la nieta de mi amigo

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Les contare lo que sucedió cuando fui de mi  amigo Juan,  él siempre me insistía que fuese a visitarlo y pasar unos días en su casa, vivía en una hermosa zona de verdes praderas y montañas.

Teníamos la misma edad 68 años en ese momento, así fue que me decidí y luego de un largo viaje en tren había llegado, el me esperaba en la estación

–         Hola Antonio, como fue el viaje

–         Todo bien Juan muy contento de verte tanto tiempo

Nos fuimos en su auto y en unos minutos llegamos a su casa, salió su esposa a recibirnos y una jovencita estaba con ella

Hola Antonio qué bueno que venido, te estábamos esperando, ella es Abril nuestra nieta, también vino a pasar unos días, vive en la capital.

Ambas me saludaron con un beso y entramos a la casa, la nieta era una jovencita de 18 años, muy hermosa tenía una camiseta que marcaba sus pezones y un short que hacia lucir su hermoso culo

Al rato almorzamos, en la mesa la niña varias veces la pesque mirándome, me hice el que no lo notaba, luego decidimos ir por unos hongos al campo, Juan sabía que mí me encantaban y el invito a su nieta para que nos acompañara

Cuando buscábamos y recogíamos los hongos la niña se agachaba de una forma que hacia resaltar su culo, eso me excitaba y mi polla se estaba endureciendo en el pantalón, note la vista de ella fija en mi erección y luego me miro con  una dulce sonrisa.

En un momento ella tropezó con una raíz saliente y se cayó, dándose un fuerte golpe con el árbol, le di la mano para levantarla

–         Te has golpeado niña

–         Si me he dado con el tronco, pero no ha sido nada grave, ya pasara

Volvimos a su casa, y transcurrió el día con charlas y comidas, muchas veces me tropecé con la mirada de la jovencita

A la noche después de la cena decidí darme un baño antes de acostarme, estaba en la ducha y vi que Abril me estaba espiando, entonces quise darle un gusto y me enjabone mucho tiempo la polla hasta dejarla bien dura, buscando que eso la excitase

Salí de la ducha, me seque y me puse a pensar, ella era la nieta de mi amigo pero bueno a mí me gustaba y parece que  yo a ella también.

Pero no me decidía, me acosté, los pensamientos no me dejaban dormir, a lo mejor solo eran ideas mías de que le gustaba a ella, me levante y fui por un vaso de agua, todo estaba en silencio, mi amigo y su esposa dormían, de pronto la puerta de la habitación de Abril se abrió

–         Vaya me asusto don Antonio, escuche ruidos – ella estaba con un camisón transparente sin nada debajo

–         Disculpa no podía dormir, voy por un vaso de agua

–         Yo tampoco dormía el golpe cuando me caí hoy en el bosque me duele no quise decirles para que no se preocupasen

–         Y no has tomado nada

–         No, veré si mañana mi tía me hace unos masajes

–         Si quieres puedo hacértelos

–         Bueno, ven pasa, no hagamos ruido no quiero despertar a mis abuelos

Pase, ella cerró la puerta, busco una crema y se recostó en la cama boca abajo, se levantó el camisón y si como había notado no llevaba nada debajo, un hermoso culo quedo ante mi vista, era delicioso, unas nalgas perfectas

–         Disculpa espero no te moleste pero no suelo dormir con ropa

–         No niña, no me molesta, además es agradable ver tan rico cuerpo

Ella me miro de costado y sonrió

–         Bueno que esperas, comienza con los masajes

–         Si, quítate todo así puedo masajearte mejor

Se sentó en la cama se quitó el camisón, me dejo sin respiración verla así, una diosa unos pechos medianos, muy parados y con unos pezones divinos rodeados por una aureola rosada, se volvió a acostar boca abajo, vi que tenía un moretón del golpe, tome la crema y empecé a hacer mi trabajo

Me excitaba mucho darle los masajes, recorrí toda su espalda, el golpe era un poco más arriba de la cintura así que masajeaba su culo también, yo notaba que también se estaba excitando, su respiración se agitaba

–         Siga así don Antonio, me gustan sus masajes, quiero me masajee toda

Esas palabras me dieron la confianza que necesitaba y mis manos empezaron a recorrer todo el cuerpo, ya ahora masajeaba sus nalgas y una de mis manos se dirigió hacia adelante camino a su coño, todo estaba muy mojado

Ella se dio vuelta, yo me detuve pensando que no le había gustado lo que hice y dijo

–         Ahora le toca masajearme adelante

Se recostó dejándome sus pechos y su hermoso coño ante mi vista, se veía muy rico,  tenía unos labios divinos bien cerrados, depilada, se notaba un hilo de flujo blanco lo cual indicaba su gran excitación

Le masaje sus pechos, dejaba salir pequeños gemidos, yo no podía más, quería sentirla, me quite el short que llevaba puesto, ahora los dos estábamos desnudos

Acerque mi boca a su cuello y empecé a besarla, note que ella se abandonaba deseando todo lo que yo le diese, yo sentía que empezaba a enloquecer con mis ardientes besos

Fui descendiendo lentamente con los besos hasta llegar a sus pechos, metiendo en mi boca sus duros pezones, Abril empezó a gemir por la excitación que le provocaba, me detuve mucho tiempo en ellos, siempre los pechos son mi debilidad

Luego mis labios empezaron a bajar, besando su deliciosa piel, ella jadeaba. Llegue a la cara interna de los muslos sin tocar su coño

Me arrodille en la cama y le dije

–         Mira como me has puesto – mostrándole mi polla dura y erguida

–         Ni te imaginas como me tienes a mí – me respondió

–         Abre bien tus piernas para mi

Ellas las abrió bien, comencé a besar, chupar y mordisquear su coño, estaba totalmente mojada,  abrí los labios vaginales con mi lengua para llegar a su clítoris y succionarlo, se arqueaba, gemía, me volvía loco el morbo de estar saboreando tan joven coño

–         No pare don Héctor , no pare

Enloquecía gemía, jadeaba, suspiraba. Acelere mis movimientos en el clítoris, ella tomo mi cabeza y la hundió hacia su cuerpo

–         Siga así no pare, siga chupando, devóremelo

El sabor de sus jugos y el aroma del sexo me estaban excitando cada vez más, y llego el momento

–         Ahí viene, si, ya llegaaaaa

Ahogando su grito se retorció en la cama, dejando salir un delicioso orgasmo y unos sabrosos jugos.

Sin esperar me enderece, no sabía que hacer deseaba penetrarla pero no tenía un preservativo

–         Porque para, no me deje así quiero mas

–         No tengo preservativo nena

–         No hay problema tomo pastillas, me cuido, tengo sexo con mi novio

Sin pensarlo al oírla me puse arriba de ella y guie mi polla hasta ese coño empapado en jugos y la hundí completamente, Abril ahogo ese grito de placer que deseaba pero no quería que la oyesen e hizo un gruñido, agarro mis nalgas y las atrajo para sentirse profundamente penetrada

Yo entraba y salía en su cuerpo, apoye mis brazos y me levante un poco para mirar su rostro

–         Me gusta que me mires, seguramente estarás viendo esa cara de puta que despertaste en mi

–         Si nena me tienes hambriento de sexo, quiero sacar todo mi instinto salvaje para que te sientas follada como nunca te has sentido

–         Lo estas logrando, estoy encharcada en jugos, jadeando, el sudor corre por mi cuerpo sintiendo ese placer inmenso y el gozo que tú me estás dando y yo nunca antes había recibido

Nos besamos sin cesar de movernos, nuestras lenguas jugaban, la penetraba intensa y profundamente, mis huevos golpeaban contra su coño y sumado a sus jugos producían unos sonidos excitantes

Yo le hablaba palabras fuertes, groseras a su oído,  eso la calentaba  más, todo iba en aumento hasta que sobrevino un orgasmo increíble, su vagina se contrajo y sentí que me succionaba la polla, ella se retorcía en mis brazos en convulsiones y yo no pude más explote y le entregue todo mi semen

Ambos respirábamos fatigosamente, una fatiga placentera después de tan hermosa follada, sin salir de su interior

–         Me encanta sentirme adentro tuyo

–         Y a mí que lo estés, no tengo mucha experiencia en el sexo ya que únicamente lo hago con mi novio y los dos somos inexpertos, pero tú me has hecho sentir algo diferente

–         Mmmm me gusta lo que dices y que te agrado mas

–         Tú has sido más rudo que mi novio, sin embargo sentí más amor, más pasión, me gusta cómo me tratas, como me incentivas, va a ser difícil ahora para mi

–         Porque difícil

–         Cuando folle con mi novio ya no me será igual, ahora deseo tener a un hombre que me trate como lo has hecho tu

–         Yo escuche a tu abuelo decir que eras de la capital

–         Si vivo en la capital

–         Pues quien te dijo que te abandonare, también soy de la capital, me seguirás teniendo cuando lo desees.

Me salí de adentro de ella y me quede unos minutos a su lado, Abril se acercó tomo mi polla y la metió en su boca saboreando el jugo que aún quedaba de los dos, la limpio bien con su lengua y me dijo

–         Bueno ahora quedo limpita abue te iras a dormir más tranquilo y las noches que aun estés aquí dejare mi puerta abierta esperándote

Le di un beso cariñoso y me fui a mi habitación, esa jovencita me dejo enloquecido, no espere disfrutar tanto de esas vacaciones y que luego lo hiciese también cuando ella estuviese en buenos aires.

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *