Por calentar a mi amigo termino cogiendome

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Hola a todos mis lectores, y a los que apenas tal vez estén viendo mi relato sabrán un poco de mi.

Tengo unas nalgas que todos miran sé que más de uno se imagina gozando de ellas pero no todo ls tienen ese privilegio, piernas torneadas y “deliciosas” como algunos me dicen, pechos normales ni grandes ni chicos pero si muy bonitos y trato de aprovechar el cuerpo lindo y delicioso que tengo para usar ropa atrevida y muy ajustada para marcar bien mis curvas jaja

Lo invité a mi casa a tomar unas cervezas que tenía en la nevera y ese fue el pretexto para que mi plan iniciara, el acepto mi invitación y saliendo de sus clases de musica iría directo a mi casa, decidí comenzar el plan y metí a bañar y aprovechar para depilar mi vagina, salí y me puse un cachetero blanco de encaje mi sostén y una bata tipo baby doll nada más, lo recibí lo invité a pasar y se sento en la sala fui por las cervezas y tratando de que me pusiera atención y así fue, cuándo me di cuenta de eso fui moviendo mis nalguitas para que su mente comenzara a volar, regresé y me senté con el en el mismo sillón que caben como 3 personas y me senté y subi mis pies encima de su verga comenzamos a tomar y platicar y yo mientras movía mis piernas y con los pies le masajeaba la verga discretamente según, trataba de no darle mucha importancia a eso Héctor pero al final despertó ese animal, le iba careciendo el bulto poco a poco y se notaba que se estaba poniendo caliente, me veía las piernas de una manera muy morbosa pero que me estaba gustando, nos miramos a los ojos e hicimos un silencio de 5 segundos y el de inmediato se avento hacía mi y me comenzó a besar como un loco, me besaba el cuello y me acariciaba las piernas.

– Cuando llegué y te vi así sabia que no pedías compañía sino que querías pedir verga. Me dijo

 ~Claro que sí, tenía ganas de mamar una buena vergota y también que me cogiera una así, le comencé a tocar la verga con la mano y el se pauso de pie para yo poder sacarle la vergota que estaba muy apretada ya, me puse de rodillas y libere la vergota riquísima la vi de frente y le di dos besitos en la cabeza para después comenzar a mamarsela, depronto el me agarro de mi cabeza y la comezó a coger despues de unas buenas mamadas logré lo primero que quería y se vino en mi boca, sentí lechita caliente que tanto deseaba, me puso de a perrito y la bata me la echó hacía delante como si fuera un vestidito, bajo mi cachetero y me la metió de un solo golpe, que rico sentí le ordené inmediatamente que me comenzara a coger con todas sus ganas y si lo hizo, ya quería una verga de ese calibre y no quería dejar de gozar ese momento me daba nalgadas y me decía que era bien putita y que me iba a estrellar sus huevos en mis nalgotas, después de unos minutos se iba a venir y como ya sabía tenía que terminar en mis nalgas quedamos agotados en el sillón y teníamos mucho tiempo para gozar yo de esa vergota…    continuará 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *