Una lectora y su esposo

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Un dia recibo un mail de una chica que se identifica como lectora de mis relatos, los cuales me felicita por ellos y me comenta que en un par de semanas vendrá ella y su marido a barcelona a pasar unos días, y me querían invitar a cenar con ellos para conocerme y poder charlar un poco sobre mis relatos, la verdad que la propuesta me sorprende, pero en principio aceptó la invitación, no antes de preguntarle si su marido también conoce de mis escritos a lo que ella me comenta que sabe que escribo relatos eróticos y de dominación, en concreto sabe lo que ella le ha contado, nada más.

En los siguientes días intente averiguar las intenciones reales de la pareja, remitiendo siempre a una simple cena para conocernos y al final así lo acepte, siempre solía hablar con ella, se llama Lorena y por lo poco que pude averiguar nunca se había sentido sumisa y aunque era algo que le excitaba muchísimo al leerlo no se veia asi, y tampoco se había planteado nunca ella ni su marido o al menos nunca lo habían hablado de poder tener sexo a 3, así en vista a todo ello, estaba convencido que solo seria una cena y poco más.

Llegado el dia de la cena ellos se encargaron de buscar el lugar y allí nos vimos.

Lorena debía tener unos treinta pocos años, morena con media melena y una bonita sonrisa que adornaba su rostro, no creo que llegara al 1,60 de altura, llevaba puesto un vestido blanco y botas hasta la rodilla.

El más o menos seria de su edad, supongo que sobre media sobre 1,80 y tenía el pelo castaño, a el lo vi un poco nervioso o más bien como el no saber qué hacía allí, pero aparte de eso fue muy amable también.

Después de los besos de rigor al conocernos nos adentramos hacia el restaurante, al entrar me estuve fijando en Lorena, tenía unas buenas tetas y un culito que pedía comeme, uhmmm

Nos sentamos, nos trajeron las cartas y pedimos… ellos estaban sentados enfrente mío, de manera que ella estaba justo enfrente, y podía mirarla a los ojos directamente, además de admirar sus pechos 🙂 una buena vista vaya, empezó a preguntarme ella, era lo lógico, era su idea desde el minuto cero.

  • Tu eres asi siempre o solo cuando estas con una chica?

Realmente soy asi, otra cosa es que en mi vida social no pueda serlo, y mantenga las composturas, además soy asi solo con quien desea ver esa parte de mi, con el resto soy normal.

Su marido escuchaba, pero se notaba que no sabía a qué nos referiamos, pues su cara reflejaba extrañeza.

  • Con Susana, no crees que fuiste un poco cabrón y machista? Por lo del centro comercial, por correrte dentro de ella y por no dejar que tomara la pastilla del dia despues…

Cabron quizás sí lo fui, machista para nada, ella sabía a qué jugábamos y era libre de hacerlo o no, pero no le disgustó para nada, pues ella podía abandonar el juego en el momento que deseara y no lo hizo, además que lo disfruto al máximo, la prueba la tienes que se corrió con su marido…

Su marido preguntó que le hice a Susana, a lo que su mujer le mandó callar de inmediato.

  • Y con Laura? Lo de salir de caza para cumplir tus deseos lo ves lógico? Pobre niña todo lo que le hiciste hacer…

A ver Lorena, yo no obligo a nada ni a nadie, Susana tenía unas carencias que yo le ayude a superar, Laura tenía otras y creo que el resultado final me hace sentir orgulloso de lo que conseguimos juntos, así que no, no me pase, vino a mi una chica super timida y necesitada de ayuda y se fue una mujer muy segura de sí misma…

Su marido de nuevo preguntó sobre la conversación, su mujer le hizo callar nuevamente, y entonces intervine yo.

Soy Dominante, me gusta jugar y controlar a la chica que esté conmigo y dispuesta a ello, ves mal lo que te digo?

..Si los dos estáis de acuerdo para nada, pero que les haces para que Lorena te vea con esa opinión?

A ver, les mando y les hago de todo, pero tienen la libertad para hacerlo o no, y en principio todo es con límites, aunque la idea sea mía, ellas lo hacen porque quieren, porque les gusta y lo disfrutan, en caso contrario no lo realizarian.

..pero supongo que hablas de temas sexuales verdad?

No siempre, pero si relacionas con el sexo, y con el morbo.

  • Todo es sexo Carlos

No todo, pero si relacionado con el

..pon un ejemplo…

Queréis probar y jugar?

  • No

..Si

Voy a pedirte una cosa, puedes hacerlo o no, eres libre de hacerlo, estáis de acuerdo?

..valeeee

  • Si se lo pides a el vale, no sabe dónde se mete, jajajajaja

Venga Lorena, deja que Carlos decida por él mismo, pues creo que tu tambien eres una mandona…

  • En mi casa un poco, la verdad

Carlos, vas a quitarle las bragas a tu mujer, aquí y ahora, luego quiero que las huelas, y me digas cómo describes el aroma de esas bragas.

..Joder, que dices!! Que se las quite aqui mismo? Y si nos ven… qué va eso es una locura, paso…

Carlos, ella puede bajarselas disimuladamente y tu solo debes recogerlas, pero acepto el no por respuesta, es aceptable en el juego y no pasa nada.

  • Ves como no sabías donde te metias…

..Lore, me apetece olerlas… dámelas cari…

  • Jolin, al final has caído, eres tonto.

Lorena y Carlos empezaron una pequeña discusión entre ellos, el quería que se quitara las bragas y se las diera y el ella no quería, durante este rifi rafe nos trajeron los primeros, yo entre dientes me estaba riendo, hasta que al final intervine.

Chicos parad por favor, pues ahora si nos miran y nos oyen…

A ver Carlos, porque insistes en que te de mis bragas? Tal vez te has excitado con la idea?

Lorena, tienes quizás miedo de dárselas porque las encontrará mojadas?

Si seguro que él por lo que insiste también está excitado ahora mismo, y sois pareja, que mas da, tócalo, si es maravilloso que se pueda excitar tu pareja por el simple juego, a todo ello Carlos se puso rojo como un tomate, y a Lorena le faltó tiempo a comprobar el estado de su chico…

  • Carlos…. Solo es mi tanguita, luego te lo doy en el hotel, será todo tuyo

.. Luego ya da igual, me apetecia ahora…

La mesa se quedó en silencio por unos minutos, comíamos, bebíamos, pero en silencio, en un momento dado Lorena retiró las manos de la mesa y mirando alrededor se bajó el tanga y por debajo de la mesa se lo dio a su pareja, a él se le abrieron los ojos como platos, cerró la mano y se llevó esta a la nariz, empezando a oler el tanga de Lorena, y esta era la que ahora estaba colorada, Carlos empezó a describir el olor que percibía, al finalizar le tendí mi mano para ver si me las daba, me miró y después de pensarlo unos segundos me las paso a mi mano, lo primero que hice fue comprobar su humedad, levantando la vista hacia Lorena, y diciéndole que ahora entendía el motivo, estás cachonda Lorena, como Carlos, tocalo un poco por encima del pantalón. Esta se sonrojo al oír lo que le acababa de decir, deslizó su mano a la entrepierna de Carlos y se lo quedó mirando, este le dijo que el juego le había motivado y le gustaba. A lo que él le metió mano por debajo del vestido y saco el dedo empapado y enseñandoselo a ella y luego a mi, diciendo pues mira como vas tu jajajajaja, en ese momento le dije a Carlos que aprovechara a saborear a su mujer lamiéndose el dedo, cosa que hizo al momento, diciéndonos que estaba para mojar pan, cogí de la panera unos bastoncitos de pan que había y se lo ofrecí, diciéndole que mojara el pan, que me gustaría probarlo a mi tambien, sin pensarlo, Carlos se había soltado por completo pasó ese bastoncito por el coño de su mujer, es mas diria que se lo metió hasta un poco dentro de sus entrañas y cuando lo saco me lo ofreció para que lo probara, uhmmmm, Lorena estaba como alucinando de lo que estaba ocurriendo, su marido entregando a un desconocido para que probara como sabia su coñito, lo saboree lentamente y mirando fijamente a los ojos a Lorena mientras les decía la delicia que estaba probando y que suerte era poder meter tu nariz en la fuente de ese néctar, al decir eso Lorena se levantó y se fue dirección al baño, a lo que rápidamente le dije a Carlos que yo si fuera el me iria detras de ella para un rapidito, a lo que de golpe se fue tras ella.

A la vuelta de Carlos me dio las gracias por la idea de ir tras ella, pues fue un polvo rápido pero muy intenso, que nunca había pensado hacer cosas así como aquella noche, pero que le caía bien, así como le gustaban mis juegos, a lo que le respondí que me alegraba, pero que allí estábamos muy limitados, que en un sitio con intimidad aún podría ser mucho mejor, al acabar de cenar comentamos de ir a tomar unas copas, pero antes de levantarnos le devolví el tanga a Lorena, y le pedí que fuera al baño y se lo metiera dentro del coño, pero dejando un par de centímetros fuera de manera que le pudiera tocar el clítoris, y le pedi si podia quitarse el sujetador, a lo que ella contestó airadamente diciendo que ni hablar, a lo que su marido interpuso y conmino a que hiciera lo que le había pedido, pues hasta el momento a los dos les estaba gustando esto, y porque no probar nuevamente, se levantó y se fue al baño, nosotros salimos a la puerta a esperarla fumando un cigarro.

A la vuelta comprobé que el sujetador había desaparecido, y se le marcaban los pezones a través de la tela, motivo por lo que le di las gracias, a lo que me respondió que sí también quería comprobar si llevaba el tanga bien puesto, esto último lo dijo como en tono sarcástico, pero al oirlo, y estar justo enfrente de ella no le di tiempo a decir nada más, mi mano se deslizó bajo su falda buscando su tanga y su clítoris, jugué con él unos segundos y saque la mano diciendole que asi estaba bien, mientras llevaba uno de mis dedos a la boca de Carlos que lo recibió con sorpresa, pero se lo metió en la boca y luego otro dedo lo lamí yo directamente saboreando a esa mujer.

Estuvimos andando un buen rato, Lorena estaba cada paso más excitada, se le notaba en la cara y cada momento se apoyaba a la pared a coger aire, una de las veces le dije a Carlos que se pusiera enfrente de ella, y que le cogiera la mano y se la metiera dentro del pantalón para que su mujer lo tocara, dicho y hecho, Lorena apoyada en la pared masturbando a su marido, vaya cara de vicio que tenia, estaba cachonda y con ganas de mas, pararon porque alguien se acercaba, y seguimos caminando, un portal se abrió y sujete la puerta para que no se cerrará y los invite a entrar, nos fuimos al fondo del portal y le mande Lorena que le sacara la polla a su marido y lo masturbara, ahora era Carlos el apoyado en la pared, Lorena enfrente de él, y yo me situé detrás de ella y le saque las tetas empezando a jugar con ellas, se giró, me miró y se dejó hacer, le mande comerse la polla de Carlos y se agacho y yo con ella, ahora deje sus tetas fuera y la empeze a masturbar, Lorena no duró ni dos minutos en correrse, y luego se corrió Carlos encima de sus tetas y manchando el vestido, cogi a Lorena y la levanté, le dije a Carlos que estaría bien que lamiera su corrida a su mujer, me miró extrañado y le dije venga, que esperas, y su mujer se giró hacia mí como alucinando, y aproveche para meterle  mi lengua en su boca, mientras su marido le limpiaba las tetas y yo con una mano le tocaba nuevamente su clítoris, al notar que le estaba llegando el orgasmo de un fuerte tirón saqué su tanga de su coño, haciendo que estallara en una brutal corrida, hasta las piernas le fallaron y tuve que cogerla para que no se cayera al suelo.

Mientras se arreglaban un poco la ropa me di cuenta que había un pequeño charquito en el suelo, me agache, unte mi dedo en el, lo olí y lo probé, era el orgasmo de Lorena, a lo que le pregunte si sacaba chorros cuando se corría y me dijo que eso no era suyo y le dije pruébalo, está aún caliente y es tuyo, al hacerlo dijo que nunca le había pasado, pero podía ser, pues noto algo muy raro al correrse, pero que sería la primera vez si era suyo.

Al salir del portal Lorena comentó que debía pasar por el hotel a cambiarse la blusa, pues estaba toda manchada, y me pregunto si me importaba acompañarlos, que el hotel estaba a dos manzanas de allí, a lo que le dije que adelante, al llegar al hotel ella subio a la habitacion a cambiarse y Carlos y yo nos sentamos en recepción a esperarla.

  La verdad que me ha encantado lo que ha pasado hoy, nunca imaginé que me pudiera gustar ver como masturbaban a mi mujer delante mio, pero ha sido una gozada, me ha efectuado la mamada de su vida, a veces me la come, pero como hoy nunca, ha sido especial, nunca antes lo había efectuado con esas ganas, y me gustaría seguir jugando, qué opinas ?

Por mi parte no hay problema, me apetece, pero piensa que si estamos en privado voy a follarme a Lorena, estás preparado para algo así?

  Hasta hoy creía que no, pero creo que si, quiero ver como te la follas

Bien, las condiciones son las siguientes

1. subes para hablar con tu mujer del tema, y le explicas las condiciones, si ambos lo aceptan y queréis por mi sin problema.

2. Tu no podrás negarte a nada sin probarlo antes aunque sea solo un poco, si lo pruebas y decides que no quieres seguir pararé ese juego, si no quieres ni probarlo inmediatamente me marchare.

3. Y deberás obedecerme en todo, os diré una palabra clave para parar el juego cuando queráis.

4. Si en algún momento os negáis a algo os respetaré, pero entonces seré yo el que pare el juego, pues me iré.

Si estás de acuerdo sube hablar con tu mujer, cuéntale las condiciones y si acepta vuelve a bajar a decirmelo, yo mientras iré a mi coche a por mi mochila, si dentro de 45 minutos no se nada de vosotros me retirare y no esperaré más.

Carlos acepto las condiciones, y ahora faltaba ella, las aceptara?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *