La hija de mi Nana

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Autor: Campesino

Es algo que he guardado dentro de mi por mucho tiempo, la verdad como pasaron las cosas ha hecho que no se borre de mi mente. Tenia en ese entonces 42 años y vivia con mi esposa y mis hijos y para cuidarlos teniamos a nuestra nana que se llamaba Ceci, ella tenia como 35 años, nos habia contado que tenia 3 hijos, entre ellos, su hija de 14 años en ese momento. Ella llegaba en las mañanas y se iba en las tarde, todos los dias, de lunes a sabado, el domingo nosotros estabamos en casa. Nosotros le dimos llaves del apartamento para que pudiera abrir, porque nosotros saliamos temprano a veces y ella llegaba después de irnos nosotros. En alguna ocasión llego mas temprano que de constumbre y entro sin hacer ruido, la verdad yo me estaba bañando en ese momento y como pense que estaba solo, sali del baño desnudo y que sorpresa, me encontre de frente con ella cuando salia de la alcoba de nuestros hijos, quedo un poco confundido por su presencia, ella solo sonrio y me dijo, no vi nada tranquilo, fue algo jocoso la verdad, igual no le dije nada, solo segui a nuestro cuarto. Mucho tiempo despues, me confeso que siempre estuvo enamorada de mi, algo de no creer. Pero bueno, la historia fue con su hija, como les decia, ella tenía 14 años y una vez le dijimos que como ibamos a salir con mi esposa, su hija podria quedarse con nuestros hijos esa noche, para no dejarlos solos, ellos tenian 3 y 8 años, ella nos dijo que si, que la traeria al día siguiente con ella para que se quedara de una vez, asi paso, al día siguiente pude conocer a su hija. Me sorprendio verla esa mañana, era muy linda la niña, su cuerpo se veía encantador, venia vestida con un jens y una blusa clarita, la verdad ya se le notaban sus senos y se veía que tenia bonita cola, Ceci me la presento y me dijo, ella es mi hija se llama deisi, bonito nombre dije yo y le tome la mano para saludarla y ella me sonrio, me parecio un poco timida. Esa noche salimos con mi esposa a una fiesta de amigos que nos habian invitado y la pasamos muy bien y llegamos como a las 2 de la mañana, cuando llegamos le dije que veria los niños y ella me dijo bueno, me dirije al cuarto de ellos, la hija de mi nana se habia quedado con ellos, al entrar y prender la luz de la lampara de la mesita de uno de mis hijos, la vi a ella, destapada y bocaarriba con sus piernitas un poco abiertas y se le notaba su pubis, me dejo perplejo, me fascino verla asi, tuve intenciones de tocarla, pero me detuve al pensar que mi esposa podría entrar y verme, solo la cubri con la cobija y sali. Al día siguiente al verla me quede mirandola fijamente y ella hizo lo mismo no me quito la mirada por un buen tiempo, solo hasta que unos de mis hijos la llamo, quede fascinado, queria volver a verla y debia pensar como hacer, cuando se despidio, me ofreci a llevarla hasta el bus y sali con ella y la acompañe hasta el paradero y antes de irse le dije gracias y le di un beso en la mejilla y le entregue una buena propina, solo queria ganarmela. No espere tanto, la semana siguiente le dije a la nana, que si su hija se podia quedar otra vez a cuidar a nuestros hijos que ibamos a salir, nuevamente me dijo que si, no era problema. Estaba feliz de saber que esa noche podria verla nuevamente, era genial, su imagen en esa cama me gustaba mucho y me excitaba un poco, esa noche salimos con mi esposa, solo que llegamos como a media noche y otra vez se repitio lo de la otra noche, entre al cuarto de mis hijos y al prender la luz, la pude ver, estaba otra vez con su camison y lo tenia arriba y se le veían todas sus piernas y sus pantys de color blanco, era hermosa, la contemple un poco y puse mis manos en mi estomago para que se calentaran y luego suavemente acaricie sus piernas, pero no se desperto, subi un poco mis manos y llegue hasta su linda cuquita, la toque por encima de sus pantys y senti una sensación tan deliciosa, tampoco se movio, me dio temor que mi esposa me viera, por eso sali del cuarto y me diriji al cuarto de nosotros otra vez, espere hasta que mi esposa se durmiera, queria que el tiempo pasara rápido y volver allí, la suavidad de su piel y lo calientica que se sentia me excitaba mucho, solo pensaba en eso y esperando que mi esposa se durmiera, por fin me di cuenta que estaba dormida y me levante suavemente y me diriji al cuarto otra vez, yo estaba en boxer y una camiseta, mi pene estaba un poco erecto, no era para menos, pensaba en ella. No prendi la luz, solo me sente al lado de la cama de ella, calente otra vez mis manos y luego las lleve a sus piernas, no queria despertarla, suavemente las acariciaba y ella en ese momento se movio, me quede quieto no segui, espere a ver que pasaba, ahì sentado a su lado, volvi a llevar mis manos hasta su barriguita y la toque, la acaricie un poco y luego baje mi mano entre su panty y los baje hasta sus rodillas, senti su pubis, tenia vellitos en su cuquita y se sentia rico, yo estaba temblando, no se porque pero temblaba, baje un poco mi mano y toque su cuquita, trate de abrir sus piernas un poco, lo hice suavemente, deseaba poder entrar mis dedos en su cuquita y lo logre, se sentia bien calientico y sus vellitos se sentian de maravilla y en ese momento, senti que su mano tomo la mia y me la quito de su cuquita, quede frio del miedo, pense, ahora va ha llamar a mi esposa, que horror, no sabia que hacer, ella no me soltaba la mano, entonces coloque mi otra mano encima de la suya y la aprete un poco, se quedo asi un momento, entonces baje su mano hasta mi pene e hice que lo sintiera por encima de mi boxer, ella no se opuso, entonces tome su mano por encima de la suya e hice que me lo sobara por encima y lo hizo, lo que senti me mato, era maravilloso sentir su mano sobre mi pene, entonces me quite mi boxer y abri su mano para que cojiera mi pene bien y se la aprete, como si me fuera a masturbarme y ella accedio, cuando hizo eso, yo lleve mi otra mano hasta su cuquita y sorpresa, ella no habia subido su panty, aun estaba abajo entonces meti mi mano en medio de sus piernas para sentirla toda y entre un poco mis dedos, senti que me apreto fuerte mi pene con su mano y su otra mano la llevo sobre mi mano que estaba tocando su cuquita, pense que me la iba a quitar, pero no, solo la coloco encima de la mia, pero yo segui sintiendo su rajita calientica y toda mojadita ya, se habia exxcitado, que rico sentirla asi, me lleve mis dedos a mi boca y probe sus juguitos, que delicia me fascino como sabian, yo con mi otra mano la coloque encima de su mano que tenia en mi pene e hice que la subiera y la bajara y la deje asi, no nos veiamos el rostro yo seguia sentado no me atrevia acostarme a su lado, como estaba tan excitado meti dos de mis dedos en su cuquita mas fuerte y ella cerro sus piernas y me volvio apetrar mas duro mi pene, superexcitante lo que sentia, estaba maravillado, ella estaba dispuesta a todo, entonces me incline y le dije al oido, quieres que te meta mi pene en tu cuquita, lo deseas y ella me dijo, si pero hoy no, tu esposa nos puede ver y nos metemos en problemas, ella si deseaba que yo le metiera mi pene, lo deseaba, le dije que tranquila que ella estaba dormida, no me dejo, despues entedi porque no quiso, segui con mis dedos entre su cuquita, entonces ella tomo su otra mano y la llevo hasta mi pene y empezo a masturbarme mas fuerte y yo igual con mis dedos entre su cuquita, sientiendola toda mojadita y supercaliente, era tando el deseo y lo rico que nos masturbabamos, que no aguante mas, me vine en sus manos y ella no me solto, y me dijo que paso, le dije no aguante me hiciste venir es mi semen el que tienes en tus manos y entre mas fuerte mis dos dedos en su cuquita y senti un leve quejido, le habia hecho fuerte y le habia dolido, le dije, solo dejame metertelo un poco, solo un poco, quiero sentir mi pene dentro de tu cuquita, pero ella solo me decia,hoy no, hoy no, estaba todo mojado y ella con sus manos llenas de mi semen, le dije ve al baño y te bañas, pero no hagas ruido por favor, se levanto y fue al baño yo me lavente con ella y entre al mismo tiempo, le dije que se bañara las manos, me miro y me dijo, te gusto verdad, le dije si mi niña, no sabes cuanto y solo deseaba poder meterte todo mi pene y no me dejaste, entonces me abrazo y me dijo, tu tambien me gustas mucho porque eres especial con mi mama y mas por la propina que me diste y el regalo que me mandaste con mama, se me habia olvidado contar le habia enviado unas zapatillas de regalo, y no quiero hacer el amor contigo, porque aun soy virgen y puedo quedar embarazada, la mire y le quite su camizon, quedo desnuda totalmente, en verdad si que era bella y esos senos tan lindos que tenia redonditos y todos duritos, los acaricie un poco y se los aprete y luego la abraze nuevamente, nuestros cuerpos desnudos quedaron juntos y senti que me moria del deseo, sentir su cuerpo asi me enloquecia, entonces le dije, como quieras, solo quiero que vuelvas cuando estes preparada para que podamos hacer el amor y  te promete que no quedaras embarazada mi bella niña, antes de salir del baño, no perdi la oportunidad, la sente en la tasa del baño y abri sus piernas y bese y meti mi lengua en su rica cuquita, no saben lo delicioso que senti cuando ella entro en su cuquita, estaba aun calientica y toda empapada, entraba suave, abrir esa piernitas y sentir su cuquita en mi boca y en mi rostro era superexcitante y mas cuando me lengua entraba hasta el fondo de su cuquita, fue una noche de maravilla y nunca la he olvidado.

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *