Cuando papá no está en casa.

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Este relato sucedió hace unos años, en la Galicia profunda. Lo relato tal como me lo explicó, la madre, mediante un email.

La humedad cubre todo el valle, como un manto invisible. Cayetano, el padre de familia, se levanta con el alba. Nada más desayunar su café, coge el moño (pan gallego) que le ha preparado su querida esposa, Altagracia.

Cayetano es un buen hombre, de campo, sencillo, afable. Está algo envejecido, por la dura vida del campo. Tiene algo más de cincuenta años, peró aparenta tener muchos más.

Su mujer por el contrario, quizá por su origen caribeño, parece más joven de lo que es. Tiene cuarenta años, pero nadie la echaría más de treinta y nada. Siempre está sonriente, tiene como su nombre, gracia para todo.

Es una mujer no muy alta, pero esbelta. Tiene el pelo negro, ensortijado. Su cintura es como la forma de una guitarra. Tiene los pechos menudos, lo que hace que, nunca lleve sujetador.

Sus nalgas son rotundas, como medio balón de futbol. No es una mujer muy guapa. Tiene una cara exótica, picara, lo que la hace atractiva, sensual. Su piel es de un color canela, lo que resalta más su atractivo.

Cuándo los ven alguna vez, por la aldea más próxima, que está a unos kilómetros de la casa, todos se suelen preguntar lo mismo

¿Qué le vio esta chica al Cayetano…?

Desde que se casaron, Altagracia se llevó una gran decepción con su esposo. Erróneamente creyó que, al ser él un hombre de campo, apreciaría a una mujer como ella. Él la trata con mucho respeto, demasiado en opinión de ella.

En el sexo, el Cayetano no sabe más que meterla y correrse a los diez minutos. Esto ha provocado que ella, deba tocarse varias veces al día. Es una mujer de un temperamento muy caliente, apasionada.

Aun así nunca se ha visto capaz de traicionar a su esposo. Es una fiel esposa, muy creyente, gusta de ir a misa todos los Domingos. Para ayudarse a darse más placer, Altagracia, utiliza algún vegetal, su preferido es una gruesa zanahoria.

Su sexo es de labios carnosos y gruesos, abultados hacia afuera. Se le ve un coño carnoso, exuberante, de labios oscuros. Tiene una pelambrera densa, de pelos muy oscuros, ensortijados.

Del matrimonio han tenido un hijo, Toño. Es un adolescente como todos los de su edad. Cuándo sucedió esta historia contaba con quince años. Al no ir a la escuela por estar muy lejos la aldea más próxima, su madre le da clases cada día.

Con las hormonas disparadas por la edad, con una madre tan sensual y exuberante, Toño andaba siempre intentando verle las tetas a su madre.

El chico ha salido a su padre, no es muy alto. Tiene la misma altura que su madre, pero tiene unos brazos fuertes, al echarla a su madre una mano en las faenas del campo.

Está muy apegado a su madre. Lo aprovecha para abrazarse a ella, cada dos por tres, y frotarla con disimulo el paquete. La madre lo tiene muy consentido y mimado, aun siendo una mujer muy religiosa.

Pero es una mujer muy ingenua en el fondo, sin maldad alguna.

Ella al notar el duro y grueso bulto de su hijo, se ruboriza visiblemente, sin saber qué hacer, dejando que el chico se frote. Cada vez lo nota más envalentonado, y descarado.

Lo cierto es que ella, se siente culpable, cuándo se siente así abrazada por su pequeño.

En la última ocasión, Toño se pegó a su culo, mientras ella fregaba los útiles del desayuno. Ella iba vestida con una falda, algo corta por encima de la rodilla.

Encima sólo llevaba una blusa azul cielo, muy vaporosa, que mostraba sus tetas desnudas.

El chico la rodeó con fuerza con sus fuertes brazos, cogiéndole las tetas. La besó en el cuello y la chupó la oreja susurrándola ─mamá…te quiero mucho…cada día más…─mientras la decía esto, frotó con disimulo su grueso paquete, contra el respingón culo de la madre─ eres la madre más guapa del mundo…─.

Altagracia se sintió arder las mejillas, mirando boquiabierta como las manos de su pequeño le manoseaban las tetas.

Para su estupor, sintió como su coño se humedeció. Apenas fue capaz de protestarle débilmente, sin convicción alguna.

─Mmm…T-Toño oye…no me abraces así… ¿crees que soy tu juguete…?

El chico la soltó, dándole zalamero, un rápido y breve lametón en la oreja.

Nada más salir fuera el adolescente, la madre se notó el coño húmedo y los pezones duros como garbanzos.

Esa misma noche Altagracia, busca a su querido esposo, nada más acostarse. Él se excusa como suele hacer siempre ─disculpame Altagracia, estoy…molido de tanto trabajar, buenas noches mi dulce esposa…─ Cayetano, le da un casto beso en la frente, dándose la vuelta.

A los pocos segundos, la esposa lo oye roncar. Ella se levanta yendo a la cocina. Rápido encuentra lo que busca. Lava bien una zanahoria, cerrándose en el lavabo.

Descubre que tiene el coño húmedo, los pezones están tiesos como nunca los ha sentido igual.

Al pasarse la mano por su peludo y abultado sexo, moja los dedos de jugos. No lo puede creer.

Se sienta espatarrada, en el borde de la taza del váter.

Nada más acariciarse el coño, con la punta del vegetal, se le abren los labios. Al tener a su hijo por cesárea, hace que tenga un coño estrecho. Su marido es un hombre muy mal dotado.

Tiene una polla ridícula, como la de un crío de diez años.

Excitada, siente como el coño se traga rápido toda la zanahoria. Al sentirla como la llena, se corre rápido, levantando el culo en el aire, dejando ir un sollozo por la gran excitación… ─¡¡AH…!! Me corrooo…por Dios…qué placer siento…sí…¡¡AH!!

En el instante del intenso e inesperado orgasmo, acude a su mente la escena que ha tenido con su hijo, esa mañana.

Al recordar cómo el adolescente le ha frotado la polla en el culo, y cogido las tetas, le llega un  nuevo orgasmo más intenso.

Altagracia se corre como nunca lo ha hecho antes.

─Mmm…como se me ha frotado el pequeño vicioso esta mañana…¡¡AH!! se me clava mucho la zanahoria…me corrooo…Dios mío… ¿q-que me pasa…? mi coño…Uuufff…necesito una polla…que me folle…me corrooo…

                                                                                                               ΩΩΩΩΩΩΩΩ

A media mañana, Toño corre sollozando, llamando a su madre ─¡¡Mamá…!! Snifff…snifff…me he hecho daño. ─ ¿Qué te pasa cariño, qué tienes…?─ le pregunta la madre alarmada.

─M…me da vergüenza…

─ Cielo confía en mamá, dime…

─Me duele mucho─ le dice el chico apenado, llevándose la mano al abultado paquete.

─No te preocupes, enseñame a ver qué te sucede─ le dice la madre para tranquilizarlo, acercándose a él, pegándole las tetas en la espalda, cogiéndolo del hombro.

─Mamá te va ayudar ven…─madre e hijo se miran intensamente a los ojos, con deseo.

─Está bien mamá, confío en ti.

─Eso es hijo, papá no está. ─la madre lo lleva hasta un rustico banco de madera, al lado de un gran árbol.

─Está gorda y dura, me duele. ─se lamenta el hijo, mientras se baja el pantalón.

La madre al ver el enorme bulto, se le agrandan los ojos, quedando hipnotizada, sin poder evitar pensar…─Tiene la polla muy gruesa…─ se nota los pezones duros, por la visión.

─No pasa nada. ─lo tranquiliza ella.

La madre se sienta, arremangándose la manga de su vaporosa blusa, azul cielo. Sentado al lado, el adolescente tiene la polla dura como una piedra.

La abnegada esposa, se nota las mejillas sonrojadas al ver la enorme polla que se gasta su pequeño.

─Deja a mamá, veras que bien. ─Ha estado haciéndose una paja, y se ha irritado la piel del cipote…─ piensa la excitada madre, mientras agarra la gruesa polla del hijo, pajeándolo excitada.

─¡¡OH…mamá!! Sí no pares, así no me duele.─ La tiene más gorda y grande que su padre…el doble─ piensa la excitada madre─ Tengo el chocho húmedo, que caliente estoy. Voy a sacarle toda la leche.

─Aaahhh…mamá lo siento muy rico…sí…me viene…

La madre, excitada como nunca lo ha estado antes, agarra la polla de su pequeño con más deseo. Lo pajea acelerando su mano, animándolo, cachonda y excitada…

─Así cariño suéltala toda…eso es dásela a mamá, Aaahhh sí ¡¡ cuánta leche!!

─Mamá…Ooohhh…sí ya…Aaahhh…tómalaaa.

La gruesa verga lanza un potente chorretón de leche, a cada caricia de la mano materna─ Splurttt…splurttt…splurttt…

─¡¡Cuanta leche!! Hijo si te vuelve a molestar díselo a mamá, ¿de acuerdo?

─Ooohhh…ha sido muy bueno…que gusto sí.

El chico se levanta, mirándose los dos a los ojos con deseo incestuoso.

─Gracias mamá fue genial…─mientras le dice esto, le come con los ojos las tetas a la madre, que tiene los pezones duros como piedras, clavados en la blusa.

─De nada cariño, mamá te quiere mucho─ me está comiendo las tetas el ladrón─ piensa la madre, sin dejar de mirar a los ojos de su pequeño.

Nada más irse el adolescente, la excitada y desconsolada esposa, lame con placer la leche del hijo, que le ha caído en la mano ─Slurppp…Mmm qué leche, me he corrido pajeándolo.

Al día siguiente a la hora de la siesta, la madre está en el porche, cosiendo…

─Mamá me duele otra vez.─ la madre lo mira a los ojos intensamente ─ven con mamá cariño…

Sienta al hijo en el sofá, en el salón. La madre le baja el pantalón y el slip sin perder tiempo. Agarra la verga del hijo, apretando los dedos intensamente, sintiendo como late.

─Hoy mamá te hará una nueva cura cariño. Está más g-gruesa… ¿Te molesta mucho hijo…? ─Mientras lo pajea, excitada, está pensando…La tiene más grande que ayer…y más gorda, está muy roja.

─S…sí mamá, más que ayer Ooohhh…

Cachonda perdida, la abnegada madre dispuesta a ayudar al hijo, lame la polla, mirando al chico con vicio ─Tiene la polla muy rica Aaahhh, noto como se pone más gorda…se la voy a comer ¡¡QUÉ POLLA!!

Mientras piensa esto la madre, el hijo sorprendido no puede creérselo.

─¡¡AAAHHH…mamá!! no pares, curame así más Sssííí…

─MMM…Slurppp…slurppp…

─AAAHHH…

La madre se lanza como una loba hambrienta, por la polla de su hijo ─Qué cipote tiene…Aaahhh duro y gordo…qué bueno, no para de cabecear.

─MMMPPP…slurppp…slurppp…Mmmppp…Ooohhh…Mmmppp…

─OOOHH MAMÁÁÁ…

La madre tras años de pasar hambre, quiere recuperar el tiempo perdido ─AAAHHH…MMM QUÉ POLLA TAN SABROSA…SÍ. QUÉ CIPOTE TAN  DURO…MMM.

─MMPPP…MMMPPP…MMMPPP…slurppp…slurppp…MMM…AAAHHH…

─AH SÍ MAMÁ MÁS OOOGGG SÍ.

 La voluntariosa madre consigue lo que quiere ─AAAHHH…SE ESTÁ CORRIENDO…OOOHHH CUANTA LECHE LE SALE…MMM ¡¡QUÉ BUENA!! ─mientras piensa esto, siente como gana grosor la polla.

─Me sale Yyyaaa…sí oh mamá Sssííí…Oh.

─SÍ CARIÑO DASELA A MAMÁ, TODA…SLURPPP…SLURPPP.

─TÓMALAAA…

La abnegada esposa ordeña la polla, masajeando la dura barra de carne. A  la vez atrapa entre sus labios el amoratado cipote, intentando tragarse la espesa y abundante leche del hijo.

─MMM…cuanta leche tenías cariño ¿te ha gustado cómo mamá se la ha tragado toda?

─OOOHHH…sí mamá, nunca me ha salido tanta, me has dado mucho gusto…Aaahhh…

Toño está con los ojos como platos, incrédulo. Observando cómo su madre le limpia a lametazos la polla.

¡¡QUÉ POLLA TIENES CARIÑO!! TU LECHE ESTÁ MUY RICA.

Al día siguiente al irse el padre al tajo…Toño entra en la habitación de sus padres. Zarandea suavemente del hombro a la madre.

─Mamá… ¿Estás dormida?

La madre está más despierta que dormida, notando en seguida como la zarandea ─Quiere que le cure otra vez, que golfo es…Aaahhh…tengo el coño húmedo de deseo porque me folle mi hijo.

La madre se despereza en seguida.

 ─Mamá er…otra vez igual. ¿Puedes…curarme s…sí?

Toño se fija en el camisón transparente, de color azul que deja entrever los gruesos y oscuros pezones. Descubriendo como están de tiesos, clavándose en la vaporosa tela.

La madre mira como el chico le devora las tetas.

─Claro cariño…hoy mamá va a curarte de otra manera…a ver qué te parece hijo─.

 La amorosa madre, se levanta el camisón hasta la cintura, enseñándole al chico el peludo coño, todo brillante de jugos, mientras se dice…─ tengo el chocho chorreando, porque me clave la polla, me está devorando MMM…SÍ.

El chico abre los ojos como si se le fueran a salir. Babea de ver el coño tan peludo y jugoso que le enseña su madre.

─Parece que te ha gustado ver el coño de mamá…

La insatisfecha esposa y abnegada madre, mira con lujuria en los ojos del hijo, el deseo con que la devora.

─¡¡OOOHHH MAMÁ!! T…tu COÑO es muy…rico. ¡¡SÍ!!

─Ven cariño, hoy mamá te va a curar esa polla muy rico, seguro te va a gustar ¡¡Golfo!!

El adolescente tiene la polla como un palo. Sin que su madre lo haya tenido que acariciar, lo más mínimo. Se sube en la cama de sus padres, entre los muslos abiertos de su generosa madre.

─ ¿Te gusta cómo mamá te va a curar?

─¡¡SÍ MAMÁ!! CURAME…

El adolescente excitado y nervioso no cree la suerte que está teniendo.

─Estoy segura lo vas a disfrutar cariño, confía en mamá.

─OH MAMÁ…

Madre e hijo tienen la mirada atrapada en la polla y el coño.

La madre tan excitada y caliente como el hijo, se abre incitadora el coño con una mano…

─Deja a mamá cariño…así eso es…AAAHHH, mete tu grueso cipote en mi coño OOOGGG…sí metela TODAAA…

Toño aúlla de placer.

─OOOHHH…MAMÁ SÍ…TU COÑOOO.

La madre, acostumbrada a la ridícula pollita de su amado esposo, solloza de placer, al sentir como el hijo le mete el grueso cipote.

─¡¡¡ AAAGGG…SÍ!!!

Excitado el adolescente, enviste toda la polla, al notar lo húmedo y jugoso que tiene el coño su madre.

─Así hijo…Ah…Ah…Ah…métemela todaaa…que no te dolerá…Oooggg sí no pares cariño más…

─OH MAMÁ.

─OH.

─SÍ…TU COÑO ESTÁ SUAVE Y RICOOO…AH.

─AH…QUÉ POLLA TIENES…DASELA A MAMÁ TODA CARIÑO…ASÍ, ASÍ, ASSÍÍÍ…

El chico excitado por el coño tan carnoso y jugoso de la madre, se crece por momentos, aprendiendo rápido.

─¡¡MAMA…!! Tu coño es muy húmedo y caliente…Ooohhh que bien entraaa…

La abnegada y religiosa madre, no se cree el placer que su pequeño, está sabiendo darle, diciéndose para ella misma…

─¡¡¡AAAHHH!!! Nunca me ha clavado así la polla nadie. Qué pollazos me da mí nene…Qué perra me ha puesto ¡¡QUÉ POLLA!!

─¡¡AAAHHH!! Así cariño métela toda…sí, la tienes más gorda y dura que tu papá, folla el coño de mamá.

Madre e hijo no pueden dejar de mirar morbosamente, como la gruesa polla enviste el carnoso y jugoso coño.

─Qué coño tan rico tienes, sí mamá tu coño se traga mi polla…te follooo ¡¡MAMÁ!!

─AAAHHH…NENE.

─OOOHHH…

─OOOHHH Que polla tienes ¡¡Ladrón!! Clávamela toda nene, así…Aaahhh hasta el fondo.

La madre loca de excitación por sentirse follada así por su pequeño, atenaza por los riñones a Toño, levantando el culo del colchón, para que le clave más toda la polla.

─OOOHHH…SÍ TU COÑO APRIETA MUY RICO MI POLLA, QUE BIEN TE LA CLAVO TODAAA…

─OOOGGG…ME LA ESTÁS CLAVANDO TODAAA…SÍ, TU PAPÁ NUNCA ME LA METIÓ ASÍ, MÁS…AAAHHH.

Más excitada la madre a cada instante, hace que se laman las lenguas fuera de las bocas…

─¡¡AH!! Chupa mi lengua.

─¡¡OH!! MMMPPP.

─QUÉ BIEN ME FOLLAS…GOLFO…

─OOOHHH MAMÁ QUÉ GUSTO, QUIERO METERTELA TODAAA…ASÍ.

─AAAYYY SÍ MÉTELA TODA, OOOHHH CÓMO ME FOLLASSS.

Ambos cuerpos se mueven sincronizados, como una maquina incestuosa de follar. El adolescente hace que sus huevos choquen con fuerza, a cada envite, en el carnoso coño de la madre.

Incapaz de reprimir tanto placer, le grita a su hijo como si la estuviera matando viva…

─¡¡FOLLA A MAMÁ!!

Para follarla más profundo, el adolescente vuelve a sorprender a su  madre. Se pone de rodillas, haciendo que, la madre se siente contra el cabezal, toda espatarrada.

Así los dos ven mejor como entra la polla en cada mete saca…

─OOOHHH MAMÁ TU COÑO CHORREA RICO.

─AAAHHH…QUÉ FOLLADA TAN RICA…ME LA METES HASTA EL FONDO, SSSÍÍÍ ¡¡FOLLAME!!

─¡¡TE FOLLO!!

─OH…ASÍ NO PARES.

─QUÉ BIEN FOLLAS, TOMA POLLA MAMÁ PUTONA.

─OOOHHH QUÉ POLLA ESTÁ MÁS GORDAAA…¡¡METELA!!

El hijo nota como ya no puede aguantar más, el placer de follarse a su cachonda mamá.

─TOMA LA LECHE SSSÍÍÍ…

─AAAHHH ME QUEMA TU LECHE…DAMELA.

Madre e hijo se corren a la misma vez, sacudiendo de forma convulsiva los sexos.

─ME CORROOO…

─ME CORROOO…

El chico, más perverso de lo que cree su madre, sigue sacudiendo la verga en el fondo del coño, durante unos largos instantes.

La madre agarra la gruesa y dura polla, sacándosela de su chorreante coño. Descubre para su sorpresa que, está prácticamente igual de dura que antes de correrse.

─ME HAS LLENADO EL COÑO DE LECHE, Y AÚN ESTÁ DURA…MMM.

─TU COÑO ESTRECHO APRIETA DURO MÍ POLLA…

─DESPUÉS DE COMER TE SACARE TODA LA LECHE QUÉ AÚN TIENES.

─QUÉ RICO FOLLAR TU COÑO MAMÁ.

Aún echados en la cama del matrimonio, la madre le confiesa algo.

─NUNCA ME HAN FOLLADO ASÍ, NADIE. ME HAS CLAVADO LA POLLA MUY FUERTE Y BIEN SO GOLFO.

─MAMÁ HA SIDO EL DÍA MÁS FELIZ DE MI VIDA.

Mirándose a los ojos como dos amantes, la madre le dice…

─DESPUÉS TE DARE UN POSTRE ESPECIAL, A VER SI TE LO COMES TODO.

El adolescente viendo la cara de viciosa que pone su madre, le responde excitado, babeando.

─ESTOY YA LOCO POR COMERLO MMM…

Al rato de salir los dos de la cama matrimonial, llega el abnegado esposo, a punto para comer. Mientras sirve la mesa, le comenta al esposo.

─Me ha echado una mano como un hombre. Es muy fuerte…necesita recuperar fuerzas…

En el mismo instante que, le dice esto al marido, siente como le baja por los muslos, la leche de Toño. Al notarla, piensa para sí ─El coño me chorrea leche de mi hijo…

─Así me gusta, que sea un hombre para lo que tú necesites ─le responde el abnegado y santurrón esposo.

─Le daré un postre que seguro se lo come todo…y la lección del cole que no se atrase.

─Dale ese postre, lo ganó─ responde el marido, satisfecho─ haz todo lo que tu madre diga hijo.

─Sí papá, me lo está enseñando todo…

Al poco, el esposo se despide de los dos desde la pista que lo lleva a los campos. Madre e hijo salen abrazados a despedirlo a la alberca de la casa.

─Qué te eche una mano con ganas, que es joven, hala.

─Sí esposo, le encanta echarme una mano…esta tarde lo hare sudar y enseñarle a meterse a fondo…

─Ciao papá…

Toño no pierde ocasión, atreviéndose a cogerle el culo a su madre, delante de su padre, susurrándola con disimulo…

─Qué…culo…tienes…mamá…

Altagracia al sentir la mano de su pequeño se excita rápido… ─¡¡AAAHHH!! ME ESTÁ COJIENDO EL CULO CON ÉL AQUÍ MMM…

─¡¡Golfo!!─ le susurra con disimulo, con el esposo aún delante de ellos.

Nada más irse Cayetano, madre e hijo entran en el comedor. La madre mira con deseo mal contenido al hijo. El adolescente sin perder un segundo, le pregunta con sonrisa pícara a la madre.

─ ¿Dónde está mi postre mamá? Qué tetas tienes MMM SLURPPP SÍ ESTOY IMPACIENTE…

Sin esperar respuesta, el hijo lame los pezones a través de la vaporosa tela.

─CREÍ NO LO QUERÍAS. PARECE TIENES HAMBRE DE MÍS TETAS. ME HAS PUESTO CALIENTE HIJO.

─SLURPPP…SLURPPP…MMM…SLURPPP.

─AH OH MMM LAME LOS PEZONES ASÍ…AH NO PARES GOLFO, VEN TÓMA TU POSTRE…

La cachonda e insatisfecha esposa, se sienta espatarrada en la mesa del comedor. Con la blusa bajada, enseñándole una teta al hijo.

Espatarrada, con el coño chorreando jugos,  incita al hijo a que se coma todo el postre…

─ ¿TE GUSTA EL POSTRE ESPECIAL DE MAMÁ CARIÑO, SÍ? COMETELO TODO MÍ VIDA…AAAHHH ASÍ…OOOHHH ESO ES CHUPALO CÓMO UN HELADO…¡¡AY!!

─SSSÍÍ MAMÁ MUCHO…MMM ESTÁ MUY SABROSO Y RICO.

─METE TODA LA LENGUA…AAAHHH…AAAHHH…QUÉ BIEN TE LO COMES NENE…NO PARES SSSÍÍÍ, QUÉ LENGUA…AY…AY…SÍ MÉTELA TODAAA.

─ ¿TODA LA LENGUA ASÍ…SLURPPP…MMM…SLURPPP?

La abnegada madre nunca se ha sentido tan excitada y caliente. Tiene los ojos llenos de lujuria, de ver que le hace su hijo…

─LAME EL CLÍTORIS…SÍ AHÍ SÍ…ASÍ CHUPALO MÁS…AY, AY TÓMA MÍS JUGOS…OH, ME CORRO ME MATAS…DE PLACER NENE.

─ ¿ASÍ MAMÁ AQUÍ? SLURPPP…MMM QUÉ RICO Y SABROSO TIENES EL COÑO SLURPPP…SLURPPP…SLURPPP…SLURPPP…

Altagracia se corre en la boca de su hijo, con un gran alarido cargado de lujuria, con los ojos en blanco. Sin dejar de mirar cómo su hijo le mete toda la lengua, en el fondo de su jugoso coño.

─¡¡¡ ME CORROOO…!!!

Nada más correrse la madre, se sienta en el mismo sofá donde el día anterior curó por primera vez al avispado adolescente.

Se ofrece al hijo, como si fuera una puta estrenando a un jovencito cliente. Se abro los carnosos y húmedos labios, ofreciéndole todo el coño abierto a su hijo, incitándolo…

─¡¡METELA TODA!! NO TE DOLERA…

El hijo no puede evitar estar excitado y nervioso, de ver cómo se le ofrece su madre.

─OOOHHH MAMÁ─ gime de excitación Toño, apuntando el grueso y amoratado cipote, hacia el carnoso y abierto coño.

Madre e hijo gritan  al unísono, al meter el chico el grueso cipote, por el morbo y placer de estar haciendo un incesto tan excitante y caliente.

─AH…─AH…

─¡¡QUÉ POLLA!! FOLLA EL COÑO DE MAMÁ.

─TU COÑO ES SUAVE Y CALIENTE.

Espoleado por la madre, el adolescente levanta los muslos a la madre, cogiéndola por los tobillos.

Mete la polla de una embestida, provocando que el coño chapotee jugos, a cada mete saca.

─Uuufff…mamá tu coño me aprieta mucho la polla, te la meto toda así…toma polla…que guarra eres…¡¡MAMÁ CACHONDA!!

Altagracia tiene  la respiración agitada, por el placer que su pequeño sabe darle. Siendo mucho más hombre que el santurrón de su querido esposo.

─SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…OOOHHH ¡¡MAMÁ!! TIENES EL COÑO SIN FOLLAR…

Más caliente y cachonda a cada mete saca, no puede apartar la mirada de aquella gruesa cabeza. Mira morbosa como la folla, hasta el fondo del coño, haciendo que se corra sin parar, chorreándole de jugos la polla al chico.

Hace que se detenga un instante el chico. Poniéndose de pie, apoyada en la mesa del salón. Le ofrece el coño así reclinada sobre la mesa.

En está pose el chico la folla, haciendo que sus pelotas choquen, contra el carnoso coño.

Madre e hijo gritan por el placer tan intenso que sienten.

─¡¡AAAHHH!!─¡¡AAAHHH!!─.

─¡¡TÓMA POLLA!!

─AAAGGG

─OOOHHH…¡¡QUÉ COÑO!!

A cada envite la madre cachonda perdida, solloza como una guarra…arrastrando al hijo, incitándolo a que no deje de follarla.

─SPLAFFF…

─¡¡OH!! NENE ─¡¡AH!! MAMÁ.

─SPLAFFF…

─¡¡SÍ!! CARIÑO ─¡¡SÍ!! MADRE.

─SPLAFFF…

─¡¡DAME…!! ─¡¡TÓMA!!

─SPLAFFF…

─METELA DURO…¡¡FOLLAME!! ─OOOHHH QUÉ COÑO, SÍ.

Dispuesta a cumplir lo que le ha dicho a su querido esposo, la abnegada esposa, hace que el hijo deje de follarla unos instantes.

Le da al hijo una nueva lección. Enseñándole hacer el sesenta y nueve, estirados madre e hijo, en el centro del salón familiar.

Nada más tener al hijo encima de ella, le atrapa el duro cipote entre los labios, presionándolo intensamente, haciendo que el chico gima de placer.

─OOOHHH…TU BOCA MAMÁ

─MMMPPP…MMMPPP…

El adolescente se lanza como una fiera, por el jugoso coño de su madre. La abnegada esposa, loca de excitación gime y solloza a la vez que su hijo. Jamás ha sentido un placer como el que está dándole Toño, con ese desparpajo.

─¡¡QUÉ COÑO!!

─¡¡QUÉ POLLA!!

─NO PARES…AAAHHH ¡¡MADRE!!

El adolescente envite la polla hasta el fondo de la garganta de la cachonda madre. Excitándose como animales.

─¡¡¡AAAHHH…SÍ!!! ─¡¡¡AAAHHH…SÍ!!!

─MMMPPP ¡¡QUÉ CIPOTE!!

Toño atrapa entre sus labios, el carnoso y grueso clítoris de la madre…sollozando ambos como una maquina pervertida del placer.

─SLURPPP…¡¡OOOHHH!! ¡¡QUÉ COÑO!!

─¡¡OOOHHH!!

El hijo no resiste el placer que su mamá le está dando.

Hace que, la madre se siente encima de su gruesa y fura polla.

La creyente y devota esposa y madre, jamás ha follado así, subida encima de un hombre. Se siente una guarra y una puta, al sentarse en aquella barra de carne, que late entre sus dedos.

La aprieta duro, no creyendo que su pequeño se gaste aquella hermosura de polla. Sonrojada hasta las orejas por estos pensamientos, se enfila la gruesa cabeza, en su jugoso coño.

El coño materno, hambriento de polla, se traga la polla del hijo, de una sola envestida, haciendo gemir a la cachonda esposa.

─SPLAFFF…

─ASÍ ENTRA MÁS…AAAHHH.

─¡¡SÍ!! ─¡¡SÍ!!

─SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─¡¡AG!! ─¡¡AG!!

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─¡¡TODA!! ─¡¡TODA!!

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─¡¡SÍ!! ─¡¡SÍ!!

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

La madre siente como el coño se le mueve solo. El hijo la tiene bien cogida de sus rotundas nalgas. Le da un mete saca, lento y profundo, haciéndola sentir el cipote en el fondo del coño, a cada mete saca.

Altagracia no puede evitar pensar, con las mejillas purpuras, por el lascivo incesto ─AAAHHH…ME ESTÁ CLAVANDO MUY SABROSA TODA LA POLLA…SU PADRE NUNCA ME FOLLÓ…ASÍ…QUÉ PUTA ME HACE SENTIR MI HIJO…¡¡DIOS…COMO ME FOLLA MI HIJO…!!

Incapaz de resistir tanto placer, Altagracia grita fuera de sí.

─¡¡METELA TODAAA!!

Obedeciendo a la madre, Toño acelera el mete saca, sacando y metiendo toda la polla en cada mete saca.

La madre vuelve a gritar como si la matara el chico, la folla viva con un desparpajo y descaro que no esperaba. Siente como los huevos del hijo chocan con violencia, en su húmedo coño.

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─¡¡AAAHHH!!

Excitado de ver así de caliente a la madre, atrapa en su boca las tetas. Muerde duro los pezones, volviendo loca de placer a su abnegada madre.

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─SÍ AG QUÉ PLACER… CHUPA…

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─CHUPA MÍS PEZONES ASÍ…OH.

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─ME CLAVAS MUCHO TODA LA POLLAAA…

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─MAMALOS CARIÑO…OG…OG…

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─COMETELOSSS…ME MATASSS…

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─TIENES LA POLLA MÁS GRANDE QUE TÚ PAPÁ…LADRÓN…

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─SÍ…ME LA ESTÁS METIENDO EN EL FONDO DE MI COÑO…OOOGGG.

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─CÓMO ME FOLLAS…CARIÑO, FOLLAS MEJOR QUE TU PAPÁ.

─¡¡SÍ!! ─¡¡SÍ!!

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─¡¡QUÉ POLLA!! CLÁVAMELA ASSSÍÍÍ…¡¡GOLFO!!

─ASSSÍÍÍ…TODA DENTRO CACHONDA.

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─OOOGGG ─OOOGGG.

─AH SÍ ─AH SÍ.

─QUÉ PEZONES…SLURPPP…MMM, QUÉ DULCES ESTÁN MAMÁ…OOOHHH.

─CHUPALOS…AH…AH, ME VOY A CORRER OTRA VEZ.

Toño le demuestra a su madre que, no es el mocoso que ella cree.

Hace que la madre se eche hacia atrás. Haciéndola así que cabalgue encima de su polla, metiéndole mucho más la polla.

En esa postura la abnegada madre, cabalga la gruesa polla, sintiendo como la llena todo el coño, rozándola mucho el clítoris a cada mete saca.

Madre e hijo pueden ver así, como la gruesa polla se clava en cada envite, excitándolos como a bestias, la morbosa y lasciva visión.

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─ASÍ ME ROZAS EL CLÍTORIS…CÓMO ME CLAVAS LA POLLA…

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

Sorprendida, la caliente madre le grita fuera de sí.

─TÓMA MI COÑO…¡¡FOLLAMELO!!

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─OOOHHH…SÍ ─OOOHHH…SÍ.

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─MMM…OOOHHH ─MMM…OOOHHH.

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─AH…AH…MÁS ─AH…AH…MÁS.

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─TU PADRE ESTÁ AL LLEGAR, GOLFO…CÓMO ME FOLLAS…

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─FOLLAME ASÍ…NENE ME CORROOO…QUÉ GUSTO…AH…

AH…

─OOOHHH MAMÁ…QUÉ GUARRA ERES…SÍ TÓMA MÍ POLLA, CORRETE…SÍ TÓMALA.

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

Locos de excitación sexual, Altagracia y Toño gritan  fuera de sí. Como si fueran uno solo, por el placer tan bestia que están sintiendo.

─¡¡TODAAA!! ─¡¡TODAAA!!

─¡¡AAAHHH!! ─¡¡AAAHHH!!

 El hijo clava con violencia la polla en el coño materno. Las pelotas del chico, brillan de los jugos de la madre, por las fuertes envestidas…

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─SÍ…¡¡TODA!! ─SÍ…¡¡TODA!!

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─ME CORROOO…ASÍ MÉTELA TODA…ME CORRO…YYYAAA…YA…

Altagracia se corre a chorros, chorreándole toda la polla al Toño, con los últimos envites que le da el chico.

Cayetano, el abnegado hombre de campo, llega puntual como un reloj de sol.

Altagracia y su hijo, han follado como perros enganchados. Han sentido tanto placer que, casi les pilla el santurrón de su esposo.

Al entrar el esposo, encuentra a madre e hijo sentados en la mesa, con los libros de la escuela, repasando la lección.

El inocente esposo no imagina que, están madre e hijo, desnudos de cintura para abajo. El largo mantel los cubre de la vista del Cayetano. El esposo sólo ha venido a recoger una frugal merienda.

Al tener a los dos sentados de cara a él, no imagina qué, están haciendo bajo el mantel, los dos pervertidos amantes.

─Os veo compenetrados en la lección, así me gusta esposa, que le eches una mano y no lo sueltes…

Altagracia sostiene bajo el mantel en ese instante, la gruesa y dura polla del hijo, dura como una piedra. Con disimulo, la abnegada y creyente esposa, acaricia toda la polla, sintiendo como late y gana grosor y dureza a cada maternal caricia.

─Papá, mamá me tiene bien cogido en este momento…no imaginas cómo me aprieta su cálida mano.

─Sí esposo, no pienso soltarlo… ─responde Altagracia ─lo tengo bien agarrado, noto que es muy firme y duro…a pesar de su edad. En esos instantes, la esposa de Cayetano aprieta con más deseo la polla del hijo, pajeando más rápida la polla.

Toño en ese instante, delante de su padre, le coge a la madre todo el coño, haciendo que su madre chorree jugos, por la peligrosa y morbosa situación.

─Ahora le voy a dar una lección más intensa ─le responde la abnegada esposa─ A ver si es tan duro como hasta ahora…

─no seas muy dura con él.

Altagracia y Toño miran a los ojos al padre, mientras se acarician con deseo contenido.

─Es muy aplicado… ─le responde al esposo, mientras sale por la puerta ─lo hace mejor que adultos que conozco. Ve tranquilo ─tranquiliza al inocentón esposo─ está lección le interesa como no imaginas…Ciao esposo mío.

La religiosa esposa, en ese instante cierra con fuerza los dedos alrededor de la barra de carne. Se pone cachonda perdida, de notarlo dura que está.

Con disimulo le susurra morbosamente al hijo ─ (qué pollón tienes ladrón, aaahhh…está como una piedra…oooggg) ─.

El hijo la responde igual ─ (tu coño está empapado…uuufff) ─.

─Volveré tarde, así estarán tranquilos con su lección. Hijo aprovecha la lección de mamá ─le dice al chico desde fuera de la puerta ya, despidiéndose con el brazo…─ ella lo hace por ti.

─Lo haré papá descuida, ciao.

─Ciao familia.

Nada más cerrarse la puerta, madre e hijo desplazan con los pies la mesa, hacia el centro.

Ambos están sentados en un rustico banco de madera. Altagracia masajea sin prisa toda la polla, de arriba abajo, diciéndole a su descarado hijo…

─Aaahhh…me has estado metiendo los dedos en el coño, y acariciando mí clítoris delante de tu papá…uuufff eres un golfo cariño. Me ha dado mucho morbo ladrón.

─Mamá tú no has soltado mi polla desde que entró papá…mira cómo me has puesto de duro…Aaahhh me gusta que seas así de guarra y morbosa…

─Has puesto a mamá muy caliente…Aaahhh y esta polla tan gorda y dura…sí te espera una lección muy dura…ladrón. Aaahhh que bien me has tocado el coño nene…estoy caliente mi macho.

Toño mantiene su mano cerca del chorreante coño de su madre. Hurga de forma caprichosa el coño, abriendo los labios, de forma obscena.

─Dame esa lección lo estás deseando mamá caliente…OOOHHH sí…me gusta cómo me tocas la polla Aaahhh…sí.

Altagracia se estira en el banco de madera, toda espatarrada. Se abre los muslos en alto, enseñándole al hijo, su abierto y jugoso coño, chorreante de jugos.

Los ojos de Toño se abren de incestuoso deseo, como si se le fueran a salir. La madre, con una mirada llena de luria y deseo animal, observa los ojos de su hijo, como la devoran, su abierto y jugoso coño.

Toño no puede reprimir gritar de lujuria y deseo sexual, al ver el sabroso coño de su madre, todo brillante de jugos y abierto…

─¡¡QUÉ COÑO!!

Altagracia, sin apartar los ojos de su hijo, le dice complacida…

─Esta es la primera parte…de la lección, parece por tu cara que te gusta mucho lo que ves… ¿Qué te parece si haces un repaso de lengua?

─Sí mamá te ves así preciosa OOOHHH.

La madre se abre el coño con ambas manos.

─Empieza cariño…no me hagas esperar más…a ver cómo estás de lengua…

─Sí mamá tienes un coño precioso…OOOHHH…

─Gracias cariño ─le responde la caliente madre ─es todo para ti…anda comételo todo bien rico…AAAGGG…

Sin hacerse repetir, Toño pinta los labios como si su lengua fuera una brocha de carne, metiendo dentro la lengua, sacándole a su madre los jugos, a lametazos, sin prisa, lamiendo cada pliegue del sabroso coño.

─SLURPPP…SLURPPP…SLURPPP…MMM…SLURPPP…SLURPPP

─¡¡SÍ!! ─¡¡SÍ!!

─ SLURPPP…SLURPPP…SLURPPP…MMM…SLURPPP…SLURPPP

─OOOGGG…¡¡AH!!

─ SLURPPP…SLURPPP…SLURPPP…MMM…SLURPPP…SLURPPP

─MÁS…NO PARES…

─ SLURPPP…SLURPPP…SLURPPP…MMM…SLURPPP…SLURPPP

─ME CORROOO… ─SLURPPP ¡¡QUÉ SABROSO!!     

Antes de ahora, a la abnegada esposa Altagracia, nadie la había comido el coño. Su hijo parece tener una habilidad natural, pervirtiendo y arrastrando a su madre, con sus per vertidas y viciosas lamidas.

Le llega un orgasmo intenso, salvaje, que la hace gritar, frotar el coño, en la boca de su hijo.

─¡¡AAAHHH!!

─Con una pervertida y endemoniada habilidad, Toño, atrapa entre sus labios el carnoso clítoris, chupándolo como si fuera un caramelo. A la vez  hurga el jugoso coño con un dedo. Así, aumenta el placer de su abnegada madre, volviéndola loca de placer.

─ SLURPPP…SLURPPP…SLURPPP…MMM…SLURPPP…SLURPPP

─ME CORROOO…AAAHHH COMETE MÍ CLÍTORIS…ASÍ.

─MMM…QUE CARNOSO ES MAMÁ…SLURPPP…SLURPPP…

─AH…AH…SÍ CARIÑO CHUPALOOO…MÁS.

─ SLURPPP…SLURPPP…SLURPPP…MMM…SLURPPP…SLURPPP

─QUÉ BIEN ME LO COMES ME CORROOO…LADRÓN.

─ SLURPPP…SLURPPP…SLURPPP…MMM…SLURPPP…SLURPPP

─YYYAAA…YYYAAA…

─SÍ… ─SÍ CORRETE…

─AH ─AH.

─OOOHHH QUÉ GUSTO.

─OOOHHH MAMÁ…QUÉ RICO.  

Altagracia al ponerse de pie se nota temblar las piernas, por la cantidad de orgasmos que le ha arrancado su hijo, a lengüetazos.

Siente como el coño le palpita de deseo incestuoso, porque su hijo la folle, como nunca la ha sabido follar su esposo.

La abnegada madre, se echa en la mesa del salón. Con la misma devoción que acude a rezar a misa los Domingos, se espatarra como una guarra, para su aprovechado y descarado hijo. Con los muslos totalmente abiertos y en alto, acoge entre ellos a Toño.

Sólo de ver a su madre así, ya se le ha puesto como una piedra, la gruesa polla.

El adolescente, apunta con la gruesa y amoratada cabeza, el jugoso y carnoso coño de su madre, a pocos centímetros de distancia.

Para sorpresa de Altagracia, el descarado hijo, le pinta con el grueso cipote todo el coño, como si fuera una brocha de carne. Esto hace que la abnegada madre se ponga más cachonda, de lo que ya lo está.

─La siguiente lección cariño ─le explica la madre, con la voz tomada, por lo caliente que está ─ y la más importante…Aaaggg… ─Toño mete el grueso cipote, sin esperar a que acabe de hablar su excitada madre… ─sí pon tu grueso cipote así…

─ ¿Así?─ pregunta el hijo, metiendo con desparpajo la gruesa cabeza, en el abierto coño materno.

─Sí…Aaahhh…ahora métela toda cariño…Oooggg ─le incita Altagracia, con la voz tomada, y la boca reseca…

─ ¿Toda mamá de golpe? ─pregunta Toño, con el grueso cipote metido en el jugoso coño.

─Aaahhh…sí hasta los huevos ¡¡METELA!! ─le grita cachonda pérdida la madre, con las mejillas purpura de vergüenza y lujuria, por hablar así al hijo, una mujer religiosa como ella…

Toño enviste con fuerza toda la gruesa polla, hasta que  los huevos chocan con el coño, como le ha ordenado la madre.

Gritan al unísono un sollozo lleno de lujuria. Altagracia por sentir la enorme polla del hijo, en el fondo del coño, donde nadie la ha follado así antes.

Toño por sentir el coño tan estrecho y jugoso que tiene su caliente madre, notando como el coño le aprieta duro la polla.

─¡¡AAAHHH!! ─¡¡AAAHHH!!

─OOOHHH… ¿ASÍ MAMÁ?

─SÍ CARIÑO…OOOHHH…CÓMO LA METESSS

El adolescente saca  y mete toda la polla en cada mete saca. Sus huevos golpean de forma obscena el coño materno, a cada envite.

 Altagracia tiene la mirada hipnotizada, cachonda perdida, sin perder detalle de cómo la penetra aquella gruesa polla.

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─OG…OG…OG…TU POLLAAA.

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─SÍ TE LA METO TODAAA…QUÉ TETAS TIENES…OOOHHH.

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

Altagracia y Toño gritan fuera de sí, calientes y cachondos, moviéndose ambos cuerpos como una solo. La madre mueve el coño al ritmo que le marca el aventajado hijo.

─¡¡FOLLA!! ─¡¡FOLLA!!

─¡¡FOLLA!! ─ ¡¡FOLLA!!

─¡¡FOLLA!! ─¡¡FOLLA!!

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─AH ─AH.

─SÍ ─SÍ.

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─FOLLA A MAMÁ, AAAGGG…TU POLLAAA.

─QUÉ COÑO…AAAHHH TÓMA MI POLLA GUARRAAA…

La madre le grita, rugiendo loca de placer, sin poder resistir SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─¡¡FOLLAME ASSSÍÍÍ!!

Al ver a su madre tan guarra y tan cachonda, con cara de puta, Toño no se lo piensa un segundo.

Se sube encima de la madre, entre sus muslos. Hace que la madre se abra toda de piernas, ofreciéndole así mejor todo el coño. Altagracia se excita de ver lo golfo que, es su aprovechado hijo.

─ESTÁS APRENDIENDO AAAHHH…SSSÍÍÍ MUY BIEN LA LECCIÓN SÍ…OH…OH…OH…

Envalentonado se deja caer de golpe encima de la madre.

La abnegada madre mira morbosamente, como Toño le ha metido toda la polla, hasta los huevos. Los dos gritan como fieras el placer que sienten en aquel instante…

─¡¡OOOHHH!! ─¡¡OOOHHH!!

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─COMO ME FOLLAS EL COÑO…ME MATAS DE PLACER…

─OH MAMÁ.

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─ASÍ…ASÍ…ME LA METES TODAAA

─AAAHHH ─AAAHHH.

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─LADRÓNNN…¡¡FOLLAME!!

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─ASÍ CARIÑO…AAAHHH…OOOHHH…

─OOOHHH…QUÉ COÑO TAN SABROSO TIENES…¡¡GUARRA!!

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─CLAVAME TODA LA POLLAAA…AAAGGG.

─TÓMA MÍ POLLA, ASSSÍÍÍ…TODAAA…

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─SIENTO TU CIPOTE COMO ME LO CLAVAS…EN EL FONDO…AAAGGG…SSSÍÍÍ QUÉ DURA ESTÁ.

─MAMÁ…NO ME CANSO DE FOLLARTE.

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─FOLLA A MAMÁ ASÍ…QUÉ GUSTO.

─QUÉ CALIENTE Y APRETADO ES TU COÑOOO…AH.

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─FOLLAME DURO, MÁS SÍ.

Altagracia, está dispuesta a gozar del sexo con su pequeño, sin ningún tabú. Se baja de la mesa, apoyándose encima de la mesa a cuatro patas. La abnegada esposa nunca ha follado en esta postura.

Incita a Toño perversamente, a que aproveche al máximo la lección.

El hijo le mete toda la polla, envistiéndola con fuerza. La madre se siente más cachonda, y orgullosa de ver, lo golfo y aprovechado que es el hijo.

─Tu papá estará orgulloso de ti…AAAHHH…estás aprovechando bien…¡¡OOOGGG!! la lección…

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─ASSSÍÍÍ…METELE A MAMÁ TODA LA POLLAAA…SSSÍÍÍ CARIÑO…

─SSSÍÍÍ MAMÁ, TÓMALA SO GUARRA…

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─ASSSÍÍÍ… ─ASSSÍÍÍ…

─AAAGGG…¡¡FOLLAME DURO!!

─QUÉ BIEN TE FOLLOOO…MAMÁÁÁ…

Toño sorprende nuevamente a Altagracia, demostrándola que es tan caliente comé ella.

Echa a su madre encima de la mesa, toda espatarrada, poniéndose una pierna de ella en el hombro.

En esa postura, se la mete toda mucho más a cada mete saca, rozándole a la madre todo el coño a cada mete saca…

─ ¿Esto es lo quieres…? AAAHHH─ la pregunta excitado  mientras la penetra profundamente.

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─QUÉ BUENO…─grita Altagracia fuera de sí ─¡¡AAAHHH!!

─ ¿Qué te la meta todaaa…ASÍ…ASÍ…ASSSÍÍÍ…? OH QUÉ COÑOOO…

─ASÍ ME LA CLAVAS MÁS…AAAHHH MÍ  COÑO…OOOGGG…SÍ FOLLALO.

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─OH…SÍ…OH…AH.

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

Cachonda y loca de excitación sexual, la abnegada madre, grita como si la matara a pollazos, su caliente hijo.

─¡¡SSSÍ…TODAAA!!

Altagracia se titila su excitado y carnoso clítoris, aumentando así el intenso placer.

Toño acelera las envestidas, excitado, atreviéndose a hablarle de forma soez y vulgar a su caliente madre.

Le da un mete saca diabólico, como si madre e hijo, estuvieran poseidos, por el demonio de la lujuria, Belcebú.

─¡¡OOOHHH…PUTA!! QUÉ RICO TE CLAVO TODA LA POLLAAA…TÓMA, TÓMA, TÓMA POLLAAA…

La madre nota cómo se la clava más profunda la polla, ganando grosor. Altagracia aprieta duro los músculos de su excitado coño.

Así, ordeña la dura verga de su hijo, cachonda perdida.

─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…

─ME CORROOO…MAMÁ YAAA…OOOHHH.

─SÍ CARIÑO…DAME TODA LA LECHE, CUANTA LECHE TENÍAS LADRÓN,

Toño saca la polla, corriéndose en el peludo coño, de carnosos y abultados labios y las tetas de la madre.

─SPLURTTT…SPLURTTT…SPLURTTT…SPLURTTT…

─OH MAMÁ HA SIDO INCREIBLE…SSSÍ…TÓMALA.

─OH SÍ ASÍ…

Mientras se visten  la madre le dice ─A partir de hoy mamá te sacara la leche, cada día cariño ¿Te gusta la idea? ─ ¡Sí mamá!─ la responde entusiasmado─ eres muy buena conmigo. Quiero follarte cada día.

─Sí cariño, mamá necesita que la folles cada día.

Altagracia y Toño, nada más vestirse se ponen a atar los fardos de leña, antes de que  llegue Camilo.

La amorosa madre no puede dejar de pensar, en cómo ha disfrutado con su pequeño ─nunca me han follado así de duro, con tanto placer. Me siento muy caliente. Voy a ser la guarra de mi hijo. ¡¡Como me ha follado!!

                                                                                                                                                                                                              FIN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *