Chica decente de día, y mi puta callejera de noche

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Me presento, soy Ángel, un chico de 33 años, vivo en la costa de Andalucía (España), soy un chico que lleva una vida sana, y amante de la playa, de la noche, del deporte al aire libre, de viajar, de las cosas buenas de la vida, sobre todo el sexo, :). Mi historia personal es un poco curiosa, soy nacido en New York, mi madre es newyorkina de orígen irlandés, y mi padre es de New Yersey, hijo de emigrantes españoles, por lo que desde muy pequeño hablo tanto inglés como español.

Mido 185, de espaldas anchas y complexion atletica- fuerte, labios carnosos, mirada aniñada de ojos grises, rostro varonil y atractivo, tengo una bonita y armoniosa figura por naturaleza, con atractivas formas por genética, cuerpo modelado por la actividad física, piernas de futbolista, muy bien proporcionadas y bueno, para que andarme con rodeos, tengo una buena polla, lo se, a las chicas le gusta, su textura, su grosor, su sabor, su calor, su energía, su movimiento, su potencia, su leche..umm, no te estaras relamiendo de gusto no putita? No recuerdo haberte dado permiso.

Me encanta disfrutar del maravilloso mundo del sexo, me pueden dar morbo infinidad de situaciones, pero desde luego, me encanta dominar a esas chicas que en el fondo son unas buenas perras, sobre todo las que van de duras y divinas, y luego son las que mas cachondas se ponen cuando son dominadas, o las que tienen novio y te sonrien seguras de sí misma como queriendo decir yo ya estoy ocupada, pero en el fondo están deseando probar cosas nuevas y ser tratadas de manera dominante, que las caliente, les haga arder, profundizar en sus deseos perversos, hacerlas sentir sucias, traviesas, quebrantando las normas morales, descubriendo el placer oscuro de disfrutar siendo humilladas, cuando en la realidad luchan por aparentar mucha dignidad y orgullo..

Ante todo quiero señalar que esta historia es completamente real, nunca me había planteado poder experimentar una fantasía de este tipo de morbo, si que había tenido experiencias liberales de rollo, zorrita consentida-cornudo consentidor, pero nunca me había imaginado una situación del tipo que a continuación comienzo a relatar.

Los conoci a traves de páginas liberales de internet, se trataba de una pareja joven, el de unos 26 años, y ella unos 23, creo que de Madrid, los cuáles se encontraban residiendo en mi provincia desde hace pocos meses. Entablé contacto con el chico, a través de diferentes emails, donde me iba contando poco a poco sus fantasías como cornudo consentido, y algunas de las experiencias que habían vivido. Así poco a poco fuimos dando forma a una fantasía que aún tenían pendiente de realizar.

Me dijo que él era el que tomaba la iniciativa de las situaciones, el que proponia fantasías a su chica,y apartir de ahí, ella decidía hasta donde llegar. Que no era nada fácil a veces poder convencerla o animarla para realizar algunas situaciones, que era selectiva, y algo compleja, pero que cuando se soltaba y se dejaba llevar, era una chiac muy caliente.

Una de las situaciones que solían realizar, era irse a una zona de polígonos por ejemplo, con el coche, y allí ella cuando pasara algún hombre que les gustara, pues exhibirse y zorrearle un poco, cambiándose ella la camiseta allí mismo en el coche, en el asiento del copiloto, sin llevar nada debajo, dejando ver sus magníficas y turgentes tetas al afortunado, que normalmente se quedaban sorprendidos y atontados mirándola por la ventanilla, sin saber que hacer.

Otras veces habían quedado directamente por internet con los interesados, y cuando estaban en el coche, invitaban al chico a entrar, y ella le enseñaba las tetas, y se dejaba magrear un poco, otras veces no se dejaba tocar y solamente le hacía una paja al chico, o se tocaba mientras el chico se hacia una paja en su honor viendo comoella se magreaba las tetas y metia sus dedos en su caliente coño.

Llamaremos a la pareja por nombres inventados obviamente, a él le llamaremos Jorge, y a ella Sara.

Como fantasía más atrevida, y donde en esta ocasión si tomó ella más la iniciativa, una vez Sara quedó con un chico que conocían del barrio, de salir de fiesta, y del gimnasio donde iba ella. Y quedó ella en su propia casa con este individuo, y Jorge se encontraba espiando ese encuentro en otro cuarto de la vivienda, donde pudo escuchar y observar como el citado musculitos, se follaba a su chica con fuerza y pasión, penetrándola por todos lados, y dejándosela bien folladita, y llena de leche.. Todo este consensuado previamente entre Jorge y Sara, sin que él afortunado follador supiera nada, pensando que estaba solo en la vivienda.

Lo mas curioso de esa historia es que a los pocos días la parejita coincidió en un pub con este individuo, y el cornudo tuvo que darle la mano de forma amistosa, mientras recordaba como se habían follado a su novia con devoción en sus narices, y como saludaba a su chica de manera discreta con dos besos, después de haberle dado polla a pelo en todas las posiciones.

Volviendo a la fantasía a realizar conmigo, fuimos dando forma a un encuentro que a Jorge le daba mucho morbo, que era ir a un lugar apartado y discreto en coche con Sara, y vestirla de puta de carretera, y decirle a ella que en ese lugar solían ponerse putas callejeras, y que de vez en cuando aparecían clientes de todo tipo, que buscaban la compañía de una buena puta , que le hiciera un trabajito.

Ahi entraba en escena yo, que me haría pasar por uno de esos clientes que por casualidad va a buscar compañía, sin que ella supiera que nada estaba pactado de antemano con Jorge, sino que ella tendría instrucciones de satisfacer bien y dejarse llevar con el primer cliente que apareciera y a ella le llamara la atención.

Y yo, sabiendo que ella estaría predispuesta y obediente a los deseos de Jorge, aprovecharía para desde el primer momento como cliente lanzarme a magrearla y comprobar la mercancía, ya que así se lo indicaría Jorge, que se dejara meter manos de primeras fuera quien fuera. Y ya si accedía a estar conmigo, después aprovechar y llegar hasta lo más lejos que pudiera.

Ya que esa era la fantasía de Jorge, algo guarro, extremo, morboso, que no quedara solo en enseñarme las tetas o hacerme una paja como había echo con tantos otros, sino que fuera esta vez mas alla, y la pusiera muy caliente y follaramos, y la follara sin condon, de forma brusca en plan pelo porno, y le hiciera todas las guarrerias y cerdadas que se me pasaran por la cabeza, como si fuera mi puta sumisa a mi servicio.

La verdad que me dio un respingo la polla cuando me propuso esa idea, no esperaba algo tan perverso y morboso.

Sobre Sara, antes de conocerla Jorge me describió que era pequeñita de estatura, sobre 1,60, de pelo liso negro, ojos rasgados oscuros, piel clara, de cara agradable , sonriente, culito pequeño respingón, y unas buenas tetas turgentes como dos flanes, con un chochito pequeñito pero muy apetitoso, caliente y estrecho, y que le encantaba hacer pajas, era su especialidad, y que la comieran el coñito.

En ese momento en mi ciudad, dentro de la libertad que da vivir en un lugar que nadie te conoce, Jorge y Sara habian conocido por internet a dos chicos con los que quedaban de vez en cuando, uno de unos 36, bien dotado, a los que ellos habian bautizado como “el pollón”, con el cuál solían hacer tríos. Y otro más jovencito de unos 22, con el que ella le gustaba mantener relaciones más a solas, en actitud más dominante hacia el yogurín, follándoselo mientras Jorge miraba y se pajeaba desde la puerta de la habitación, o los escuchaba follar desde otro cuarto o desde el pasillo.

Quedamos una noche en la época de Navidad de hace un par de años, cercana a final de año, de estos días que la gente está de vacaciones y celebraciones, y se genera un ambiente propicio para vivir una aventura diferente, y terminar el año con una nueva y excitante experiencia.

Jorge le fue proponiendo los días anteriores a Sara, lo de llevar a la realidad, la fantasía de puta callejera, y aunque ella se mostro un poco reacia de primeras, cuando estaban en frío, después cuando follaban recurrían a esa fantasía y Sara se ponía muy cachonda. Y al parecer esos días previos follaron muchas veces pensando en eso.

Tal como me explicó Jorge, la noche que quedamos, se dirigió con su vehículo a una zona escondida y muy poca transitada de mi ciudad, una especie de carril asfaltado, que bordeaba una rambla, y que no tenía salida al final del carril, un lugar por donde no pasaba nadie, a no ser que fuera allí alguna parejita en coche, para intimar y follar. En realidad no era un sitio de prostitucion callejera, pero Jorge habia echo creer a Sara que sí.

No existía iluminación en ese lugar, estando totalmente a oscuras toda la avenida, sería de al menos un kilometro. Jorge y Sara se situaron con el vehículo al margen de la avenida, cerca del final del carril, y mandó su ubicacion por GPS, y coordinamos una hora, las 00:00, para que yo pasara como por casualidad por la zona donde ellos estaban, y en ese momento Sara habria salido un par de minutos antes fuera del coche, quedándose Jorge dentro como si fuera su chulo, y Sara se exhibiria paseando frente al coche como una puta de carretera, a la espera de captar algun cliente.

Así fue, pasé por la zona que estaban ellos, yo con las luces encendidas de mi coche, y ellos las tenian apagadas, pude distinguir un vehículo estacionado en sentido contrario al que yo circulaba, y la ventanilla del conductor bajada, no pudiendo distinguir bien en ese momento a los ocupantes del vehículo, pero si se distinguía que había un chico en el asiento del conductor, y una chica en el del copiloto.

Al tener esa visión tan estupenda, y percibir que estaba cerca de poder adentrarme en una fantasia tan excitante y morbosa, mi corazon comenzo a acelerarse, y me puse un poquito nervioso, pensando como actuar, o que decir al inicio, tuve un momento de bloqueo, pero despúes pensé que había que intentarlo, que era una fantasia que todos buscábamos, y así con esa actitud me dirigi hacia donde estaban ellos, estaba vez circulando en el mismo sentido que ellos tenian posicionados el vehículo, ella se encontraba con medio cuerpo metido por la ventana del conductor, hablando con su chico.. y dejandome ver parte de sus nalgas dado la escasa tela de su fada, al pasar giro la cabeza mirandome de reojo, me parecio ver una sonrisita.

Tengo que decir que en ningun momento conoci a Jorge y a Sara por fotos de cara, antes de quedar, asi lo queria el, y así me gustaba también mas a mi, más morboso no conocer el rostro de ellos.

Estacioné delante de su vehículo, y otro latido intenso inundo mi corazón, tras unos segundos de espera Sara se aproximaba a la ventanilla de mi vehículo, siguiendo lo pactado Jorge le habría indicado que fuera a ofrecerse al cliente que se había parado.

Bajé la ventanilla, y me encontré una chica muy atractiva, de apariencia de niña buena, no de guarrilla, con una sonrisilla timida, tal como me había descrito Jorgen una chica de tez blanca, pelo moreno liso, de cuerpecito pequeño pero muy proporcionada, llena de curvas, con un par de tetas que asomaban por su escote de buen tamaño, y de apariencia firmes y apetitosas como dos flanes, y con unas buenas piernas torneadas y proporcionadas, y culito respingón, sin ser exagerado, en su justa medida.

Sara– Hola guapo, que tal…(Se le notaba un poquillo nerviosa, ella pensaba que yo no sabría que era su primera vez, y que era una puta callejera de verdad, pero en ese momento entre que me enternecio y me dio morbo, ya que yo si sabia que era su primera vez jeje.)

Angel– Hola preciosa, eres nueva por la zona no? No te habia visto antes.

Sara– Si, llevo poco por aqui.

Angel– Pues me gusta mucho lo que veo, pero me gustaría verte con más detalle.. (Le dije eso, sabiendo que Sara habia recibido ordenes de Jorge, de que en la fantasia que habían pactado, ella tenía que dejarse magrear, sobar y tocar, si el cliente decidía hacerlo así. Así que yo jugaba con esa perversa ventaja de saber que no me rechazaría jeje.

Me bajé del vehículo y me acerque a ella y se reía y me miraba nerviosa, con risita tonta, le cogi de la cintura, le levanté un poco la falda, y acaricie sus muslos, diciéndole..Uff niña, estas muy buena..al tiempo que le sobaba un poco sus tetas por encima del escote, y manoseaba un poco de las tetas que le sobresalían , rozandolo suavemente con la palma de mis manos…..

Angel– Vaya tetas tienes¡, deben estar deliciosas.

De reojo miraba hacia el coche de ellos, a unos escasos 10 metros, pero no acertaba a ver al conductor a Jorge, que se estaría deleitando con ese espectáculo. Recuerdo que por email me decia que le encantaría que cuando me bajase del coche, la sobase bien sin ninguna vergúenza..y así estaba haciendo..pero no quería que se notara demasiado que yo sabia que podía tocar lo que quisiera, así que fui comedido dentro de lo que cabe.

Tras seguir tocando y disfrutando sus tetas y culo un poquito, seguí piropeándola.

Ángel-que me parecia muy linda, muy sexy, y que me gustaría que subiera al coche…

Sara sonrió neviosa, – umm, tengo que consultarlo primero con mi chulo..

Ángel- sin problema, aquí en el coche espero tu respuesta.

Se fue andando hacia el coche contoneando el culito, con clase y elegancia de zorrita novata jeje, y se introdujo en el coche de ellos, por la puerta del copiloto. Yo me quedé esperando unos 5 minutos que se me hicieron eternos…Miré por el espejo retrovisor, y me pareció ver que al salir del coche nuevamente Sara, se iba hacia la ventanilla del conductor donde estaba su novio, y hablaba un poco más con él, riéndose, para después emprender camino nuevamente hacia mi coche.

´Sara — Está bien, podemos hablar sobre el servicio.

Como era navidad y de noche, le propuse entrar dentro, que hacía mucho frío fuera.

Angel— Vamos, que no te voy a comer, soy un buen chico, confia en mi, además hay está tu chulo, pasa y así me animo un poco a ver que podemos hacer…

Sara seguía sonriendo tímida, y miró hacia su coche, como buscando aprobación de su novio, y tras unos segundos de duda, decidió entrar.

Sara–Bueno, entrare pero solo para hablar de momento, tienes que ser bueno y portarte bien.

Angel– Yo soy muy bueno, lo prometo, solo hablar, jeje.

Salí del coche y abrí a Sara la puerta trasera izquierda del vehículo, no sin antes adelantar mi asiento (el del copiloto ya lo llevaba adelantado y reclinado de casa jeje, para no perder tiempo llegado el momento).

Sara entró y se reclinó un poco para sentarse al fondo de el asiento trasero. A a mi me estaba poniendo ya muy malo la situación, pero tenía que ir paso a paso, ya que recordé que Jorge me habia contado que ella era muy imprevisible, y que la mayoría de las veces que habían decidido realizar juegos morbosos de este tipo, como mucho se había exhibido o le había echo alguna paja a alguno de los chicos en la parte trasera del coche mientras ella se masturbaba o se magreaba las tetas.

Una vez dentro intenté mostrar seguridad, y consciente de que ella aún dudaría si era un putero de verdad, o si lo había pactado con su novio, intenté ir poco a poco para que no se sintiera muy incómoda, y ir viendo si ella iba entrando en calor y poniendose cachonda con la fantasía.

Angel-Y bien, eres nueva entonces, no te había visto nunca, yo es que me conozco a todas las putitas de la zona.

Intente adoptar el rol de putero guarrete, algo prepotente..pensando que si el boxeador musculitos tipo duro se la habia follado por todos lados en casa con el cornudo de su novio escondido, eso era lo que le ponía…y no los indencisos, inseguros y tímidos.

Sara– A todas las putas? Vaya osea que eres un putero experto..me contestó Sara algo sarcástica y divertida, sacándome un poco la lengua y guiñándome un ojo.

Angel– Bueno, yo no diría putero..eso es un poco despectivo, yo diría que follan conmigo porque me obedecen, son mis putitas y mando sobre ellas.

Sara- Ah, vaya que eres su chulo?

Angel— No exactamente, yo controlo esta zona, y todas las putitas que ahí aquí lo hacen conmigo gratis o ya saben las consecuencias, está prohibido ejercer la prostitución en esta zona, así que o me la chupan o al calabozo..jeje (Dije esto al mismo tiempo que mostrando una gran sonrisa de prepotencia y superioridad, enseñaba una placa de policía colgada al cuello que conservaba de mi epoca de policía de Nueva York)

En ese momento me desabroche el cinturon y me baje un poco el pantalon vaquero y el calzoncillo, liberando mi gorda polla que estaba a punto de explotar., y asomó la cabezota de mi nabo, mi glande brilloso y jugoso, con una gotita de lefa ya en la punta, como si fuera una cobra caliente llena de veneno deseosa de picar un buen coñito.

Sara me miró asombrada, y después dirigió la mirada a mi polla, quedándose embobada, mirandome con los ojos muy abiertos, intentando encontrar algún signo que demostrara alguna debilidad en el papel que estaba interpretando, que le hiciera ver que todo era una actuación, y que en verdad ni era poli, ni era un putero callejero. Era como si esperara que yo confesara en cualquier momento que todo estaba pactado con su novio. Desde luego su gesto no era de miedo, ni de asco, ni de querer irse, sino de parecer ir metiendose poquito a poco en la aventura, y estar atenta a ver que iba sucediendo a cada paso.

Pero me resistí a abandonar ese rol, y a desvelar la verdad, y quería hacerla dudar hasta el fondo, tal como había planeado con Jorge, para que la situación fuera más morbosa, y ella sintiera que lo estaba haciendo con un putero de verdad

Seguí hablándole de forma directa, sin dejarla pensar, siguiendo en la misma línea.

Angel– Así que me encantaria estar probarte zorrita, desde que te he visto ardo en deseos de desnudarte y darte polla por todos lados, así que dile a tu chulo lo que te he dicho, y se una buena zorrita. Confia en mi, lo pasaremos bien.. (En ese momento yo también le guiñe un ojo, para hacerle un gesto de que confiara un poco y se dejara llevar, y hacerle ver que no estaba con un loco pervertido)

Sara obediente bajó del vehículo y se fue a hablar con Jorge, metiéndose de nuevo en su vehículo.

En unos 5 minutos de nuevo esta vez salió Jorge del vehículo, y se acercó y me habló a través de la ventana trasera izquierda (ya que yo me habia pasado a la parte trasera para hablar con Sara, y alli la estaba esperando con la esperanza de que empezara pronto la fiesta y alli mismo comenzaramos a jugar)

Tengo que recordar al lector que nunca antes había visto a Jorge, ni por email, wassap, ni nada, y se acercó un chico de unos 25 años, de apariencia normal, no era un chico de gimnasio, ni de apariencia atletica, pero tampoco estaba gordo. De cara podría aparentar ser un novio mas bien formal, de los que no te esperas que puedan tener esas perversiones y fantasías sexuales a realizar con su novia, en la cabeza, pero la vida te demuestra que a veces las personas que de apariencia son mas formales y másm tranquilas, son las mas perversas sexualmente hablando.

Jorge– Buenas, que tal.

Angel– Buenas, pues aquí, ya me ves (respondí yo sonriente).

Jorge– Pues ha venido a hablar conmigo, y me ha contado que le has dicho lo de que eres un poli corrupto que te tiras a todas las putitas de la zona..

Angel– Si, te comente que a lo mejor usaba esa fantasía, y he pensado que vendría bien como elemento dominante de morbo, ya que a ella le gusta eso no?

Jorge– Si, si está bien (asintió Jorge aprobando mi decisión), ella duda si es verdad, así que parece que algo si se lo ha creído; Además está muy excitada, pero es tímida, y va poco a poco..pero me ha dicho que menudo pollón te gastas..

Angel– Umm, pues dile que la tengo a ti toda para que ella la disfrute. Entonces, quiere venir a mi coche? La ves decidida?

Jorge– Si, si, pero ya sabes lo que te conté, es imprevisible, y habra que ver hasta donde quiere llegar, si te soy sincero, estoy muy cachondo ( me dijo con la voz entrecortada Jorge), y la verdad que me encantaria que ella se deshiniba y te la puedas follar por todos lados, pero a ver si se suelta..

Angel— Eso también quiero yo, meterle caña y romperla a pollazos jeje. Bueno pues dile que se venga y vamos a ver..

Jorge— Bueno, la unica pega, es que me ha dicho que prefiere que esteis juntos en nuestro coche, sino tienes problema, es que asi se siente más tranquila. Yo no estaré dentro, estaré fuera, y he dejado las ventanillas de atras bajadas un poco para poder escucharos, que como te dije eso me da mucho morbo..

Angel— Si, no te preocupes tio, voy para vuestro coche, y asi tu te puedes poner cachondo oyendo como me follo a tu zorrita cornudo, jeje

Jorge— Uff, a ver si es verdad, estoy muy cachondo tio.

Jorge regreso hacia la zona donde estaba su coche, quedándose fuera, yo no vi exactamente donde se ubicó por la oscuridad. Me dirigí hacia su vehículo, con ansia de ver como me iba a encontrar a Sara, y abri la puerta trasera izquierda.

Vi que estaba sentada en el asiento trasero derecho, mirando fijamente hacia mi, algo sonriente..entré y me senté en el asiento trasero izquierdo, cerrando la puerta, comprobando como del lado que estaba sentado Sara, la ventanilla estaba algo abierta, tal como habia planeado Jorge, para poder escuchar un poco de lo que allí pudiera ocurrir.

Me acerqué un poco a Sara, ya más decidido, y con la ventaja de conocer que ella estaba predispuesta al menos a jugar, y empezaba la partida en serio. Sara fue cambiando su expresión tímida y sonriente, por otra más seria, más sosegada, pero al mismo tiempo más segura, parece que el echo de estar en su coche le daba más seguridad y confianza, y le hacia perder un poco esa timidez inicial.

Angel – Bueno zorrita, me ha dicho tu chulo que estás preparada para jugar (Le dije a Sara al tiempo que le acariciaba el muslo izquierdo por encima de la rodilla, con mi mano derecha, metiendola por debajo de la falda)

Sara – Bueno, jeje, vamos poco a poco a ver. (Dijo Sara de nuevo mostrando esa sonrisita tímida, que al mismo tiempo la rodeaba de una especie de barrera invisible que le impedía soltarse del todo.

Angel– Bueno, para que empezar poco a poco, pudiendo retomarlo donde lo dejamos (le dije al tiempo que le llevaba su mano derecha a tocar mi paquete por encima del pantalon), Además ya se que te ha gustado mucho lo que viste. Como te veo un poco tímida..vamos a jugar a que yo te voy indicando que tienes que hacer..(le dije mientras le presionaba con mi palma de la mano, por encima de su mano abierta, sobre el bulto que mi polla formaba en el pantalón, muy empalmado por la situación, necesitaba liberarla porque estaba como una fiera enjaulada)

Angel-Te parece bien putita?

(Sara asintió mordiéndose el labio inferior, con mirada pícara y caliente)

Sara– Bueno, puede ser divertido, tu pide pero no significa que vaya a hacer todo lo que mandes, no quiero crearte ilusiones cariño, jeje

Volvía a salir ese tono burlesco y vacilón de Sara, sin duda fruto de tantas y tantas experiencias donde había jugado a ser mala, y había dejado a otros chicos a medias, los había calentando cario previamente usando sus mejores artes, y `posteriormente los había dejado con la miel en los labios.

Yo no queria pasar esa delgada línea que había entre intentar ir despertando y calentando a esa fiera sexual morbosa y viciosa, y el poder pasarme de revoluciones de primeras, y naufragar al primer intento de querer llevar la situación a un nivel superior.

Angel— Bien, de momento quiero que me abras tu solita el boton del pantalón, después me bajes cuidadosamente la cremallera, , y me bajes con cuidado un poco el pantalón.

Aun tenia la mano de Sara que estaba sobre mi paquete, cogida con mi mano, así que sin dejar de mirarla fijamente, y ella a mi, se la solté, y le indiqué con la mirada que comenzara a obedecer.

Angel— Vamos, tu solita sabes lo que tienes que hacer..

Hice una pose de ponerme comodo, poniendome las dos manos detrás de la cabeza, y acomodando mejor mi espalda en el asiento, reclinando mi cabeza un poco hacia trás.

Sara jugaba dando circulos sobre mi polla, con su palma de la mano por encima de mi pantalón, aprisionando en distintas zonas de mi polla, a través de la tela vaquera…mi polla estaba que reventaba, y ella parecía jugar con esa tortura de hacerme desear que comenzara a ir más allá.

Angel– Obedece perrita (Decidi emplear un tono un poco más severo para mostrarle que me estaba impacientando..

Sara procedió a abrirme de forma delicada el boton del vaquero, con una de sus manos pequeñas y delicadas, pero al parecer muy habilidosas, …sin dejar de mirarme, con la misma mano que me abrió el botón, buscó la cremallera, y lentamente fue bajando hasta el final la cremallera.

Mi polla pego un respingo hacia arriba, cubierta aun por un calzoncillo tipo slip, de color negro. Mi serpiente traviesa estaba palpitando y muy caliente, latiendo con fuerza y buscando sin duda salirse del calzoncillo, asomando un poco del jugoso glande de mi polla, por el borde del calzoncillo, impregnandose el ambiente de un exquisito olor a mi polla, que iba perfumando vicio el ambiente dentro del interior del coche.

Y Sara seguro que percibía ese olor delicioso a mi polla, y se le estaba introduciendo por sus fosas nasales, y eso me ponía muy cerdo, jeje. A lo mejor el cornudo de su novio desde fuera, a través de la ventana tambien olia a la esencia de mi rabo, jeje.

Angel— Bajame el pantalón vaquero que esté cómodo zorrita.

Sara, metio sus dedos por dentro de mi pantalón, por mis caderas, sientiendo sus pequeñitos dedos, un poco fríos pero agradable al tacto, como sentia que sus uñas se clavaban un poco en mi peil, al tiempo que tiraba del vaquero desde mi cintura hacia abajo, teniendo que inclinarse en el coche hacia abajo, dejandome el pantalon bajado a mitad de muslos, por encima de las rodillas

Volví a coger su mano y esta vez sin pantalón de por medio, con mi polla gorda totalmente empalmada, la lleve la palma de su mano a empujar mi nabo por la parte de arriba, como si fuese una palanca de cambios. Después la soltaba su mano, y la polla volvia a su posicion apuntando al techo por debajo del calzoncillo.

Angel—Te gusta puta? Esta dura eh?

Sara—Si, muy dura. (Sara se relamía Sara los labios, al tiempo que no deaba de mirar excitada la inmesidad y firmeza de mi polla)

Angel— Bien, ahora libera mi polla zorra, se que lo estás deseando.

Sara de nuevo con su mano derecha, cogio suavemnte el elastico del calzoncillo, procediendo a ir bajandolo poco a poco, mientras aplastaba mi polla hacia abajo, para que no le molestara mi rabo.

Una vez que el calzoncillo iba a bajar de la punta de mi polla, al pasar el elastico hacia abajo, mi polla se liberó golpeando fuertemente contra mi ombligo, como si mi polla le hubiera soltado una bofetada a mi barriga. Mi polla se veía desafiante, húmeda, con el glande jugoso y brillante, esa cabezota gorda y morada, con la punta llena de liquido preseminal, y el glande jugosito de haber estado deslizandose las gotas de lefa.

Mi polla estaba perfectamente olorosa, lubricada, empalmada, para haber cogido en ese momento a Sara, y haberle partido el coño y el culo a pollazos…pero queria ir poco a poco jeje.

Una vez tenía mi polla en ese estado, volvía a coger la mano de Sara para llevarla a mi polla, pero antes de que le ordenara nada, hizo algo que al mismo tiempo me encabronó y me descolocó.

(Se metió la mano dentro del escote, entre las tetas, sacandose la muy puta un preservativo, que abrio rapidamente con un mordisquito con la boca como una puta callejera experta, y se dispuso a ponermelo sin preguntarme)

Angel– ¿Que haces zorrita?. (Le pregunté yo incrédulo,a l ver ese giro de la situación).

Sara me miraba sonriendo de forma inocente…pero no me molaba nada que intentara coger las riendas de la situación y dirigir como se iban a hacer las cosas.

Angel— Oye, putita, creo que no has entendido que he negociado con tu chulo hacer lo que me apetezca, y si a mi las putas de la zona que me follo gratis, me la tocan sin condón…tu también lo haces, entendido? O quieres que le diga a tu chulo ahora mimo lo mala puta que eres.

Sara— Por eso mismo, porque soy una puta, así lo hago con todos los clientes. De momento tiene que ser así cielo..(Me dijo de forma dulce al tiempo que acercaba el preservativo a la punta de mi polla

Me quedé inmovil, porque hay que reconocer que no es del todo desagradable estar saentado en el coche de una desconocida, que esta viviendo su fantasía de ser puta callejera por una noche, con la polla a reventar apuntando al techo, y la chica mientras me acariciaba con sus uñas de color rojo de putón, con la otra mano fue ccolocando el preservativo en la cabeza de mi glande.

Sara—Uff, que gorda la tienes, no se si va a caber

Angel—Pues entonces no lo pongas zorra.. decía yo entre indignado y excitado.

Sara— Sabes que tengo que ponerlo..

Era muy agradable sentir sus dedos, aunque fuera por encima del plastico del preservativo, como acariciaba con sus yemas mi glande, presionando la punta, recorriendome escalofrios de placer por la columna, empujjando para que encajara bien el preservativo, y a partir de ahi, sentirse en la gloria mientras deslizaba la goma ayudandose de sus dedos y uñas, por todo el tronco de mi colosal rabo.

Sara—Bueno que, dijo Sara, que quieres hacer

Angel—Pues me has cortado un poco el rollo, sabes zorra? Pero ya que estamos, meneala un poco, que me ha dicho tu chulo que se te da bien, que eres una buena pajillera

Sara rodeo con su pequeña derecha mi polla, por la cabezota..colocando bien la punta del preservativo para dejar que respirara un poco mi pequeña, jeje, y estrangulandome mi glande, comenzo una deliciosa presion, al tiempo que le daba a la zambomba hacia abajo…

Sara—Uff, no puedo rodearla, es muy gorda. Se quejaba Sara.

Angel—Ya te lo dije putita, que es mejor al natural, al menos sentiría más el roce de tus expertas manos..

Tengo que decir que tengo muy poca sensibilidad en la polla, a la hora de que me pajeen o me la mamen, necesito del buen hacer de manos y bocas calientes y expertas, que sepan darle la intensidad, calor, presión, roce, velocidad, etc exactas, para poder darme placer. Ya que la mayoría de las veces se quedan cortas en esa intensidad, por el miedo de que puedan pasarse o hacerme daño. A mi me encantaue las zorras me coman la polla con pasión y devoción, jeje.

Angel—Ayudate de la otra mano perrita, mi rabo necesita como minimo tus dos manos.

Sara obedeció por fin de nuevo, y rodeando con su otra mano deslizo sus dos manos a la zona media del tronco, presionando de nuevo como si hubiera atrapado a un animal indomable y no pudiera soltarlo , y ahi comenzó a hacerme una paja bombeando, que me estaba dejando un sabor agridulce. La intención no era mala pero esque no, paja y condón, mala combinación, jeje.

Angel— Mira zorrita, estoy siendo bueno de momento, y intento ir poco a poco porque tu chulo me ha dicho que no has tenido muchos clientes aún, pero una cosa es eso…y otra que llevas camino de ser la puta más consentida y desobediente que me he encontrado…

Sara me miró con desaprobación, como diciéndome, pero chaval, si supieras la suerte que tienes que hace unos dias ni me planteaba realizar esa fantasía. Pero creo que podía más el deseo de su novio de que se dejara llevar, y sentir que estaba ahí afuera, y que no queria decepcionarle…así que yo en mi línea subi un poco la apuesta..

Angel— Zorrita, vamos a ver, ya que tus manos no son lo expertas que debieran ser, y que con la goma no se siente muchas sensaciones la verdad, Chupame la polla perra…seguro que asi siento un poco mas de calor.

Sara me miraba indecisa..y seguia en ese plan desobediente..

Angel—Oye, te lo estoy diciendo en serio, me estoy cabreando, que pasa, te dedicas a comer pollas de desconocidos por la noche, y no te dignas a chuparmela a mi? Ya te he dicho que controlo esta zona, y me estoy empezando a cabrear y voy a salir a tener unas palabras con tu chulo..

Dije esto en tono mas alto y mas alterado, para hacer entender a Sara que iba en serio, y que iba a salir a hablar con Jorge en cualquier momento

Sara— No no espera, esta bien..pero solo un poquito..

Sara se reía como la niña que ha intentado hacer una travesura por si colaba, y no había salido bien. Nose si era por no romper el juego, por no enfadar a su chico, o porque tambien le daba morbo rebelarse de vez en cuando, y no acatar ese rol de sumisa para que no se hicera monótona la velada. El caso es que de momento dejó esa coraza a un lado y se fue inclinando sobre mi polla, poniendo las rodillas sobre el sillon trasero, y quedando sus deliciosas tetas somando por el escote, al alcance de mis manos, asi como la minifalda se le quedaba subida por la cintura, quedando todo su culazo tambien a mi disposicion.

El aliento calido de su boca al acercarse a mi polla, se podia sentir aunque mi polla estuviera prisionera con el plastico del preservativo…Desde luego que no me iba a conformar con que esta rebelde zorrita me pajeara o me la chupara con goma, tendría que ingeniarmelas para intentar conseguir que Sara se fuera soltando y sacara su lado de perra sumisa caliente, pero no iba a ser tan fácil…

 (Continuará…)

Sigues ahi mi preciada y preciosa lectora?Mi lectora adorable está disfrutando en su intimidad poniéndose en el papel de la chica, jeje, o simplemente como espectadora de los hechos disfrutando como una buena voyeaur… espero que te haya gustado o haya pasado al menos un rato entretenido jeje, o han sido las manos las que has tenido entretenidas?;).

Si eres chica, y te ha despertado la curiosidad el relato, y el protagonista y el escritor, que son el mismo ser, osea yo; y te apetece contactarme, puedes escribirme a Bomboy_sexy@hotmail.com No agrego a nadie a skype, ni le hablo, sino me escribe al email, y me muestra que tiene el suficiente interés en contactarme, como para que le presete atención.

Soy una persona orgullosa, y no me gusta que me traten como a un objeto de placer, y que me escriban chicas intentando saciar su curiosidad como sumisas, buscando un rato de calentura por webcam, o cosas por el estilo. Me gusta ir descubriendo y conociendo a las personas, y después si hay feeling, se puede hablar de todo, pero de primeras agregarme para enseñarme unas tetas o una chica a cuatro enseñando su culo como una vulgar perrita, pues está bien, si eso surge y apetece jugar, pero no de forma mecánica y fría, y sin que exista ninguna confianza, se convierte en algo vacío, y es como ver una foto en internet de una desconocida.

Que contactemos a través de un relato erótico que he escrito, no significa que haya que centrar toda la comunicación en el sexo. Escribir para mi, es una manera de lanzar una botella con un mensaje dentro al mar, y así esperar que viaje ente océanos para transmitir vivencias, deseos, fantasías, para compartir, trasladar esas sensaciones y es naturaleza sexual a otras personas que puedan disfrutar, sentir, comprender, que les llegue y que conecten con esas experiencias y fantasías. Pero no significa que yo viva obsesionado con el sexo, ni con el mundo BDSM, cada persona somos un mundo por dentro, y hay mucho más allá en el escritor, que lo que se puede apreciar en el relato. Lo digo porque hay chicas que me escriben queriendo directamente hablar con el protagonista, sin importarles lo más mínimo pues que hay una persona detrás con sentimientos, emociones, sueños, deseos, miedos, ilusiones, así que yo estoy encantado de leerte y recibirte si me escribes, pero ten en cuenta todo eso, vale?

Preferiblemente prefiero que me escriban chicas del país que resido ahora España, más que nada por cercanía, pero estoy abierto a contactar con chica de otros lugares, eso siempre enriquece.

Sin duda se que me escribira una personita genial,..que tenga la suficiente intuición, y buen fondo, para valorar que merece la pena escribirme. Esa es la chica que espero, ..quizás este relato está echo para que contactemos, así que no dudes, que yo te recibiré con toda mi calidez y respeto.

Perrita no te hagas la sorprendida, te gusta que te llame así verdad, ahora mismo estás sola delante de la pantalla.Lo que tengo claro es que te gusta hacer esto, sacar esa parte oscura y perversa que tienes, que nadie sabe, poder dar rienda suelta a tus instintos no zorrita? Porque eres una chica muy cerda verdad?

Puede ser que en tu día a día, tenga que mostrarte ante los demás con una máscara, una coraza, que no te permita ser tu misma, y te proteja de mostrar tu verdadera naturaleza. Yo te doy la oportunidad de poder dar rienda suelta a todos esos instintos y deseos perversos, a mostrarte tal y como eres, y disfrutar de tu naturaleza sumisa

Así que esto va dirigido para ti, zorrita sumisa, ardiente, sensual, morbosa, que le gusta ser dominada, si quieres experimentar toda esa perversión que llevas oculta, podemos hablar, y quien sabe si un día terminar yo como Amo, en una habitación con poca visibilidad, azotando tu culito de sumisa sudoroso, expuesto ante mi, arrodillada en el suelo, mientras gimes excitada y nerviosa, y yo con mi polla como un mástil rozándote las nalgas, haciendote dudar si te la voy a clavar por el culo, o voy a hacertela tragar hasta el fondo de tu garganta. ¿Te excita verdad putita?

También va dirigido este relato a esas parejas morbosas, viciosas y de mentalidad sexual perversa, como Jorge y Sara, que quieran experimentar situaciones de morbo como las narrada en el relato, y llevar a cabo sus más pervertidas fantasías, conmigo, con una naturaleza sexual y mentalidad suficientemente compleja para poder comprender esas fantasías, y poder desempeñar el rol adecuado con discrección, complicidad y naturalidad.

Así que si eres como Jorge, anima a la zorrita de tu nov.ia a dar el paso y experimentar esas fantasías tan cachondas que tienes hace tiempo en mente, y en las que te matas a pajas imaginando a tu novia echa una buena zorra caliente. Y si tu eres una lectora como Sara, anímate a convencer a tu chico de que necesitas sacar ese lado de putita chupapollas, y satisfacer tus instintos más perversos, y que mejor que con el chico que te ha echo con su relato sentirte muy cerda y caliente

Si te interesa ser mi sumisa contáctame en Bomboy_sexy@hotmail.com, azotes y severos castigos te esperan, y si te portas bien quien sabe, quizás te premie perra;)

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *