Gran Fiesta Sorpresa

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Autor: Leon Salvaje

Gran fiesta sorpresa
El relato que les voy a contar ocurrió en la ciudad de Bogotá, Colombia, era una tarde lluviosa y fría como las que suelen ocurrir en épocas de invierno en esta hermosa ciudad, una vez había una pareja que tenía deseos de disfrutar nuevas experiencias en su vida, tal vez ambos se habían casado muy jóvenes y les había faltado aventurar o tener más experiencias sexuales en sus vidas, un día decidieron ir a una fiesta de disfraces en un bar que queda en la zona de rumba de la ciudad, se prepararon muy bien y cada uno compró su disfraz sin decirle a otro cual había sido el disfraz, al llegar el día de la fiesta, ella sale muy sensual con un hermoso traje de Mujer Maravilla que la verdad le quedaba muy bien y le dejaba ver su hermosos cuerpo, yo salí vestido de Batman, y la verdad este traje no me quedaba nada mal, ambos nos miramos y nos dimos una vuelta indicando que se sentían a gusto que los disfraces y nos dispusimos a salir a disfrutar de la noche.
Al llegar al bar nos miramos un poco sorprendidos, puesto que el sitio era bastante grande y había bastante gente en aquel sitio, entramos y vimos mucha gente disfrazada con hermosos trajes de diferentes personajes, en realidad incluso vimos algunos trajes bastante eróticos y nos excito un poco de momento, ambos mirábamos con disimulo y la verdad nos gustaba, yo quede un poco sorprendido al ver a una mujer disfrazada de conejita playboy que la verdad se veía muy sensual, ambos entramos y buscamos una mesa y pedimos una botella de licor la cual destapamos tan pronto llego y nos tomamos cada uno un trago, brindamos y dijimos que íbamos a pasar una noche especial, yo me quede mirando a mi mujer maravilla y realmente se veía muy sensual, es así como la invite a bailar y salimos a bailar un buen rato, luego llegamos a la mesa y nos tomamos algunos tragos y hablamos de los disfraces de las otras personas, algunos eran chistosos, otros sensuales, otros muy llamativos, pero en realidad todos eran muy creativos. Nos reímos un poco y continuamos bebiendo, tal vez tomamos muy rápido puesto que sin darnos cuenta tuvimos que pedir otra botella, luego seguimos bailando y disfrutando de la noche, en un momento colocaron música mix bastante sensual y la disfrute mucho, yo tomaba entre mis brazos a mi mujer maravilla y ella me entrepiernaba bailando de una manera muy sensual, ambos nos divertíamos y estábamos bailando cada vez más y más sensual, en realidad todas las personas estábamos muy eufóricas bailando y disfrutando de la noche, en ese momento yo tenía muchas ganas de hacerle el amor a la mujer maravilla y estaba que no soportaba ni un minuto más sin tenerla desnuda junto a mi, en ese momento observe que algunas personas tenían al lado de la pista de baile como unos cubículos con puerta, a lo cual le pregunte al camarero y él me explico que esas eran cabinas que uno podía alquilar para tomarse unos tragos en privado, es así como yo le dije que sí había alguna disponible y me dijo que me iba a conseguir una inmediatamente, así hizo y entramos inmediatemnte a la cabina, la cual en realidad solo tenía una mesa y dos sofás, entramos y casi sin esperar que cerraramos la puerta yo le quite el traje de mujer maravilla quedando ella solo con el antifaz, y yo hice lo mismo, ambos estábamos deseosos de placer, y estando solo con el antifaz en la cara y el resto del cuerpo desnudo, yo me sente en el sofá y ella se arrodillo y me empezó a mamar mi verga con gran deseo y pasión, yo estaba feliz viendo como la mujer maravilla me daba una gran mamada a mí, que en ese momento yo era Batman, luego ella se sube encima del sofá y me coloca esa cuca deliciiosa para que yo se la mame y por supuesto así lo hice y le meti mi lengua en esa cuca jugosa y sabrosa que estaba pidiendo a gritos que la penetrara, en ese momento no sabíamos ni cómo hacerlo y solo queríamos seguir teniendo sexo oral, yo le tomaba esos senos y se los besaba y le acariciaba sus nalgas y ella tomaba mi verga y me decía que la penetrará ya… me sente nuevamente en el sofá y ella se sento encima mio dándome la espalda y se clavo mi verga toda en su cuca de un solo golpe, ella se movia delicioso y ninguno de los dos quería que el momento acabara, en ese momento ella se movia cada vez más y más rápido, y mientras tanto yo le tomaba las tetas y le metía mi verga con más fuerza, en ese momento la detuve y le dije que se pusiera en cuatro sobre el sofá que yo quería hacérselo, ella obediente se pone en cuatro y deja que yo la penetre deliciosamente, cada vez le hacia más y mas duro y ella solo gemía de placer y pedia más verga, ambos escuchábamos la música del bar pero estábamos concentrados en lo que estábamos haciendo, así duramos varios minutos hasta que me vine dentro de esa rica cuca, en ese momento nos quedamos quietos y en silencio y nos reíamos de saber que a pocos centímetros de nosotros había mucha gente bailando y otros haciendo lo mismo que nosotros, en ese momento y sin importar que estuviéramos desnudos nos sentamos en el sofá y nos tomamos un trago que nos supo a gloria, ambos abrazados nos quedamos sobre ese sofá solo con el antifaz…
Luego de unos minutos de hablar con mi mujer maravilla ya teníamos ganas de volverlo a hacer, es así como ella me o empezó a mamar suavemente hasta que mi verga ya estaba nuevamente erecta, en ese momento yo me acosté sobre el sofá y ella se me hizo encima y empezó a cabalgar con una agilidad que nunca lo había hecho, ambos gemíamos de placer pero no queríamos venirnos todavía es así como en ese momento yo pare, la volteé dejándole a ella en cuatro y le clave ese hermoso culo que le tenía muchas ganas, se la clave con todas las ganas del mundo y ella solo gemía y pedía más y más verga, ambos nos vinimos al tiempo pero en ese momento yo saque mi verga y me derrame entre sus caderas y quedamos tendidos de placer sobre ese sofá, nos besamos un rato y estábamos acariciándonos cuando…. Entro el camarero y nos vio totalmente desnudos pero se detuvo en la mujer maravilla viendo sus hermosas tetas y su cuca totalmente depilada y provocativa, el no sabia que decir a lo que en un par de segundos nos preguntó si deseábamos pedir algo mas, a lo cual nosotros un poco apenados contestamos que nos trajera dos cervezas frias, él mesero sale y nosotros nos reimos a carcajadas, luego de unos minutos de estarnos besándonos, ya teníamos ganas de continuar con nuestra faena de sexo y es así como la mujer maravilla se sienta en mi verga dándome la espalda y se penetra lentamente, en ese mismo instante de placer entra el mesero con las dos cervezas y vi de frente a la mujer maravilla clavándose mi verga, el no sabe que hacer y nosotros por el placer del momento solo seguimos haciéndolo suavemente, es así como el mesero aprovecha para ver de cerca las tetas de mi mujer maravilla pues deja las cervezas a pocos centímetros de ella, en ese momento y a pesar de la leve luz del momento la mujer maravilla ve que la verga del mesero esta bien parada y se nota el bulto del pantalón, ella se rie y le dice al mesero que si nunca había visto algo así, a lo que él contesta que en realidad no y que le excitó demasiado, la mujer maravilla le dice que si desea puede quedarse unos minutos a mirar, a lo que él acepta el ofrecimiento, en ese momento la mujer maravilla se levanta y da la vuelta para quedarse dandole la espalada al mesero y se clava la verga mirándome a mi y levantándole el culo al mesero para que se lo vea, los os nos reímos y seguimos teniendo el sexo de nuestras vidas, cuando después de unos minutos y olvidándonos del mesero volteamos a mirar y vemos al mesero con la verga afuera masturbandose, a lo cual la mujer maravilla le dice que eso no se hace y que mejor la coja a ella y le clave el culo con toda su fuerza, el sorprendido se quita la ropa y a pesar de estar la mujer maravilla clavada por mí, él le levanta el culo y le clava con fuerza su verga a lo cual la mujer maravilla gime de placer y pide que entre los dos le demos con más y más fuerza, es así como se siente el gemir de todos al entrar y sacar nuestras vergas de esa deliciosa cuca…. Así lo hacemos hasta que los tres venimos con y quedamos exhaustos en ese sofá, al mesero le decimos que se vista y que salga rápido y olvide lo que paso esa noche…

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *