Mi segunda vez como perrita

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Hola de nuevo

Hoy traigo otro relato más, espero corregir algunos errores y de igual manera intentaré hacerlo corto.

Bueno después de la primera vez me estuvo doliendo mi colista como por 3 días, pasaron algunos meses antes de que lo volviera a hacer incluso cambie de casa, y un día me decidí volver a intentar, pero esta vez ya no era virgen, así que decidí intentar por mi Conchita, aunque aún faltaba preparar todo para que no tuviera molestias o sorpresas con mis padres, para esto sería un poco más difícil porque mi perro se tuvo que quedar en la azotea y esto dificultaba un poco las cosas ya que mi casa está rodeada por algunas casas más altas y corría el riesgo de que me vieran mis vecinos.

Después de unos días de estar acomodando para que mi perro estuviera más cómodo y también para que mis vecinos no pudieran ver nada, con una cobija y uno que otro palo logre hacer una Casita en la que cambiamos los dos fácilmente, así que empecé a preparar todo, y un día que sabía que mis padres no estarían en todo el día debido a que tenían que ir a ver a un familiar que venía de lejos, ese día era el indicado así que desde temprano busque unas cubre patas que compré para mi perro además de algo de ropa para estar presentable para el, y cuando mis padres se fueron espere una medía hora para no correr riesgos de que olvidaran algo y una vez que paso ese tiempo subí a la azotea lista para ser su perrita otra vez.

Salí y rápido me metí a la Casita que Le hice y el me siguió para jugar, después de un rato de estar jugueteando decidí empezar, me baje la tanga y deje solo una pequeña minifalda que traia puesta, después comencé a llamar a mi perro a lo que el se acercó y empezó a olfatear mi Conchita para después empezar a lamerla, para eso yo me sentía en el cielo, solo podía sentir cada lengüetaso como un pequeño choque eléctrico que recorría todo mi cuerpo y me hacía gritar de placer, después de unos 5 minutos de estar así tomé mi posición como perrita me puse a cuatro y subí mi falda arriba de mi culo y lo empecé a llamar, el tardo un poco pero al final se monto y como no lograba penetrarme se bajo y me empezó a dar vueltas, intento montarme por un lado incluso enfrente de mi y cuando volvió a intentar penetrarme mi Conchita rápidamente tome su pequeño pene y lo introduje en mi pequeña vaina lista para recibirlo ya que estaba demasiado caliente y lubricada, una vez que lo metí mi pero lo sintió y empezó con sus embestidas a una gran velocidad lo cual en un principio me dolió pero en muy poco tiempo mis gritos de dolor se convirtieron en gemidos muy fuertes y mi pero seguía y seguía, despues de un rato de estar así empecé a sentir que algo crecía dentro de mi Conchita, era su nudo que comenzó a crecer de a poco y como yo quería sentirme toda una perrita lo deje crecer y después de poco mi pero se empezó a detener hasta quedar echado sobre mi espalda, y ahí estaba yo con un perro pitbull de aproximadamente 20 kilos echado sobre mi y bien pegados por su nudo, después de un rato cruzo su para por encima de mi y quedamos cola con cola, yo creo que pasaron unos 10 minutos y el empezó a dar pequeños tirones y al hacer esto me dolía pero al mismo tiempo me causaba más placer y yo seguía gimiendo como loca hasta que se escucho un plop y solo sentí como salía su gran pene seguido por una gran cantidad de semen, a lo que mi perro se dio la vuelta y empezó a lamerme la concha otra vez limpiando tanto mis flujos como su semen, después de esto nos quedamos acostados en un pequeño colchón que Le puse.

Después de un rato de estar acostados mi perro se levanto y parecía estar ansioso, al ver esto me puse otra vez en cuatro para que me montará otra vez pero esta vez por el culo ya que mi Conchita estaba muy dilatada y supuse que se podría safar fácilmente, y en cuanto mi pero me vio así se acercó y me empezó a lamer otra vez después me monto y empezó con sus movimientos en eso yo lo ayude dirigiendolo a mi colita y en cuanto entro la punta el empujo y lo metió todo para empezar otra vez a duro y dale contra mi culo, para esto yo solo podía escuchar sus huevos chocando con mi colita y mi gemidos que parecían de una loca hasta que otra vez me abotono y paso lo mismo estuvimos un buen rato así y después cuando el empezó a jalar yo también lo hice y salió rápido y aun lanzando pequeños chorros de esperma, cuando mi perro quería lamer mi Conchita yo rápidamente me tire al piso subí mi cabeza al colchón y lo coloque de modo que su pene quedara en mi cara y su boca en mi concha y así lograr un 69, yo chupaba su pene como una loca tragando cada uno de sus pequeños chorritos de semen que eran algo salados pero deliciosos, después que su pene volvió a su capucha yo me puse mi tanga y volví abajo y me puse a limpiar así llena de semen y pelos de pi perro después me di una ducha pero no saqué el semen de mk perro ya que lo quería mantener dentro de mi.

Y para el que me dijo qure necesitaba más imaginación pues la verdad no se cuanto tiempo ni que tanto te dolió a ti pero para mi no fue para tanto a lo mucho un día o doy pero tampoco exageres, bueno tal vez a ti te dolió más. 

Y esta fue mi segunda vez espero y les guste, seguiré leyendo sus recomendaciones y siempre intentaré mejorar

Mi correo: rileyortiz7@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *