La luna de miel con mi hija final

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Autor: Campesino

Se acerco y me abrazo, papi tu eres muy lindo y te amo mucho tambien, me haces feliz, me dijo.
Que alegría escucharlo, cada vez mi felicidad crecia, esa criaturita hermosa que me hacia feliz decia que me amaba.
Le dije que se vistiera para verla con la ropa que me fascinaba; papi, quiero probar tu leche antes de vestirme me dejas, me dijo.
No sabia que decir, me daba miedo que a ella no le gustará y después no quisiera estar conmigo.
Mi niña hermosa, si lo haces y no te gusta, ya no vas  a querer hacer el amor conmigo y no quiero que eso pase, le dije.
Papi, si yo me como tu leche puedo quedar embarazada, me pregunto.
Mi niña hermosa, cuando te comes mi leche con tu boca no pasa nada, es cuando te comes mi leche con tu cuquita, por eso después no podras probar mas mi leche por tu cuquita, tendre que hacerlo por fuera, le dije.
Tomo mi pene con sus manos y empezo a acariciarlo, no dejo que me acostará, esta excitada y deseaba hacerlo, pense, ella quiere desocuparme.
Quiero acostarme para sentirme un poco mas comodo y tu tambien, la tome de los brazos y la alce y me acoste en la cama boca arriba para que ella pudiera hacerlo mejor.
Mi niña hermosa lo que vas hacer, es mamar mi verga, quiero que lo sepas, no es sexo oral, me excita mas cuando digas quiero mamar tu verga, le dije.
Se recosto sobre mi y con sus manos empezo a acariciar mi verga, era una locura total, no aguantaba tanto placer al mismo tiempo, llevamos dos horas solos y ya lo ibamos hacer por segunda vez, era de no creer, mi bella niña, toda una golosa para el sexo.
Papi quiero comerme toda la leche que sale de tu verga, quiero saber a lo que sabe tu leche papi y dime cuantas veces te puede salir leche de tu verga, me dijo.
De no creer sus preguntas, mi niña hermosa, hoy puede salir hasta unas tres o cuatro, no puedo mas porque se agota mucho, le dije.
Papi, quiero que salga cuatro veces, para que no le des nada a mi mama cuando llegue.
Hija, eso no se dice, ya sabes no puedes celar a tu mama, disfruta ahora de mi verga y comete toda mi leche.
Llevo su boca a mi verga, probo su puntica y la beso, lo hizo de una manera que por poco estallo en ese momento, sus manos en mi verga y su boca tambien, era como si supiera lo que hacia, no podía creer lo que veía, me tenia loco, entonces tome su cabeza con mis manos y la empujaba para que se la comiera toda, sentir su pequeña boca saboreando mi verga, era de muerte, la sensación era indescriptible, no se como podía explicar lo que ella me esta haciendo sentir, solo deseaba que siguiera ahí, mamando mi verga y haciendome feliz, la lamía con su lengua, eso me dejo intrigado; hija como sabes hacerlo de bien, acaso lo has visto hacer a alguien, le pregunte.
papi, no me vayas a regañar, pero lo vi en internet, despues que tu me hiciste el amor, me gusta ver videos asi, me dijo.
Una bomba de noticia, no podía creerlo, mi niña ya sabia lo que hacia y tal vez miraba para saber que mas le podía hacer.
Mi niña hazlo asi, mama hasta que sientas que te sale mi leche, no te vayas a asustar porque es calientica.
No puede aguantar mas de 5 minutos asi, con intervalos cuando ya no aguantaba, solo que mientras ella mamaba mi verga, mis manos recorrian sus piernas y llegaban hasta su cuquita y metia suavemente mis dedos, ella estaba mojada, se habia excitado mamando mi verga.
 Quiero que te acuestes sobre mi, que tu cuca quede en mi boca y tu sigues mamando mi verga y veras lo maravilloso que se siente.
Que sorpresa ver su cuquita, era hermosa, sus vellos resaltaban toda su belleza y su pequeño huequito era increible, ahora entendía porque mi verga entraba tan forzada, empece a pasar mi lengua por su cuquita, estaba calientica que ricura sentirla asi, ella no descansaba, no sacaba mi verga de su boca, pero no aguante, y explote, le dije hija me voy a venirme, ya no aguanto mas, comete toda mi leche, empuje un poco mi verga mas en su boca, por poco y la lastimo, ella no la solto de sus manos, mi semen salio hacia su boquita, senti como mi leche salia en su boca, estaba aterrado, ni bella y hermosa niña no queria soltarla, le dije sacalo para que veas como sale mi leche, cuando la saco de su boca, aun salía leche de mi verga.
Papi, es calientica tu leche, pero no sabe muy rico, me gusto y por eso me la comi, dijo. 
No lo podia creer, ella se habia tragado mi leche, tal vez porque no le dije que lo hiciera y penso que debia comersela, que magico todo.
Sigue mamandome otro poquito hasta que se quede pequeño mi hermosa niña, le dije.
fueron los mejores minutos de sexo oral en mi vida y la mejor mamada que había recibido, aunque muchos años después, ella me dio una sorpresa, que después les contare.
Nos abrazamos y quedamos dormidos, que miedo senti al despertar, habiamos dormido 2 horas, si alguien hubiera llegado, nos hubieran encontrado en la cama, desnudos y dormidos, no tuve cuidado de habernos colocado la ropa para no ser tan evidentes, yo desperte primero, la deje dormir un poco mas.
Mientras ella dormia, me sente en la cama a su lado, pensaba muchas cosas, no entendia porque sentia tanto miedo, verla asi a ella, me confundia mucho, me preguntaba porque sentia que amaba a mi pequeña y esa ansiedad de buscarla a cada momento, no era bueno lo que pasaba, ella parecia tomar todo en serio, por todo lo que me decia y hacia. Que tal que ella cambie en nuestra relacion y sea mas evidente con el trato hacia mi, si de pronto cambia con su mami, o, peor aun, di cuenta lo que ha pasado, todo eso pasaba por mi cabeza, es como si despues de todos mo bello que habia pasado, despertara para afrontar mi realidad.
Me levante y me fui a mi cuarto para vestirme, me coloque la ropa con la que ella deseaba verme, pero pense si me colocoba o no mid boxer, elle dijo que no, porque yo le dije hiciera lo mismo.
Sali de mi cuarto y pase a la sala, no entre a su cuarto, estaba angustiado, no podia creer lo que me pasaba, por primera vez sentia un miedo intenso, no podia hacerle esto a mi niña, pensaba que si ella estaba enamorada de mi, seria mas dificil para ella manejarlo, no queria romper su corazon, muchas cosas pasaban por mi cabeza y el miedo estaba dañando el momento que siempre quise vivir con ella.
Pense que debia inventarme algo para salir al trabajo, pero si lo hacia, ella se daria cuenta y podria hacerla sentir mal, por eso decidi seguir y tratar de no estar mas ese dia con mi niña, era dificil pero podria hacerlo, solo que como ella dijo, queria sacar todo de mi, para no dejarle  nada a la mami, solo que ella no sabia, que la mami tenia su manera de hacerlo conmigo.
Papi, papi, donde estas, escuche decir a mi niña, ya habia despertado.
Estoy aqui, te deje dormir un rato mas, por poco nos quedamos dormidos hasta la noche mi hermosa niña, le dije.
Papi, dormi muy rico porque estabas a mi lado y me diste calorcito, me dijo. Ella ya estaba con su linda pinta, me fascinaba verla con su shorcito y su blusa, la tela era liguera y eso permitia que su cuerpo resaltara, sobre todo sus senos y su colita.
Te ves hermosa con esa ropa, me encanta verte asi, ven para donde tu papi, que deseo abrazarte, le dije.
Papi, tu me haces feliz con todo lo que me dices y ademas estoy asi de linda para ti papi, porque te amo, dijo esto y me dio un abrazo que senti hasta el fondo de mi ser, sentia el amor que me decia tener.
Baje mis manos acariciando su espalda hasta llegar a su colita y se la aprete fuerte, se dejaba cojer bien, le sobresalia mucho para su edad, le encanto lo que hacia con su colita, apreto su cuerpo mas con el mio, mi niña hermosa tu colita me mata y tocartela asi, enciende mi pasion, le dije.
Mi niña hermosa, te gustaria jugar un juego de mesa, seria divertido para seguir viviendo nuestro dia hermoso.
Papi, te ves sexy asi, ya se paro tu verga y me gusta, si quieres entonces jugamos, quiero que podamos divertirnos mucho, me dijo. 
Estuvimos jugando como una hora, no terminamos el juego, pero fue divertido, nos reimos mucho y nos contamos algunos chistes, ademas me recordo que hacia tiempo no jugamos de esa manera y que debiamos hacerlo mas seguido, como cuando ellas eran mas pequeñas, le prometi que asi seria de ahora en adelante.
Habia pasado media dia y le dije que le iba hacer un delicioso almuerzo y luego veriamos una buena pelicula, le parecio una buena idea y acepto mi propuesta. Estaba logrando que no todo fuera sexo ese dia, queria compartir mas cosas con ella, aunque no niego que verla con esa ropa, me despertaba deseo.
Nos fuimos para la cocina y empezamos a preparar nuestro almuerzo, hicimos pescado acompañado de verduras, frutas y un delicioso jugo, la preparacion fue muy divertida, le enseñaba cada paso de la preparacion y ella fue muy activa haciendolo, fue maravilloso nuestro almuerzo.
Habia escojido una pelicula que tenia un poco  de drama, pensaba que eso ayudaria a no despertar tanto deseo y podriamos estar mas tranquilos, quien lo creyera, yo deseaba bajar las revoluciones mias y las de mi niña hermosa.
Nos acostamos en el sofa a disfrutar de nuestra pelicula, ella se recosto sobre mi, se habia aplicado su locion y su aroma se impregno en mi, una delicia sentir el aroma que envolvia todo su cuerpo, habiamos empezado mal, me excite, no podia controlarme, era imposible contenerme teniendola al lado, estaba supersexy mi niña hermosa, sabia que solo queria impresionarme y enamorme, conquistar a su papi.
Mi niña hermosa, me haz dejado matado, no puedo creer que logres despertar tantas cosas en mi, eres la luz de mi vida y quiero que estes siempre a mi lado, le dije.
Papi, te gusta como estoy para ti, quiero ponerte loquito y que no dejes de quererme y amarme nunca, me dijo.
Pense, creo que no la pelicula no va ha poder llamar nuestra atencion, el deseo que ella despertaba en mi, era incontrolable, aunque hiciera un esfuerzo no lo lograba, tal vez porque habia preparado para estar todo el dia con mi niña hermosa y mi mente asi lo queria.
La tome en mis brazos y la sente en mis piernas, se recosto de medio lado, coloco su cabeza en mi pecho, su aroma impregnaba hasta lo mas profundo de mi ser, la abrace fuerte y con mis manos empece a acariciar su cuerpo, no podia controlarme por un momento, mi mano masajeaba su colita y con la otra sus senos, que sensacion tan poderosa e incontrolable, apretaba su colita con mi mano y la deslizaba hasta sus muslos, la excitacion aumentaba cuando tocaba sus senos, mis dedos los exploraban y  apretaban un poco, ella soltaba risitas picaronas, que aumentaban mi excitacion, era maravilloso todas esas sensaciones.
Papi, ya tienes tu verga grande y dura, que rico sentirla asi me encanta mucho, ves que yo te pongo asi siempre, soy tu niña hermosa y tu mi papi lindo.
Mientras yo la acariciaba por encima de su ropa, ella si tenia sus manos sobre mi pene pero por dentro de mi pantaloneta, sus manos las llevaba desde mis guevas hasta la punta de mi pene, estaba encantada con mi verga, lo apretaba con sus pequeñas manos como lo hacia siempre, no entendia porque tanto deseo por jugar con el.
Dime que sientes mi niña hermosa, quiero saberlo, le dije.
Cuando cojo tu verga con mis manos, empiezo a sentir cositas en mi cuquita, en mi estomago y eso me gusta mucho, porque deseo comerme tu verga papi, me dijo.
Me habia dejado fuera de combate, cada vez me aterraba lo que me decia, sus palabras me demostraba lo que deseaba de mi, todo era una locura.
Levante su cara hacia mi y empece a besarla, ella respondio con mucho deseo, ya entraba su lengua en mi boca y una de sus manos masajeaban mi estomago, despertaba deseo en mi con sus caricias y con su modo de besarme aceleraba todo en mi, debia hacer un esfuerzo para no venirme tan rapido, todo era una locura, mis manos entraron por debajo de su blusa y su short, buscando sus senos y su cuquita, ya deseaba sentir su piel y la humedad de su cuquita, ya no me podia controlarme, deseaba penetrarla otra vez, la segunda vez en poco tiempo, no eataba seguro que ella lo soportara.
Meti mi mano por detras de su short y la lleve hasta el medio de sus piernas, ella abrio sus piernas, estaba superexcitada, su respiracion estaba fuerte, asi la sentia, ya estaba mojadita, era increible, estaba lista para que yo la penetrara, pero deseaba mas caricias antes de penetrarla, llavarnos hasta el limite y luego hacerlo en el sofa, una locura total.
Masejeaba su cuquita y mis dedos rosaban su rajita, cuando lo hacia apretaba sus piernas y ella apretaba mas mi pene, era su reaccion a tanto placer.
Papi, deseo comerme tu verga, esta grande y durita como.me gusta sentirla, me dijo.
Mi niña hermosa quiero que te excites mas, para que sientas cositas mas ricas como te gustan, le dije.
Deslice mis dedos desde su rajita hasta su anito y empece a acarciarlo con mis dedos, senti mayor placer cuando mis dedos lo rosaban, ella apreto su colita; dime mi niña hermosa te gusta sentir mis dedos en tu anito, te produce placer, le dije.
Se siente rico papi, me vas a comer por mi anito tambien papi, me dijo.
Mi niña hermosa, no se puede porque tu anito es muy pequeñito y te va ha doler muchos mas, solo puedo tocarte con mis dedos y mi lengua, le dije.
Se siente rico papi cuando lo haces, me gusta, me dijo.
Lo hice otra vez, llevaba mi mano hasta su pubis y la bajaba tocando su rajita y jalando sus vellitos hasta llegar a su anito y empece a tocarla con mis dedos, era magia todo, esas caricias nos enloquecia, depronto ella se levanto, se paro frente a mi y se quito su ropa, quedo desnuda solo con sus medias; papi te gusto mas asi, yo lo se,  se arrodillo y me despojo de mi pantaloneta, yo aproveche y me quite mi camiseta, estabamos desnudos otra vez, listos para hacerlo.
Mi niña linda, quiero saborear tu colita como lo hago con tu cuquita, quiero que sientas el maximo placer, quiero comerme el virguito de tu anito tambien, le dije.
Se sento en mis piernas frente a mi con sus piernas cruzando mi cintura, le habia gustado mas asi, no me quede con las ganas de preguntarle, entonces me respondio:
Papi, es que asi me duele menos y siento que entra mas rico dentro de mi cuquita y me gusta mas.
Me recoste sobre el sofa y le dije que se acostara bocaabajo sobre mi con su cuquita hacia mi cara, se veia deliciosa esa cuquita con sus piernas abierticas, mi boca enseguida se abalanzo sobre su anito y empece a acariciarla con mi lengua, sentir mi lengua en su anito, me excito mucho mas que cuando lamia su cuquita y ella me decia que lo hiciera mas que le gustaba, no podia creerlo, estaba a punto de comerme el virguito del anito de mi hija, esta loco, el deseo desenfrenado me enloquecia, solo pensaba en calmar mi deseo sin importar que ella sintiera dolor.
Levantaba mi cabeza y con mis manos abria su colita para abrir mas su anito y meterle mi lengua, entraba forzada y me encantaba y mi hija empezo a mamarme, chupaba su cuquita y luego metia mi lengua en su anito, tenia un deseo endemoniado por comerme su anito, me enloquecio de deseo y ella era feliz por las caricias que le hacia, estaba loca de deseo como yo, no eramos conscientes de nada y yo aun mas.
Le dije que se bajara para ir por aceite, tenia una idea loca y solo queria hacerla, fui al baño,  tome el aceite y volvi al sofa, ella estaba acostada bocarriba con sus piernas abiertas esperandome, era una cosa de locos de  no creerlo, eramos un volcan a punto de hacer erupcion.
La puse en cuatro y cuando me puse dentras, quede impactado, su colita se veia divina y su espaldita tan pequeña me producia una excitación inexplicable, deje caer aceite sobre su colita,  bajo por su anito y su cuquita, con mi mano empece a frotarlo bien para empaparla toda.
Hija voy a penetrarte asi en cuatro como estas, vas a gritar de placer, te va gustar mas.
Papi, te vas a comer mi colita con tu verga, eso quieres, me dijo.
 Mi niña hermosa que mas quisiera yo, meterte mi pene en tu rico anito y comerme ese virguito, pero me da miedo lastimarte, porque tu anito es muy pequeño, dejame intentar meterlo en tu cuquita por ahora.
Mientras le decia eso, pensaba en meterle mi pene por su anito y conquistar todo su cuerpo, una locura, porque sabia que era posible lastimarla.
Deje que cayera aceite por su anito y le metia un poco mi dedo y lleve mi otra mano debajo de su estomago para levantarla un poco y poder penetrarla , verme detras de ella me enloquecia, abri un poco sus piernas y empece a meterle mi pene por su cuquita, senti lo caliente de su cuquita cuando entraba, papi, papi, es mas rico asi, tenias razon, me excitas mas, me decia.
No podia creer lo que mis oidos escuchaban, habia despertado todo el deseo en ella, disfrutaba del sexo, no le importaba el dolor, solo gemia de placer y eso me excitaba profundamente, lo hacia de una manera que taladraba mi cabeza, me enloquecia mi niña. 
No la solte, entonces la tome con mis manos por la cintura y abri sus piernas para que sintiera todo mi pene dentro de ella, empece a meterlo y sacarlo, que delicia sentir lo apretadito que entraba, pero con el aceite y sus jugos, el dolor parecia que no existiera, sentia venirme pero mi niña queria mas, me contenia pero esa cuquita me apretaba tan rico como si quisiera exprimirlo todo, me recoste sobre ella un poco y la sostuve con una sola mano y empece a tocar sus senos, pero esta vez los apretaba mas fuerte, hacerlo encendia mas el placer en mi, la suavidad de ellos y lo duritos que se sentia me excitaba al limite de hacerme estallar.
Saque mi pene de su cuquita, y ella exclamo:
No papi no lo saques, dame mas que quiero, me decia.
Una completa locura.
Tome aceite en mis manos y lo frote todo en mi pene quedo como mantequilla, levante su colita y llene su anito de aceite, papi  se siente muy frio pero rico, me dijo.
La tome otra vez por su cintura con mis manos y puse mi pene en su anito, ya no aguantaba mas, queria probar su anito con mi pene, solo deseaba penetrarla rico por su anito y llenarlo con mi leche, eso deseaba y ella me lo pedia.
Papi, metemelo ya, quiero sentirlo dentro de mi, quiero comerme tu verga por mi colita, quiero que te comas mi virguito, me decia.
Le dije que se apoyara con sus brazos y bajara su cabeza y levantara su colita, para que sintiera mas, separe un poco sus piernas, coloque mi pene en su pequeño anito y empece a empujarlo suavemente, me sostuve con una de mis manos en el sofa y con la otra la tome por su pubis para ampujar mas, mi niña empezo a  pujar al sentir entrar mi puntica, movia su colita pero yo la apretaba contra mi, mi pene estaba entrando en su anito y ella pujaba mas.
Mi niña hermosa, que rico esta tu colita, dime si quieres que pare ya, porque te esta doliendo, dime quieres que pare ya, le dije.
No papi, sigue me duele pero quiero comerme tu verga papi, metela toda como si fuera mi cuquita, quiero sentirla mas, me decia todo pujando.
Mi pene entraba muy forzado, a pesar de todo el aceite,pero estaba decidido a meterselo todo, ella me lo pedia.
La tome por la cintura con mis dos manos y me recoste sobre su pequeño cuerpo, empuje mas fuerte y ella saco su colita, sintio un poco de dolor, volvi a empujar mi pene un poco mas, ya habia entrado la mitad de el, papi papi eso duele un poco, me decia.
Lo sacaba nuevamente y empezaba a meterselo, entraba forzadito pero la sencación era riquisima, no queria parar, el deseo de penetrarla me lo impedia.
Mi niña hermosa, quieres que para ya, le dije.
No quiero que lo saques, yo quiero que sigas papi, duele un poco, pero me gusta lo que siento papi, me decia.
Subi mi mano hasta sus senos y los aprete tan fuerte que gemio, pasaba mi lengua por su cuello y mordia su espalda, era increible lo que sentia, su anito se abria mas para dejar entrar mi pene y lo empuje hasta que senti que entro todo, no lo podia creer mi pene dentro de su anito, el grito de place que dio mi niña me asusto, no la solte, aprete sus senos con mas fuerza,  y empece a sacarlo y meterselo hasta el fondo, hasta que le escuche decir:
Papi, siento rico muy rico dame mas; pero no aguante, mi semen lleno su anito, no quise sacarlo, lo empuje hasta que mis piernas golpeaban su colita sin soltarla de sus senos y su cintura, era lo máximo, mi niña una amante insaciable.
Papito me duele mucho mi colita no aguanto mas.
Me asuste un poco y se lo saque, me sente en el sofa y la recoste sobre mis piernas y la estreche en mis brazos.
Mi niña hermosa, perdoname si te hice daño y lastime tu colita, pero nunca había probado una colita tan deliciosa como la tuya, esta deliciosa, le dije.
Papi, no te preocupes, no tienes la culpa, yo te insiste y tu me complaciste, me gusto, pero me dolio mucho, pero tranquilo que me esta pasando el dolor y me abrazo fuerte.
Papi, te amo mucho, quiero ser tu niña hermosa toda la vida, quiero que me sigas amando asi como hoy, que me hagas el amor todos los dias, eso quiero papi, te amo.
Mi niña hermosa, yo tambien te amo, lo sabes, eres mi vida, me diste lo mas lindo que he tenido en mi vida, tu amor y la virginidad de todo tu bello cuerpo, siempre te amare, nunca lo olvides.
Nos quedamos arrunchados en el sofa, no hablamos por unos minutos, solo la consentia acariciando su cabello y rostro, contemplar toda su belleza inundaba de alegria mi vida, sentia dentro de mi cosas que antes no habia vivido, mi niña hermosa me las daba y desea seguir sintiendolas por siempre. Sus manos acariciaban mi pecho, lo masajeaba suavemente y despues me abrazaba dejando escapar suspiros, una maravilla nuestro cuadro, queria que fuera asi para la aternidad.
Pero debia despertar, pronto llegaria su mami, hoy lo haria mas temprano, porque estaba un poco preocupada, por eso debia preparnos para su llegada y el fin de nuestra luna de miel, inolvidable para los dos, como cuando cumplio sus 15 años.
Le dije que debiamos bañarnos para retirar el aceite de nuestros cuerpos y asi la mami no se daria cuenta.
Se noto la tristeza en el baño, me abrazaba diciendo queno queria separse de mi, que ella queria estar siempre asi, a mi lado amandome, yo le susurraba al oido diciendole que podiamos buscar una nueva oportunidad para estar solos, que cuando sintiera deseo de ver mi pene y hacer el amor me dijera, porque yo haria lo mismo con ella y que de ves en cuando iria a su cuarto a darle el beso de buenos noches y verla desnuda.
No fue fácil esperar la llegada de mi esposa, nos sentamos en el sofá, el mismo donde hicimos el amor, a esperar su llegada.
No dejaba de abrazarme, estuvo todo el tiempo a mi lado hasta que se durmio mi bella y hermosa niña, la vencío el sueño, fue mejor para los dos, así nos calmariamos y cuando llegará la mami, todo sería normal, bueno eso pense en ese momento, solo que después de ese día, todo cambio para los dos….

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *