Confesiones de un chico sevillano

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Mi nombre es Álvaro y soy un chico sevillano de 38 años.

Llevo casado casi 5 años con Noelía, una chica sevillana 4 años más joven que yo.

Nuestro matrimonio es un matrimonio al uso, con etapas más intensas y otras en las que la rutina nos come el día a día.

Por cuestiones de trabajo Noelía vive durante buena parte del año fuera de Sevilla y yo estoy practicamente solo durante el transcurso del curso escolar. Ya podréis imaginar que Noelía es profesora (de francés) en un instituto. Yo trabajo en el departamento de recursos humanos de una empresa farmaceútica. 

Noelía y yo no tenemos hijos, por cuestiones laborales hasta que ella no tenga plaza en nuestra ciudad hemos decidido no ser padres.

Es cierto que Noelía es una chica que cuando estamos en la cama es muy buena, muy activa y que disfruta mucho del sexo, pero también es cierto que cuando el estrés diario se apodera de ella pierde el apetetio sexual y se puede llevar semanas sin necesidad de mantener relaciones sexuales.

No lo negaré, con Noelía es con la chica que más he disfrutado en la cama, ella viene de varias relaciones previas a comenzar nuestro noviazgo, yo sin embargo apenas habia tenido contacto con chicas antes de estar con ella, ya que siempre me había dedicado a intentar ganarme la vida con mi trabajo y poco tiempo había tenido para divertirme o ir por ahí.

En mi etapa universitaria, las dificultades económicas familiares me habían convertido en una persona algo apatica y que no salía demasiado, no fue hasta que comencé a trabajar que no empecé a poder viajar y a disfrutar algo de la vida, en el sentido amplio de la palabra.

Perdí la virginidad con 21 años y fue con una prostituta, era de mi grupo de amigos el que aún no había perdido la virginidad y al cumplir los 21 años invertí parte del dinero que tenía ahorrado en pasar un rato con una escorts en la habitación de un hotel en otra ciudad de Andalucía durante unos días de descanso que estaba pasando allí.

He de reconocer que cuando comencé a trabajar empecé a mantener contactos con escorts con cierta frecuencia, para mi era algo cómodo y que me evitaba de tener que complicarme la vida en intentar conquistar una chica y tal.

Tuve alguna relación antes de conocer a Noelía pero no llegaron a buen puerto.

Y una vez, casi por casualidad y gracias a una amiga conocí a Noelía. Y poco a poco nos fuimos enamorando y decidimos dar un carácter más formal a nuestra relación. 

Tras un año y medio de noviazgo decidimos casarnos.

Bueno, ya os he puesto en situación, y espero no haberos aburrido en exceso, comencemos ahora con el relato de los acontecimientos que me ha llevado a registrarme en esta web de relatos para poder ir compartiendo con vosotr@s lo que llevo dentro y que tengo necesidad de compartir. 

Noelía y yo siempre hemos sido muy sinceros el uno con el otro, y en ningún momento nos hemos escondido nada de lo que hemos hecho antes de conocernos. Y se supone que tampoco nos escondemos nada desde que estamos juntos, se supone, porque como ya podréis comprobar en esta serie de relatos que hoy inicio nunca nadie es 100% sincero. Al menos yo no lo estoy siendo con ella y tengo serias dudas de que ella lo esté siendo conmigo.

En los 5 años que llevo con Noelía, he de admitir que le he sido infiel en 4 ocasiones, y las 4 ocasiones han sido con prostitutas.

La primera de las veces que le fui infiel fue dos meses antes de nuestro matrimonio.

Después de darle muchas vueltas al temas y de intuir que ella podria estar escondiendome cosas, tuve la necesidad de serle infiel. No era tanto una necesidad física como una cuestión psicológica. Me encontraba agobiado y de mal humor y sin pensarlo mucho busque en una web de escorts a una chica que me apeteciese realmente y que me hiciese evadirme de la rutina diaria.

Esta primera infidelidad tuvo lugar con una escorts de Europa del este y fue en mi propia ciudad. Aprovechando que ya por aquel entonces Noelía no trabajaba en nuestra ciudad, contacté con ella por teléfono tras ver su anuncio en una web y cerré en un encuentro en el apartamento donde ella trabajaba.

La chica era realmente espectacular, rubia, bastante alta, hablaba bastante mal español pero tenia unos pechos magnificos y un gran culo. He de reconocer que era bastante fria en la cama, pero con mi calenton y mi necesidad de disfrutar de otra chica que no fuese Noelía no me importó mucho su falta de implicación. He de admitir que tras la mamada (con condón) que me hice, me puse muy excitado y el polvo duró bastante poco.

Yo me encontraba muy nervioso, no dejaba de pensar en Noelía y tenía miedo a que alguien me viese entrar o salir del piso donde esa chica trabajaba y que he de admitir que era muy discreto pero no dejaba de pensar en que alguien me viese salir.

Tras ese encuentro, me llevé varios dias super excitado y sin dejar de poder pensar en la chica y de vez en cuando recurría a su anunció en la web de contactos para recrearme mientras me masturbaba recordando nuestro encuentro.

Noelía jamás sospechó nada de esto y lógicamente nunca le di pie a que intuyese nada.

Ella a diferencia de mi si fue una chica muy activa sexualmente y que había ligado bastante durante su juventud. Perdió la virginidad a los 17 años con un chico de su edad, y antes de conocerme había tenido 4 novios formales, uno de ellos durante casi dos años y medio.

Era una chica muy activa e implicada en la cama, disfrutaba mucho haciendo el sexo oral sin condon y desde hacía un tiempo sentía mucho morbo cuando un chico eyaculaba en su boca.

Recuerdo que nuestra primera vez, que no fue un buen polvo debido a mi nerviosismo, ella para animarme me hizo una felación que fue relmente buena y cuando me tuvo muy excitado me confesó que podia correrme en su boca sin problema y que ella disfrutaba tragando. Eso mismo me dejó bastante cortado y más nervioso aún.

Tras mucho hablar con ella las relaciones sexuales posteriores fueron mejorando mucho y ella nunca ha rechazado de responder a mis preguntas, algunas veces algo insidiosas y que han podido molestarla.

Me confesó que le daba morbo tragar el semen de los chicos con los que estaba desde que tenia 20 años y que no se lo hacía a todo el mundo, solo a las personas con las que había tenido noviazgo. Luego con el tiempo me confesó que en alguna ocasion cuando había estado muy cachonda y el tio le había gustado mucho, le había dejado correrse en su boca. 

Algo que me llamaba mucho la atención es que el sexo vaginal con ella siempre era con condon y se negaba a no usarlo, no obstante no tenía problema alguno y más bien le encantaba tragar.

Yo le dije que antes de conocerla me había llevado casi un año sin tener sexo (no era cierto del todo, 3 meses antes había estado con una escorts argentina) pero no se lo dije.

Ella había roto con su último ex 5 meses antes de conocerme y su último encuentro sexual se produjo unos 20 días antes de conocerme. 

Noelía siempre ha sido una chica que ha disfrutado del sexo sin complejos, hay cosas que son poco frecuentes (al menos para mi) para una chica de su edad. Por ejemplo, que le encante tanto tragar el semen, que disfrute tanto del sexo oral, pero sin embargo hay prácticas sexuales que se niega a realizar, como es el sexo grupal, intercambio de parejas, trios, contacto con otras chicas o el sexo anal.

Ella me confesó que solo una vez ha practicado el sexo anal y que no le fue bien, por lo que es algo, que aunque le he pedido se ha negado a realizar conmigo.

Si se compara fisicamente a Noelía conmigo, la verdad es que, ella es una chica muy atractiva y más si la comparamos conmigo.

Yo creo que se fijó en mi porque la cogí en un momento de debilidad emocional, su ultimo novio le había sido infiel y ella se había propuesto no ser más nunca engañada por un tio.

Había tenía encuentros sexuales esporádicos pero se negaba a tener una relación sería. De esa epoca es, según ella, el tio con quien más y mejor ha disfrutado del sexo en su vida.

Se trataba de un militar un par de años mayor que ella y que conoció una noche en una discoteca. Con este tio acordo solo verse cuando ambos tuviesen la necesidad de follar, nada más, no quedarían para tomar cafe ni para ir al cine, lo que viene siendo un follamigo.

El tio se follaba a todo lo que pillaba y Noelía estaba encantada de encontrar a un tio atractivo y que no le generase dolores de cabeza. 

Ya cuando ella y yo empezamos a salir más en serio, el chico este la llamaba de vez en cuando para quedar pero ella se negaba a cogerle el telefono.

Algunos fines de semana, el chico la llamaba intensamente y ella me dijo ya quien era. 

Una noche, a los 5 o 6 meses de empezar nuestra relación, nos encontramos con este chico y algun amigo suyo en una discoteca.

Noelía estaba en la barra y yo vi a lo lejos como un tio con pinta de chulo y bastante musculado se acercaba a ella y le decia cosas al oido, pero ella no lo miraba y reusaba a responderle.

Le pregunté a ella que si todo bien y me dijo que si.

Fui al baño a orinar y me encontré a este tio alli hablando con otro colega. Le estaba diciendo esa tia es una buena zorra en la cama, yo le he he hecho de todo, le encanta tragar y es super puta, he de admitir que por primera vez en mi vida sentí una sensación desconocida hasta ese momento.

En vez de mosquearme me llamó un poco la curiosidad.

Al día siguiente Noelía me contó que el tio que había estado en la barra con ella era su exfollaamigo y que ella pasó de darle ninguna explicación. No le conté jamás lo que le había oído decir en el baño pero esa idea de que un tio bastante atractivo y que podía tener a la tia que quisiese sin demasiada complicación, hablase de mi novia como una buena puta y una maquina en la cama.

Pasó el tiempo y al año y medio de empezar nuestro noviazgo, decidimos casarnos, yo ya tenia 33 años y ella 29, y como ambos teniamos trabajo aunque en distintas ciudades pues decidimos irnos a vivir juntos y casarnos.

Con ella el sexo como he dicho anteriormente siempre ha sido satisfactorio, pero es cierto que por mi tendría sexo a diario y ella para eso es distinta.

Normalmente nuestras relaciones sexuales se circunscriben a 2 como máximo a la semana y que van desde el viernes al domingo, hay semanas que solo una vez y si Noelía está agobiada por el trabajo o por tener que vivir fuera pues ninguna.

Sirva este relato como introducción a lo que os deseo contar en próximas entregas:

– Patricia, la hermana dos años más joven de Noelia y mi atracción fatal y cuasi enfermiza por ella.

– Como poco a poco me he ido convirtiendo en un consentidor tan solo de imaginar a Noelía con otros tios

– De como he encontrado en mis encuentros esporádicos con escorts un espacio de confesión de mis necesidades sexuales al margen de Noelía.

Cada día dudo más de que siento realmente por Noelía, a veces creo que la tengo algo idolatrada desde un punto de vista sexual, a veces hecho de menos que además de ser una guarra conmigo en la cama esté dispuesta a serlo con más gente.

Lo cachondo que me pone su hermana Patri, cada vez que la veo no puedo dejar de imaginarme que es igual de zorra que la hermana pero con diferencias fisicas más que evidente entre ellas.

De como confieso todas estas cosas y algunas más a las escorts con las que comparto cada cierto tiempo un ratito de placer y de dialogo. A veces admito que más de conversación de que sexo, pero bueno de todo hay.

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *