El marido de su Hermana

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Ama Gloria preparó una cámara para grabar todo lo que ocurriese, quedó en venir a casa, Ama Gloria vestía un tanga y un pequeño sujetador de cuero.

Llamó al portal y le abrí, Ama Gloria me dijo que fuese a abrirle la puerta que ella nos esperaba en el salón.

Cuando llegó lo hice pasar al salón y tras saludarse Ama Gloria le dice:

“Ponte cómodo como nosotros”.

Al ser verano, sólo vestía una camiseta y unas bermudas, nuestra sorpresa fue que al quitarse las bermudas llevaba unas bragas.

Ama Gloria dijo:

“Vaya Pedro, resulta que también eres una puta como mi marido”.

“Sí, señora, me gustaría ser su puta”, dijo él.

Ella añadió:

“Veamos lo que sabes hacer, pero mi marido también será tu amo”.

“Entendido amos”.

Se postró ante Ama Gloria y empezó a chuparle los pies.

Dirigiéndose a mí, Ama Gloria, dijo:

“Amo Félix, enséñale a esta puta como se chupa un coño”.

Metí la cabeza entre sus piernas y comencé a chupar su coño con pasión, entonces Ama Gloria se puso de pie para facilitarnos la labor.

“¡Puta, chúpame el culo!”

Con las comidas de coño que le daba yo y las de culo que le daba la puta, Ama Gloria se corrió 4 veces en mi boca y cuándo ella sabía que iba a mearse, le dijo a la puta:

“puta, pon tu boca en el coño también que me voy a mear en tu boca”.

Ama Gloria empezó a mear y la puta a tragar, cuando acabó le dejo el coño limpio.

Entonces Ama Gloria, dirigiéndose a las dos, dijo:

“Félix fóllame el culo a mí, mientras uso su la polla de la puta para que le meta en el coño”. Y añadió, “puta, túmbate que te voy a cabalgar”.

La puta se tumbó y Ama Gloria, se echo encima de ella, metiéndose su polla en su coño. Ensalivé su agujerito y mi dedo entró suave. Ama Gloria gimió y era puro placer, seguía concentrada, con los ojos cerrados frotándose el clítoris casi poseída. Aproveché para dirigir mi polla a su culo, ya que estaba hambriento y dispuesto. Su ano parecía tragarse la punta con las mismas ganas con las que la expulsaba. Mí empuje hacía que ella se moviera sobre la puta con su polla metida en su coño. Empujaba cada vez más fuerte con el miedo de que a Ama Gloria se le cortara la excitación, pero entonces me sorprendió.

Sus manos dejaron descansar a su coñito lubricado para invitarme a entrar mejor abriendo sus nalgas. Y entró. Ella soltó un nuevo gemido más agudo y yo la introduje lenta, pero hasta el fondo. No podía creer que tuviera a Ama Gloria empalada por el culo. Me apretaba como un guante muy ajustado y era tan placentero que me inundaban las ganas de correr en los primeros movimientos, pero yo estaba dispuesto a que aquello durara el máximo posible.

Entraba y volvía a entrar sin salir completamente. La fina piel de su ano se comprimía con su coño mojado y se estiraba de nuevo. Ella suspiraba acelerada como si fuera un parto abriendo bien sus nalgas. Seguí así hasta que estaba a punto de correrme y la saqué. Respiré con la polla palpitando y la metí de nuevo. Esta vez entró con algo menos de amor y Ama Gloria lanzó un grito ahogado. Sus manos volvieron a frotar su clítoris con fuerza y me miraba con furia mientras la penetraba de nuevo.

Esta vez sabía que no iba a poder parar y ella y la puta tampoco podrían parar. Ama Gloria y yo nos corrimos a la vez, y seguidamente se corrió la puta.

Cuando le saque la polla de su culo, Ama Gloria se incorporó y le dijo a la puta, “lame bien mi coño y mi culo, tragándote todos los jugos y dejando el coño y el culo bien limpios”. Y me dice “has una fotografía de la puta, lamiendo mi coño y mi culo”.

Cuando de limpiar todo, le dice Ama Gloria, “póstrate ante mí, mete la cabeza entre mis piernas, abre bien tu boca, y trágate toda mi meada”.

Era curioso, ver a la puta como se tragaba la meada de Ama Gloria, porque daba la sesión de que disfrutaba lo que estaba haciendo.

Cuando acabó le dijo Ama Gloria a la puta, mientras se ponía un arnés, “ponte a cuatro patas y chupa la polla del arnés, y Félix te follará el culo, y cuando vaya a correrse, sacará su polla de él y tú tragarás todo su semen.

Eché un buen chorro de aceite entre sus nalgas, empecé a acariciar entre sus nalgas y a meter mis dedos en su culo, primero un dedo, luego dos, dilata bien la puta, el lubricante ayuda, pero más ayuda lo cachonda que está, meto tres dedos que los acoge con algún gemido de placer.

La tumbe en la cama, hago que se coja las piernas por detrás de sus rodillas, le pongo una almohada debajo de sus caderas lo que deja su culo y su ojete totalmente expuesto a mi voluntad.

Cojo más aceite y me embadurno bien la polla que la tengo a reventar. Apunto a la entrada de su culo, y empiezo a apretar poco a poco para que vaya entrando – uf, uf, uf, es muy grande amo, no me va a entrar – me dice, yo sonrío y sigo empujando despacio, noto como va resbalando poco a poco y va entrando despacio. – empuje más amo ya casi está, empuje aunque me duela, empuje, clávemela – joder con la puta sabe cómo encenderme, no me he podido resistir, se la he clavado de un empujón, joder que apretado, noto su respiración agitada, pero no se queja – muy bien puta, deja que tu culo se acostumbre un poco y seguimos – ya suficiente, no me aguanto las ganas, la saco despacito apenas cuatro o cinco cm y vuelvo a metérsela hasta que noto su culo chocando contra mí, empiezo a follarla despacio, le separo las piernas, quiero ver ese cuerpo, acaricio su coño, meto el dedo gordo dentro de su coño, y noto como presiona mi polla desde su culo.

Le pellizco los pezones, siento que estaba a punto de correrse, – de eso nada puta, aun no – le saco la polla, queda un agujero dilatado precioso, no llega a cerrarse, le pongo a cuatro patas con el culo en pompa, le agarro de las caderas y apunto mi polla a su culo, se la meto de un empujón, no se queja, al contrario, gime.

Le agarro de la cabeza, con la mano izquierda lo sujeto a modo de riendas y empiezo a follarla el culo, fuerte y ¡zas!, azoto su nalga – muévete puta – gime mucho y cada vez más alto, espero no tener vecinos en las habitaciones de al lado – me corro amo, me corro, por favor no pare – sí tengo que parar, para echar mi semen en tu boca de puta.

Y cuando acabó de limpiarme la polla, iba a sacarse mi polla de su boca, le digo, “espera puta, me voy a mear en tu boca”.

Ama Gloria le dice a la puta,

“te gustaría que hiciéramos que tu mujer fuese tan puta como tú”.

La puta respondió, “sí, me gustaría que la conviertan en una buena puta”.

Ama Gloria dijo,

“Tienes que ayudarnos, le vamos a enviar mediante un teléfono móvil de prepago, imágenes tuyas siendo follado, chupando y lamiendo corridas o tragando meados, le vamos a decir que queremos hacer otra puta o enviaremos a familia esas fotos, ¿qué crees que hará?

La puta respondió,

“aceptará convertirse una puta en seguida, me dijo ella que quería que la humillase, acudí a un amo para que me ayudará, y me convirtió en una puta como mi mujer”.

Dije yo, y si le decimos,

“no has dicho tu marido que tú estás deseando convertirte en una puta como él”.

Ama Gloria, dijo le he enviado tres imágenes, la primera, se te ve siendo follado por una polla, la segunda, están limpiando un coño de una follada, y en la tercera se ve come como cae una meada en tu boca, y le hemos dicho “no has dicho la puta de tu marido que tú estás deseando convertirte en una puta como él, responde en seguida”.

Y añadió, “ya ha contestado”, ha dicho, “si quiero convertirme en una puta”.

Le he respondido, “¿dónde y cuándo?”.

Me ha dicho, “sí está mi marido con vosotros, venid a nuestra casa ahora”.

Le he dicho, “hoy, imposible, dime una hora e iremos mañana a tu casa”.

Ha dicho “vuestras putas, os esperamos a las seis de la tarde”.

Le dice, “queremos que cuando lleguemos, estéis desnudos o con unas mojadas de flujos o semen, ¿entendido putas?”.

Respondió, “sí, amos”.

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *