cuando mi esposo no esta – relatos xxx

Sígueme en instagram: @babykarelvis

leer mas relatos de amorfilia: https://www.relatosporno.club/category/amor-filia/

Hace unos meses fui a la playa con mi familia y la familia de mi esposo, estando allá, notaba que mi cuñado el mayor me veía todo el tiempo y no solo como su cuñada, cada uno de los trajes de baño que me puse me chuleo, todos de una sola pieza, pero dejando asomarse un poco mis nalgas y mis pechos, mido 1.58 y no soy gorda ni delgada, a parte de tener caderas anchas y un poco de cintura, mis pechos son grandes y aún después de tener hijos siguen hermosos, él y mi esposo miden 1.90 y son anchos de espalda, robustos, después de ese viaje todo se torno incómodo entre ambos, en cierta ocasión mi esposo salió de viaje de trabajo 2 semanas y mis hijos se fueron de viaje con su abuela, mi cuñado se ofreció a ayudarme en lo que necesitará mientras mi esposo no estaba (como siempre).
Un día en viernes como me sabía sola me quede a terminar unos pendientes de oficina y perdí la noción del tiempo, cuando vi por la ventana ya estaba oscuro así que se me hizo fácil llamarle a mi cuñado para que pasara por mi a algún lado. Cuando nos encontramos me subí al coche y comenzamos a platicar y vino al tema los trajes de baño que usé en el viaje, me comento que le gustaron como se me veían, no pude evitar sonrojarme y agradecerle al mismo tiempo que le toque la pierna, en ese momento, me invito a tomar un trago y accedí, pero con la condición que fuera en mi casa para platicar agusto y eso hicimos.
Estuvimos platicando y tomando alrededor de 3 horas en el sillón y cuando decidió irse comenzó a llover así que me dijo -cuñada, creo que tendremos que platicar más- yo sonreí y accedí, seguimos tomando y platicando de repente él empezó a acariciarme el rostro y el cabello, solo pude comentarle -sé que no estoy borracha para no saber lo que haces-, él sonrió y me beso, en ese momento me retire de él un poco asustada, pero me acerque y nos seguimos besando. Después de eso, me subió a sus piernas mientras me acariciaba las piernas y la espalda y yo lo tenía tomado del cuello, después de eso, metio su mano en mis piernas y se fue justo a mis ingles, ahí movió mi ropa interior y metió sus dedos, no pide evitar gemir y verlo a la cara, tenia una expresión de deseo y yo estaba completamente mojada, así que lo deje seguir tocandome y besandonos, me fui a besar su cuello y mientras así eso me dijo -quiero metertela-, así que me levante, lo tome de la mano y lo lleve a mi habitación, en las escaleras cuando quede mas o menos a su alcance, me abrazo y me apreto a él pude sentir su verga, así que metí mi mano a su pantalón y pude ver que estaba mas duro de lo que pensé, duramos otro momento ahí, besandonos, tocandonos, disfrutandonos, después de eso entramos a la habitación, él vio la cama justo donde su hermano me ha hecho su mujer mas de alguna vez (obviamente), él sabía lo que pensaba y me sonrió, se sentó en la orilla de la cama y nos volvimos a besar, le desabroche la camisa y el me quito mi blusa seguido del bra, vio mi tetas solo unos segundos antes de comensar a comérselas mientras su otra mano bajaba mi falda y mi tanga para quedar completamente desnuda ante él mientras su mano seguía en mi puchita, se comia mis tetas, me apretaba las nalgas de pronto se levanto se desabrocho el pantalon y quedo en boxer, me senté para bajarlos y lo vi en todo su explendor, completamente duro para mi, así que empece a mamarselo, solo podía escuchar como empezaba a gemir y me decía -si, cuñadita, así!-.
Seguí mamandosela un rato más hasta que el me quito se hinco y me abrió las piernas para empezar a comerme mi puchita, podía sentir su lengua desde atrás hasta mi clitoris, sentí como me mordía los labios, el clitoris y como su lengua se metía en mi vagina, hizo que tuviera 2 orgasmos deliciosos, y justo después del segundo me subio mas a la cama, nos comenzamos a besar y de una sola embestida entro en mí, ambos gemimos, y empezamos a hacerlo de una forma que cada minuto me excitaba más y él igual, lo sabía por su forma de embestirme, de metermelo una y otra vez y como se comía mis tetas, de un momento a otro empezo a embestirme de forma más rapida, mi pechos bailaban al compas de las embestidas y me di cuenta que le gustaba ver como me las tocaba, así que llegue al orgasmo nuevamente, después termino él y se vino dentro mi, pude sentir su leche invadiendome por completo.
Terminamos rendidos, pero no fue la unica vez que lo hicimos, estuvo conmigo todo el fin de semana y esa noche la hicimos un par de veces mas, pero después les contaré como lo deje entrar por mi culo mientras nos bañabamos y como nos seguimos escapando para hacerlo.

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *