Me hace suyo – relatos gays

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Yo, un chico de 24 años, de Madrid, siempre había estado con chicas, pero de un tiempo a esta parte me entró la curiosidad de experimentar con chicos. Muchos se sentirán identificados y más cuando se vive en un ambiente donde todo el mundo es heterosexual. En un principio ni te lo pasas por la cabeza, pero la cosas queda ahí, hasta q das el paso definitivo. Te instalas grindr. Este relato empieza aquí:

Un día volviendo de fiesta más caliente que un mono y algo bebido me instalo Grindr, con la idea de ver q hay por ahí y ponerme algo cachondo y acabar la noche con una buena paja.

En cuanto abres la app, si te pones un nombre caliente te abren conver un montón de tios, y más si pones un buen nombre (yo me puse “la chupo”). De todas las conversaciones, una con un señor mayor es la q más lejos me lleva. Solo estoy ahí para ponerme cachondo, pero es q cachondo no se piensa bien. Le digo al tío que estoy experimentando, q nunca he estado con chicos, que nunca he practicado una mamada… Y el me convence, me seduce, me dice q vaya a su casa solo a experimentar, solo a ver si me gusta, q en cuanto ya no quiera me voy sin problemas.

Y pienso, ¿Que pierdo? Acepto y voy a su casa. Ni le había visto la cara. Es lo que tiene pensar con la polla. Recuerdo el camino a su casa (a 20 minutos de dónde estaba) la verdad es q iba temblando y me estaba arrepientiendo. Pero ante eso lo mejor es no pensarlo, ir corriendo…

Llego a su casa y me abre la puerta un señor de unos 60 años, calvo, algo gordo (intuyo que 100 kg) y perilla. Me recibe con un pico. Ahí es cuando me pregunto que donde me he metido.

Charlamos en su sofá. Yo le digo todo, soy sincero. Le digo que me cuesta dar el paso, y q es probable que me eche un poco para atrás fruto de los nervios, pero q el coja las riendas de la situación, por q en el fondo es lo que quiero, y q me gustaría por primera vez hacer una mamada y que el disfrutara. El me dice q le gustan jovencitos más o menos sumisos. Yo le digo q me soy obediente y q ademas soy muy complaciente.

Parece q esto le activa, se lanza a mi boca mientras se baja los pantalones. Yo ahí me quedo un poco en shock, volviéndome a preguntar qué que hago. El me ve un poco parado y me empuja la cabeza hacia abajo, hacia su polla. La verdad es q eso me resulta fácil y me gusta, me lanzo a ella y empiezo a chupar, torpemente eso sí. Empiezo pajearle y a lamerle los huevos y definitivamente me subo a su capullo mientras el empieza a gemir. Yo le digo dime cómo lo hago para saber q te gusta, pero no me deja terminar por q me mete la polla en la boca. Eso me gusta mucho y me esfuerzo. Cuando llevo un rato saboreando su polla, pienso en hacer lo q suelo hacer con las chicas, me la intento meter hasta el fondo.

El ve mis intenciones y fuerza la situación, cosa q me da arcada y casi vómito. Lo vuelve a hacer y le digo:

-Cuidado tío.

-Callate- me dice cuando vuelve a metermela y la aguanta.

-me estás poniendo a mil- dice mientras me saca la polla de la boca y se va de la habitación. Yo ahí aprovecho para desnudarme, para que cuando se corra no me manche, pues no quiero q se corra en mi boca.

Vuelve con algo en la mano q no alcanzo a ver y me dice q siga, y yo obediente le hago caso. Estoy empalmadisimo. Entonces me dice:

-Voy a follarte, me estás poniendo a mil- me dice mientras saca un condón (supongo q fue a por lo q fue).

Yo entonces, muy asustado (pero algo excitado creo) le digo:

-no tío, te he dicho q solo quiero una mamada, es el primer paso, no estoy… -iba a decir seguro, pero me interrumpe.

-me da igual, no puedes venir aquí y solo hacerme una mamada, es como dejarme a medias, yo te dilató, solo te dolerá al principio.

-que no tío, q te hago la mamada, y si quieres te dejo q te corras en mi boca.

– date la vuelta y confía en mí. Lo vamos a disfrutar ambos .

Yo ya no digo nada, creo q quiero, es el miedo lo q me paraliza. Pero el es verdad q sabe llevar la situación. Empieza a lamerme el ano y a meter la lengua. Algo q ya había probado antes, pero lo nuevo llega cuando me mete el primer dedo, con mucha saliva. Lo empieza a meter y sacar ye empieza gustar. De repente mete un segundo dedo y eso sí q me empieza a resultar molesto, le digo q con cuidado porfavor, pero no obtengo respuesta y al rato, cuando ya me he acostumbrado me mete el 3 dedo, donde ya me duele algo más. Esta un rato hasta q si q me acostumbro y lo noto dilatado, y el se da cuenta. Entonces, cómo la tiene algo flácida me dice:

– empalmamela otra vez.

Yo le hago caso y se la chupo un rato, cuando de repente me la saca me da la vuelta y me la pone en el culo sin entrar. Para y se pone el condón. Yo ni había pensado en eso. Se lo pone, se lo ensaliba y me lo mete poco a poco. Que dolor siento. Siento dolor y me siento utilizado por el. Yo no quería, solo iba a una mamada y ahí estaba, con un señor mayor haciéndome suyo.

Me la va metiendo poco a poco y yo le pido que lento por favor. El me hace caso, hasta q entra entera y empieza a meter y sacar lentamente. Yo ya lo he asimilado. Empieza a darme a más ritmo mientras yo veo las estrellas. No me acostumbro a a ese dolor aunq si es verdad q cada vez es más leve.

Cuando lleva unos minutos bombeando empizo a disfrutarlo y el empieza subir el ritmo. Me está agarrando de los hombros y dandome cada vez más fuerte y yo cada vez disfrutando mas. El me está penetrando a un ritmo bestial y yo tengo los ojos en blanco hasta q me empiezo a masturbar con la mano q tengo libre, pues la otra me sujeta de las fuertes embestidas que me está dando. Me corro al instante y el lo está disfrutando. 

En un momento se la saca y me la acerca a la cara, se quita el condón en un movimiento rapidísimo y se corre en mi cara. Yo cierro la boca por q no me gusta:

-abre la boca anda- me dice mientras me restriega la polla por la cara y me mete el semen en la boca.

Me limpio, le doy la mano y le doy mi número. No sé si repetiré pero me ha gustado yo creo. Quedamos en hablar otro día. Me dice q le ha gustado y q me ha manejado muy bien.

—————————————————————buenas:

Este es un relato es cierto hasta llegar a casa del señor. Lo demás es ficticio pues como explico, me da bastante cosa probar, aunq al final, me pasará igual q en el relato y me acabaré atreviendo. Cuando ocurra haré relato real.

También escribiré un segundo encuentro con este señor.

Espero q os haya gustado…

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *