Mi vecino me hizo sya

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Nos conocimos por casualidad cuando salí a comprar de pronto vi a un hombre espectacular y guapo que llegaba a vivir al frente mío, no sabía si era casado o tenía novia pues nunca lo vi con alguien y eso me intrigaba mucho más, no me importaba tener esposo pues la idea de hacerlo mío no salía de mi cabeza.

Un día el me ayudo a cargar unas bolsas que estaban pesadas y fue ahí donde comenzamos a hablar y a conocernos y me dijo que tenía esposa y sinceramente sentí que eso me excitó al pensar que me lo podía comer aun siendo casado.

Otro día al ver por mi ventana vi como él se estaba cambiando y su cuerpo me hizo tener ganas de tocarme y decidí ver porno imaginándolo a él en mi cuarto, así que un día aproveche que mi esposo no estaba en casa para decirle que si podía ayudarme a revisar mi computador que tenía un virus y el accedió, así que le dije que viniera a mi casa por la noche, ese día me puse un vestido morado muy sensual y una ropa interior igualmente sexy, pues pretendía seducirlo ese mismo día no quería aguantar más.

Cuando él llegó le hice pasar a mi cuarto para que revise mi computador, luego le ofrecí un poco de vino a lo que él no se negó y empezamos a conversar mientras revisaba mi máquina, en eso encontró en mi historial que ese mismo día había visto porno y solo me miro y no dijo nada, yo me acerque lentamente a su cuello y le dije “acaso tu nunca has visto uno” y se puso tan nervioso que comenzó a trabarse en sus palabras, bebimos tanto que empezamos a tener una conversación un poco erótica, fue ahí cuando le dije que me daban ganas de que me cogiera muy rico y le toque la entrepierna y pude sentir que su pene empezaba a pararse, él dijo que esto no estaría bien porque él y yo estamos casados fue ahí donde los tragos hicieron que le plantara un beso que él respondió con sensualidad tanto así que me hizo mojar, estábamos tan apegados que sentía como su pene se paraba aún más el tomo su mano y me comenzó a tocar por encima del vestido tocándome las tetas tan delicioso que toque su pene, él seguía bajando hasta llega a mis nalgas me masajeaba y me las estrujaba tan rico que sentía que no iba poder más quería cogérmelo en ese mismo instante y lo bese aún más intenso y apasionado que mi intención era que se diera cuenta que la ropa estaba de más, creo que entendió el mensaje porque comenzó a quitarme el vestido dejando ver la ropa interior sexy que llevaba y eso lo puso más cachondo y a mí igual.

Ya totalmente desnudos no dudamos en tirarnos a la cama, yo quede encima de él y comenzó a tocarme con sus dedos en mi vagina yo sentía mucho placer que sentía que me corría y le dije que parara que yo quería correrme con su pene dentro mío, así que lo metió muy adentro y comenzó a darme no tarde mucho en terminar pues ya tenía mucho tiempo esperando, él me dijo que también estaba a punto de correrse y le dije que quería que su primera terminada fuera en mis tetas así que lo sacó y me lo puso en mis grandes tetas y haciendo algunos movimientos terminó de una manera muy rica, mientras él seguía terminando yo agarraba semen de mis tetas para chupármelo, me encantaba ver su cara de placer al yo hacer eso que se la puso otra vez tan dura que se lo empecé a chupar esa rica verga y me dijo “quieres que te dé como en las porno que ves yo le dije que hiciera lo que quisiera  así que me puso en 4 me agarró de las nalgas me metió su pene súper duro y me dijo “toma putita” y me dio tan pero tan duro y rico que no pude evitar gritar de placer como loca.

No pude evitar volver a correrme en su pene, lo mojé todo y eso lo excitó más que me dijo que se correría de nuevo, esta vez le dije que me echara todo su semen en mi vagina, no me importaba nada solo quería sentir su rica y caliente leche dentro de mí. Terminamos de hacerlo y tuvo que irse ya que su esposa le estaba llamando mucho, se vistió me agarró una teta y se fue.

Espero les haya gustado mi erótico relato, y estaré pendiente a sus comentarios.

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *