Mi amigo del Bus – relatos xxx

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Hola mis queridos lectores para los que no me conocen pues me presento mi nombre es Ailem. Hoy les quiero contar una vivencia  que tuve hace unos años, estaba en el último año de mi carrera y ya estaba haciendo las prácticas laborales. Resulta que todos los días tenía que tomar una guagua como le decimos aquí en cuba para llegar al trabajo y ahí me encontré un señor mayor que no era tan mayor tenía 42 años cuando paso esto  y yo solo 23.

Pues resulta que el todos los días me daba el asiento y yo le llevaba el maletín y charlábamos todo el viaje que era como una hora más menos,  y me di cuenta con el tiempo  que él no me quitaba los ojos de encima a veces sentía que me desnudaba con la mirada pero en ese entonces no era tan pervertida como ahora y más bien lo que giraba mi cara para cortar la tención que había  pero él nunca fue más allá. Una noche discuto con mi novio y lo mande bien lejos y pues quise vestirme al otro día   un poco mas sexi que de lo normal para ver cuántas miradas me seguían. Me puse una blusa babero sin ajustadores con un escote bien pronunciado y una saya blanca bien pegadita un hilo también de color blanco y  unos  tacones para realzar mi figura un poco de maquillaje y  pues a trabajar, babosos hubieron muchos pero nada de importancia hasta  que llego la guagua y me monte ahí estaba mi amigo pues fui a donde estaba sentado, él se quedo sin palabras solo atino a levantarse  y a dar los buenos días la baba se le salía, luego de un rato solo me dijo que le avisara la próxima vez que me fuera a vestir así para venir preparado psicológicamente  jajajaja y nos empezamos a reír. Pero en la siguiente parada se llena la guagua y viene una señora con un bebe y me levanto a darle el asiento, pero me tengo que parar justo delante de mi amigo y casi se me levanta la saya de lo apretado que estábamos y de la gran erección que tenia dije wao es un mástil eso que tengo ahí abajo solo lo mire imagino que toda roja y solo sentí que me moje toda, se me acerco a la oreja y me dijo ves lo que causas cuando vienes vestida así, solo moví la cabeza afirmando, me pregunto que si lo podía ayudar, no sé si fue la calentura que solo metí mi mano en su pantalón girándome hacia él y le dije que cuando deseara. Al llegar a nuestra parada no bajamos riéndonos.

Él : retomando el tema de lo sucedido en la guagua

No lo deje terminar la frase y le dije dime hora y lugar y te ayudo 

Él: mira hoy a las once todos se van pues hay una actividad a la cual no puedo ir pues tengo mucho trabajo atrasado crees que a esa hora puedas

Yo: pues si espérame a las 11 estaré aquí 

Entonces se me lanzó encima me dio un beso y me dijo que buenas estas me tienes loco, yo le conteste que a mí me pasa igual.

 Ya sobre las diez y media le pedí a mi jefe el resto de la tarde pues era fin de mes y no hay mucho que hacer, el no puso objeción y entonces me fui al llegar a la puerta de su trabajo pues había muchos botones de intercomunicadores para cada oficina busque su nombre y apreté el botón y enseguida contesto sube por favor es el último piso le pregunte que si trabajaba solo ahí me contesto que si le dije ok espérame ya dentro del elevador comencé a desnudarme  y así aparecí en su oficina, el estaba sentado tomando un trago casi lo escupe al verme así, se levanto y me fue arriba nos besamos furiosamente como  cuando dos personas que se desean mucho así lo hicimos, al momento sentí su pinga rosándome, pidiéndome que la sacara, baje  mi mano y le desabroche el pantalón se lo baje y luego sus calzones y me dice hay chiquita hace mucho deseaba tenerte así y le dije pues ya cumpliste tu fantasía ahora soy tuya, entonces baje para hacerle una mamada su pene era el más grande que había hasta esa edad no tenía mucha experiencia tampoco además solo había tenido dos novios. Me puse en mi labor su pene tenía un sabor delicioso y su lechita sabia aun mejor él se vino rápido debo suponer que por los deseos retenidos que me tenia. Yo quería su pinga dentro de mi pues pensé que no se vendría tan rápido y entonces me puse a modelarle un poco y a caminar en cuatro patas por la oficina eso debió encenderle pues no demoro mucho en reaccionar me pidió que me acostara en su sofá y comenzó a mamarme el bollo. Por dios que delicia era lo mejor que me habían hecho en mi corta edad nunca nadie me la había mamado nunca así tuve dos orgasmos cuando él se levanto tenía su cara llena de mis jugos y le dije quiero que me la metas ya no aguanto más fue una delicia eso que me hiciste y entonces me la metió me sentí llena con aquella pinga dentro de mí era una delicia y además estaba tan lubricada que corría libre dentro de mi madre mía  que maravilla de hombre que pinga tan deliciosa  empezó a tocarme el clítoris y le dije no pares ahora carbón dame duro que me vengo otra vez y así lo hiso había pasado como media hora y yo sentía su pinga más dura y dije este papito es un semental había tenido varios orgasmos y estaba agotada y entonces le dije cógeme el culo ahora papito quiero que me rompas el culo con esa pinga deliciosa él no se lo esperaba me lo lubrico un poco y me la metió sin muchos problemas empezó a bombearme duro le dije así papito duro que es como me gusta y entonces tuve un orgasmo el más fuerte de todos  hasta el momento y entonces me dijo que se venía el también que donde quería su lechita y le dije échamela en culo papito  quiero tu leche en mi culo y exploto que delicia sentir como se te llena el culo de leche y entonces tuve otro orgasmo se dejo caer encima de mí en el sofá y nos quedamos dormidos de lo exhaustos que estábamos.

Ese día no tomamos el tren de regreso ahí pasamos toda la noche teniendo sexo del bueno.

Espero les guste mi relato espero sus comentarios un beso grande a todos 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *