Cuernos de venganza y toy boy

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Autora: Leire

Durante este verano, hemos ido a la casa familiar de mi novio(32años) a la playa, es un caserón enorme, una de las noches tras discutir con el, enojada me fui a una habitación en la que duerme solo,  el sobrino de mi pareja, Le dije si podía tumbarme con el. El asintió, me tumbe, y tras un rato al moverme, note su pene duro, me di cuenta que entrar en la habitación con un picardias, tal vez no fue lo mejor, pero en ese momento decidí, hacer una locura, me gire, Le sonreí, me levante ligeramente mientras le ponía boca arriba, saque su pene de los calzoncillos, me aparte mi tanguita y me meti toda su polla. Mientras le hacia el gesto de silencio lo empeze a cabalgar, aquello me excitaba tanto. Note como su pene palpitaba, previo a su corrida, deje que se corriera dentro, el tenía cara de alucinado y feliz, y todo cachonda, note como se le bajaba dentro de mi, mientras apura en mi calbagada para correrme, cuando note que se le estaba poniendo dura de nuevo. Bendita pubertad, menuda noche fue sexo sin parar,me lleno entera. A la mañana siguiente mi novio le preguntó si Le había molestado que fuera yo a dormir con el, el sonriente dijo que no. Que ni se entero. Desde aquella noche hice de mi sobrino mi toy boy particular. Una polla insaciable. Menudo verano llevo, lo mejor que mi novio, sus padres se van de vuelta, y los padres de mi sobrino, también, y les he convencido para que nos quedemos los dos todo lo que queda de mes. Ya le he dicho que lo voy a dejar seco. No voy a dejar esquina sin follar. Os dejo que me toca cunnilingus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *