Mi primera vez

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Autor: Juan 

Espero la memoria no me falle y poder recordar las cosas como pasaron esa primera vez, ahora tengo 59 años, aun trabajo en una empresa, solo vivo con mi esposa porque mis hijas se fueron de casa hace tiempo. Todo empezo cuando salimos toda la familia a un paseo a un pueblo cercano de la ciudad donde viviamos, fuimos allí porque es un clima perfecto para descansar en familia y además tiene sitios de recreación excelentes. Llegamos al hotel donde nos hospedariamos, solo que todos nos quedamos en un solo cuarto, mis hijas en una cama y nosotros en otra; ellas tenian 10 y 7 años, eran unas hermosas niñas, Después de dejar todas las cosas en el hotel y cambiarnos, salimos para conocer el pueblo, se veia bien bonito y la gente muy amable, estuvimos un buen rato y luego nos devolvimos al hotel, llegamos y enseguida dijimos nos vamos para piscina, a ellas les encantaba, bajamos todos a la piscina y compartimos largo rato, yo estaba un poco cansado y les dije que me iba para mi cuarto, que deseaba descansar un poco y que luego nos veriamos, asi paso me subi al cuarto y descanse un poco, al rato me levante y me fui a duchar, lo hice pero no cerre la puerta del baño, estaba solo por eso no lo hice, cuando me estaba bañando entro mi hija de 10 años, no me di cuenta cuando entro y como estaba desnudo ella me vio, la verdad no se cuanto tiempo estuvo ella viendome, no se como me di vuelta y la vi ahi, viendome, era la primera vez que ella me veía completamente desnudo, aunque a veces me bañaba con ella, siempre lo hacia sin quitarme mi boxer, y además mi pene estaba un poco parado, le dije, hija porque no golpeaste que pena contigo,  bajo su mirada,  se dirigio a su cama y me dijo tengo ganas de entrar al baño, le pregunte por su hermana y su mama y me dijo, se quedaron en la piscina. Yo cerre la puerta del baño y termine de bañarme, pensaba en que ella me habia visto asi y senti una sensación rara en mi cuerpo, era como si me hubiera gustado, al salir me coloque una toalla y le dije que ya podria entrar al baño que habia terminado de bañarme y ella se entro. Ese día paso asi, pero solo pensaba en ella, recordaba como la vi mirandome cuando me bañaba, era algo aterrador para mi, porque sentia un deseo, me excitaba todo. Al regresar a casa del paseo, empece a pensar cosas, seria que ella le habia gustado verme asi, o, por el contrario se habia molestado, entonces imagine como podria comprobarlo, deberia esperar hasta el proximo fin de semana, que estaba solo con ellas para saberlo. Llego el fin de semana esperado, mi esposa trabajaba y yo me quedaba en casa con ellas, debia hacerlo, fue dificil para mi, la verdad sentia un gran deseo y nervios a la vez, no se porque sentia todo eso, pero deseaba que pasara. Le dije a mi hija menor que se bañara en el baño de ellas que su hermana se bañaria en el baño de nosotros, porque debiamos salir al parque un rato, ella lo hizo se fue a su bañoy le dije a mi hija mayor que se bañara en nuestro baño, espere un momento a que ella entrara y luego me entre yo al baño, la puerta estaba abierta ella no la habia cerrado, entre y cuando me vio se asusto un poco, me dijo papi que haces, me estoy bañando, le dije, ves que debemos tocar la puerta, me quede mirandola, se veia superhermosa, su cuerpecito delgado y bien formado me dejo perplejo, sus senos ya empezaban a florecer, su cabello largo cubria su espalda y su colita hermosa, solo la miraba, pasaron algunos segundos o  minutos tal vez y ella igual me veía, solo que llevo sus manos a sus pequeños senos y su bella cuevita, pude despertar del impacto y le dije, quiero bañarme contigo como en los viejos tiempo por favor, mientras decia esto, me quite la camisa de mi piyama y el pantalon, me quede solo en mis boxer, solo que ya me habia excitado viendo a mi pequeña y se me notaba, vi cuando ella dirijio su mirada a mi bulto y se quedo un momento viendo y luego volvi y le pregunte que si podia y subio sus hombros, como diciendo no se, la verdad no lo pense y me entre de una a la ducha con ella, mi cuerpo estaba totalmente excitado y temblaba, hasta ella se dio cuenta, le dije dejame enjabonarte un poco, tome la esponja y empece a enjabonar su cuerpo, ella estaba estatica no decia nada, pero senti que su cuerpo tambien temblaba, era algo mágico para mi, sentir su bello cuerpo, la verdad era hermosa, cuando pase mis manos y senti sus senos, fue como recibir un fuerte corrientazo y deseaba seguir sientiendo cada parte de su cuerpo, sentia un poco de temor que su hermana terminara de bañarse y viniera al cuarto nuestro o que ella al sentir mis manos en su bello cuerpo me dijera que no siguiera, solo que no paso asi, no decia nada, por eso yo segui jabonando su cuerpo con mis manos, su piel se sentia tan delicada y el contacto con mi piel me enloquecia mas, el deseo era cada vez mas fuerte, en ese momento me despoje de mis boxer y queda totalmente desnudo frente a ella, estaba frente a mi hermosa bebe, la niña que despertaba el deseo mas fuerte que habia sentido en mi vida, era magico y queria sentir mas, tome sus manos y las lleve a mi cuerpo, le dije que hiciera lo mismo que yo, que me enjabonara un poco mi cuerpo, ella solo me miro y me dijo, porque ahora esta mas grande que el dia del hotel, quede perplejo, ella se acordaba como estaba  mi pene ese día, no sabia que responder, mi pequeña no estaba molesta, entonces se me vino a la mente algo y le dije, mi bella niña, tu eres la culpable que mi pene este asi de grande, porque al ver tu maravilloso cuerpo y sentirlo, haz despertado todo ese deseo en mi, y me remato preguntando, porque despierto eso en ti, no sabia que responder, me aturdi todo, no espere algo asi, solo le dije, si quieres saber, sigue tocando mi cuerpo y lo descubriras, como me habia hablado, empeze a decirle, que nunca habia estado con una hermosa mujercita como ella, que de pensar que era el primer hombre de contemplar su bello cuerpo desnudo,  acariciarlo, besarlo y sentir su cosita virgen, era para mi maravilloso, porque nunca habia tenido una mujercita como ella, me dijo, y si mama se da cuenta, que pensara ella, cada pregunta de ella era como un golpe mortal, dije, esperemos que no se de cuenta, tome mis mano y las coloque en sus hombre y empece a bajar suavemente, mientras ella las tenia en mi estomago masajeandome, luego me arrodille y quede frente a ella, lo que sentia en ese momento era loco, deseaba abrazarla, besarla hacerla mia, era loco, pero debia controlarme, para poder vivir ese momento que tanto deseaba y sentir como caia el agua en nuestros cuerpos encendia mas mi deseo, la arrope con mis brazos un poco fuerte y ella me dijo, me da miedo papi, solo dije tranquila mi hermosa niña, fue maravilloso sentir todo su cuerpo en el mio, con mis manos masaje sus espalda y baje mis manos hasta su bella colita, y empece a masajearla, sin soltarla de mis brazos, senti como empezo a latir su corazon, estaba despertando deseo en ella tambien, masajeaba su colita y luego separe un poco sus piernas y deslice mis dedos por su colita y llegue hasta su hermosa vaginita, al sentir mis dedos ella apreto sus piernas, fue un destello de energia que recorrio todo mi cuerpo, sentir por primera vez su vaginita me excito mucho mas, en ese momento la solte y me quede mirandola y coloque mis manos en sus senitos que empezaban a florecer, pero no deje de mirarla y ella con su mirada baja, los acaricie y luego los bese intesamente, en eso momento ella solto un suspiro, le gustaba pense que rico saberlo, no cerre la llave queria que nos siguiera callendo el agua y asi evitar que nos escuchara su hermana, baje suavemente y mi boca se poso en su vaginita, ya le empezaba a salir un poco de vello, se sentia maravilloso, cuando mi lengua entro en su cuevita, ella volvio apretar sus piernas, le dije, quiero que te excites mas, que veas lo rico que se siente y ella, tomo mi cabeza suavemente como diciendo hazlo ya, y lo hice separe un poco mas sus piernas y empece a explorar tu hermosa cueva, se sentia humeda y con el agua que nos cai, era mejor, era maravilloso sentir todo ese placer, mi bella niña era para mi solo, por fin estaba toda mi lengua dentro de ella, sentia todo su calor y lo rico que sabia, todo magico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *