Sexo con mi prima 2

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Mi prima y yo volvimos a reunirnos unas semanas después, en la casa de nuestros abuelos, no me había vuelto a hablar desde aquella vez en la que ella me “masturbó”, nuestra familia había decidido reunirse a comer porque al día siguiente tenían que volver a su casa y nos separaríamos por todo el curso escolar y no nos volveríamos a ver hasta Junio del año siguiente, 10 meses después.

Comimos en el garaje, que consistía en una habitación con una mesa con 8 sillas, muchos armarios, 1 nevera, 2 congeladores y una televisión pequeña, por las paredes se acumulaban sillas de plástico plegables y otros objetos. Tras la comida, que se prolongó 2 o 3 horas, los más pequeños ayudaron a la abuela a recoger la mesa mientras los hombres, mi tía, mi madre y yo hablábamos de política y cosas vanales tomando el café y un segundo después empezaron a dispersarse por las habitaciones buscando un cama donde echarse la siesta antes de tomar viaje. Después de lavarme los dientes, cogí mi ordenador de la mochila y me dirigí al garaje con la intención de ver un poco de…ya sabéis…porno. Tremenda sorpresa cuando entro en el garaje y me encuentro a mi prima Sofía sentada en la que es mi silla con su ordenador

-Prima, levantate, ahí voy yo- le digo

-No, te sientas en otra, hay 7 más- me respondió

Gruñendo, me senté a su derecha y privado de ver mi página favorita, decidí seguir construyendo una edificación en Minecraft. En ello estaba cuando me llegó una conversación de mi prima a través de una especie de whatsapp de ordenador, era una cosa rara

-¿Qué quieres?- le escribí a pesar de tenerla a menos de 10 cm

-Hablar contigo, prefiero hablarlo x aquí xq las paredes tienen oídos- me respondió

-Bueno, ¿qué quieres?- le pregunté

-¿Recuerdas lo que me hiciste hace un par de semanas?-escribió

-No, refréscame la memoria- le respondí

Ella me miró, soltó un bufido y comenzó a escribir

-Me masturbaste y luego yo te masturbé a ti- respondió

-Ahhh, eso, sí me acuerdo- le respondí

-Estuve pensando si decírselo a mi papá y que te pegara una hostia, pero luego me di cuenta de que en el fondo me gustó-me respondió

-¿Qué?¿Te gustó?-pregunté

-Sí, me gustó-respondió mientras sus dedos corrían por el teclado

Yo no podía creerlo, había estado 2 semanas preocupado por una cosa que no tenía importancia, ya que ella no se lo había dicho al tío Felipe y le había gustado, lo que me desconcertó fue una pregunta que lanzó

-¿Te gustaría repetirlo?- eso fue lo que leí en el último mensaje.

Nos miramos y como si ya hubiera respondido a la pregunta, le puse la mano sobre la pierna y descendí hasta su rodilla para subir el vestido que llevaba puesto, ella cogió el vestido y se lo remangó en torno a la cintura permitiéndome ver que llevaba unas braguitas blancas con dibujos de Hello Kitty, la acaricié por encima de ellas mientras ella gemía bajito, me miró, la miré, ella dijo “sí” con la cabeza y yo procedí a moverle la braguita, echándosela a un lado y observando aquel monte de Venus, con sus labios hinchados y esa fina mata de vellos rubios.

Empecé a pasarle los dedos por el coño de arriba abajo mientras ella tecleaba haciendo sus cosas en el ordenador, le bajé un poco la mano y llegué hasta la raja, donde se abrían los labios hacia el interior de la cavidad vaginal. Allí dentro estaba húmedo y salía de alguna parte un líquido blanco, que lo humedecía todo, le metí los dedos, empecé con 2 y, progresivamente, aumentaba la cantidad de dedos hasta meter todos los dedos de la mano, lo cual fue algo difícil, no sé ni como lo conseguí, saqué 2, dejando 3 dentro y empecé a hacer círculos en el interior de aquella vagina rosa y húmeda, ella gemía y en un instante escuché pasos en el patio, le saqué los dedos, me puse bien y con la mano derecha continué jugando justo en el momento en el que la abuela abría la puerta del garaje

-Hola niños, ¿como vais?- preguntó

A mí me jodía que a mis 19 años siguiera llamándome “niño”, pero me callaba xq sabá que siempre iba a ser su niño, aunque tuviera 40 años

-Bien abuela- le respondí

-Fernando, tú que llegas, ¿puedes alcanzarme el bote de compota del armario?- me preguntó

-Faltaría más, ¿cual quieres?- pregunté levantándome y abriendo el armario

-Ese…no ese no, el de la derecha…gracias-me dijo

-De nada- le dije volviendo a sentarme

-Sofía, me han dicho tus padres que te puedes quedar a dormir este finde pero el lunes el abuelo te lleva a casa para que compres los libros-dijo la abuela

-¿Y Manu?-preguntó Sofía

-Él se vuelve con tus padres, tiene que preparase el curso y tú deberías hacer lo mismo, Fernando, en vez de jugar tanto con el ordenador, que el ordenador no es para jugar- dijo la abuela

-Ya lo sé abuela, pero dejame, ya soy mayorcito para decidir cuando empezar a estudiar- le dije

-Tu primo es 5 meses más joven que tú y mírale que aplicado, todo sobres y notables- me dijo, lo cual es cierto, mi primo es un crack estudiando.

-Allá él con sus estudios, abuela, yo me apaño-dije

-¿Tú te apañas? Mira, cuando yo tenía tu edad, no podíamos estudiar…-la abuela nos soltó el rollo de su vida en 5 minutos, un coñazo que años después cuando ella no estuviera desearía haber escuchado

-Abuela, el fuego- advertí

-Uy, gracias, es que uno se lía-dijo ella saliendo

-¿Por donde íbamos?- preguntó la prima

-Ibas a llegar a un orgasmo con mis dedos- respondí

-Pues termina lo que empezaste-dijo

Yo ideé un plan mejor y me bajé poniéndome bajo la mesa, ella entendió y abrió sus piernas y yo metí la lengua allí y husmeé en su interior hasta encontrar aquel botoncito llamado clítoris y lo chupé, estimulando, mi prima mientras, se había subido las manos hasta los pechos y los acariciaba despacio en forma de círculo con las aureolas duras

-Sigue así primo, sigue así, dentro de poco me vengo-me dijo

Yo seguí chupando y succionando y unos segundos más tarde de su coño salió un chorro de semen que fue a parar a mi boca, yo succioné y limpié aquella zona y volví a sentarme en la silla mientras ella colocaba bien la braga, después nos reímos y cada uno se puso a lo suyo.

Horas más tarde los tíos y mi primo marcharon, mientras se marchaban, yo le tocaba el culo a la prima disimuladamente, mis padres y hermanos se habían ido hacía tiempo y nos quedamos en casa mis abuelos, Sofía y yo.

-Niños preparad la cama y no os acostéis muy tarde, que mañana a las 8 tenéis que estar despiertos-dijo el abuelo

-Sí abuelo- dijimos

Nos dirigimos a la habitación que compartíamos, ya que no había más camas e hicimos la cama mientras la abuela hacía la cena y más tarde cenamos en el garaje donde 4 horas antes mi prima había tenido un orgasmo provocado por mí, después ayudamos a recoger la mesa y el abuelo fue a tumbarse al salón mientras la abuela fregaba cacharros, pese a mi insistencia de fregarlos Sofía y yo, y allí estábamos los dos en camas juntas en las que apenas cabíamos, mirando al techo esperando a que la abuela se acostase

-Se ha quedado bonita noche-le dije a Sofía

-Sí-dijo ella- luego quiero probar una cosa

-Ok, cuando los abuelos se duerman-le dije

-Obviamente, tonto-me dijo

-Será perra- dije en voz baja pero audible

Cuando no se escuchó ningún ruido en la casa, ella se quitó la sábana y se volvió a la izquierda hacia mí

-Primo-me dijo

-¿Sí?-pregunté aún con los ojos cerrados

-Quítate las sábanas y bajate los pantalones- dijo ella

Yo me bajé los pantalones y ella se quitó la camiseta del pijama y se bajó los pantalones cortos del pijama.

No tenía ropa interior puesta y vi por primera vez el cuerpo completamente desnudo de la prima

-Joder con la prima-dije mientras mi “amiguito” se levantaba de su siesta, ya entendeis… Ella se puso a 4 patas sobre mí y arqueó su espalda, cogió mi pene con su mano izquierda y empezó a masturbarlo

-Tú me lo hiciste a mí y yo te lo haré a ti- me dijo

Movía su mano de arriba abajo poniendo y retirando el prepucio con cada subida y bajada de la mano

-Prima, sigue así, joder, como me estás poniendo- le dije

-¿Y como te pongo?-preguntó ella con voz sensual

-Pues ahora mismo estoy más caliente que el cenicero de un bingo-dije

Yo sentí algo dentro de mí y un segundo más tarde salió un chorro de esperma disparado hacia la cara de mi prima pringando su mejilla, un segundo y tercer disparo le dio en la boca y en la nariz y un cuarto ya sin tanta velocidad, cayó sobre el dorso de su mano

-¿Solo eso?- preguntó triste

-Soy mayor que tú, no tengo tantas reservas de semen como tú que eres más joven- le dije cansado mientras mi pecho subía y bajaba y mi pene se volvía poco a poco flácido

-Vaya… bueno, a ver si con esto te animas-dijo ella poniéndose de rodillas sobre mi pene, bajó las caderas hasta que la punta de mi pene entró en contacto con su monte de Venus

-¿Vamos a follar?-pregunté

-No, vamos a liarnos unos porros, no te jode, claro que vamos a follar, pero con delicadeza, aún soy virgen-dijo ella

-¿Soy el primero?-pregunté

-Sí, y yo ¿soy la primera?-preguntó ella

-Siento decepcionarte, pero no, mi primera vez fue con 16 años, una noche de Agosto…-dije yo recordando aquella vez

-No pienses en otra, cabrón, vamos-dijo ella

Cogió mi pene por detrás suyo y lo colocó verticalmente, con un suave empujón, aquello entró dentro, ella bajó sus caderas y yo movía las mías al compás mientras se rompía aquella fina envoltura llamada himen. Ella gemía mientras yo la sacaba y la volvía a meter, todo era maravilloso, ella arriba y yo abajo, con un rápido movimiento nos intercambiamos las posiciones y empecé a bombear con más fuerza mientras ella se agarraba a mi espalda y yo apoyaba una mano en la pared

-Joder con el primo, me haces sentir en el 5º cielo-dijo ella

-No hablemos de cielos, xq yo me siento muy por encima de ti-dije yo

-Oye, ni se te ocurra acabar dentro, somos familia y no quiero quedar preñada de mi primo a los 17-me advirtió

-¿Y a los 30? Estoy dispuesto a esperar- le dije en tono de broma

-Tampoco, no voy a dejar que mi primo me preñe nunca- me dijo

-Ya lo sé tontita- le dije besando su frente, aunque después bajé mis labios y se encontraron con los suyos fundiéndose en una vorágine de placer

Nos separamos y jadeamos por el esfuerzo que nuestros cuerpos hacían y le cogí la teta izquierda con la mano derecha cogiéndole el pezón y tirando de él mientras ella gemía y hacía ruiditos en voz baja

-Primita, en cero coma me vengo, así que prepárate para la corrida final- le dije

Me salí de su interior y un segundo más tarde salieron un montón de chorros que mancharon su coño y sus tetas que segundos antes había magreado

-Gracias por hacerme sentir como una mujer-dijo ella limpiándose el semen sobre su cuerpo

-Espera un momento, que la acción aún no ha acabado-dije yo

Le puse la polla a la altura de las tetas y las metí entre las dos, juntándolas después dejando mi polla aplastada en sus tetas, ella entendió y se dispuso a hacerme una cubana mientras me chupaba la polla

-Joder, esto sí es una cubana en condiciones y no la mierda que me hacían las chicas en la uni para que les prestara los apuntes-dije

-Me alegro de que te guste- dijo ella interrumpiendo la felación

Segundos después me corrí en su boca y ella se corrió otra vez

-3 orgasmos, oh Dios mío-dijo ella exhausta

Yo me tumbé en su cama

-¿Solo 3? Estoy perdiendo facultades, no llego ni a la mitad de lo que llego usualmente, vamos a por el cuarto round-le dije

-No, estoy cansada, a dormir- dijo ella besándome tiernamente en los labios-Gracias.

-De nada- le dije mientras nos poníamos los pijamas y nos metíamos bajo las sábanas, segundos después entraría el abuelo en la habitación a decir que nos callaramos y dejaramos de gemir, aunque nosotros ya estabamos dormidos por entonces.

Al día siguiente la prima se fue y yo supe que no la volvería a ver hasta el siguiente verano, me miró desde el cristal del copiloto y yo me despedí de ella mientras el coche comenzaba a coger velocidad, el coche giró a la derecha en la curva y la perdí, suspirando me di media vuelta y me metí en la casa acompañando a mi abuela. Cerré las puerta tras de mí.

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *