Mi hija Sandra

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Tal vez no sea el mejor padre, sin embargo a mi hija nunca le faltó de nada, ni ropa, ni comida, y mucho menos amor. Aunque su madre y yo ya estabamos divorciados, entre nosotros habia una buena relación de amistad, por lo que yo me llavaba a Sandra a mi casa o de paseo siempre que quería, no había ningún problema.

Mi hija Sandra es una chica joven, aún en el instituto. Es morena, y delgada, y como hombre no puedo evitar decir que su cuerpo es muy atractivo. Su piel es morena, su pelo liso y negro. Apesar de ser delgada tiene un culo respingon y redondito. Y sus tetas pequeñas pero bonitas.

Nunca antes habia visto a mi hija en un plano sexual hasta que llegó aquella experiencia que cambió nuestra vida para siempre.

Todo pasó un martes de verano. Como sandra no tenia clases, se vino a pasar unas semanas conmigo, pero yo aun estaba trabajando. Como cada día, aquel martes, me fui a la oficina por la mañana, y no regresaria hasta la noche, asi que Sandra se quedaría sola todo el dia, bueno sola del todo no, estaría en compañia de mi perro Rocky, un pitbull negro majestuoso.

Aquel dia llegué a la oficina con normalidad, hice unas llamadas, unos documentos y a las 2 de la tarde fui a un restaurante a comer. Volví a la oficina, me disponia a seguir con el trabajo pero me di cuenta que ya iba bastante adelantado, y lo que faltaba lo necesitaria para la semana siguiente, asi que avisé a Fátima, mi secretaria, que esa semana me la cogeria de vacaciones y asi podria pasar la semana con Sandra y tal vez hacer un viaje.

Sali de la oficina muy contento, me subí en mi coche y me dirigí a casa, aparqué, a las 4 de la tarde. Y entré en casa.

Al entrar no vi a nadie en el salón, miré en la cocina y no habia nadie,ni Sandra ni Rocky. Asi que empecé a subir las escaleras hacua el segundo piso, donde me imaginaba que estaría Sandra en su habitación. Mientras subía escuchaba ruidos, gemidos y suspiros. Pensé que tal vez Sandra estaria masturbandose, no me parecía mal, pero al pensar en mi hija de esa forma una curiosidad sexual me invadió y quise ver si eran ciertas mis sospechas y si mi hija se estaba masturbando.

Me acerqué poco a poco a la puerta de su habitación, no estaba cerrado, la abrí un poco y lo que vi jamás podria habermelo imaginado.

Sandra estaba a cuatro patas en el suelo desnuda, apoyando su cabeza en la cama, y detrás de ella empotrandola, y penetrando su coño esta Rocky dando embestidas a mi hija. Esa imagen de mi hija siendo follada por mi perro provocó que mi polla se pusiera dura, desabroché el cinturo, me saqué la polla y empecé a masturbarme viendo aquel espectaculo. Sandra gemia recibiendo la polla de rocky y en un momento dado su cabeza giró y me vio, vio a su padre espiandola y haciendose una paja. Su reacción fue gemir mas fuerte, mi reacción fue abrir la puerta del todo y entrar.

No salia de mi asombro, Sandra seguia disfrutando de un perro y permitia que su padre se pajeara mirandolo.

Entre embestidas y gemidos me dijo:papi, quitate la ropa, sientate y disfruta.

Como si fuera mi dueña obedecí, me quite la ropa, me senté en un sillon de su cuarto, y seguí masturbandome.

Mi hija sacó a rocky de su coño, y empezó a chuparsela hasta que de la polla de rocky salio mucha leche y yo con aquella imagen no pude aguantar más y también me corri, uno de mis chorros cayó en el suelo, el resto en mi tripa, mi pecho y mi mano. Mi hija despues de sacarle la ultima gota a rocky me miró y me dijo: jo papá, ¿tu también?.

Y gateando se fue acercando a mi, bajo su cabeza y de un lenguetazo limpio el resto de semen del suelo, se acercó mas a mi hasta apoya sus brazos en sus muslos, y con su lengua fue limpiando cada uno de los restos de mi lefa. Me miró a los ojos, y sin quitarme la mirada de encima, introdujo mi polla flácida en su boca, la succionó dos veces, se la sacò de la boca y haciéndome una paja, mirandome a los ojos me dijo:”papá, no sabes cuanto tiempo llevo esperando esto.”

Se levantó, y se fue al baño a ducharse. “Voy a limpiarme todo el semen de rocky… Si quieres puedes mirarme” dijo, y yo como buen perro faldero la seguí al baño. Me dijo que me sentará en el váter e hiciera lo que me apeteciese. Me senté, y ella se metió en la ducha, abrió la llave y el agua empezó a caer por el cuerpo de mi hija, mi polla volvió a ponerse dura y yo empecé a masturbarme. Sandra lo vio, y se puse dandome la espalda y se agachó dejandome ver su coño y su culo, no aguanté y me corrí, en ese momento recobre la conciencia, y me di cuenta de que aquello estaba mal, me limpié rápidamente el semen y salí del baño. Me vestí, salí de casa, me subi al coche y empecé a conducir, intentando olvidar lo que había visto y lo que había experimentado.

No volví a casa hasta que no era de madrugada y sabia que Sandra estaría dormida.

Llegué a casa, sin hacer ruido, tampoco queria despertarla, subi las escaleras y todo estaba apagado, entré en mi habitación, cerré la puerta, encendí la luz y en la cama, bien puestas y junto a una nota estaban un tanga de sandra. Cogí la nota y la leí:”Papá, siento lo que ha pasado hoy, pero desde que conozco el sexo tu eres mi mayor fantasia. Se lo que buscas por internet, incestos, lluvia dorada, y me encanta. Espero que con este obsequio quieras cumplir fantasias con tu hija. Este tanga es de hoy, despues de que te fueras me lo puse y me masturbé con el, me corrí y oriné con el puesto, espero que te guste. Te quiero

Atentamente: Tu hija”.

Cogí el tanga y vi que tenia un liquido blanco seco, me lo acerqué a la nariz y efectivamente olia a flujo y a orina de Sandra, volví a masturbarme pero esta vez todo mi semen cayó en el tanga de Sandra dejándolo empapado. Lo cogí, salí de mi habitación, entre despacio en la de Sandra y puse el tanga en el sillón y me fui.

Durante la noche no pude dormir, no paraba de pensar en que todo eso estaba mal, asi que decidí estar el menor tiempo posible en casa, al dia siguiente iria a trabajar, no podia estar en casa.

Pero era un iluso y no sabia que Sandra conseguiria todo lo que queria.

Aclaración: este relato es de mi entera imaginación, si os gusta dejadmelo saber y subiré la segunda parte. Espero que os haya gustado.

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *