Sexo en el rancho segunda parte – relatos xxx

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Categoria: Confesiones

Saludos a todos mis lectores de nuevo su amiga Blankis, les traigo la segunda parte del relato pasado. Espero lo disfruten.

Ya en camino preferí dormir un poco debido a tan rico orgasmo me sentía cansada, escuchaba un poco la música y las pláticas pero no puse atención, sin más siento que una mano en mi pierna me despierta, era mi novio, amor amor ya llegamos despierta, como pude desperté, me acomode mi cabello y retoque mi maquillaje, al bajar de la camioneta todos estaban ya en la entrada, era un rancho muy grande, el terreno era amplio y la casa enorme, mi novio de la mano me presento con todos los demás, las chicas me saludaban celosas ya que como mujer era la más bonita ya saben orgullo de mujeres, y los hombres no podían quitar la mirada de mí, todos me saludaban con una sonrisa pícara imaginándome desnuda seguramente, eso solo me hacía sentir más prendida y meneaba más mis nalgas al mismo tiempo que me comportaba como lolita jejeje, en fin ese mismo día todos comimos se izó una carne asada.

Ya Gustavo no me hacía caso así que pensé fue solo ese rato, ya para estar tranquila y con mi novio, todos comíamos se destapaban cervezas, llegando las 9 de la noche todos decidieron apagar todo e ir a dormir ya que al día siguiente tenían su competencia de air soft en las afueras del terreno, Jorge y yo nos retiramos a nuestra habitación, llegando li primero que hice fue bañarme, la ropa la metí en una bolsa de plástico aún tenía ese aroma a sexo y baño sucio, después de quedar bien bañada y limpia mi novio se bañó, estando el aun en la ducha, le mande un mensaje a Gustavo, ( mi ex).

Blanca: Hola Gus oye mañana también iras a la competencia?

Gustavo: Hola blanquita yo creo que no podemos quedarnos aquí solos sabes

Blanca: mmmm me suena bien quiero repetir lo de ayer

Gustavo: Claro hermosa no lo tienes que pedir, oye me retiro a dormir estoy cansado, buenas noches preciosa.

Blanca: Buenas noches Gus besos.

Guarde mi celular y suspire la verdad deseaba recibir más de esa verga, salió mi novio de la ducha y dormimos abrazados mientras yo pensaba en el día siguiente como iba disfrutar la verga de otro hombre, en fin desperté con el ruido y ajetreo de la habitación, mi novio estaba muy temprano despierto preparando sus cosas, yo estaba muy cansada, así que decidí dormir otro poco, entre sueños escuchaba como bajan y subían escaleras, encendieron los autos y partieron, por mi parte cerré los ojos, estaba muy cansada.

Más tarde con la luz del sol, pude despertar bien, mire el reloj y eran las 11 de la mañana, baje aun en pijama y me hice un desayuno rápido, me lo termine y subí rápida mente a mi habitación, solo escuche platicas y la tele encendida, eran algunas de las chicas y sus novios que no estaban en la competencia, sin perder tiempo me metí a la ducha, ya limpia perfume todo mi cuerpo con cremas, como ya estaba depilada, no tuve que hacerlo, me puse unos legins color blancos casi pintados, como eran muy delgados no pude ponerme ropa interior, escogí una blusa negra, pegadita muy justa de manera que resalta mi figura y mis senos, de igual forma sin bra, me puse mis tacones de piso unos más pequeños pero aun coquetos, mi cabello alaciado decidí hacerme 2 citas, debido al calor tan fuerte que estaba haciendo, ya terminando, llame al celular de Gustavo, pero no contestaba las llamadas, hasta que me envió un mensaje diciendo que si fue a la competencia y que lo disculpara bla bla, la verdad me sentí muy molesta, me prepare para disfrutar de el y el muy tonto se va a su competencia, después de pasar tremenda decepción, decidí ponerme algo mas cómodo, la blusa me la deje los tacones también, solo me quite los legins y pe puse un short de mezclilla recortado, a pesar de que me quedaba como si fueran calzones me sentía muy cómoda con eso, al subirlo bien, parte de mis nalgas se salían por las costuras rotas del short, me vi al espejo y me sentí cómoda sexy.

Sin más baje y estaban 2 parejas viendo una película, al sentarme no pude evitar ver la cara de las chicas todas molestas por mi parecencia, parecía una Barbie echa puta, mientras ellas mmm chicas básicas, los chicos por su parte trataban de disimular mientras miraban mis piernas y mis nalgas, en fin, tanto las chicas molestas y los chicos al ni si quiera poder hablarme me aburrí, decidí dar una vuelta al rancho para ver que veía, solo para desquitarme al pararme de la sala levante mis nalgas y Salí moviéndolas más que nunca haciéndolas temblar en cada paso que daba.

Ya afuera, decidí dar la vuelta caminando, mucho terreno parte era pasto y parte solo tierra, recorrí gran parte del terreno, hasta que sentí como una motoneta se acercaba a mí por detrás, al mirar era un señor de aspecto sucio, su barba rala, panza grande, algo calvo y de edad, al momento que llego me sentí un poco intimidada ya que llego con fuerza levantando algo de tierra, solo pude decir; buen día señor, algo nerviosa, a lo que él me contesto si venía con el grupo? Le dije que sí que mi novio estaba en la competencia y de mas, sin más se presentó su nombre era Cesar, él era el guardia y velador del rancho, me presente yo saludando de beso en la mejilla, al tomar sus manos jamás había sentido manos tan callosas y duras, sin duda era un hombre duro, y le conteste quise salir a dar una vuelta para conocer el lugar, a lo que el respondió si gustas puedo acompañarte.

Claro por qué no pensé es solo una caminata, mientras caminaba Cesar no bajo de su cuatrimotor, simplemente le dio más despacio, mientras caminábamos me iba platicando que él era el encargado del rancho de la seguridad, mientras la conversación se fue haciendo más amena le pregunte si era casado, a lo que me dijo que sí que tenía apenas un año de casado pero que ya estaba aburrido, mientras no paraba de mirar mis piernas y en varias ocasiones vi cómo se quedaba un poco atrás para mirar mis nalgas y como buena dama que soy las movía un poco más, en fin llegamos a un pequeño riachuelo, bastante bello agua cristalina y muchas piedras obviamente en los tacones que traía no podía atravesarlo a si, así que cordial mente me invito subir a su moto.

El pensando que subiría a la parte de atrás, no jejeje me subí justo frente a él dándole la espalda, simplemente me agarre de el manillar y acelero, a lo que solo me dijo, vámonos rápido para que veas lo más padre de este rancho, sin más comenzó a acelerar, cada que frenaba brusco mis nalgas brincaban en su bulto, pude sentir una leve erección, la verdad estaba disfrutando del paseo a sí que levantaba más mis nalgas para su deleite, mientras me iba diciendo que aquel terreno esto y lo otro comencé a calentarme, supongo que las ganas de Gustavo aún seguían latentes en mí, mi cuerpo me media algo de acción, sin más comencé mi jugueteo mientras la cuatrimoto daba le dije: oye siento algo duro abajo….. Moviendo mi culo para sentir que era, lo mire y le dije, la traes dura? Cesar rojísimo de la cara me miro y me dijo: mami como esperas que no la traiga a si tremenda hermosura estas y encima de mí, a lo que solo le dije no te preocupes, es normal de echo se siente bien, mientras me sentaba aún más hundiendo mi culo en el asiento.

Ni tardo ni perezoso comenzó a tocar mis piernas, mientras comencé a tocar su bulto pasando mi mano para atrás, mientras me dijo al odio:

Hermosa me tienes bien caliente vamos a un lugar más cómodo te parece?, solo conteste si llévame, acelero la cuatrimoto y me llevo a un lugar muy apartado los árboles y rocas enormes tapaban perfectamente, apago el motor, y sin más comenzó a besarme, su lengua pasaba por toda mi boca, mientras su barba me raspaba, mientras nuestras manos se posaban en todos lados, de manera muy agresiva me tocaba los senos, mis nalgas la apretaba durísimo, y cada rose soltaba un gemido involuntario, haaaa hooo, haaaa nuestras caderas pegadas de frente de la desesperación ambos nos pegábamos más, podía sentir su pene erecto chocando contra mi vulva.

Como desesperada le desabroche el pantalón y se lo saque, era grueso pero algo curvo a la derecha tenía esa forma de cabeza en flecha, nunca había tenido a alguno a si, sin más me hinque y comencé a besarlo, no tenía mucha higiene el señor pero ese aroma de suciedad, sudor, y hombre simplemente me vuelve loca, comencé a besarle la cabeza, el tronco poco a poco abría mas mi boca para que entrara aún más, mi boca llena de saliva llena solo se escuchaba el viento y el sonido de chapoteo entre boca y pene, mientras lo miraba hacia arriba el solo disfrutaba viéndome, en eso chupe sus huevos, mientras  colocaba su pene curvo en toda mi cara parecía una banana, pero venuda dura, en ocasiones él tomaba su pene y golpeaba mi cara con él, me éxito aún más porque se sentía pesado y más duro, respondí tomándolo y metiéndolo completo en mi boca, colguijes de saliva caían al suelo mientras otros se quedaban en mi blusa y mi pecho.

Violentamente me paro y me dio una cachetada mientras me decía; pinches putas fresas como tu es lo único que buscan verga, pero les da pena pedirla por fresas, a lo que le conteste sumamente excitada: si amor dámela ya soy una perra en celo, bruscamente me volteo  mientras con sus pies separo mis piernas, yo con mis manos en una roca enorme, (por dentro moría porque solo le quitara el short y comenzara a penetrarme). Sin más me subió más mi short haciendo que mis nalgas se salieran a un más, metiéndolo entre mis nalgas, mis jugos eran evidentes ya que aun atravesé de la mezclilla se notaba lo mojada que estaba, solo le replique, métemela ya, con sus dedos gruesos comenzó a hacerme a un lado la parte las delgada de mis short, con sus dedos lo rompió un poco, dejando al descubierto mi vagina húmeda.

Pareciera que solo jugaba con migo pero al mismo tiempo sabia como prenderme, solo lo restregaba contra mi vulva y vagina, no podía más temblaba con cada rose, parecía que estaba presentando mi vagina con su pene antes de entrar en mí, cuando de repente entro de golpe, no sé qué fue si su forma de calentarme o su pene curvo, grite muy fuerte de placer, mis caderas se movían solas mientras el arremetía suave pero profundo, estaba en el cielo ese pene estiraba mi vagina de una forma riquísima, continuamos a así unos 5 minutos cuando se salió y de la mano me tomo para ir a la cuatrimoto se sentó en el asiento y me monte en él, a decir verdad su panza estorbaba un poco pero conforme nos fuimos acomodando llegamos a una posición cómoda, me tenía agarrada de mis caderas y yo recargaba mis manos en su panza, mientras lo cabalgaba, tocaba mi cabello en señal de placer lo levantaba desde mi cuello hasta mi cabeza, juntaba mis brazos para que mis senos se vieran mejor mas apretados.

Justo en ese momento me baja para besarme, y tuve mi primer orgasmo, me chorree toda, mojándolo a él y su asiento, mis piernas temblaban de tanto placer y éxtasis, mientras su pene no perdía rigidez y recobraba mi mente, le susurre métela en el culo Cesar, a lo que me miro y me dijo: no tienes que pedirlo princesa, la saco y comenzó a apuntarla a mi ano, poco a poco entraba la punta después la cabeza, mientras me besaba la penetración se hacía más profunda, hasta que entro toda, me sentía como una completa puta, poco a poco mi ano se dilato y comenzó a amoldarse a su miembro, ya no eran metidas suaves ya eran embestidas duras y con coraje, pareciera que eso lo prendió aún más.

En ese momento se paró con migo aun en brazos y sin perder la penetración me cargo y me acostó en el asiento, dejando mi culo en el aire, me tomo de mis piernas y pensé que me volvería loca, era un placer indescriptible, su pene estiraba mi intestino de una manera riquísima, y lo más rico no dolía nada, entre gemidos y caricias comencé a tocar mi clítoris, mientras le decía, dame dame no pares por favor, soy una perra, mientras se podía escuchar la penetración una pequeño sonido de aire un sonido que a ambos nos prendió y sin avisarme me la saco de el culo haciendo ese sonido, ya que me metió un poco de aire me salió un poco de gas, la tomo y de inmediato la metió en mi vagina, grite de tanto placer, mientras me bombeaba, arremetía un poco con mi vagina y después con mi ano, estaba total mente extasiada, mis 2 agujeros estaban total mente dilatados, lubricada no sentía ningún dolor al contrario era puro placer.

Estaba disfrutando mucho cuando Cesar vio su reloj y me dijo: es tarde perra vámonos a la caseta, me la saco se sentó en la cuatrimoto y me subí en el, la verdad no quera que me la sacara a sí que le dije sácatela, como pude ice mi short a un costado y me inserte solita, mientras el encendió el motor y comenzó a andar, cada vibración del camino era un placer, acelero mucho, hasta que llegamos a la caseta, como pudimos nos bajamos rápido y nos metimos, el cerro con llave la puerta y las cortinas las bajo, como pude me quite tola la ropa y el también, mientras en un catre comenzamos de nuevo, acostándome y abriéndome las piernas solo me dijo: donde la quieres? Replique casi gritando en el culo Cesar, la apunto a mi ano y comenzó, fue total mente salvaje pasamos a el piso, un escritorio, la ventana, cada cuando la sacaba y de nuevo en mi vagina, era una sensación que nunca había sentido.

Justo después me puso en 4 en el piso levanto mi culo, y me bombeaba de vagina a ano vagina a ano, mi mente estaba total mente en blanco, justo cuando escuche me vengo, en ese momento la tenía en mi ano y comencé a sentir chorros de esperma caliente, en mi intestino, mientras gemía yo como toda una perra en celo, a saco mientras aun eyaculaba metiéndola en mi vagina, no me importo nada ya que estaba en fechas fértiles, el tipo eyaculo la misma cantidad en mi vagina como en mi culo, en ese momento la saco y se puso de pie, cansado y agitado solo ice lo que toda puta abra echo se la mame limpiando los restos de semen, succione lo poco que le quedo mientras el gemía de manera más cansada, se sentó mientras me abalance contra el abrazándolo, a si nos quedamos un rato en el piso, mientras intercambiábamos besos con cariño, y nos decíamos que era el mejor sexo que aviamos tenido.

Vimos la hora y eran las 5 de la tarde, recobre el sentido y como pude me pare tome mi ropa y comencé a vestirme, solo le dije Cesar me voy los chicos no tardan en llegar, él también se vistió y justo antes de abrir la puerta me tomo de los hombros para besarme, no me quedo más que respondérselo fue largo y rico, le dije tenemos que repetirlo, claro princesa replico, al salir caminado note que de mis muslos corrían gotas de esperma, como pude con mi dedo lo retire y lo probé sabia riquísimo, pensé tengo que repetirlo esta vez are que se venga en mi boca, sin más llegue a la casa, por suerte estaban todos comiendo y me subí rápido a darme una ducha, me relaje bastante, y justo llegaron los chicos, ya bañada y limpia mi novio quiso llegar a tener algo de acción a lo que solo le dije que estaba muy cansada, mejor mañana, en fin acabo su torneo y no devolvimos a la ciudad, tengo que confesar que ansió regresar a ese  lugar y ser usada de nuevo pro Cesar, un maduro bastante bueno en el arte de la cama y como era de saberse llegue a tomarme una post Day de nuevo y funciono no quede preñada aunque a veces deseo si quedarlo y más de un desconocido.

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *