Me follo el amigo de mi hija

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Algunos ya me conocen pero para o que no, mi nombre es Maribel, soy casada, tengo 2 hijas una de 12 y otra de 20. Tengo 40 años, mi marido casi 60. Vivimos en Sinaloa. Soy profesora, actualmente supervisora escolar, y también soy ama de casa. Soy rubia pelo largo hasta la cadera, mido como 177,  unos 58 kg, mis tetas son grandes, redondas y firmes, soy atractiva de cara, mis muslos redondos de gimnasio y mis nalgas firmes que se me marca en mi ropa, estoy muy orgullosa de tener estas nalgas y se que más de uno en mi trabajo no deja de mirarlas al pantalones ajustados.

Era viernes por la noche estaba aburrida mi marido se había salido a tomar con sus amigos y decidí entrar un momento al chat de face, todo marchaba tranquilo cuando me llego un mensaje de Andrés uno de los amigos de mi hija de la universidad. Siempre me pareció un muy buen chico y sabía que estaba enamorado y quería con mi hija, se me hacía un chico bastante atractivo y bueno para mi hija pero en fin eso es lo que yo opinaba.

Estuvimos charlando por casi una hora de cosas de escuela, de mi hija, de mi hasta que uno de sus mensajes me dejo completamente helada.

ANDRES: Señora ya no puedo seguir con esta farsa la verdad me siento enamorado y no puedo dejar de pensar ni un solo segundo en usted, te amo mucho Maribel

MARIBEL: Woow Cariño como crees eres amigo de mi hija sabes que soy una señora casada

ANDRES: Lo sé y comprendo loco que suena y la respeto mucho como esposa y madre pero usted me encanta desde el primer momento en que te vi sabía que estaba locamente perdido por ti el corazón se me aceleró y yo sé que suena muy cursi pero tenía hasta mariposas en el estómago

MARIBEL: Cariño es normal en tu edad pero eres un joven y pues es por tu edad yo soy una señora casada

ANDRES: la edad no es un impedimento para mi había a lo largo de los años parejas que tienen una gran diferencia de edad

MARIBEL: Si pero yo soy casada

ANDRES: también lo comprendo pero tu esposo no sabe cómo hacerte sentir deseada entiendo que ustedes dos se amaban cuando eran jóvenes pero ahora yo te amo demasiado y como dijiste te tratare como la diosa que eres en verdad

MARIBEL: Lo sé y gracias pero no se puede

ANDRES: Yo sé que soy muy persistente pero ahora déjame ser yo el que te lleve a todos el que te compre chocolates y flores y el que te halague a cada segundo recordándote lo preciosa que estas a cada segundo

MARIBEL: Eso es lindo pero entiéndeme cariño soy casada soy la madre de tu amiga y esto no puede ser, no puedo

ANDRES: entiendo amor y respeto tu decisión aunque odie aceptarlo Y espero que esto no afecte nuestra amistad

MARIBEL: No cariño no te preocupes

ANDRES: Le podría comentar otra duda que tengo

MARIBEL: Claro que si no te preocupes, dime

ANDRES: Como le dije cuando la miraba en su casa me gustaba tanto que no se me da vergüenza contárselo

MARIBEL: Pero por que que pasa

ANDRES: Me excitaba demasiado que se me ponía muy dura la verga y no dejaba de mirarla tanto que corrí a mi casa y me masturbe hasta que me corrí yo sé que no fue el momento adecuado para decírselo

MARIBEL: Que confesión es algo fuerte es mejor que nadie lo sepa

ANDRES: Ok lo se quería contárselo a usted para que no haya ningún secreto

MARIBEL: Ok si pero es algo muy fuerte y mejor asi guárdalo

ANDRES: si lo mantendré guardado y por favor le ruego que no se lo diga a mi madre Porque seguro me castra si se entera

MARIBEL: No te preocupes tampoco diré nada

ANDRES: usted es la mejor mujer de la cual me pude haber enamorado porque es comprensible y muy tierna conmigo que pensé que tendría otra actitud conmigo después de mi confesión

MARIBEL: Es normal eso por tu edad

ANDRES: y que hago si me vuelve a pasar porque se me nota mucho en el jean mi bulto

MARIBEL: Pues trata de controlarte

ANDRES: no puedo cuando te tengo cerca de mí o cuando te miro y traes puesta esos vestidos que resaltan lo bello de tu figura y reafirman tus nalgas haciéndolas ver incluso más grandes de lo que ya son, perdóneme señora no se moleste pero enserio tiene unas nalgas tan preciosas que es inevitable voltear a verlas cuando usted se voltea

MARIBEL: Ahora que recuerdo te vi viéndolas una ocasión pero no creí que estarias viéndome las nalgas

ANDRES: no quería que me atrapara viéndola pero si usted tiene un sexy cuerpo que muchas envidiarían y tus nalgas…mmm…por Dios… como rebotaban cuando caminabas, ese movimiento de vaivén, tienes unas nalgas hermosas Maribel con todo respeto que me sentí atraído hacia ti

MARIBEL: Por lo que veo las has visto más de lo que imagine

ANDRES: siempre que la veo aprovecho en ver sus nalgotas y no quitar la mirada de ellas

que cada vez que me voy a dormir siempre termino soñando contigo y como te agarro las nalgas tan fuertes que dejo la marca de mi mano en ellas

MARIBEL: Es halagador que se lo digas a una señora como yo aunque también muy atrevido y mi marido podría verte viéndome las nalgas o mi hija  así que te pido que ya no lo hagas

ANDRES: lo se pero es algo que no puedo evitar tienes unas grandes y jugosas nalgas Maribel que estoy hipnotizado con ellas enserio perdona todo esto pero amo tus nalgas

MARIBEL: mm si lo se pero podrían verte y sabes que no está bien

ANDRES: todo lo que hemos hablado no está bien y entiendo que no es correcto lo se no lo es y seré más discreto pero no me quite la posibilidad de admirar tus enormes nalgas si usted me dice que no le gusta que yo le clave la mirada a sus jugosas nalgas pues lo dejo de hacer

MARIBEL: Pues solo ten mucho cuidado ok

ANDRES: lo tendré señora no se preocupe se lo juro jeje y como se enteró que la miraba también sabía que tenía la verga dura en eso también se había fijado?

MARIBEL: Pues la primera vez que te vi fue aquella ocasión que use unos leggins blancos muy ajustados y si pues note tus miradas

 ANDRES:  Perdone que le diga esto de esta forma pero con esos leggins blancos usted se veía bien sabrosa , dejaban ver mucho de ti, se veía como traías una tanguita que se te metía entre tus nalgotas ese día se me cayó la baba por usted

MARIBEL: Si debía usar una tanguita porque esos leggins eran muy delgaditos

ANDRES: no se vaya a enojar me gusta ser sincero y para que le miento, ese día estuve toda la tarde con la verga bien parada es que cuando usted caminaba sus nalgas eran un espectáculo que bien se le veían las nalgas ese día enserio las mejores nalgas que he visto y no sabía cómo actuar que sólo pensaba como te verías sin los leggins sólo usando la tanguita

MARIBEL: Mira es halagador pero ese día estaba mi marido y mi hija y no debías estar viéndome las nalgas, si acepto que esos leggins me hacían ver más nalgona y pues no debí usarlos

ANDRES: no se preocupe señora Maribel su marido no le prestaba atención y su hija estaba ocupada con el proyecto que yo era el único que notaba que esos leggins hacían ver a tus nalgas tan paraditas y hermosas más enormes de lo usual y me encantaba mucho que pensaba que los usaste para que yo te prestara atención hasta sentí que los modelabas para mi

MARIBEL: Mmmm no como crees jeje yo sé que esos leggins mostraban mucho mis nalgas me hacen ver más nalgonsita pero no sabía que ese día irías a la casa

ANDRES: eso fue una rica coincidencia

MARIBEL: Lo se esos leggins los uso solo cuando no hay nadie en casa solo mi marido o mi hija

ANDRES: que no se si notaste que me estaba sobando la verga por encima de los jeans

MARIBEL: Queeeee no noo

ANDRES: perdón pero no me resisti no quería que te enterarás asi pero si me estaba tocando mi verga cada paso que dabas más duro se me ponía

MARIBEL: Mmmm que, te dije que fueras discreto y ese día estaban mi marido y mi hija

ANDRES: no creo que me vieran lo hacía pero lo hacía para que me vieras para que supieras lo caliente que me pones

MARIBEL: No debes ponerte así

ANDRES: porque no es lo que más disfruto ponerme tan caliente que sienta que te podría hacer mía en la cama

MARIBEL: Mmmm no cariño ya no las veas o seguirás pensando esas cosas

ANDRES: creo que acabó de dar cuenta que amo ver tus nalgas y aunque me digas que no las veas no lo hare sino que seguiré viéndolas y no podré detenerme

MARIBEL: Pero por que no está bien te aprecio sé que es por tu edad pero hay muchas chicas de tu edad

ANDRES: no me gustan las chicas de mi edad siempre he tenido una atracción mayor por las mujeres mayores y tu eres una milf por excelencia

MARIBEL: ¿Milf? ¿Qué es eso?

ANDRES: así se les dice a las mujeres maduras o madres que están bien sabrosas, bien buenas así como tú y que nos gustaría cogerlas bien rico, perdón por cómo me expreso, sé que eres una dama eres una señora que es bella tanto dentro por fuera tiene un sexy cuerpo que parece esculpido por los dioses y es un encanto de mujer

MARIBEL: A pesar de todo eres un chico muy lindo

ANDRES: eso siempre lo seré y más aún contigo que ahí debo ser el doble de lindo para sacarte una sonrisa

MARIBEL: Gracias

ANDRES: de nada así que aunque me prohíbas verte las nalgas tu sabes que las seguiré viendo

MARIBEL: Mmmm eso lo sé Solo ten mucho cuidado más si estas en mi casa

ANDRES: si señora no se preocupe, oiga, podría pedirte una opinión acerca del tamaño de mi verga

MARIBEL: Mmmm no no creo que sea correcto

ANDRES: aunque ambos sabemos que no es correcto yo sé que te gustaría verla y además me preocupa mi tamaño

MARIBEL: No es bueno Andrés sabes que soy casada y no puedo estar viéndotela la verga cariño

ANDRES: se lo ruego señora enserio que quiero saber qué opinas, tu opinión significa mucho para mí

MARIBEL: Esta bien solo una opinión pero por favor que nadie se entere de eso ok

ANDRES: Te lo prometo mi amor, perdone quise decir se lo prometo señora

Me enseño una verga negra venosa y muy gorda, era demasiado gorda para su cuerpo delgado, en ese momento mi conchita se mojó inmediatamente, sentí un cosquilleo por dentro que hasta mordí mis labios.

MARIBEL: estas muy bien pero ya no me vuelvas a mandar eso ok podríamos tener problemas

ANDRES: está bien no se preocupe ya no lo hare, pero sé que se mojó su deliciosa vagina o me equivoco señora?

MARIBEL: No Andrés no como crees claro que no

Pero en el fondo el tenía razón mi vagina se había mojado muchísimo, ya que tenía semanas sin que mi marido me diera una buena cogida

ANDRES: No se preocupe señora entiendo, solo que me hubiera gustado que eso pasara, sería un sueño saber que mi verga le mojo su hermosa vagina

MARIBEL: Andresito ya debo irme debo ducharme, por favor trata de no pensar mas en eso y ya no me veas tanto me puedes meter en un problema ok

ANDRES: Señora yo prometo no meterla en problemas, pero dejar de ver sus nalgas eso es algo que jamás voy  a dejar se hacer

Esa noche me fui a la ducha me empecé a desnudar, deje caer mi vestido, quite mi sostén y baje mi tanguita, quedándome solo con mis tacones y me mire al espejo por un buen rato, después llego a mi mente esa verga de el Jovencito Andrés tan negra gorda y gruesa que volví a morder mis labios y empecé a acariciar mis tetas, así estuve por unos minutos para después meter mis dados en mi vagina ya muy húmeda. Me recargue sobre el lavamanos, eche mis nalgas hacia atrás metí más y más rápido mis dedos hasta tener un delicioso y rico orgasmo.

Al final me duche y estuve pensando toda la noche en esa situación en lo que me dijo y no sé qué hacer o que es lo que pueda pasar, espero sus opiniones y espero les haya gustado este relato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *