LA PERVERTIDA FAMILIA LINARES. SEGUNDA PARTE.

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Sígueme en instagram: @babykarelvis

De: siremis
Categoria: Amor filial


En la primera parte yo, Pedro Linares, de 21 años de edad, describí a mi pervertida familia, mi depravado padre (Pablo Linares, de 45 años de edad), a mi putísima madre (Doris Vanessa Rojas Pota, apodada la Putis, de 35 años de edad), a mis 4 perrísimas hermanas (Johanna, autoapodada la zorris , de 19 años; Diana Zeida, a la cual llamo Diana Cerda, la cerdita o Diana perra, de 17 añitos; María Regina, de 15 años y apodada María Vagina; y Lady, la tetis, la menor, con 13 años). También describí a la deliciosa empleada doméstica Maruja, apodada por sus propios hijos como “Piruja” ya que anteriormente se dedicó a la prostitución en el prostíbulo de su propio hermano, ella tiene 35 años igual que mi mamá. Los hijos varones de Marujita son unos hamponcitos,  Daniel, de 18 años de edad, y Felipe de 16 años; y su hija es una mamasota bien putita de 14 años llamada Angie. Al final de la primera parte del relato estaba contando  que mis tíos y mis primos son también unos pervertidos completos que aprovechan a mi madre, a mis hermanas, a la señora del servicio y a su puta hija como se les da la gana, y ahora continuaré narrando al respecto.   

En fin, mis tíos y mis primos son unos cerdos, no muy diferentes a nosotros, jejeje. A ellos no les interesa para nada que mi padre y yo estemos ahí dándonos cuenta de todo, pues nosotros somos más depravados que ellos y también nos aprovechamos de sus mujeres, hijas, madres y hermanas frente a ellos, eso es normal, nos las culiamos a todas y la pasamos rebien. Mi padre no es celoso, no le dan celos para nada, él mismo dice que los hombres debemos aprovechar a las mujeres, y más si son reputas como mis hermanas y mi mamá.  La verdad es que a nosotros antes nos divierte y nos excita ver como ellos se comportan con mi puta madre y mis zorritas hermanas. Mis tíos después de unos minutos comienzan a lanzarles piropos sumamente vulgares a ellas y a llamarlas putas, perras, zorras, trolitas, rameritas, y todas las expresiones a fin. No demoran en pedirles culo sin ningún tipo de vergüenza. Si eso lo hacen mis tíos y primos estando sobrios pueden imaginarse, amigos lectores, teniendo ellos unas cuantas polas y tragos en la cabeza.

Papá y yo, lejos de sentirnos mal, antes les animamos a agarrar por donde deseen a esas perras y a culearlas. Se arman las severas parrandas, suena la música y comienza el baile con toda clase de arrimones  y tocamientos descarados, los sobamientos continúan y no se hace esperar el rotundo folleteo. 

Las putas de mis tías y de mis primas miran con mucho morbo como mis tíos y mis primos no desaprovechan la oportunidad para tener todo tipo de contacto con mis putitas hermanas y con la malparida putaza de mi madre, quienes se calientan cada vez más, y con cada minuto que pasa se les incrementa los rasgos morbosos en sus caritas de vulgares putillas mamadoras. 

Mis pervertidas tías y sus perrísimas hijas, es decir mis hermosas primitas, tampoco pierden el tiempo, pues las putas y las trolitas se nos insinúan a papá y a mí, se empiezan a tocar las tetas y la cuca y nos las muestran. Así las cosas, nosotros también les metemos mano de lo lindo, y tarde o temprano (jejeje muchísimo más temprano que tarde, en realidad) nos  lo maman las muy zorras y entre los dos les pegamos señoras culeadas a esas marranas.

Mis primas están como para comérselas enteras de un solo tacazo, están rebuenas las hijueputas, están tan ricas como las putillas de mis hermanas ¡Qué tetas tienen! ¡Qué culitos tan ricos y paraditos exhiben! ¡Qué piernotas se mandan las malparidas! santo Dios bendito, están sencillamente deliciosas, siempre vienen con unas tremendas minifaldas y unos despampanantes escotes que por poco dejan escapar esas hermosas y grandes tetas, hay veces en que, en efecto, se les salen las tetas, sobre todo cuando están bailando, pero no les importa a las muy putas e incluso se las dejan un buen rato al aire, para hacernos provocar a nosotros los hombres. Ellas son muy descaradas y provocativas, hasta nos invitan a chuparles esas exuberantes tetazas. Menos mal yo soy obediente a mi padre, le hago caso, y siempre que vienen mis primas con mis tíos y tías de visita me como a esas perras. Les  he repasado ya, una y otra vez, sus orificios, les he dado verga, dildo y dedo con ahínco y culean muy rico las putitas esas, son unas prostitutas completas, jejeje, con la diferencia de que mis primas no cobran, lo hacen con muchísimo gusto y pasión. 

Mi papi también se aprovecha de mis primas cuando esas puticas nos visitan, apenas las ve se convierte en un pulpo y comienza a tocarlas, acariciarlas y besarlas por todo el cuerpo, con ansías y mucho entusiasmo. Muchas de mis primas son adolescentes aún, especialmente esas le fascinan  a mi papi. 

Él como es muy fuerte y salvaje, pues fue militar, abraza a mis primas muy duro, sumerge su cara entre sus tetas, haciendo movimientos morbosos entre ellas y un ruido excitante, las lame y escupe, les deja rojizos chupetones, y con sus manazas les aprieta las tetas con mucha brusquedad, se las contrae y estira, se las amasa, se las deforma, hace gritar de dolor a esas putitas al agarrarles las tetas tan fuerte, pero son tan perras que se ríen divertidas y gustosas. Ellas lo abrazan y lo besan con mucho deseo. Mi padre  les coge esas tetorras como si fueran de felpa, se las pellizca y muerde de forma sádica, se las chupa violentamente produciendo sonidos intensos, les estira los pezones exageradamente con sus dientes, sus labios o sus dedos, ocasionando que ellas lancen excitantes grititos de dolor, les maltrata las tetas con total agresividad y ni se diga de sus culos y coños. Les mete sus gruesos dedos en la cuca y en el culo con rudeza y ordinariez, haciendo de cuenta como si no les doliera, pero la verdad es que si les llega a doler bastante. Mi papi hasta les llega a pegar nalgadas muy sonoras e incluso ha llegado a darles puños y palmadas en sus tetas y abdomen, y cachetadas en la cara, les pega porque ellas también se lo piden, eso les encanta a esas zorritas masoquistas.

Mi papi, les ha metido toda la mano a mis primas dentro de la cuca y el culo. Las nenas gritan de gusto, mis tíos y tías las escuchan pero no les hacen caso, ellos saben que a ellas les fascina, y además a estos pervertidos les gusta y les excita ver como mi papi viola a sus hijitas, al fin y al cabo ellos hacen lo mismo con mis hermanas. Mis tíos tratan de putas y de mujerzuelas cochinas a mis primas, es decir a sus propias hijitas, ellos apenas escuchan los gritos y gemidos dicen que ya mi papi se está comenzando a divertir con las putillas de sus hijas y antes lo animan a darle más duro a esas perras, le aconsejan que les dé una buena culeada y una buena zurra, y que ojalá grabe en video cómo se las tira, para ellos disfrutar después en la casa de esas deliciosas escenas al masturbarse y culear.

Mis tíos y tías le dan a mi padre todo el permiso de hacer con mis primas lo que le plazca, si quiere pedírselas prestadas para meterlas de putas en la calle o en algún puteadero pues que lo haga, si se las quiere prestar a sus amigos militares para que las culeen y puteen pues bien pueda, hasta le dicen que no tiene por qué pedir permiso para eso, ni sus madres ni sus padres lo van a detener, todo lo contrario, eso es lo que quieren que les haga a sus hijas, ellos las quieren ver convertidas en las más terribles putas del mundo. Mi papi ha hecho muchas veces  lo mismo con mis tías y ha llegado a violar a mis tías y a sus hijas en junta, mientras mis tíos y primos se divierten y hacen lo mismo con mi mami y mis hermanas.

Así es como mi padre les hace proposiciones, que para cualquiera serían indecentes, a mis primas y tías, y se las folla sin piedad. Mi papi es todo un macho y así mismo salí yo. Yo también les pego severas culeadas a todas esas putas. Mi papi y yo les damos por el culo a mis primas y tías de forma feroz, a ellas les gusta, pues siguen buscándonos y pidiéndonos que les repitamos su buena ración de verga. Putas masoquistas esas. Una vez mi padre tomo un arma de fuego de su colección,  estaba cargada, e hizo que una prima mía la mamara como si fuera una verga, eso lo hizo ante todos nosotros y ante el papá, la mamá y los hermanos de mi prima. Luego mi papi le penetró la cuca y el culo con el cañón del arma, mi prima en ese momento era virgen y le encantó que mi padre la hubiera desvirgado de esa manera, dijo que le pareció muy morboso y excitante sentir el frío metal del arma dentro de su culo y cuca y saber que estaba cargada le había hecho dar un morbo único. La mamá y el papá de mi prima felicitaron a mi padre por tan depravada idea y por tan arriesgado acto y quisieron que repitiera eso mismo pero con la madre de mi prima, lo cual no tardo en ocurrir.  Mi padre ha repetido lo mismo con mis hermanas muchas veces, ya que ellas mismas se lo piden, ya sea con pistolas o rifles.  Menos mal mi padre es un experto en armas y nunca ha sucedido ni sucederá algo malo con esa práctica.

Como ya se han dado cuenta, mi padre es un depravado de cuidado, así es que mete a mis primas en el baño o en la pieza que esté más a la mano, y les hace de todo, se las coge muy duro por el culo y a las putas les fascina que las use de esa manera, les encanta ser maltratadas. Él es sumamente brusco al penetrar a las putas, les destroza el culo, pero a las perras les cautiva que se las culee rudamente, se aguantan que les deje el culo dilatado y destrozado con tal de sentir la hombría de un macho bien dotado. En fin, son todas unas putas calientes.

Recuerdo una vez en especial, que me excité tanto, pues llegaron de visita mis tíos y mis primos, con las buenonas de mis tías y las puticas de mis primas. Estábamos todos en el patío tomando licor. Mis tíos y mis primos, como siempre, comenzaron con sus morbosidades y tocamientos a mi madre y hermanas, y en general se dedicaban a irrespetar a todas las hembras que estaban presentes, incluyendo a sus propias hijas, madres y mujeres. 

Mi padre, en menos de lo que canta un gallo, ya le estaba mandando las manos a la putilla de mi prima Jenny quien es hija de mi tío Teodoro, hermano de mi papá. Mi tío Teodoro se casó con una prima de él llamada Hilda y tuvieron varias hijas, es decir que Jenny es hija de dos primos de primer grado.  Mi padre tenía a Jenny arrinconada contra una de las paredes del patío, le estaba dando picos mientras le tocaba las tetas con una mano y con la otra le levantaba la faldita, a lo cual ella correspondía con mucho agrado, pues con un brazo lo abrazaba y con la mano del otro brazo le sobaba el cipote sobre el pantalón, y en un momento le dijo a sus padres cuando estos volteaban a mirarla:

– ¡Qué ricura de verga! ¡Mi tío está bien bueno! ¡Mami, mira cómo me toca las téticas de duro! ¡Creo que este morboso ya casi me va a culear con este hermoso miembro suculento! ¡Que vergón tan sabroso papito rico! ¡Se siente palpitar como a mí me gusta! ¡Creo que no aguantaré y me dejaré culear de este verraco vergón!

Su mami, al tiempo que mi tío Teodoro le chupaba una teta y mi tío Vicente la otra,  le dijo:

– Jejejeje. Pablito siempre se ha distinguido por tener un puto vergonón bien sabroso, ¡Aprovecha hija, métetelo a la boca! ¡Que te palpite adentro nena! ¡Déjalo sin leche, como siempre lo hago yo! jejejeje ¡No seas bobita, si él te da duro tú dale más duro aún! ¡Demuéstrale a ese vergudo lo puta que puedes ser! 

Y su padre sacándose la teta de su mujer de la boca, le animo diciendo lo siguiente:

– ¡Esa es mi hija! ¡Tan puta como su madre y tan vulgar como yo! ¡Cálmale el pipisote a tu tío Pablo, así como mi Hilda se lo hace! jejejeje

Y remató con una exclamación mientras atrapaba con su mano un trago y lo subía sobre su cabeza.

– ¡Un brindis por mi putita hija Jennicita, que es bien lecherita la zorrita!

A lo que contestaron los presentes con un fuerte brindis seguido de fuertes piropos y de sonoros silbidos.

– ¡Brindis por la putita! – Se escuchó.

– ¡Qué ricura esa Jennicita mamadora, que lindas tetitas tiene la malparidita! – Dijo mi tío Vicente, otro enamorado de Jenny. Ella es la sobrina a la que le tiene más ganas.

Mi tío Vicente le sobaba las tetas a mi tía Hilda, esposa de mi tío Teodoro, mientras decía lo siguiente:

– ¡Oye Pablo, después de que termines con la putita me la pasas para yo follármela! ¿Sí? Le quiero dar bien duro por el culito y por la boquita de “chupadorsita” que tiene, mamita rica y deliciosa perrita.

– Mi padre dejando de besar a Jennicita por un momento contestó rápidamente:

– Jejejeje toca que esté pendiente Vicente, de cuando la desocupe, pero creo que voy a tener a esta trolita todo el día y toda la noche dándole duro por cuca, culo y boca. Es que está más rica esta zorra…

A esto mi tío Vicente contestó:

– Bueno, siendo así mejor me cojo a Janine, que también está muy rica la putilla.

Janine es una hermana mayor de Jenny,  tiene 17 años de edad,  está ostensiblemente buena, aunque no tanto como Jenny. Tiene cabello crespito, castaño, le llega hasta un poco más abajo de los hombros, sus ojos son cafés muy claros, a veces parecen ser verdes, mide más o menos 1,60 M, o sea un poco más baja que Jenny, es delgada, blanca,  algo tetoncita y nalgona. Algo en especial que da mucho morbo en ella son sus labios gruesitos de mamadora, cuando lo mama se le ven esos labios como una “gruesa y pronunciada 0” alrededor del falo.  

Mi tío Vicente habiendo acabado de decir que se iba a coger a esta putita, vio a Janine, bailando cerca con un primo, el cuál no le quitaba las manos de sus nalgas jejeje y con un rápido movimiento y estirándose bastante, la tomó y se la arrebató fuertemente a mi primo de una manita haciendo cimbrear a la hermosa nena, a la cual se le subió la faldita dejando ver todas sus blanquitas nalguitas en una tanga negra que no tapaba nada. Luego la hizo agachar con rudeza, se sacó su grueso falo, y la puso a mamar violentamente.

– ¡Aaaahhhhh, aaaasssssíííííí rrrriiiiccccaaaa ppppuuuuuttttttiiiiitttttttaaaaa! ¡¡Oooohhhhhhhh como lo mama esta cerdita!! – Vociferaba mi tío Vicente.

Pronto mi puta tía Hilda, con las tetazas por fuera, también se puso a ayudarle a su hija con esa tremenda felación, mientras sus manos con mucha habilidad desapuntaban la camisita de mi prima y le sacaba las ricas y esplendorosas tetas, pues la muy perra no llevaba sostén.  

Ahora bien, mi prima Jenny, como de costumbre, estaba bien buena, mamasota  rica y apretadita, ella es una niña de 14 añitos, es una de mis primas preferidas para follar, es muy parecida a su madre, a la cual ya nos hemos follado hasta por las narices. Jenny es mona, pelo liso y largo, blanca, con ojos verdes, tiene una carita inocente y hermosa, y aunque tiene tan tierna  edad, es dueña de un par de suculentas tetazas, que a pesar de su tamaño se mantienen bien paraditas. Esta nena es poseedora de un delicioso, rosadito  y redondito culazo. No es muy habladora que digamos, pero cuando dice algo nos deja sorprendidos por sus impresionantes vulgaridades que hacen pensar en cómo puede ser posible que una nena tan linda como ella tenga esa mentalidad tan pervertida y cómo puede expresarla en semejantes palabrotas. La verdad es que esa vieja es muy dañada.

Jenny esa mañana tenía una faldita de vuelo azulita y corta, una blusita escotada, blanca y medio transparente en la que se le notaba el brasier, no llevaba medias pero sí unos zapaticos de tacón y una carterita, que la hacía ver como toda una señorita, pero en realidad ella es toda una putilla callejera. Mi corpulento padre seguía  asediando a Jenny cuando de un momento a otro desaparecieron juntos. En mi mente dije: ¡Ehhh estos dos ya se fueron a culear! 

Mi madre, la cual no dejaba de tomar aguardiente de la botella sentada sobre las piernas de mi tío Teodoro, me envió a buscarlos ya que Hilda, la mamá de Jenny, le dijo que ahora quería chuparle las huevas a mi papi para comprobar, según el sabor de esas gigantescas bolas,  si mi mami lo había estado tratando bien o no, y de paso buscar a mi hermana Lady, que también se fue intempestivamente, para que divirtiera a mis tíos y a mis primos, pues mi tío Teodoro se dio cuenta que Lady se fue y quería que volviera con su carita de putita para tocarle las tetas, igual que como se las estaba agarrando a mi madre, y para que  le mamara un poco la verga a los presentes.

Yo todo entusiasmado fui a buscarlos. Al entrar a la casa vi en el piso de la sala los zapatos, la faldita y la blusita de mi prima. La blusa estaba con los botoncitos arrancados. Supuse que mi papá del afán de quitársela se  la arrancó, ya que él es muy cerdo con las mujeres. Luego en las escaleras vi unos calzones y un brasier, obviamente eran de la puta de la Jenny, tenían su olor, la fragancia de su exquisito perfume y además se podía notar un buen aroma a sexo, y en el corredor del segundo piso  vi tirada la ropa de mi padre, por lo tanto ellos estaban cogiendo en algún cuarto. Por ahí se escuchaban unas palabrotas de mi papi y unos gemidos femeninos,  y fue cuando abrí la puerta del cuarto de mi hermana Lady, que me encontré la escena de mi fiero papá dándole fuertemente por el culo a mi prima Jenny de 14 añitos. 

Cuando los vi  culeando en el cuarto de mi hermana Lady, fue un manjar para mis ojos,  mi papi sentado sobre  la cama de Lady, tenía el cuerpecito de mi Jenny sobre el suyo, ella dándole la espalda a él. Jenny estaba con las piernas separadas mostrando la cuca bien abierta y babosa y exhibía la monstruosa penetración anal que la espantosa y bestial verga de mi papi le propinaba. El ano lo tenía más que abierto, se le había dilatado muchísimo, pues mi padre con severo falo se lo abría salvajemente, la enculaba con mucha furia y una fuerza tan grande que hacía que mi prima diera tremendos saltos sobre el poderoso y erecto miembro de papá. En ese momento el cabello largo, liso  y suelto de mi prima se le levantaba y caía al ritmo de esos saltos, de manera muy sensual sobre su carita, hombros, tetas y espalda.

Las manazas de papá aprisionaban, masajeaban y magreaban las tetas de mi prima Jenny. En algunos momentos le tomaba los pezones con los dedos y se los movía como si estuviera moviendo los botones de volumen de los radios, luego se los estiraba exageradamente. Mi padre la tenía sentada sobre su miembro, ella de frente a la puerta del cuarto desde la cual yo observaba, lo cual me permitía ver muy bien toda la escena y en especial poder apreciar la poderosa y espectacular penetración anal que mi depravado padre le atizaba a mi prima y todo el hermoso cuerpecito de mi Jenny siendo devorado por los tentáculos de papá.

Durante los minutos en que estuve mirando esa cachonda escena  quedé pasmado, sin saber si unirme a mi padre a culiar en una doble penetración a la puta de la Jenny o ir a buscar a mi hermana Lady a la cual mi madre me había pedido llevar para que saludara a mis morbosos tíos que la esperaban con la verga en la mano para ponerla a mamar. 

Jejeje haciendo un paréntesis aquí, les cuento una capsulita, algo gracioso sobre mi hermanita Lady; la putita, como ya lo dije en su descripción en páginas anteriores tiene 13 años, es decir un año menos que Jenny, de hecho son solo unos meses de diferencia. Está muy buena, se desarrolló muy rápido la hijueputa, tiene severas tetas, mucho más grandes que las de Jenny, mi primita las tiene grandecitas pero no tanto. Lady tiene una carita de putita muy morbosa, eso nos atrae a todos y siempre la cogemos de parche, en especial mis tíos, ella les sirve como diversión, eso se volvió costumbre familiar cuando mis tíos vienen, o cuando nosotros los visitamos a ellos. Mis tíos y mis primos siempre escogen de entre mis hermanas, principalmente, a Lady, como plan de entretenimiento sexual y distracción,  esto es porque  esta zorra desde un principio permitió que la irrespetaran bien feo, pues ella dice que eso le excita. En realidad todo el mundo la irrespeta, hasta nosotros lo hacemos en casa, eso es normal para  nuestro núcleo familiar, irrespetar a todas las putas hembras de la familia es muy rico y lo tenemos como una buena costumbre cotidiana, ellas mismas lo exigen, pero irrespetar a Lady y abusar de ella es realmente muy placentero, se siente más gozo al excederse con ella que al maltratar a las demás, incluso es más rico humillar a Lady que gritarle palabrotas y escupirle en la cara a la puta de mi madre, jajaja, vaya familia jejeje. A Lady le gusta que la traten así, pues se presta para esas marranadas. A mis tíos los hace reír con sus chistes verdes sobre sexo, ella los calienta porque es una calientahuevos. Mis tíos le preguntan sobre las culeadas que los compañeritos de colegio le asestan, y sobre cómo le dejan el culo y la boca, y en fin, sobre  cómo los demás se aprovechan de ella. Se burlan de Lady al derecho y al revés, a mis tíos les gusta denigrarla porque tiene una carita de puta terrible y los excita mucho, hacen muchos comentarios morbosos y atrevidos sobre ella, su carita de putita y sus tetazas. La humillan, la toquetean por todo lado, le sacan las tetas, las cuales son enormes, y se las chupan, le suben la faldita, le bajan la tanga, le meten los dedos en el culo y en la chocha, y luego se los hacen oler para después  metérselos en la boca.  Le dicen palabrotas,  se la pasan el uno al otro salvajemente como si ella fuera una muñeca, un objeto, pero ella manifiesta que le encanta sentirse usada y abusada, literalmente que desea ser objeto sexual y juguete de los demás. Le dan picos y besos, tocándole todo, le escupen, le dan bebidas alcohólicas y drogas, la emborrachan y le echan licor encima mojándole el cabello y el cuerpo, la penetran con las botellas por el culo y la chocha  y finalmente la ponen a mamarles la verga y se la culean terriblemente entre todos. Mis tíos borrachos y drogados putean a mi hermanita Lady en la sala de la casa, en el patio o en la piscina, y los hijueputas se comen muy rico a esa putilla. Todo eso lo hacen como si fuera muy normal, delante de mamá, con o sin la aprobación de ella, pues no le piden permiso para follarse a ninguna de mis hermanas, solo las van agarrando a gusto. A mi mami y a mis hermanas también las ultrajan, pero muy a satisfacción de ellas, pues mi mamá y mis hermanas son unas putas peores de depravadas que ellos, mi propia madre es la que les acuerda a mis tíos de abusar de Lady, pero eso lo contaré después. 

Volvamos a lo que estaba narrando antes, la culiada de papá a mi primita Jenny. Afuera se escuchaba la música de la parranda, mis tíos se divertían de lo lindo con las putillas de nuestra familia. El hijueputa de papá  no dejaba de lanzarle improperios a Jenny, la llamaba perra, puta, mujerzuela y la muy puta no dejaba de jadear como la perra que es, estaba con la cabeza hacía un lado, escurriéndole una espesa y larga baba de la boca que le llegaba hasta una teta, se notaba como  desmayada pero a las vez  superexcitada y fascinada, tenía los ojos desorbitados y en blanco y a veces producía sonidos como de marrana, supongo que por el fuerte y descontrolado placer y por la gran cantidad de babas y mocos que le salían de la trompa que no la dejaban respirar bien. Nunca olvidaré la carita de putita que tenía mi Jenny en ese momento, mamasota rica. Mi papá, en un momento, se dio cuenta de mi presencia y me invito a follarle la cuca a mi primita al mismo tiempo que él le daba verga por el culo, es decir hacerle una doble penetración a la zorrita, recuerdo sus palabras:

– Ahhh, ahhh, que rico, ahhh… Mira pedro, como le doy de rico por el puto culo a la putilla de mi sobrinita, que delicia de perra  ¿no te provoca? ven, tócale una teta a esta trolita… de paso métele los dedos en la raja, no creerás lo mojadota que tiene la cuca esta hijueputa grofa callejera. 

Esto último lo dijo dirigiendo una de las tetas de Jennisita hacía mí, apretándosela con una manaza. Se le veía deliciosa, con un pezón erecto y rosadito. Con la otra mano seguía amasándole la otra teta a la muy cerda.  Luego soltó la teta que me ofrecía y con la misma mano le sobó la cuca y le abrió los labios vaginales con sus gruesos dedotes. 

Yo completamente emocionado dije:

– Buueennaa  eeesssaaa pa….

Y le toqué la teta a mi prima estirándole y retorciéndole exageradamente el pezón, mientras que con la otra mano le tocaba la raja y le introducía varios dedos coño adentro. 

Mi viejo entonces dijo:   

– Putito, digo, Pedrito ¿Quieres follarle la chochaza a esta zorra malparida mientras le sigo reventando el hijueputa ojete de sucia puercona?  ¡Violemos entre los dos a esta fufurufa al tiempo! 

Yo le contesté lo siguiente mientras bajaba la cremallera de mi pantalón,  me sacaba la verga  y me masturbaba hábilmente y completamente arrecho: 

– ¡Buuueeeennnaaaa viejo¡ eres un hijueputa cerdo jejejeje. Ay jueputa,…papi…Excelente propuesta, te felicito puto…que marranaza y buscona es la hijueputa de la Jenny, puta esa,  veo que no desperdicia ninguna oportunidad. Esta malparida se merece que la perforemos despiadadamente. Que culo tan rico y abierto tiene la malparida, está sabroso ese triplehijueputa culo, me la voy a culear ferozmente. Que putas tetas tan deliciosas… mi primita sí que está muy buena, igualita de buenaza y de mujerzuela a la perra de mi tía (es decir a la puta de la mamá de Jenny), definitivamente tiene la misma jeta, las mismas ricas tetas, el mismo culazo goloso y las mismas mañas de puta que su perra madre. Tiene bien encharcada la puta cuca la puercona esta. 

Mi primita abrió los ojos un poco, eran hermosos, se notaba en ellos que la hijueputa quería tener también mi verga en su cuca, parecía que me pedía con los ojos que se la metiera en esa encharcada chochaza, y mientras mi padre tenía los ojos cerrados, la cabeza un poco hacia  atrás y con la lengua salida a un lado de la boca, la cual mantenía abierta con las babas escurriendo sobre Jenny, se le escuchó decir a esta en ese estado de excitación y de placentera  inconsciencia:

– ¡Dale papito rico, dale, dale buena verga a esta putita,…si así, así, así de rico como a la putita de mamá, tengo las mismas mañas de puta que mi perra madre, dame duro por mi puto culo como le dan a mi putísima mami, malparida esa, sigue rompiéndome el hijueputa culazo amor!

Ante las palabras que acababan de escuchar mis oídos añadí:   

– Mamasota sucia y deliciosa… gracias viejo, pero espera, tengo una magnífica idea. Ya vengo a disfrutar de esta prostituta de mierda, primero quiero abusar y a aprovechar a la maldita turra de la Lady, mis tíos le quieren dar duro por el culo y quiero ser yo el que hoy le clave de primeras la verga en ese putísimo culazo. La voy a traer para que nos divirtamos juntos con ese par de gamberras.   

Al finalizar mis frases, mi padre ya había puesto en otra posición a mi Jennisita, la había puesto de frente a él, de manera que podía chuparle las tetazas en tanto que con las manos le abría y le sobaba las nalgotas y le seguía horadando ese soberbio culote con su vigorosa verga. Se le veían unas nalgas preciosas a la puta, quien abrazaba con frenesí a mi padre y le besaba la cabeza mientras él le seguía besando y chupando ese fabuloso par de tetas. Mi padre proseguía con aquel movimiento hipnotizante que hacía saltar a Jenny sobre su verga incrustándosela completamente dentro de su ano. La escena de sodomización a la zorrita era realmente estupenda, me excitaba en gran manera, y mi padre después de chuparle sonoramente una teta a Jenny me dijo:

– Buena idea puto, ve y trae a la puta de la Lady y nos culiamos a juntas cerdas bien chido. Pero vaya por esa zorra en bombas, volando hermano, yo veré, rápido gran huevón…1-2; 1-2;1-2… ¡volando recluta hijueputa! Que me quiero culiar a esa zorrita de la Lady también…  

Cuando estaba saliendo del cuarto escuche que mi prima dijo:

– Quiero tener más vergas en mi culazo de puta,…si cabrón, trae pronto a esa putita comevergas de mi prima Lady para que nos culeen a las dos bien sabroso, como se deben estar culiando también a mi perra mamita doña Hildita querida  y a mis putas hermanas…

Me provoqué tanto que fui por mi hermanita Lady, sin dejar de jalarme la verga recorrí buena parte de la casa buscándola, sentí un fuerte olor a perfume, provenía de uno de los baños del primer piso, abrí la puerta y la encontré maquillándose, llevaba un buen rato perfumándose y maquillándose para mis tíos y primos, olía mucho a perfume el baño, pero era delicioso ese aroma.

Lady había estado preparándose para ir a culear con mis tíos y primos, estaba rebuena la triplehijueputa, tenía el cabello recogido a los lados en dos coletas, estaba bien maquilladita, tenía un color rojo intenso en los labios mamadores, se había puesto una minifaldita de jean y una camisetita blanca ombliguera de tiranticas con un superescote maravilloso que dejaba ver ese delicioso par de supermelones casi por completo, y también dejaba marcar en la tela los poderosos pezones trompa de marrano de esas terribles, encantadoras y suculentas supertetazas que tiene mi putita y querida hermanita, pues estaba claro que no llevaba brasier.  En síntesis, estaba como toda una puta de la calle, y casi me le mando encima a culearla apenas la vi.

Lady me miro a los ojos, y luego dirigió su mirada a mi verga, y pasando su lengua por sus rojizos labios de puta recién pintados dijo:

– Que rica y hermosa verga Pedro ¿cómo te fue en el patio? ¿Ya te follaste a todas esas putas? Te apuesto que por lo menos ya le diste duro por la boca a la mamadora labios anchos de la Janine y por el culo a la cerda de la Marcela.  

Sin dejar de masturbarme le dije:

– Con que aquí estabas putita…. Me hiciste buscarte por toda la casa…

Ella haciendo carita de gusto al ver mi masturbación me dijo:

– Ya iba a salir. Estaba preparándome para que los putitos tiitos y los malpariditos primitos me violen por todos mis putos huecos, como es de tradición ya. Hoy me siento más puta que de costumbre, quiero que me den verga como nunca antes, que me taladren violentamente el culito, jejeje, quiero tener todas esas deliciosas vergas taponándome el culo, especialmente la del papasote de mi tío Rudolf, está muy bueno, papasito rico, me tiene loca, es que tiene severa vergota, bien venosa, gordota y grandota, preciso como me la recetó el doctor, le sabe  a carne asada, y tiene unas guevas peluditas y sustanciosas, en diciembre le voy a pedir al niño Jesús un consolador parecido a la verga de mi tío Rudolf.

– Jajajaja eres una reputa Lady, mi mamá dijo que salieras rápido a divertir a la visita.

Lady volvió a mirarse al espejo para hacerse unos retoques al maquillaje y dijo dando unos salticos: 

– ¡Ya salgo! jejeje ¡Que dicha hermanito! Me van a dar rica verga, jejeje yo toda encantada de disfrutar de esas vergotas tan gordas y largas. Le voy a dar fieros a Paolita en el colegio, esa putita cree que es mejor mamando vergas que yo, además voy a cobrarle el premio a Jissell por que apostamos a ver quién se tragaba más penes este fin de semana. Jejeje ya es premio asegurado.

– ¿Y qué fue lo que apostaste trolita?  

-Apostamos la verga de papá, si ella ganaba venía a chupársela a mi papi y si yo gano se la mamo a don Hector, el papá de ella, que está como para chuparse los dedos.

– Jajajajaja eres tan perra que querrás decir como para chuparle la verga, jajajaja. 

– Ya se la mamé pero al hermano de ella, a Pipiolo, la tiene un poco como torcida, pero me supo a bueno y su leche, me supo como a avena, toda especita y rica. A don Héctor solo lo he besado en la boca, de lengua, claro, y él me ha tocado las tetas, pero nada más porque Jissell es una puta creída, envidiosa y celosa y no permite que yo se la mame ni que él me culee, a duras penas solo me ha dejado tocársela por encima del pantalón. 

– Puta esa, que perra tan engreída y envidiosa es  tu compañerita Jissell, un día de estos me la presentas y violo a esa malparidita, te juro que se la metería duro por ese puto culo a esa hijueputa para que deje esas huevonadas, ¿vale? 

– Eso hermanito, gracias, empala fuertemente a esa gonorrea hijueputa, pero la verdad ella estaría encantada de que la violes, es una mujerzuela de lo peor.

– Eso, zorrita vengativa, jejeje, pero Entonces, putilla, debes cobrar tu premio, eres una zorrita malparida muy de buenas, ganas todas las apuestas… 

– Claro, y hoy tengo que demostrar que soy más puta que ellas, quedé en enviarles fotos y videos de las mamadas. Jejeje hermanito hoy tengo que darle culo a todos, sin excepción, que no digan que el culazo de la putica de la Ladysita no atiende a todas las vergas por igual. Pedro,  me encanta el sexo anal tanto como mamar vergas, y lo ansío con muchas ganas, hoy es un día muy esperado por mí,  ¡Dios mío, qué puta soy! pero es que es tan rico como me cogen esos cabrones tan varoniles, con esas manazas y esa fuerza, jeje quiero sentir esa  potencia de macho.

– Así se habla putilla vulgar, por eso te amo zorrita rica. – dije eso arrimando mi verga erecta a su culo  y dándole un beso en la nuca.

– ¿Pedro quieres que te lo mame?   

Al escuchar eso  agarré a Lady fuertemente de una de las colitas del cabello con fuerza, y le dije:

– ¡Si, agáchate y me lo mamas rico! ¡Perra, haz de cuenta que es la de tío Rudolf! ¡Pero tú sabes que la mía sabe mucho mejor, a langostinos! jejejejejeje ¡Qué turra eres…! 

Jalando de la colita a Lady, la cual dio un pequeño grito, la hice agachar y le introduje la verga en la puta boca de una, estaba yo que no me aguantaba la calentura, ella colocó mis manos en mis nalgas por encima del pantalón y hacía fuerza con ellas dirigiendo mi miembro hacía su boquita de zorra. Estábamos haciendo el típico movimiento de mamada, mi pene por fuera de la bragueta del pantalón entrando y saliendo de su boca, sin llegar a salir totalmente. 

Mi pene quedaba rojito a causa del labial intenso que mi Lady escogió para que sus labios quedaran altamente provocativos, era muy agradable verle la trompita rojita chupándome con habilidad el miembro extremadamente duro, sus labios se veían anchitos, muy mamadores.  Mis manos tomaron sus dos colitas de cabello y tiré de ellas hacía mí, metiéndole toda la verga dentro de su espléndida boca babosa, a veces parecía como si tuviera en mis manos el manubrio de una bicicleta, y también con esas colitas llevaba el ritmo de la suculenta mamada que me proporcionaba la putilla de mi hermanita más pequeña. 

Le solté las colitas y le saqué las tetas, comencé a tocárselas y a apretárselas,  ella se sacó el miembro un poco de la boca lo tomó con una mano y se  untó el glande y la punta de la verga en los labios carnosos de puta, tocaba la punta con la lengua y lamía y relamía la muy perra. Ella alzó la mirada y dijo:

– ¡Papasote! ¡Qué vergota violadora tan deliciosa tienes! ¡Me sabe a pollo esta vez!

Y volvió a introducirse toda mi verga en la boca, los movimientos de su cabeza eran excitantes, adelante y atrás, adelante y atrás…

Mis manos tomaron su cabecita y llevaron el ritmo de la fabulosa mamada, el sonido que producía su saliva dentro de su boca  al entrar y salir la verga era increíble, mi hermanita era sin duda una profesional no solo del sexo anal, sino también de las mamadas, toda una experta en el ramo a pesar de tener solo 13 añitos ¡Que nena tan puta carajo!

La mamada estaba del putas…pero me acordé de que quería culear a Lady en su cuarto  donde estaba mi padre y mi primita Jenny, y detuve la mamada. Le dije a Lady que saliéramos, pero ella dijo que esperara que tenía que orinar primero, Así que con las tetas por fuera, se subió la falda, se bajó los calzones y se sentó en el inodoro. Yo me estaba masturbando con gran ahínco e impulsivamente tome de una colita a Lady, se la jalé levantándola del inodoro y le dije: 

– ven puta, vamos a culiar ya…

La saqué a medio orinar, echando ella los últimos chorros de orina en el suelo y en sus calzones, los cuales llevaba por los tobillos. La llevé, jalándola fuertemente de la colita, rápidamente por el corredor, jejeje, casi se me cae por el camino la zorrita por culpa de sus calzones, por eso me la eché al hombro. La entré al cuarto donde seguían mi padre y mi prima culeando de lo rico y dije:

– Aquí está la otra putilla a la que le vamos a dar dura verga por ese puto culazo.

A lo que mi padre respondió:

– Por fin, jajaja. Qué bien, hola Lady, mi amor ¿si sabes que te vamos a meter la verga por el ojal del puto culo? Así que prepárate putilla.

Arrojé a Lady a la cama, las tetas que aún llevaba por fuera le vibraron muy rico al caer y ella dijo:

– ¡Que marranos asquerosos! ¡Miren cómo tienen mi cama de cochina! ¡Toda untada de fluidos de esta putita! ¡Me alcancé a untar! ¡Con que de esto se trataba par de granujas hijueputas, me van a culiar, pervertidos  maricones!

Yo le conteste a la putita de mi hermanita:

– Hijueputas sí, granujas también, pervertidos claro que sí, pero maricones no, somos muy machos y tú lo sabes, perra hijueputa, y si lo dudas ahora te lo vamos a demostrar trola malparida…  

Coloqué a mi hermana boca abajo, le acabe de quitar los calzones, la puse con su culo levantado hacía mí, le subí la minifaldita, su olor a perfume me excitaba en gran manera, mire su culito se lo abrí y de un solo golpe le hinqué el cipote bestialmente por el culo. 

– ¡Aaaayyyy sapo doblehijueputa! ¡Qué riiiicooo!…. gritó la cerdita de la Lady.

Y Jenny, que hasta el momento estaba extasiada de placer, exclamo:

– ¡Primo, así como tu padre está haciendo conmigo dale duro a esa guevona malparida, empala brutalmente a esa perra gonorrea por ese puto culo, métesela con todas las fuerzas y reviéntale con ese nabo los intestinos, perfórale una tripa a la careputa! ¡Para que aprenda a respetar esa hija de puta a los machos de la casa…!

Mi Lady le respondió también con un rosario de palabrotas la cosa más hijueputa:

– Cállese mamita, a reventar a su puta madre que la parió bien turra, perra hijueputa, métase en lo suyo, coscorria, carechimba, que a mí me gusta que me perforen el hijueputa culo, culicagada perra, más bien mueva ese puto culo con ganas a ver si aprende algún día a culiar, y métase la vergota de mi puto papi hasta que le salga por la tragamierda  boca y le arranque de un puto empujón la marica lenguaza de lamevergas que tiene, metiche, sapa sesentahijueputa, gurrupleta caremondá, cómase un cerro de mierda, sucia puta mujerzuela desechable, a mí no me joda, vaya métase un bolardo culo arriba, guevona, mona catreochentahijueputa, zorra careculo, piroba careverga lambona …

No acabó su rosario de vulgaridades cuando mi papá le metió la vergota en la puta boca, y se la comenzó a hundir hasta la garganta de zorra.

Era evidente que las dos primas no se caían muy bien que digamos, y le dije a Lady:

– Uuuuyyyyy Ladysita, que malparida boquita de puta placera te mandas, tan chiquita y tan grosera esta gonorrea ¿con esa boca tragas? Pues te vas a tragar dos buenas vergas hoy, zorra hijueperra, tienes un puto culo tragón y delicioso, perra chandosa.

Mi papá y Jenny apenas se reían divertidos de toda esa camionada de palabrotas, tanto de mi prima como de mi hermana y mías. Y mi padre retorno a divertirse con mi prima..  

La muy prostituta de la Lady me pedía que le rompiera el culo más duro y brutalmente, jejeje al escuchar sus palabras le di con todas las ganas del mundo por ese puto culo, le di gusto, y como ella tiene tetas gigantes se las estuve agarrando sádicamente, casi se las arranco del cuerpo, como hacía mi padre con Jenny. Después de unos minutos de darle duro por ese culo que me absorbía el cipote, me vine dentro del ano de mi puta hermanita. Fueron litros y litros de grisáceo y espeso semen que le deposite a la zorrita en el recto.

Al mismo tiempo que me corría en el garoso culo de mi hermanita Lady, Jenny le estaba mamando la verga a mí padre con las suficientes ganas como para que el muy degenerado  bramara de gusto, y es que la putilla se lo metía hasta la puta garganta, la cual se le había inflado enormemente. Después, mi padre tomó con sus fuertes manos la cabecita de mi perrita primita de forma que no pudiera sacarse la verga de la profundidad de su puta garganta y se vació dentro de ese gaznate de mierda. Mi padre le jalaba el cabello fuertemente pegando la nariz de Jenny a su púbis, y ella al quedarse sin aire, expulsó chorros de semen por la nariz, y cuando mi padre la soltó, también vomitó esperma por la puta boca y cayó sobre la cama aparentemente inconsciente, pero la muy puta estaba bien despierta, riéndose y juagada en semen y sudor. Ella dijo que solo fue por la terrible excitación, el inmenso placer y el cansancio que le dejó esa tremenda culeada  que se desmadejó sobre la cama, y exclamó fuera de sí:

– ¡Tío gran hijueputa! tú leche me llegó hasta el puto estómago, lástima que vomité una parte, pero es que sentí mareo al tener semejante vergota en la malparida garganta, puto perro, te  faltó metérmela por las putas orejas de perra que tengo ¡Que delicia de culeada la que me pegaste, perro hijueputa! ¡Queee rriiicccooooooo hijueputa! ¡Cómo me encanta venir de visita para que estos perros me pongan de puta! ¡Ah que verga tan rica me folló el culo! 

Mi padre mirando por la ventana, jalándose la verga  y dirigiéndose luego a Jenny  le contestó:

– Mona hijueputa, si quieres te la meto por las perras orejotas de cerda que tienes, ganas no me faltan, puta, ahora si estás hablando, siempre tan callada pero cuando culeas ahí si te sueltas y hablas, dices linduras mamasita rica. La puta de mi Dorisita , las perras de mis hijas, las puercas de tus tías, las marranas de tus primas, tu zorra madre y las trolitas de tus hermanas en estos momentos se están divirtiendo chupándoles las vergas al puto de tu padre y a tus malparidos tíos y primos,  les están presentando severo  espectáculo de striptease. Es justo que te haya roto el puto culo y te haya metido la verga hasta el perro esófago.

Mi padre abrió la ventana se subió en una  silla y jalándose la verga grito a viva voz desde ahí:

– Señoras y señores, niñas y jóvenes,  ya me culié  bien rico a la zorrita de la Jenny, jejejeje gracias Hilda, gracias Teodoro, mi sobrinita es severa putorra, mamasota rica,  le rompí el jodido culo bien rico, jejejeje la malparida tiene un puto lunar en el ojo del culo y otros dos en la chochaza, la cual chupe rico, jajajaja 

Afuera, bajaron el volumen de la música y al escuchar esas palabras todos gritaron de la emoción, y se escucharon felicitaciones por esa tremenda culiada, sobre todo de Hilda y Teodoro, los padres de Jenny,  quienes pararon su culeada con otros integrantes de la familia para darle gracias a mi padre, porque aparte de hacerla sentir como la puta que es, se esforzó por conocer tan bien íntimamente a la nena, tanto que hasta se dio cuenta y se memorizó los putos lunares privados de Jenny, aunque ya todo el mundo sabe de ellos, jejejeje. Mi padre prosiguió:

– Ahora les comunico que me voy  a culear a mi putita hijita Lady bien duro, ya Pedrito le dio sabroso por ese ojete, ahora es mi turno…. Vicente, te quitaron el turno de disfrutar con Jenny, mi hijo irá primero jejejeje, Dorisita, mi amor dale rico culo a todos putaza malparida, jajajajaja continúen con la fiesta y la folladera, rómpanle  el culo a todas estas putas, bien puedan jejeje  Hilda, tienes ricas tetas como las de tu hija Jenny, mamasota…. 

Mi padre estaba diciendo eso cuando Lady lo tomo de una mano y lo jaló para que dejara de hablar y comenzara a follarle el culo.

Jenny le agradeció sus palabras y dijo que no sabía sobre su lunar en el culo, y que quería más verga dentro de él, que le encantó como su culito fue maltratado. 

Mi padre dijo:

– Eres tan puta como mis hijas, ahí está la Lady para que veas como culea de lo lindo. Creo que Pedro no se va a ir a disfrutar del espectáculo de afuera sin haberte dado por el culo al menos. 

Al yo ver el lindo cuerpecito de Jenny me dieron unas ganas incontrolables de follármela y mi padre me propuso que hiciéramos el intercambio de putas.

Y mi hermana Lady dijo:

– Jenny, si serás bien puta, pero no creo que tanto como yo, ya verás cómo le doy rico culo a mi papito también, y lo hago mejor que tú, putilla despreciable, hija de las mil y una putas.

En ese momento Lady le lanzó un escupitajo que le cayó preciso en un ojo a la zorrita de la Jenny, y mi padre se lanzó inmediatamente a lamerle el ojo y la cara a la muy perrita. 

En ese momento Lady le dijo a mi padre:

Papi, quiero  mamarte esa venosa vergota antes de entregarme a mis tíos y a mis primos, quiero que ellos se aprovechen de mí y me violen rompiéndome  el puto culo en pedazos, pero prefiero que primero seas tú quien disfrutes de mi goloso orto y que me des bien duro por este vicioso ano, así como me acaba de dar Pedro, que me lo enleches antes que lo hagan esos malparidos, aunque tengo muchas ganas  que esos hermosos hombres me violen con crueldad como la puta que soy.

Mi padre apenas dijo:

Así se habla campeona, esta es mi putita hijita…

Y dio un sonoro mugido como de toro, pero dándose golpes en el pecho como los gorilas, y se abalanzó con todas sus fuerzas sobre el cuerpo de Lady cayendo pesadamente sobre la cama, la cual estaba llena de semen y fluidos de todos nosotros. El macizo y musculoso cuerpo de mi padre al caer sobre la cama de Lady hizo que se estremeciera, pensé que esta se iba a caer. Papá le decía cualquier cantidad de vulgaridades a mi hermanita mientras le metía la minga violentamente por la cuca, y comenzó a chuparle las gigantescas tetas de una manera burda y sonora. Yo mientras tanto le estaba haciendo lo mismo a mi prima Jenny.

La cama se movía violentamente al ritmo de las embestidas que les propinábamos papá y yo a nuestras putitas respectivas. Entre los dos recitábamos todo un rosario de palabrotas dirigidas contra estas putas calientes. Les decíamos, puta, perra, zorra, malparida, facilonga y otras muchas lindezas por el estilo, mientras ellas lo único que hacían, aparte de moverse como posesas, era gemir y gemir como las zorrotas que eran.

Nos las follamos de todas las formas posibles, les dimos buena verga por el culo y se los dejamos vuelto mierda. Mi padre me felicitó por tan tremenda culeada que les pegué a juntas putillas, y yo le dije que simplemente aprendí del mejor follaculos del mundo.  

Mi pobre hermanita quedó adolorida por semejante culeada que le pegamos entre papá y yo, pero le encantó.  Sin embargo la muy sinvergüenza se arregló nuevamente y salió a divertirse con sus tíos, no se salvó de la fiestecita la muy perra, y tras del hecho, sin importar que tuviera el culo totalmente adolorido por la culeada que le dimos y que además le dieron mis tíos, y que estuviera tomada y enmarihuanada, entró esa noche a su cuarto, en el cual todavía permanecíamos Jenny y yo acostados en su cama,  y me estuvo proponiendo que se la volviera a hundir salvajemente por el culo. Era claro que Lady también estaba celosa y lo que quería  era que yo no estuviera con mi prima Jenny, pues sabía que esa zorrilla estuvo durmiendo conmigo, y que pasamos toda la tarde juntos follando sobre su cama en su cuarto.  Jenny me estuvo chupando muy rico la vergota  y me estuvo dando culo hasta unas dos horas antes de que Lady llegara. A propósito, la puta de la Lady llegó sin la camisetica, y con la falda hecha girones, las tetas al aire, despelucada, borracha y drogada, pero morbosamente atractiva; por lo tanto le contesté a Lady que claro, que sería un placer volverme a culear a juntas putitas al tiempo, pero que se fuera a dar una ducha porque mis tíos se le orinaron en la cabeza y en la boca, y eso producía un olor asqueroso, la verdad es que era una combinación de olores  entre orina, semen, verga, alcohol, cigarrillo, tabaco y marihuana. 

Lady fue a asearse de mala gana, pues quería estar ella conmigo solamente. Mientras ella se estuvo duchando, la zorra de la Jenny me confesó que en realidad a ella le gustaba Lady y que quería lamerle la cuca. Perras esas, me las volví a culear a las dos esa noche, las hijueputas se besaron entre ellas, se chuparon las cucas, hicieron tijera, se tocaron por todas partes e hicieron hasta el putas esas bisexuales. Ahí se acabó el rencor entre ellas, pero comenzó después de un tiempo otra rencilla entre Lady y otras primas, por cosas de novios; Lady siempre se mete en problemas y peleas por hombres, se divierte quitándoles los amantes a las primas, zorrita esa.   

Bueno, por lo pronto les cuento que mi papi muchas veces se come a mis primitas putitas a la vista de todo el mundo, así como hago yo, en la sala nos las tiramos muy rico. A mis tías les gusta que mi padre y yo abusemos de sus hijas y nos proponen hacer sexo grupal, a ellas las mata culear en grupo. Nuestros amigos y amigas también nos visitan y se arman severas fiestas, todos somos muy locos, y nunca faltan las orgías de sexo, droga y alcohol. Obviamente mis padres, si es que están en ese momento, también participan de esas orgías, igualmente los parientes que estén presentes. Mis amigos le han pegado tremendas culiadas a la zorra de mamá y a mis perritas hermanitas, las tratan como las putas que son. 

Continúa siguiente parte. (Tercera)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *