Vístete de putita para mi – relatosporno

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Esto es lo que Tirant me pidió que haga, y yo, muy obediente, lo complací…

“Estás en casa, estás sola, tienes muchas ganas de estar conmigo.

Me echas de menos, me extrañas… Darías cualquier cosa por estar

junto a mi, por disfrutar de mi compañía, de mi presencia, de mi

tacto, de mi olor, de mis besos…. Tienes muchas ganas de mi, te

apetece estar junto a mi, y decides regalarme unas horas de tu

tiempo…

     Acudes a tu habitación y preparas sobre la mesita todo lo que te

hará falta. Primero y frente al espejo te has lavado la cara, despues

te has puesto una crema nutritiva con un ligero masaje. Después has

cepillado tu precioso pelo negro; para continuar, con un fondo de

maquillaje suave, sombra de ojos y linea, rimel, barra de labios (aquí

una fotografía es imprescindible, que deje patente que estás bien

guapa!!!)…

     Después en el dormitorio te desvistes mirándote al espejo.

Primero la camisa, después los jeans, el sujetador y los panties.

Cojes del fondo del cajón las prendas de ropa interior que compraste

pensando en mi, son de satén negro, las acaricias disfrutando su

fescura y suavidad. Primero te pones el liguero en la cintura, despues

las medias de rejilla, bien acopladas a tus piernas, y sobre el

conjunto unos panties con ribetes de lencería por delante, y por

detrás una fina tira que se oculta entre tus nalgas. Y por encima un

negiglé semitransparente que deja lucir la opulencia y altivez de tus

pechos. Te miras al espejo complacida, solo te falta ponerte los

zapatos con los tacones de aguja, y estarás completamente vestida y

desnuda (paradójicamente jejeje, para mi).

     Te tumbas en la cama, y cierras los ojos. Mis imágenes, mi cara,

mi sonrisa, mi pene… Acuden a tu encuentro. Sientes que me deseas

mucho. Levantas las rodillas y abres las piernas, incitante,

incitándome, como si te estuviese mirando, y mueves las caderas. Una

de tus manos sube el negligé,  acaricia tus pechos y pellizca tus

pezones; la otra acaricia tu sexo por encima de tus panties, después

bucea por debajo de ellos, sintiendo la raja completamente mojada.

Sonríes mientras te acaricias y piensas en el cuni que te estoy

haciendo, no quieres correrte y te demoras entre caricias, unas veces

lentas e intensas, otras rapidas y ligeras.

    Cuando sientes que ya no puedes más, cojes la toalla que habías

enrollado y te das la vuelta colocándola entre tus piernas. Sigues

sonriendo al imaginar mi expresión al ver tu delicioso culo en pompa,

boca abajo. Aprietas las piernas, las ingles contra la toalla y te

mueves buscando el orgasmo. No se hace esperar, estaba esperando que

lo dejaras liberarse. Tu cuerpo se contrae entre descargas de placer y

gemidos sordos, ahogados, en los que se puede apreciar unas palabrad

“que bueno Manu…” y sigues buscando otro, y aún otro orgasmo más qu

te deja exhsusta de placer y de amor…

    Cuando acabas, con los panties, las medias y los muslos

completamente empapados miras y elijes las fotografías que me

mandarás, ya que fueron hechas para mi…”

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *