Quería ser una puta

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Sígueme en instagram: @babykarelvis

A través de este portal, me envió un mensaje Elena una mujer que había leído mi relato anterior, me gusto el primer mensaje que me envió que decía.

Suscribete para recibir mis relatos todos los días >> aquí <<

“Hola perro, quiero verte pronto, hoy es jueves, quiero verte mañana en tu casa, envíame tu dirección, llegaré sobre las siete de la tarde, quiero que te compres unas bragas sexis y que cuando llegue tengas sólo puesto las bragas.”

A las 7 horas sonó el telefonillo del portal, al cogerlo me dice.

“Hola perro, abre la puerta de tu casa y sal al pasillo a recibirme.”

Al llegar ella, abrió la puerta la vecina y dice.

“Si hubiese sabido que eres así te habría tratado como mereces.”

Elena le dijo, “lo podemos compartir, ¿no te importa, perro?”

Y contesté “no, estoy encantado.”

Y dijeron ambas “entremos a tu casa entonces.”

Me dice Elena, “túmbate ante tu Ama que me voy a mear en tu boca.”

Y añadió “¿Dónde está tu hijo?”

Contesté “En casa de mi suegra.”

Dijo Elena “tu hijo debe saber cómo eres y depende de cómo sea él humillarte y usarte o ser usado.”

Dije “mi hijo aún no ha entrado en la pubertad, a mi hijo lo dejáis en paz.”

“No te preocupes, tengo una hija con la misma edad, compartirán habitación y entrará en seguida en la pubertad.”

Y continuó diciendo, “escúchame puta, si no aceptas que le digamos nada a tu hijo, se lo vamos a decir igual, y no queremos saber de ti, ¿entiendes, puta?”

Respondí, “entendido Señora”.

Y continuó hablando,

“Os vais a venir a mi casa, es más grande, ¿algún problema?

“Ninguno, mejor, aquí no hay espacio.”

De pronto dice.

“Vístete, nos vamos a mi casa.”

Nada más cerrar de la puerta de su casa, me dice.

“Perro, quédate en bragas.”

Y continuó diciendo,

“Sígueme perro, te voy a enseñar algo, ves hay una habitación para humillarte perro, en esta bañera la usaré para mearte todo tu cuerpo, metete perro y pon el tapón.”

“Gloria ven que vamos a bañar en meados a nuestro perro.”

“Perro, saluda a mi hija y pide que te haga algo.”

Dije,

“Señora, mease en mi boca.”

“Buen perro, mami grábalo con el móvil.”

Dije,

“No le enseñareis ese video a nadie.”

Hablo Elena,

“¡Escucha perro! Aquellas personas que te van a humillar quizás quieren ver si mereces la pena o no, ¿deberías estar orgulloso de ser tan perro?”

Y añadió,

“Vas a decir en el video que nos das permiso para mostrar las imágenes a gente que quiera humillarte.”

Tienes que decir lo siguiente:

“Yo Pedro soy el perro de Elena y de su hija, doy permiso a ambas para que puedan mostrar los videos que graban mientras me humillan, a continuación, voy a tragarme toda la meada de su hija donde se ve lo perro que soy, y me gusta serlo.”

Dijo Elena,

“Genial perro, voy el video a un amigo para que, nos follé él y su hijo a las tres, porqué además de perro eres una puta que le gusta chupar pollas y que te follen el culo, ¿verdad?, ¡responde puta!

“Sí Señora, soy muy puta.”

Te voy a decir lo que decir que hacer puta.

“Cuando lleguen les chupará la polla a los dos hasta que se corran en tu boca y tragues todo su semen. Después nos follaran a mi hija y a mí, y tú limpiarás sus corridas de nuestro culo, coño y tetas y cuando se corran en nuestra boca te pasaremos el semen con un beso. Lo último que nos follaran es el coño, y mientras nos limpies el coño te follaran el culo y cuando eyaculen el semen en tu culo, nos mearemos en tu boca.”

Respondí,

“Gracias Señora, por tratarme como una puta perra, es lo que soy.”

Vamos a ver hasta donde puedes llegar,

¿Te gustaría ser humillada por tu vecina, su marido y sus hijos?, demuestra la puta que eres y responde.”

“Siempre que no se lo cuenten a quién no deben, sí claro.”

Llaman a la puerta, y dice Elena,

“Cómo sabía que ibas a decir que sí, ya les había avisado.”

“Pasad, esta es mi perra puta, ofrécete a cada uno que te hagan lo que quieran.”

Dije,

“Ya han oído a mi Señora, digan ¿qué quieren hacerme?”

Hablo el marido,

“Primero le vas a comer el coño a mi mujer, mientras yo te follo el culo, te tragarás la corrida de ella y su meada, y te llenaré el culo de semen.”

Y añade,

“Después te harán lo misma, mi hija y mi hijo.”

Me hicieron todo lo que dijeron, me sentí muy puta y le di las gracias por tratarme así.

Me dijeron,

“¿Podemos aumentar que más gente te trate como la puta perra qué eres?

Respondí,

“Si de son su entorno de confianza, y saben a quién se puede decir y a quién no, sí quiero.”

Al día siguiente recogí a mi hijo de casa de mi suegra y me dirigí a su casa, donde previamente había llevado nuestras cosas.

Le dije que Elena era mi pareja, y ella su hija.

Habló Elena.

“Te voy a contar una cosa que tú no sabes, tu padre es sumiso, le gusta que le humillen en el sexo, tú eliges si eres como tu padre o como mi hija y yo que nos gusta humillarlo.”

Mi hijo respondió,

“Quiere decir que si soy como su hija y Vd. podré tener sexo con su hija y humillarlo a él.”

Dijo Elena,

“Chico listo, también podrás tener sexo conmigo y podrá chuparte la polla tu padre y follarle su culo de puta perra, puta perra chupa la polla de tu hijo y desnúdate, en casa debes estar siempre en bragas.”

Me quite la ropa y me quedé en bragas, saque la polla de mi hijo y comencé a chuparla, empezó a crecer y era grande como la mía, que también creció y se salía de las bragas.

Mi hijo eyaculó en mi boca y tragué todo su semen, me sentí muy puta.

Dijo mi hijo,

“¿Puede follarme a su hija y que mi padre limpié las corridas?”

Dijo Elena,

“Claro, para eso está para limpiar todo.”

Y añadió,

“El coño te los follas al final, así mientras tu padre limpia el coño de mi hija, tú le follas el culo y te corres dentro y mi hija se mea en su boca.”

Dijo mi hijo,

“¡Qué puta más perra eres!”

Respondí,

“Me encanta ser vuestra puta perra.”

Mi hijo dijo,

“¿Puedo traer gente para humillar a mi padre?”

Elena dijo,

“Sí, teniendo en cuenta que tienen que ser gente comprometida a no decir nada a nadie que no sea como nosotros.”

Mi hijo digo,

“¿Cómo se sabe eso?”

Elena dijo,

“Tráela que la vea yo, con verla lo sabré.”

Habló mi hijo,

“Mañana por la tarde, ¿podemos quedar qué te presenté a una chica?”

Respondió Elena.

“Quedamos a las 6 en la cafetería Reyes, si es que sí nos venimos para casa.”

Y añadió,

“Seguro que tu padre se comportará como una buena puta perra.”

Respondí,

“Claro, estaré siempre dispuesta para ser una gran puta perra.”

Al día siguiente por la tarde, Elena y mi hijo habían salido para comprobar si valía la chica o no. Después de irse llego la hija de Elena, y nada más entrar me dice,

“Voy a mearme en tu boca, así si viene la chica esa se meará también en tu boca, ¿te pone?, ¡verdad puta!

“Sí me gusta, Señora.”

Se puso de pie, se quitó las bragas, puse mi boca y empezó a mear en mi boca, así estaba cuando abrieron la puerta, y entraron Elena, mi hijo y ella.

Elena dijo,

“Está es la puta perra, ella es Laura. ¡Hazle lo que quieras Laura!”

Laura dijo,

“Quiero mearme en todo su cuerpo.”

Elena dijo,

“¿No es la primera vez que haces esto?”

Laura dijo,

“El marido de mi madre, no es mi padre, mi madre lo hizo para humillarlo, se dejó preñar por otro, mi hermana si es hija suya, cuándo tenía siete años me meé por primera vez en su boca, desde ese día una vez al día lo hacía, otras veces me limpia el coño después de mear.”

Elena dijo,

¿Desde qué edad lo humillaba tu madre delante de ti?

Laura dijo,

“Desde el principio, cuando tenía 4 años le dije a mi madre, ¿por qué le haces eso?, mi madre me dijo, le gusta que lo haga y a mí me gusta hacérselo.”

Laura dijo a mi hijo,

“Graba con el móvil, cómo meó a la puta perra, es para enseñar a mi padre. ¿puedo verdad?”

Elena respondió,

“Sí, teniendo en cuenta que tienen que ser gente comprometida a no decir nada a nadie que no sea como nosotros.”

Cuando terminó de mearme, Laura dijo,

“Eres una puta perra muy buena.”

Y dirigiéndose a Elena dijo,

“¿Podemos llevarla a mi casa, para tratarla como lo puta perra qué es?”

Elena dijo,

“Sí, claro, ¿cuándo?”

Laura respondió,

“Mañana por la mañana, que vaya sin desayunar, la hora se la digo cuando hablé con mi madre.”

Elena dijo.

“Perfecto, ira con su hijo a la hora que digas, me gustaría que guardases todo en vídeo.”

Laura digo,

“Genial, sin problema eso haré.”

Laura se fue y nada más llegar le enseñaría a su madre el vídeo de mi meada, pues le envió un WhatsApp a mi hijo que decía,

“Venid a las 10 horas, dile a la puta que va a ser tratado como merece.

Al día siguiente era sábado, me desperté a las nueve, me viste, sin ropa interior, así lo había querido la madre de Laura.

Salimos de casa a las 9:45 y a las 10:00 horas estábamos llegando a casa de Laura.

Nada más cerrar la puerta dijo la madre de Laura,

”Qué se desnude la puta, las putas siempre tienen que estar desnudas.”

El pantalón que llevaba se quitaba tirando de una cuerda en la cintura, y además abría la camisa sólo para quitármela, así que en poco tiempo estaba desnuda.

La madre de Elena dijo,

“Perras a cuatro patas que os vamos a follad el culo para que os corráis y tomar el semen que vais a tomar de desayuno.”

Puso delante de nuestras pollas, un recipiente para recoger el semen.

Laura y su madre, se pusieron un Arne cada una polla 18×4.

Ambas dijeron,

“Chupad putas la polla.”

Empecé a chupar la polla del Arne de Laura, y la otra puta comenzó a chupar la polla del Arne de su mujer.

Después de estar chupando polla, unos cinco minutos, nos dijeron,

“A cuatro patas, ¡putas!”

Comenzó metiéndome dos en el culo, después uso un dilatador anal en forma de cono, que entró con facilidad.

Laura dijo,

“¡Puta!, tienes el culo bien abierto, ¿por qué está así?”

Respondí,

“Mi Señora me ha tenido toda la noche con un plus anal.”

Sentí un inmenso placer, que hizo que mi polla se puso a tope.

La madre de Laura dijo,

“¡Vaya polla que se gasta la puta!”

Dije yo,

“Me corro, … no aguanto más.”

Laura dijo.

¨Puedes correrte puta, procura que caiga todo el semen en el recipiente, será tu desayuno, cuando termines dímelo.”

Esto no es una historia real, aunque me gustaría tener una historia así, si lee este mensaje una mujer entre 30 y 40 años de España, mejor si es del centro sur, que sea delgada, yo 1,70, delgado, viudo y tengo un hijo de 13 años, Sí alguna interesada en vivir una historia similar a esta escriba a la cuenta de correo electrónico que tengo en el perfil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *