Mi profesor me estreno mi culito

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Hola, mi nombre es Merari, 22 años alta compleccion delgada trasero firme y redondo y unas piernas gruesas, soy una chica travesti que desde hace años fantaseaba con poder hacer mas que ponerse ropa de mujer y jugar con consoladores, en esta historia les cuento como fue que mi gran fantasia se cumplio con un profesor de la facultad. Todo empezo cuando a los 16 años empeze a probarme la ropa interior de mi madre, empezando con tangas, luego elevando la puesta usando minifaldas con liguero y medias, al principio de la carrera por fin decidi comprarme mi propia ropita asi empece a hacerme de un pequeño guardaropa de tanguitas ligueros medias y varios vestidos pegados. Pasando los meses ya no me satisfacia el solo ponerme ropa, queria sentir algo dentro de mi culito, asi que compre varios dildos y juguetes anales para poder darme placer. Al principio solamente podia con solo dos dedos, algo mas grande me dolia bastante, pero pasando el tiempo y elevandose mi excitacion empece a meterme juguetes mucho mas grandes hasta soportar uno de 30 com de diametro! Pero llegando ya a 5to semestre, osea a mis 20 años, eso ya no me satisfacia en lo mas minimo. Fantaseaba en encontrar a alguien en internet que me pudiera coger y tratarme como su puta, pero nunca logre concretar nada con nadie. 

Un dia de septiembre se me ocurrio una idea morbosa, irme a la universidad con tanga y un pantalon algo pegado para que se pudiera verme algo la tanga. Llegando a la facultad me encontre con un profesor de primer semestre, se llamaba Victor. Victor me saludo y estabamos platicando, la platica estaba tan buena que lo acompañe hasta su cubiculo. Ahi, siguiendo con la platica y el relajo, se cayeron varias de mis cosas al suelo y al momento de agacharme a recogerlas, sin querer mostre la tanguita azul cielo que llevaba ese dia; yo pense que no habia dejado ver nada pero cuando me levante logre ver la cada de Victor de asombro que cambio a “yo no vi nada” en un segundo, en ese momento supe que habia visto mi tanga y me apene demaciado, aunque logre ver que su pantalon se empezaba a abultar y hacerse mas grande. Me despedi y sali rapido de ahi porque la pena no me dejaba verlo a la cara. Esa noche me quede pensando en que significaba su cara y su ereccion al verme… ¿Sera que le gusto mi tanga?, ¿sera que le atraigo?, ¿intentare algo mas?… al final hice un plan para saber si le atraia o no, total no perdia nada con intentarlo. 

Paso una semana y volvi a ponerme una tanga, esta vez color negro, pero con un pantalon blanco super pegado. Llegando a la facultad me puse mi sudadera como si fuera un vestido para ocultar mi tanga (aunque ya tenia ganas de que todos lo vieran me daba miedo que alguien le dijera a mis padres), y me fui directo al cubiculo de Victor. Ahi lo salude y empezamos a platicar como si nada hubiera pasado la ultima vez que nos vimos, pero esta vez iba a llevar a cabo mi plan. Me quite la sudadera y la guarde en mi mochila, asi el pudo ver como mis piernas largas y gruesas se veian suendo abrazadas por el ántalon blanco, logre ver que su mirada se iba a mis piernas y mi entrepierna, como tratando de ver si lo que traia puesto era ropa de mujer. Yo estaba recargada contra la pared, platicabamos de la situacion de la escuela, en lo que dejo caer mis cosas, pero esta vez fue mi mochila completa dejando salir todas las libretas y libros que iban a dentro, me voltee y alce mi culito, yo hacia como que recogia mis cosas pero de reojo podia ver como Victor no despegaba la mirada de mi culito, como lo veia con ojos de lujuria con ganas de someterme en ese lugar y hacerme su puta, en eso se levanto de su silla y empezo a ayudarme a levantar mis cosas.

En eso estabamos cuando siendo una mano recargandose en mi culo, palpandolo suavemente y luego apretujandolo como si quisiera saber que tan rico estaba al tacto, yo al ver esto empeze a contonear mi cadera de un lado al otro y gemir ligeramente para que se prendiera, y eso fue justamente lo que logre, se coloco detras de mi y empezo a darme un rico arrimon mientras yo me movia de un lado al otro provocativamente llamandolo a hacerme suya, cuando en un momento me tomo del cuello y jalo mi cabeza hacia su cara, empezo a tocar mi entre pierna abultada, y a besarme el cuello, yo ya estaba super excitada y mi ano se dilataba muy rico pidiendo su verga cuando en un momento se aleja de mi y me dice “te veo mañana a las 3 vale amor? te quiero llevar a un lugar para hacer cosas ricas” y me robo un beso. Esto me decepciono un poco porque queria poder sentir su verga ya pero tambien me excito mas porque podria vestirme de niña completamente. 

Al dia siguiente escogi mi ropita mas sexy, un vestido rojo pegado que dejaba ver mi figura y mi culo redondo perfectamente, un liguero, unas medias de red negras, una tanguita roja y unas botas negras con algo de tacon. Lo meti todo un mi mochila y me fui a la universidad. Llegando vi a Victor, estaba terminando su ultima clase, y no retiramos rumbo a su choche, nos subimos y no fuimos rumbo a una pozada en la que podriamos hacer cosas ricas; yo iba vestido como niño, y me pregunto “porque tan poco seductora como ayer?”, a lo cual respondi “Llegando veras que lo que hice ayer no parece nada seductor”, llegando pagamos 2 horas y nos metimos al cuarto. Ahi le dije “Esperame tantito amor te voy a preparar tu sorpresa”, el se quedo intrigado. Me meti al baño y me vesti con la ropa que traia, y me empece a maquillar; al tener el cabello largo hasta el hombro y teniendo facciones muy finas en la cara, pasaba perfectamente con un chica ya con el maquillaje. Sali del baño y lo primero que vi fue a Victor acostado desnudo con la verga parada hacia arriba, esta escena me hizo tener una ereccion a mi tambien y se me marcaba a travez del vestido rojo. El me vio y me dijo: 

V- Wow amor ahora veo que eres toda una putita, al parecer tenias razon, lo de ayer no es nada

M- Jeje te gusta amor?

V- Claro que si me gusta…. ¿Como te debo decir ahora que eres niña? Digo para poder decirte asi mientras te cojo

M- Mmmm dime Merari :3, ese es mi nombre de putita

V- Ah con que Merari, pues ven aqui Merari, te tengo un regalo

Yo me acerque y poniendome de rodillas a un costado de la cama, pude ver de cerca su deliciosa verga, media como unos 18 cm y no estaba rasurado lo cual a mi me excito mucho, lo voltee a ver como pidiendole permiso para poder chuparla a lo cual el hizo una cara de afirmacion. Agarre su verga y estaba tan dura que sentia como palpitaba y se movia hacia arriba cada vez que acercaba mi lengua lentamente a ella. Empece besando su verga, con mi boquita con labial lentamente empezaba a sacar mi lengua y a masajear su glande, luego empece a meterla en mi boca y lentamente empezaba a sacarla. Al ver hacia adelante podia ver su cara de placer, asi que prosegui a intentar meterla toda dentro de mi boca, ya lo habia intentado pero solo con juguetes, su verga estaba caliente y sacaba mucho lubricante lo cual me excitaba y metia cada vez mas profundo verga hasta que me jalo de la cabeza y me empino totalmente hasta que mi nariz todo su vientre. Su verga era tan grande que apenas y podia respirar, no podia aguantar mas asi que me hice hacia atras, pero recobrando el aliento lo volvi a hacer una y otra y otra vez hasta que podia hacerlo sin sentirme atragantada. Victor cuando sintio que estaba apunto de venirse me detubo y me puso en 4 con mi cabeza en la cama, las piernas abiertas y el trasero alzado. Empezo a besar mis piernas y cada que se acercaba a mi ano podia serntir como se dilataba, pidierndo verga desesperadamente. Despues de jugar con mis piernas y la rica lenceria que traia puesta quito la tanga y empezo a lamer mi culo.

V- Mmm que rico huele amor, lo lavaste para mi verdad?

M- Obvio amor 😉 es todo tuyo para que lo destroces

En eso solo senti como se avalanzaba su verga sobre mi ano y empezaba a penetrarme lentamente, no podia creerlo al fin una verga real estaba penetrandome, nada de juguetes ni tener que hacerlo yo sola, alfin sentia lo que era que alguien mas me penetrara, no aguante mas y empece a gemir y a retorcerme del placer, mi culo ya estaba acostumbrado a ser penetrado asi y solo podia sentir un placer mas intenso que jamas habia experimentado.

Empezo a cogerme, a entrar y salir con mucha fuerza y rapidez como si no hubiera tenido sexo en años, me jalaba el pelo, me nalgueaba y me decia:

V- Dime que eres Merari?

M- Soy aahh tu puta mmm papi ahhhh

V- Eres que?

M- SOY TU PUTA AAAAAMOR, MMM AAHHH QUE RICO, SOLO TUYA ahhh UNA PERRA EN CELO QUE…. AYYYY QUE RICO…. QUE QUIERE TU VERGA!

V- QUIERES VERGA?!

M- SI AMOR AHHHH, DAMELA TODA MMMM ASI ASI PAPI MAS DURO, AY SI ASI PARTEME EN DOS

Cada que le decia que era su puta el se aceleraba mas y me cogia mucho mas salvaje hasta que me volteo y me ahorco, yo solo habia visto eso en videos porno, y puedo decirles que es la cosa mas excitante que jamas habia sentido, sol osentida como su fuerza me empezaba a dejar sin aire y eso me hacia sentir mas placer en mi ano como entraba y salia. Asi duramos como 1:30 horas, de cojerme, en 4 de misionero arriba del tocador, enfrente de la ventana. AL ultimo me puso otra vez de perrito y yo ya estaba en un placer mas haya del entendimiento cuando senti como me venia y todas mis piernas se llenaban de mi semen, al ver Victor esto se excito mas y me paro y me puso de rodillas, yo esperaba su rica lechita como buena perrita pasiente.

M- Vamos papi, dame tu lechita, tengo sed y quiero cada gota, damela amor si aqui en mi carita y mi boquita amor.

No pasaron ni 30 segundos cuando senti en mi cara toda su lechita caliente, entrando en mi boca para deleitarme ante el sabor majestuoso de su semen, despues agarre su verga y empece a chuparcerla, succionarla y sacarle hasta la ultima gota, cuando siento como se viene totalmente dentro de mi boca por segunda vez. Yo no hice nada mas que tragarmela y recojer con mi mano toda la leche que tenia en la cara y llevarla hacia mi boca, lo voltee a ver y le dije “me la trague toda”.

Yo me tire en la cama y Victor fue al baño, yo solo sentia como mi culo estaba dilatado y el saboren mi boca de su semen. Saliendo de ahi me llevo a mi casa y se despidio de beso, yo estaba en las nubes, dormi como angel ese dia, y la siguiente semana lo volvi a buscar y nos volvimos a ir, pero bueno esa ya es otra historia. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *