla.

Gaby con miedo seguia sobándole la polla, toda su risa quedó de lado y ahora tenia el rostro de preocupación, poco a poco fue acercando su boca y lo primero que hizo fue sacar su lengua, la puso en la punta de ese hongo y la movio como jugando.

–       Joder!! pero que coño haces!! He dicho que tragues putaaa!! Dijo Hugo agarrando de los cabellos a Gaby y metiendole su rabo hasta la mitad de un solo golpe

–       ARHGHH!! ARHGHHH!! ARGHHHH!! ARGHHHH!! Gaby desesperada manoteba para liberarse

–       Ohhh sii!! Esto si es una mamada!!

–       ARGHHHHHH!! ARGHH!! ARGHHH!! Gaby llevó sus manos a los muslos de Hugo y haciendo fuerza logró liberarse

–       Caraja!! que no aguantas nada zorra.

–       TSSS!! TSS!! TS!! AH!! AH!! Joder pero que polla tienes, senti mi garganta completamente llena, no seas rudo cabrón!!

–       Solo llegaste a la mitad, te falta la otra guarra, vamos!! a trabajar coñoo!!

–       Ok pero dejame a mi, me la voy a tragar despacio, ok?

–       Vale, pero será entera o yo mismo te la meto pero a lo bruto, esta claro!! Dijo Hugo moviendo su macana como un pendulo

Gaby agarro con  sus dos manos la polla y se la fue metiendo lentamente, cada centimetro que avanzaba era una tortura, los ojos los tenia cerrados y su boca estaba totalmente llena, solo podia ver su lengua por debajo del tronco tratando de moverla.
SEGUNDA PARTE EN MI BLOG: https://lasaventurasdegerardo.blogspot.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *