Mi tío me follaba cuando dormía con el

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Sígueme en instagram: @babykarelvis

El relato que les contare es real. MI nombre es Eduardo y cuando tenia unos 18 años mis papas se iban de viaje y nos dejaban por unos quince días en la casa solos con mi hermana menor, para lo cual por ser muy pequeños mis tíos nos acompañaban por las noches a dormir en casa, una noche mi tío Miguel se acostó en mi cama con el pretexto que tenia frio y yo accedí a que se quedara conmigo sin pensar en nada mas que eso, pero en la noche me despierto y mi tío me tenia bajado el bóxer y poniéndome salivas en medio de mis piernas para lo cual yo no supe como reaccionar solo me quede en silencio y sin moverme espere a ver que hacia, seguido de esto sentí que el se bajo el bóxer y de igual manera se puso salivas en su pene, mi corazon empezó a palpitar a mil, cuando de repente el puso su pene en medio de mis piernas y empezó a empujar pero sin metérmelo por el ano solo me follaba por medio de mis piernas y yo sentía que su pene pasaba y me tocaba mis bolas y como tenia puesto mucha salivita pasaba bien suavecito y asi hasta que esa noche el termino y me dejo mojado con su semen. Seguido de esto yo no dije nada el se levanto al dia siguiente y se fue como que nada hubiese pasado, en las noches siguientes empezó hacer lo mismo hasta que de a poco intentaba poner salivas en mi ano y ponía su punta del pene en mi agujerito y sentía que era un pene gordo, y esto empezó a gustarme cuando empezaba a poner saliva con sus dedos en mi culito hasta que me ponía su pene que cada vez se volvía mas rico, una noche cuando me esta follando se dio cuenta que yo estaba despierto y no dormido como el se imaginaba, ahi el reacciono y se quedo sin moverse por un momento pero su pene lo tenia puesto en mi, espero un momento y empezó nuevamente con el mete y saca hasta que se acerco a mi oído y me dijo que por favor no le contara a nadie yo le conteste que no le contaría a nadie, y que en agradecimiento a no contarle a nadie el me dejaría también que yo le hiciera lo mismo, pero a mi ya me gustaba que el me lo haga y asi paso varias noches hasta que una noche el ya me bajo el bóxer y solo puso salivas en mi ano y ahi si me lo empezó a meter pero no entraba empujaba pero nada hasta que me puso boca abajo y el se puso arriba mio y ahi si me lo clavo fue muy doloroso por esa noche hasta que me lleno de semen y se bajo. Con el pasar de los años siempre el buscaba dormir conmigo y me follaba, a veces nos perdíamos en el bosque y me bajaba el pantalón en medio de los matorrales donde no nos miraran y me ponía boca abajo me ponía salivas y me culeaba hasta este momento a mi ya me gustaba y mucho. Que rica verga fue lindo ahora ya todo termino y esto quedo en secreto hasta hoy que me atreví a publicar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *