Cap.1 Despedida de Casada

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Autor: Gerardo

Desperté conmocionado en medio de la nada, un fuerte golpe me había tumbado al césped, estaba rodeado de árboles y los lobos aullaban de forma incesante, donde estaba? Que hacia aquí? me dolía mucho la cabeza y poniéndome de pie trate de recordar.

Dios mío!! Mi Madre!! Se la habían llevado unos desconocidos en un auto, rápido corrí por todo el bosque buscándola pero nada, ya se habían ido y cansado caí de rodillas al césped, que carajos era todo esto? solo recordaba sus últimas palabras.

–       No te preocupes Gerardito, mami solo tiene un pequeño trabajo que hacer, volveré pronto.

Aquello me dijo antes de subir al auto, luego un tipo me golpeo tan duro que caí noqueado, llevaba un tiempo siguiendo sus pasos y últimamente se reunía con gente peligrosa y muy misteriosa, camine hacia la carretera y alzando el dedo alguien me recogió.

–       Que pasa chaval, que haces tan tarde por aquí? Dijo un hombre viejo y de barba sucia
–       Solo vine por un tema personal, me llevas?
–       Claro, sube.

El hombre manejaba un pequeño camión destartalado y subiéndome adolorido me senté en el asiento del copiloto.

–       No eres de por aquí, cierto? Dijo arrancando
–       No señor, vivo en la ciudad.
–       Vaya, eso es muy lejos y por cómo te veo no viniste hacer turismo, no?

Su tranquilidad me inspiro algo de confianza y se lo conté.

–       No, vine siguiendo a mi madre desde allá.
–       A tu madre?
–       Si, llevaba este rumbo y se detuvo en el bosque.
–       Se la llevaron, cierto?
–       Como sabe eso?
–       Este lugar alejado le pertenece a un tipo asqueroso, su negocio consiste en grabar cintas y las vende por el mundo al mejor postor.
–       Cintas?
–       Así es, si vienes por la mañana veras que hay cabañas en distintos puntos.
–       Que hacen ahí?
–       Grabar, las peores escenas que puedas imaginar.
–       Dios!! Mi madre!!
–       Posiblemente ya sea parte del negocio, como saberlo.
–       Podría llevarme de vuelta?
–       No, es muy peligroso pero tengo a alguien que puede ayudarte.
–       Como se llama? Como lo encuentro!!
–       Aquí tienes su tarjeta, es un desertor y ayuda por un buen precio.
–       Gracias lo llamare al llegar.
–       Vale chaval, te veo muy cansado, mejor duerme.
–       Si, estuve toda la noche siguiéndola y para colmo me golpearon.
–       Joder!! que cabrones. Dijo encendiendo un cigarro

Me recosté y poco a poco me quede dormido, mamá había cambiado mucho y el desenfreno reinaba su vida, fiestas, drogas, orgias, todo era permitido en ella, no la culpaba pues también la entendía solo que esta vez la cosa se había puesto seria y estos tipos amenazaron con llevársela por mucho tiempo.

–       Hey chaval!! Despierta!!
–       Eh, que pasa? Dije adormilado
–       Ya llegamos, estamos en la ciudad.
–       Bien, gracias señor, no lo olvidare.
–       No te preocupes hombre y llama a mi amigo, el seguro soluciona tu problema.
–       Claro que lo hare, hasta luego.

Me baje del camión y metiendo mi mano al bolsillo descubrí que aún tenía dinero, felizmente no me robaron estos desgraciados (pensé), me fui a un paradero y espere por un taxi.

–       Buenas señor a la residencial ****
–       Claro 35 euros.
–       Bien vamos.

Durante todo el viaje no dejaba de pensar en mi madre, que haría con esas personas? A que pequeño trabajo se refiera? Acaso tenía un nuevo jefe? Le conocí muchos empleos pero de este nunca me hablo, además esta gente portaba armas y vestían de negro como militares.

Todo era muy confuso y aun no se lo había dicho a mi hermana, aunque Sofí siempre fue más relajada y hasta creo que sabía algo, tanto ella como mamá se conocían muchas cosas y a medida que Sofí iba saliendo de la adolescencia más unidas se hicieron.

–       Llegamos chaval.
–       Vale, gracias señor. Dije pagándole

Al fin llegue a la hermosa residencial, el clima y el ambiente me decían que estaba de nuevo en casa, hasta por un momento olvide todo lo acontecido, a medida que iba caminando por la calle uno que otro vecino me saludaba con un gesto amable y eso me reconfortaba.

–       Uff!! bien, he llegado. Dijo viendo la puerta de mi hogar

Iba a entrar cuando eso mi pie patea algo, alarmado veo y es un sobre, se habrá confundido el correo?  No tenía ningún apunte y solo una caja pequeña dentro, al menos eso pensé al ver el bulto.

Saque mi llave y entrando a mi casa me recosté en el sillón, vaya noche había tenido, aun me sentía cansado y mirando el reloj vi que eran las 11:32am, ya sin Sofí y sin mamá en casa todo dependía de mí, así que decidí descansar en mi cuarto y luego poner todo en orden.

La tarjeta del camionero era lo más valioso por ahora y la guarde en mi mesita de noche, luego el sobre no sabía dónde ponerlo, ni mamá ni yo habíamos pedida nada, así que su contenido era de algún vecino seguro, ya más tarde lo llevaría a la caseta del portero así se lo entregaría a su real destinatario (pensé) bien, lo puse al borde de la mesita de noche y sin percatarme este se cayó de costado rasgándose por un lado.

Ahora si estaba jodido, no podía devolverla así o a menos que comprara otro sobre, vaya lio, trate de recogerlo pero lo que había dentro se había metido debajo de mi cama, lleve mi mano y buscando logré agarrarlo.

Eran dos estuches de disco con caratulas muy raras, uno de ellos tenía a una mujer de espaldas y cocinando con el título “Perfecta ama de casa, madre y fiel esposa”, el otro estuche tenía a la misma mujer rubia pero con una bolsa en la cabeza y rodeada de hombres vestidos de negro y con botas, con el título “Castigo maternal”

Que extraño era esto, más que una película parecía una cinta casera, supongo que algún vecino los había pedido por internet o simplemente era una grabación de alguna reunión familiar que tuvo, ni modo me pareció muy curioso y ya que los tenía en mi mano saque el primer disco, lo lleve a mi laptop y lo reproduje de forma inmediata.

La imagen proyectaba una casa, una linda casa, con decoraciones, escalera, cocina, alfombras, todo muy bonito y a medida que iba viendo el panorama más familiar se me hacía, en ese llego a la sala y quedando en punto fijo enfoco el sillón,……Rayos!! Pero si era mi casa!!

En eso escuche el sonido de unos tacones y ante cámara apareció una mujer blanca, de hermosas piernas, largas y bien tonificadas, sus tacones eran preciosos y hasta tenían pequeñas joyas, la cámara estaba muy abajo y solo enfocaba su falda, ella modelaba y se lucia para alguien.

–       Bien, ya puedes sentarte perra. Dijo una voz autoritaria
–       Gracias.

Pero que…..!! Al sentarse la vi!! Era ella!! Mi  madre!! Que se suponía que hacía en este video!! Estaba algo nerviosa y miraba al hombre detrás de la cámara.

–       Ya sabes cómo tienes que pagar la deuda?
–       Sí señor, con mucho sexo y cintas. Dijo temerosa
–       Bien, eso hace una buena esposa.
–       No le harán nada verdad?
–       Ganas me sobran pero el pago a cambio lo vale.
–       No, no le haga nada, cumpliré con todo lo que me diga.
–       Bien, eso lo sabremos pronto, ahora muéstrame tu cuerpo.
–       Qué? ahora? Mi hijo está por llegar.
–       Yo no pierdo el tiempo perra, agentes!! quítenle todo!!

El hombre ordeno y varios tipos vestidos de negro entraron en escena, no tuvieron ni pisca de clemencia y le rompieron toda su ropa, mamá gritaba y a la vez se dejaba hacer.

–       Listo jefe. Dijeron alejándose
–       No está mal, es un cuerpo precioso, pero ese coño parece haber estado en un parque de diversiones.
–       Pasa algo con eso? Dijo mamá nerviosa y cubriéndose los pechos
–       No, es perfecto, justo lo que buscaba, míralo bien porque luego que terminemos contigo te va a aquedar irreconocible.
–       Con tres pollas jefe, ese chocho se lo dejamos hecho mierda en dos días.
–       No, quiero trabajarlo bien, esta perra tiene potencial y ha cuidado bien su cuerpo, podemos sacarle un extra me parece.
–       Que harán conmigo? Dijo mamá asustada
–       Todo lo que nunca has hecho perra, hasta ya tengo a tu macho peludo listo para petar ese culo.
–       Qué? a que te refieres con macho peludo?
–       Ya pronto lo sabrás, no seas ansiosa.

Mamá quedo pensativa y seguro se imaginaba lo que le esperaba más adelante, trago saliva y viendo la hora dijo preocupada.

–       Mi hijo está por llegar, váyanse por favor.
–       Bien ya vimos el pago, esta aceptado y toma este celular te llamaremos en cualquier momento.

Uno de los guardias le entrego el teléfono y mamá lo recibió con miedo.

–       Abstinencia es lo que debes tener ahora, mis agentes te seguirán y si quieres dártela de puta con alguien me lo dirán y al mierda el trato.
–       Entiendo.
–       Toma esto también. Dijo entregándole una tableta de pastillas
–       Qué es esto?
–       Te ayudaran a prepararte, una cada día y espera nuestra llamada, adiós.

Los tipos agarraron la cámara y la imagen se apagó, que pasaba aquí? qué deuda estaba pagando mi madre? porque le dieron esas pastillas? Quien era ese tipo? Muchas dudas giraban en mi cabeza y tomando la otra cinta di un respiro profundo, tal vez aquí estaba la respuesta de todo.

Pase saliva e insertando el disco espere, los segundos eran angustiosos y de pronto la imagen!! Alguien caminaba por un pasadizo oscuro, solo se escuchan sus pasos y la ruta era muy angosta, como un callejón lleno de puertas, o más bien celdas, acaso esto era una prisión? Se paró en una de ellas y sacando una enorme llave tipo cadena abrió un portón.

El interior estaba totalmente oscuro y solo se podía ver la sombra de alguien, pero que era esto? dio unos pasos más y enfocando al frente la luz de la luna mostraba a una mujer desnuda, sentada en el suelo y amarrada de pies y manos a una caja de madera, tenía el rostro cubierto por una manta y movía sus extremidades tratando de liberarse.

–       Por lo visto te tomaste todas las pastillas eh, bien hecho perra, eres muy obediente.

La voz enfoco su chocho y esta no paraba de chorrear líquido.

–       Tranquila, ya viene por ti el hombre que va a apaciguar las ganas que tienes y digo apaciguar porque necesitaras más de una polla para saciarte, jajajaja.

El tipo se burlaba y reía estruendosamente, de pronto dejo la cámara estática y alejándose encendió la luz, ahí pude ver mejor, el cuarto estaba asqueroso y lleno de raros objetos de castigo, látigos, cinturones, ganchos y consoladores en cantidad.
Lo escuche encender un cigarrillo y espero varios minutos.

Pram Pram Pram!!

–       Pasa!!

De pronto escuche un portazo y alguien daba unos pasos, fuertes y pesados.

–       Trato especial para la nueva, hagamos que ese chocho se haga adicto a la verga ya!!
–       Por supuesto jefe, voy a convertirla en una ninfómana, va a cogerse hasta los animales!!

El hombre se puso al costado de la mujer y jalando la manta pude ver quien era….. Mi-mi… ma-dre!! Pero como había llegado a esto? Tenía el rostro cansado y no paraba de lagrimear y morderse los labios.

–       He llegado perra, me estabas esperando? EH!! Dijo poniendo su bota en el cuello de mi madre de forma violenta
–       Si-ii, te estuve esperando, por favor dame algo para quitarme estas ganas, mi concha me está matando!!
–       Que quieres? dilo perra!!
–       Polla, quiero polla. Dijo sofocándose
–       Mas fuerte!! Quiero escucharlo bien.
–       QUIERO POLLA!! POR FAVOR!! DAMEEE TU POLLAAA!!
–       Asquerosa puta, no me importa joderte a la primera, si puedo reventarte lo haré.
–       HASLO!! TE LO RUEGO!! LLENAME LA CONCHA DE UNA VEZ!! PERO NECESITO YA CALMAR ESTAS GANASSS!!

El tipo le quito la bota del cuello y agachándose le pego una bofetada tan fuerte que le volteo el rostro hacia un lado.

–       QUE ESPERAS!! CHOCAME ASI PERO LA CONCHA!!
–       Vamos hombre, no hagas esperar a la señora Portillo, dale lo que pide.
–       A sus órdenes señor.

El tipo comenzó a desabrocharse el cinturón y haciéndole un nudo se lo enseño a mi madre, luego lo dejo caer y sin mediar palabra le tiró un correazo en las tetas.

–       Ayyyyyyyyyy!! Maldito bastardoooooo!! Dijo apretando los dientes
–       Jodidas tetas te cargas, pareces una vaca, SPLASH!! Dijo soltándole otro cinturonazo
–       Ayyyyyyyyyyyyyyyy!! Vaca tu estúpida madre!! Ayyyy!! Ayyy!! YA DAMEEE LO QUE QUIEROO!! Dijo respirando agitada y descontrolada

Mamá se miraba los pechos adolorida y vaya marca le había dejado este desgraciado, podía ver la raya del cinturón marcado como un tatuaje en ambos pechos.

–       Si eso te dolió esto va a ser peor.

El hombre comenzó a bajarse a cierre y de un tirón pude ver que se sacó el pantalón con mucha facilidad, ahora estaba desnudo y solo en botas, mamá en cambio quedo sorprendida viéndole algo y la actitud le cambio de repente, que estaban viendo sus ojos?

–       Ahora sabes de lo que hablábamos verdad?
–       Que… es e-e-so? Dijo asustada y pasando saliva
–       Esto, es lo que va a entrarte por ahí.

Mamá bajo la mirada y viéndose el coño volvió a mirarlo incrédula.

–       Debes estar bromeando, eso no entrara nunca.
–       Pues vamos a intentarlo, que te parece? Jajaja.
–       Dios mioo!! Este tipo va a torturarme.

El hombre aprovecho que mamá estaba amarrada y de piernas abiertas para ponerse encima de ella.

–       No espera!! Ayudaaa!!
–       Nadie va a escucharte aquí y ya verás que termina gustándote.

No entendía bien que asustaba a mamá hasta que el tipo descendiendo el culo mostro ante cámara su enorme polla, era colosal!! Jamás había visto tal cosa, su tamaño casi igualaba al de mi brazo pero lo peor era su grosor que lo tenía como el de una botella, ahora comprendía el temor de mi madre que desesperada se movía tratando de liberarse.

–       Levanta la concha perra, te la quiero dejar ir hasta el fondo!!
–       Paraa!! Nooo!! es demasiado gorda!! No va a entrarme!! No va a entrarmeee!!
–       Haz visto como comen las anacondas?
–       Si!! pero que quieres decir con eso?
–       Pues tu chocho se lo va a comer igual, estirándose más de lo normal, jajaja.
–       Diosss miooo!! Este va a arruinarme la concha!! Ayudaaaaaaaa!! Por favorrr!! Ayudaaaa!!

Mamá trataba de zafarse pero estaba bien amarrada, en eso el tipo se puso de cuclillas y elevando el culo de mami la dirigió hacia su polla.

–       Mierdaaa!! Noo!! Nooo!! me vas a reventar!! aleja esa cosa de mí!!
–       Voy apagar el fuego interno que tienes, déjate llevar perra.

La cabeza tocó el chocho de mi madre y ella de inmediato deformo el rostro, los ojos se le cerraron y apretaba los dientes soportando semejante incursión.

–       Hasta los huevos hombre, AHORA!! Dijo el tipo que grababa

El hombre escucho la orden y rugiendo forzó el ingreso, mamá se desesperó y  luchaba por bajar el culo pero por más esfuerzo que hacia no tenía escapatoria y esa cosa iba avanzando poco a poco.

–       Hija de puta!! que apretadaaa estas!!
–       Que es estoo!! Dios mioooo!! Me estas abriendo toda la conchaaaa!!
–       Voy hacerte adicta a esto!! ya verás que no podrás vivir sin mi polla!!
–       Porque!! Porque siento esta sensacionnn!!

Mamá estaba vencida y abriendo la boca pude ver como sacaba la lengua, acaso estaba disfrutándolo?

–       Relaja ese coño perra!!
–       Que…. queee… Uhmm!!
–       Dilo asquerosa puta!!
–       QUE BIEN SE SIENTEEEEEEEEEEEE!!

Mamá adormilada esbozo una sonrisa, una de felicidad, felicidad que le generaba sentir esa cosa en su interior.

–       Te dije que iba a gustarte, ahora a gozar!!

Mamá tiro la cabeza hacia atrás y el hombre comenzó arremeterla con fuerza, apenas le entraba la cabeza pero esa cosa aporreaba su coño con dureza.

–       Vas a correrte? Eh!!
–       ……………….
–       Que chocho para más sensible, pero no te contengas, déjalo salir.
–       …………………….
–       Vamos puta!! danos un show digno de tu reputación.
–       ……………………………
–       No la escucho, que sucede?
–       Jefe, la puta está en trance, jajaja.
–       Bien, lo logramos entonces, ya es nuestra y este placer que le estas dando nunca lo olvidara, va a querer repetir cuantas veces le chorree su marrano coño, jajajajaja.
–       Ahí viene señor, prepare la cámara.
–       Adelante muchacho, quiero ver esto.

Que venía? Espere sin saberlo hasta que el tipo sacó su polla de golpe y mamá expulso chorros como una pileta, la pobre tenía los ojos en blanco y apretaba sus manos como tratando de contener todo ese placer que la desbordaba, ni que decir de su cuerpo que le temblaba como si le estuvieran pasando corriente.

–       Asquerosa perra, ya manchaste todo el set.
–       Controla ese coño!! Dijo abofeteando su concha varias veces
–       Joder!! no para de mearse esta zorra jefe.
–       Se acabó el descanso, SIGUE!!

El tipo no espero que mamá terminara y aun con los chorros saliendo volvió a metérsela como taponeándole el caño, el desgraciado arremetía sin compasión y su polla goteaba y goteaba al punto que ya se había hecho un charco debajo.

De pronto el hombre que grababa volteo la cámara y mirándola dijo.

–       Hola chaval, mami ya tiene nueva familia, aquí tendrá muchos hijos y como viste será feliz todo los días, espero eso no te moleste…. Ah! y se me olvidaba algo, ya le pusimos el ojo a tu hermana, será un gran cinta tenerlas a ambas y porque no, preñarlas al mismo tiempo, jajajaja…….. Adiós!!

Me quede helado, este video lo habían hecho para mí, era un mensaje!! Estos malditos lo tenían todo planeado, ahora si está preocupado, debía actuar rápido o perdería también a mi hermana, corrí desesperado por la tarjeta y marcando el número espere.

–       Aló? Dijo una voz gruesa y ronca
–       Señor!! Señor!! un camionero me dio su tarjeta y dijo que podía ayudarme con un problema.
–       Calmado hombre, que sucede?
–       Tienen a mi madre!! Se la llevaron.
–       Umm, ya veo, se trata de los hombres del bosque, cierto?
–       Sí señor, son ellos.
–       Bien, pero cobro mucho dinero, lo tienes?
–       Si!! puedo pagarle lo que sea.
–       Bien, pero esto no será nada fácil y necesitare de tu ayuda también.
–       Claro, haré lo que me diga.
–       Veo que estas decido, entrar a ese lugar será toda un reto y posiblemente hasta no salgamos, lo harás igual?
–       Sí señor, tienen a mi madre y la usaran a su antojo si no la rescato.
–       Bien chaval, que comience esta aventura entonces.

……………………………………
…………………………………….
…………………………………….

10 años atrás.-

Las vacaciones escolares habían comenzado y más feliz no podía estar, el verano y los amigos esperaban por mí, ni que decir de la diversión que me daban todos mis videojuegos, mi nombre? Pues soy el mismo Gerardito de siempre, pequeño y simpático, mis 12 años eran una joya y solo pensaba en jugar al futbol de grande, me llevaba bien con todos y algunos en la residencial me decían el potrillo, vaya a saber porque, nunca pregunte y como que tampoco me importo ya que siempre me sonó muy bonito y además provocaba la sonrisa de mi madre.

Toc Toc Toc!!

–       Si?
–       Gerardito apúrate mi vida que llegaremos tarde y no encontraremos nada.
–       Caray, lo siento mami, ahora apago la consola y bajo.
–       Bien, te espero.

Rayos!! Había olvidado que prometí acompañarla al mercado, ni modo las vacaciones me tenían distraído así que rápido fui por mis zapatillas y me las puse.

–       Listo, el mejor nudo que he visto, jejeje.

Corrí deprisa al primer piso y me encontré con mi hermosa madre, la más linda de todas las mujeres, me sentía orgulloso de ella, su belleza era única, no había hombre que no volteara a verla y mujer que no sintiera envidia, al punto que a veces murmuraban diciéndole “abre fácil”, ni modo la naturaleza había sido generosa con ella, además de su cuerpo que gracias al Gym lo tenía bien firme por donde miraran, sus 34 años ni se notaban y a veces los hombres se le acercaban pensando que era soltera, eso me molestaba mucho ya que le decían cosas subidas de tono y hasta proposiciones indecentes le hacían, ella lo tomaba con humor pero yo si les pagaba la mirada del tigre.

Su cabellera dorada resaltaba en cualquier lugar a donde fuera y ni que decir de sus pechos, reventaban siempre su escote, pero lo mejor de ella estaba más abajo, la cintura de guitarra que conducía al bien más preciado de toda mujer, sus nalguitas, que digo nalguitas, las de ellas eran nalgotas y sabia lucirlas con faldas y jeans ajustados, su buen gusto por la ropa lo heredo de mi abuela que a pesar de sus años vestía sexi y atrevida, en fin mi mami era la mujer ideal y papá se había sacado la lotería con ella.

–       Que tal me veo cariño? Dijo dándose una vuelta

Mamá siempre había sido muy coqueta y gustaba lucir su hermoso cuerpo, solo que hoy sus prendas era muy cortas, abajo vestía un short jean tan pequeño que los laterales de sus bragas casi se notaban, arriba un top blanco tipo sujetador que cubría solo sus pechos y dejaba a la vista todo su abdomen, y  como poniendo la cereza del pastel su pies iban adornados por unos tacones negros, medianos y con punta fina.

–       Iras así mami? Dije viendo lo ajustado que le daba el jean en la entrepierna
–       Claro mi vida, el calor esta insoportable y así estoy más fresca. Dijo subiéndose más el short y mirándose como aparecía la pata de camello
–       Que eso mami?
–       Ops!! Mi cosita tiene hambre, jijiji.
–       Hambre?
–       Si pero hoy solo comerá short y bragas, jijiji.
–       Qué? Dije confundido
–       Lo siento cariño, el calor me pone un poco alborotada, jijiji.
–       Bueno tienes razón mami, el calor es muy molesto y ya me está haciendo mojar mi camiseta.
–       Yo estoy igual cariño pero me está mojando otra cosa. Dijo sonriéndome
–       Tu cabello?
–       No exactamente pero si es otro pelo, mas enroscado, jijiji.
–       Qué raro, yo solo veo pelo en tu cabeza.
–       Ya vamos mi vida, antes de que me dé más calor y vaya en biquini al mercado.
–       Vale, vamos!! Dije alarmado

Mamá camino por el frente y dirigiéndose a la puerta pude su enorme cabellera, rubia y bien cuidada, ni que decir de su trasero, era un enorme melocotón, bien redondo y duro, al punto que parecía devorarse cualquier cosa que se pusiera en su camino, eso incluía su short que ya la tenía partido por la mitad.

Ambos salimos de casa y como siempre la residencial estaba impecable, esta zona era de las mejores del país y gracias al esfuerzo de mi padre habíamos llegado a vivir aquí, lo único malo era que papá viajaba mucho, su trabajo lo llevaban muy lejos y tardaba hasta días en volver, ya más tarde me enteraría la razón de todo su retraso.

Llegamos a la caseta y como siempre el viejo Don Ray estaba dormido.

–       Buenos días Don Ray, que agradable mañana para dormir, no? Dijo mamá regañándolo y poniéndose los lentes oscuros
–       Joder!! quien me molesta cuando duermo. Dijo el ogro levantándose y sobándose los ojos
–       Supongo que ahora tendrá una excusa, no?
–       Uff!! pero si es la yegua. Dijo mirándola de pies a cabeza
–       Yegua suya? nunca, mejor siga soñándolo, jijiji.
–       Calmada, que justo te tenía en cuatro, jajaja.
–       Que gracioso, a su edad ya no puede hacer nada y solo le queda fanfarronear.
–       Por qué no te quedas a conversar en mi depa, no es muy grande ni tampoco lujoso pero vas a saber lo que puedo hacer en ese colchón viejo que ves ahí. Dijo señalando su mugroso cuarto
–       Jijiji, como me hace reír Don Ray, supongo que los viejitos se vuelven más divertidos con la edad.
–       Si estuviera encima de ti no te reirías así, Sarita. Dijo retándola
–       Ya fue suficiente Don Ray ando con la hora así que abranos la puerta que vamos a salir.
–       Vale señora Portillo.
–       Así me gusta, educado y gracioso, jijiji.

Con mamá nos alejamos de su caseta y él nos abrió la puerta con su control.

–       Ya pueden salir.
–       Gracias Don y no vuelva a dormirse eh.
–       Claro Sarita y aquí estaré esperándote para abrirte de par en par…… la puerta claro, jajaja.
–       Sucio!! Jijiji.

Mamá me tomo de la mano y juntos caminamos hacia la puerta, en eso sentí que alguien nos miraba y volteando me di cuenta que era el asqueroso portero…. Pero que rayos!! se había bajado los pantalones, su mano la tenía dentro sus calzoncillos y se sobaba su cosa, lo mire encabronado y sin inmutarse el muy desgraciado se sacó la polla, pero que macana tenía ese viejo, me dio tanto miedo que pegue un susto al verla.

–       Pasa algo cariño?
–       No mami, sigamos caminando. Dije para que no mirara atrás

El tipo pareció disfrutar de la situación y se reía dentro su cuartucho, que ganas me dio de ir a patearlo tan viejo y cochino, solo atine a sacarle la lengua y hacerle orejitas, eso pareció molestarlo y haciendo una pequeña “O” con su dedos la llevo hacia su polla, luego forzó hasta meterla por ese huequito, no supe que quería decirme pero le solté una mirada sospechosa, en eso me señalo el trasero de mami y pareció gesticular algo que no entendí.

Vaya a saber que tramaba, solo me miraba desafiante y con su verga totalmente erecta, debía medirle más de 20cm esa cosa y para un viejo como él la tenía totalmente dura y venosa, al ver que venía otro vecino se la guardo de inmediato y hasta le saludo con esa misma mano.

–       Mami.
–       Que pasa Gerardito?
–       Te llevas bien con Don Ray?
–       Sí, es muy majo, y lleva tanto tiempo aquí que hay mucha confianza entre nosotros.
–       Ya veo.
–       No tienes de que preocuparte, solo es un bromista y un viejito cascarrabias, jijiji.
–       Entiendo.
–       Me insinúa como si podría con una mujer como yo, que iluso su cosa debe ser tan pequeña y flácida que seguro solo me acaricia los pelos, jijiji.
–       Que mami?
–       Nada cariño y apuremos mejor el paso.

Llegamos al paradero y subimos a un taxi, el mercado no estaba tan lejos pero mamá prefería movilidad.

–       Buenas Don pepe, al mercado por favor.
–       Hola Sarita, que alegría verte, siempre te espero para acerté la carrera.
–       De veras? Qué lindo detalle. Dijo sonriéndole
–       Así tienes una movilidad de confianza.
–       Vale, en marcha entonces, sube Gerardito.

Yo subí en la parte trasera y mamá adelante junto al conductor.

–       Últimamente veo que estas saliendo mucho con tu niño.
–       Así es Don, ahora está de vacaciones y me acompaña a todos lados.
–       Solo al mercado o también lo llevas al Gym? Dijo sonriéndole de forma extraña
–       Eee.. no, al Gym voy sola y aun esta pequeño para ver cómo me ejército, jijiji.
–       Si supieras como se mueve tu mami Gerardo, la hacen sudar hasta las nalgas, jajaja. Dijo mirándome y riéndose a carcajadas
–       Qué? Dije confundido
–       Es otro bromista cariño, no le hagas caso solo lo dice para que te rías.
–       Así es campeón, es solo una broma y felicidades tienes la madre más linda de la residencial.
–       Gracias señor.
–       A que motel te llevo ahora Sara?
–       Motel?
–       Caraja!! Jajaja, lo siento pensé que estabas saliendo del Gym, a dónde íbamos?
–       Al mercado Don. Dijo mamá mirándome nerviosa
–       Vale, en marcha!!

Don pepe también era otro viejo y hacia taxi en este paradero hace años, conocía muy bien a toda mi familia y mucho más a mi madre que siempre la llevaba a donde le pedía.

–       Hoy te haré movilidad?
–       Claro Don, hoy es la despedida de solteras de mi amiga y quiero estar ahí segura. Dijo mamá emocionada
–       Quien se casa?
–       Karen.
–       Vaya, al fin encontró la que buscaba, jajaja.
–       Si, el de su novio le encaja pero bien adentro, jijiji.
–       Uff!! como me gustaba hacerle la carrera después las fiestecitas, me dejaba todo manchado la parte de atrás.
–       Así?
–       No se aguantaba tu amiga, se la raspaban ahí donde está tu niño.

Mire el asiento algo raro.

–       Le daban el show gratis. Dijo sonriendo
–       Si, lo único malo que me dejaba como el motor de mi auto, muy caliente, jajaja.
–       Que cruel mi amiga.
–       Iras con tu esposo?
–       No, en esta fiesta están prohibidos los esposos, solo strippers. Dijo mamá mordiéndose los labios y bailando en su asiento
–       Entonces debieron contratarme a mí, jajaja.
–       Aun puede bailar?
–       Por supuesto, a mi esposa le bailo hasta que llore, jajaja.
–       Uy, se mueve bien entonces, no estaría demás que me enseñara unos pasitos eh.
–       Claro Sara, la clave está en saber meter y sacar la pelvis, duro y rápido.
–       Su baile es pegado?
–       Claro, mi estilo es el romántico piel con piel o me dicho pelo con pelo, jajaja.
–       Hace tiempo que no me la peinan con un baile, jijiji. Dijo guiñándole un ojo
–       Pues yo te hago el peinado que quieras, aunque no descarto hacerlo más íntimo?
–       Como así?
–       Más natural, como bailaban los antiguos, sin prendas.
–       Sin nada? Pero me daría mucha pena que me viera la….
–       Tranquila Sara que soy muy profesional, solo será un baile, romántico y bien pegado.
–       Y si se le para la…. Ya sabe.
–       Pues la guardo y ya.
–       Guardarla? Dónde? Dijo con una sonrisa cómplice
–       En el primer hueco que encuentre, jajajajaja.
–       Sucio!! Jijiji.

Mamá se reía pero a la vez lo miraba cachonda y hasta su chupaba un dedo sin darse cuenta.

–       Así se baila mami?
–       Eeee.. pues creo que sí, son los bailes antiguos como dice Don pepe.
–       Claro campeón, el baile fue mi instrumento para conquistar a mi esposa y hasta puede servirte a ti también, que dices Sara, se lo enseñamos a tu niño?
–       Ummm y en donde seria?
–       Donde quieras, en mi casa, en la tuya o aquí mismo.
–       Aquí? no es algo pequeño el espacio.
–       En ese asiento que estas puedo hacerte saltar y saltar, ya verás que te va a sobrar espacio. Dijo sobándose muy cerca de su muslo
–       Siempre quise bailar en un auto, jijiji.
–       Pues es tu oportunidad, que dices Gerardo, le enseño a tu mami o no?

Sospechaba algo y decidido dije.

–       No, mejor que se lo enseñe mi papi.
–       Bien dicho cariño, así que no hay baile, jijiji.
–       Arrrr!! Dijo refunfuñando y mirándome algo molesto
–       Ya llegamos, es aquí Don pepe.
–       Vale Sara, nos vemos más rato entonces.
–       Claro, le pego una llamada y me recoge.

Mamá abrió la puerta y mientras salía del auto el viejo no dejo de mirarle el trasero.

–       Uff!! como se traga esa tela. Dijo despacio y mordiéndose los labios

Yo lo mire encabronado y hasta le lance una mirada matadora, en eso mamá descendió y el viejo volteando me dijo.

–       Vamos a bailar quieras o no y voy a meterle algo muy grande por donde saliste.
–       Jodase.
–       Ya verás lo adolorida que termina después del baile, hasta va a llorar, jajaja.

Iba a responderle pero mi madre me llamo.

–       Gerardito, de prisa que se acaban las verduras.
–       Ok mami.

Rápido me baje del auto y molesto tiré la puerta.

–       Así de duro voy a chocar esas nalgas, ya lo escucharas mocoso.
–       Que dijo cariño?
–       Nada mami, ya vamos.

El viejo se quedó furioso y seguro intentaría seguir con lo de su baile, a mi jamás me agrado Don pepe, era otro viejo asqueroso como el portero y seguro quería ligarse a mi madre como muchos hombres, ni modo ya estábamos rumbo al mercado y poniéndome adelante comencé saltar viendo a mi mami.

–       No te alejes mucho hijo.
–       Mami, no me dijiste que Karen se casaba.
–       Lo siento cariño pero todo fue tan rápido, su novio actual quedo flechado y ahora se casaran pronto, no es lindo?
–       Si, Karen me cae genial y que bueno que haya encontrado su media naranja.
–       Yo creo que es su naranja completa cariño ya que le rellena bien el hueco…. de su corazón, jijiji.
–       Vaya eso está mejor.
–       Si, tuvo mucha suerte y ahora está más feliz que nunca.
–       Harán un fiesta por eso?
–       Umm, no es una fiesta pero si una despedida de su soltería.
–       Como así?
–       Pues cuando las mujeres vamos a casarnos lo que hacemos es celebrar un último día de solteras.
–       Oh ya veo y que hacen en esa despedida?
–       Pues muchas cosas, bailar, beber y divertirnos.
–       Entiendo mami y tú también tuviste tu despedida de soltera?
–       Claro mi vida y fue la mejor noche que tuve, es más aun lo recuerdo todo. Dijo pasándose la lengua por los labios como saboreando algo
–       Puedo ir?
–       No Gerardito, no puedes, además será en un club y solo entran adultos.
–       Adultos?
–       Si, tú te quedas en casa con tu hermana y me esperan hasta que llegue.
–       Volverás tarde?
–       Si, por lo general las despedidas son reuniones largas y debo quedarme hasta el final que es donde se pone mejor.
–       Bueno, pero no exageres mami, la última reunión con Karen llegaste casi arrastrándote, jejeje.
–       Tranquilo mi vida, esta vez aumente mi entrenamiento en el Gym y tengo mejor aguante, no van a molerme nada. Dijo sonriéndome y sobándose las caderas

Llegamos al mercado y mamá me tomo de la mano, a medida que íbamos avanzando los hombres volteaban a verla y uno que otro le soltaba guarrada y media.

–       Como me gustaría arruinarte ese bollo.
–       Ven conmigo nena y te dejo como un pato.
–       Uff!! esos cachetes están para abofetearlos a punta de vergazos.
–       No quieres un hermanito para tu niño? Eh!!
–       Cuánto cobras?

Mamá se reía pero no les hacía caso, en eso me gire y les saque el dedo medio.

–       Méteselo por el culo, vamos niño, jajaja.
–       Ese dedo no es nada, le come todo el brazo al pequeño, jajaja.
–       Solo mira cómo se traga ese short, se ve que esta hambriento, jajaja.

No me quedo más opción que sacarles la lengua y hacerles orejitas.

–       Jodido mocoso!!
–       Atrevido!!
–       Ya verás cuando me folle ese culo.

Triunfante seguí caminando de la mano con mi mami.

–       A donde iremos primero?
–       Por verduras, luego carnes y embutidos.

Seguimos caminando y llegamos al puesto de verduras.

–       Buenas señor, necesito los vegetales más frescos que tenga. Dijo sonriente
–       Uff!! Hola princesa, que hace una belleza como tú en el mercado?
–       Eh? …pues vine a modelarle mi cuerpo. Dijo mamá jugando
–       En serio?
–       Jijiji, tontillo, ya deje de babear y muéstreme su pepino.
–       Pues aquí lo tengo bien duro y curvado.
–       Oiga no se pase.
–       Si mira, aquí está, duro, grande y curvado. Dijo enseñándole la verdura
–       Oh, pensé que se refería a otra cosa. Dijo mamá avergonzada
–       Seguro te la imaginaste, no? Jajaja.
–       No es cierto, no imagine nada y deme su pepino, quiero tocarlo.
–       Claro mi reina pero agárralo con ambas manos que no te cabe en esos dedos hermosos.

El hombre no era tan mayor y vestía un delantal sucio mostrando sus músculos de camionero.

–       Tienes miedo de agarrarla? Dijo poniendo la verdura a la altura de su pelvis
–       No me asusta una así, traiga para acá. Dijo arrancándoselo
–       Uh que salvaje, jajaja.
–       Ahora se la muerdo por gracioso, jijiji.
–       No tranquila, ese pepino esta solo para saborearlo y pasarle toda la lengua, de la punta a la base, jajaja.
–       Tiene jugo?
–       Por supuesto, ya verás cuando lo peles y veas la cantidad de jugo que bota, hasta te va a chorrear por toda la boca.
–       Está hablando del pepino, cierto?
–       Si, de que más podría hablarle? Jaja.
–       Bien, me convenció, su pepino tiene buen tamaño, es jugoso y además lo veo gordo, de aquí saco varias porciones.
–       Claro, así le invitas a tus amigas.
–       No, me gusta comérmelo sola, jijiji.
–       Podrás tu sola con eso?
–       Claro con un poco de lubricante pasa.
–       Qué? lubricante?
–       Ay!! No dije nada, lo siento. Dijo mamá avergonzada y tapándose la boca
–       Jajaja, el pez por la boca muere o mejor dicho la ….. por abajo muere. Dijo mirándole la entrepierna
–       No quise decir eso, solo se me paso. Dijo nerviosa
–       Tranquila linda, solo estamos nosotros dos, nadie más escucho, tus gustos personales están a salvo, jajaja.
–       Vale tiene razón, mi niño aun esta pequeño y seguro no entendió nada.
–       Pero hay que estar muy desesperada para meterse esto, no le rinde el marido?
–       Eee.. pues es algo flojo y no rinde mucho.
–       Vaya, que lastima por él, si yo la tuviera en mi casa ya habría destrozado el catre, jajaja.
–       De veras? Es tan bueno en la …..
–       Por supuesto, mi pepino de carne puede hacerte muy feliz. Dijo guiñándole un ojo
–       Uff!! no estaría demás probar otra. Dijo mamá pensativa y chupándose un dedo
–       Puedo hacerte una cita en mi puesto, si deseas.

Algo pasaba con mamá, nunca la había visto así, su rostro estaba enrojecido y parecía meditarlo.

–       No, ya tengo suficientes suplentes, usted va a tener que esperar como todos, jijiji.
–       Suplentes? Jajaja, veo que no te quedas con las ganas.
–       Así es señor, tengo a todo mi equipo de futbol metiéndome las bolas, jijiji.
–       Joder!! jajajaja, tienes sentido del humor eh.
–       Pues hay que reír siempre y además esta conversación queda entre nosotros dos. Dijo mamá guiñándole un ojo
–       Por supuesto, cómo te llamas princesa?
–       Sara y me dicen la yegua. Dijo mamá coqueta
–       Yegua? Qué curioso apelativo.
–       Y aquí está mi pequeño potrillo. Dijo acariciándome el cabello
–       Y se puede saber quién es tu semental?
–       Eso se lo digo otro día, ahora dame los pepinos casi suplente, jijiji.
–       Con gusto doy lo mejor de mí para ser titular.
–       Ummm, pues soy muy exigente eh, no basta con tenerla como su pepino, tiene que saber moverse, usted me entiende. Dijo guiñándole un ojo y sonriéndole
–       Uff!! solo te diré que conmigo te va a doler la espalda siempre.
–       Solo la espalda?
–       Sí, porque abajo ni la vas a sentir de lo adormecida que te va a quedar.
–       Uy!! Eso asusta a cualquiera. Dijo mamá jalándose el short para arriba y mostrando más su pata de camello

Esto ya no me gustaba nada, se miraban de forma extraña y mi madre de rato en rato no despegaba los ojos de  su bulto, algo me decía que estaba cachonda, no sé si por el calor o por la conversación que estaban teniendo.

–       Mami!! Y los vegetales?
–       Ay, es cierto cariño, lo siento, me distraje mucho con el señor.
–       Ramiro, para servirle señora. Dijo agarrando su mano y besándola
–       Que caballero y así también besa abajo?
–       Abajo te beso pero con todo y lengua, jajaja.
–       Ay, una vez que me ponen a punto no paro eh.
–       Yo igual. Dijo mirándola a los ojos
–       Mamiii!! Los vegetales!!

Mamá dejo de mirarlo y pareció recordar a lo que había venido.

–       Ya, suficiente, que cuando me enciendo no hay quien me apague, jijiji. Dijo dándose aire con la mano
–       Tranquila Sara, ya habrá momento de conversar a solas.

El tipo se mostraba encantador y eso siempre fue la debilidad de mi madre, los hombres halagadores y con buen sentido del humor la derretían.

–       Sí, me ha caído bien y creo que volveré por aquí. Dijo sonriente
–       La estaré esperando.
–       Mamiiiiiii!! Lo benditos vegetalessssssssss!!
–       Caray mi niño está algo apurado, jijiji, deme los pepinos y también, zanahorias, espárragos, cebollas, patatas, limones, aquí le entrego mejor mi lista, siempre la llevo conmigo. Dijo dándole un papel
–       Vale, tengo todo pero esto de aquí está en el almacén. Dijo señalando la hoja
–       Bien, vaya que yo lo espero.
–       No, necesitare un poco de ayuda, la caja está muy arriba y no tengo escalera.
–       Umm, pero yo no soy tan alta.
–       Que va hacemos patitas entonces.
–       Bueno, si no hay otra solución que más da, vamos Gerardito ayudemos al señor.
–       No, tu niño que se quede aquí, además puede aburrirse adentro, tal vez no le guste la suciedad y eso, ya sabes que los vegetales tienen mucha tierra y hasta puede darle alergia.
–       Ok, entonces quédate aquí cariño, mami ahora vuelve. Dijo revoloteando mi cabello
–       Tardaras mucho?
–       No hijo, será algo rápido seguro.
–       Así es chaval y ya que te vas a quedar cuídame el negocio en mi ausencia.
–       Eh?
–       Te daré una propina.
–       Bueno, está bien. Dije alegre
–       Por aquí Sara. Dijo dándole espacio

Mamá camino hacia él y pasando por delante ingreso,  lo extraño aquí era que el hombre no perdió de vista el trasero de mi madre, que lo movía de lado a lado como si estuviera modelando, acaso lo hacía al propósito? No entendía bien porque mamá exageraba el contoneo de sus caderas, pero de pronto se giró y le soltó una sonrisa coqueta que me dejo alarmado.

–       Uff!! voy a meterte todas mis verduras por ahí, culo gordo. Dijo murmurando
–       Que dijiste Ramiro?
–       Nada, solo espérame adentro, ahí voy.

Mamá hizo a un lado la cortina e ingreso a lo que parecía un almacén.

–       Bien chaval, ya sabes, te quedas aquí y no te muevas eh.
–       A dónde ira?
–       Pues viéndola de espalda yo creo que tu mami anda con hambre, así que le daré algo de comer.
–       De comer? qué cosa?
–       No puedo decírtelo pero va a quedar satisfecha, jajaja.
–       Eh?
–       Ya iré con ella, quédate aquí chaval y no olvides cuidarme el negocio.

El hombre se fue casi corriendo y cerró la cortina al ingresar, esto no pintaba bien pero recordé que mamá dijo que no tardaría, así que solo me quedaba esperar.

……………..

Los minutos pasaban y nada, no salían, yo ya me estaba aburriendo y decidido fui a ver qué pasaba, entre sin hacer ruido y llegando a la cortina la hice a un lado, busque con la mirada por todos lados pero no había nadie, en eso el tipo apareció de repente y mirándome con una sonrisa me señalo la esquina.

No sabía que quería decirme así que entrando un poco vi lo que provocaba su risa asquerosa, mamá estaba a cuatro patas, con el short abajo y un pepino incrustado en la concha.

–       Ahora vuelvo Sara, le diré a tu hijo que estas comiéndote un pepino, jajaja.
–       Siii!! Y está muy sabrosooo!! Uhmm!!

Ella solita se metía y sacaba la verdura con su mano, tenía la vista hacia la pared y sin saberlo me estaba dando un espectáculo en primera fila.

–       No pensé que sería tan fácil pero tienes una madre muy cachonda.
–       Solo mira cómo se clava sola, el hambre que debe tener ese chochazo.

No quería admitirlo pero tenía razón, mi madre era una guarra y ante mis ojos lo demostraba.

–       Si me disculpas chaval tengo darle caña a ese coño, así volverá por mas, jajaja.

El hombre me dejo y acercándose a mi madre le comenzó a lamer el culo.

–       Ayyy!! Cerdooo!! No metas tu lengua ahiii!! Uhmmm!!

El hombre le tenía unas ganas bárbaras, al punto que trataba de meterle la lengua dentro.

–       Dioss!! Ya me pusiste cachonda cabronn!! Siii!! Méte la punta!! Por favor!! La puntaa!!

Me miró de reojos y sonriéndome comenzó a clavarle la lengua.

–       Eso marrano!! Asii!! Demuéstrame que aquí hay otro macho al que puedo follarme!!
–       A la mierda puta, te chupo el culo otro día, ahora quiero follarte!!
–       Qué? noo!! Espera!! Dijiste solo que ibas a meterme el pepino!!
–       Pues ya no!!

El hombre le sacó el pepino y lo tiró muy cerca de mí, la verdura estaba empapada y tenía un condón puesto.

–       Ya verás que la mía te termina gustando más.
–       Pero ponte un condón por favor.
–       Estoy sano guarra, no te voy a contagiar nada.
–       Si cabrón y si terminas preñándome, eh!! vas a reconocerlo después?
–       Claro, por este culo hasta me caso contigo, jajaja.
–       Te pones la goma o me largo!!
–       Ok ok, no hay lio, con tal de follarme este bollito hermoso que tienes. Dijo metiéndole un dedo

El hombre se puso de pie y buscando entre sus cajones de verduras sacó una goma, luego me miró y bajándose el sucio jean me mostro su enorme polla.

–       Como el pepino, no? jajajaja.
–       No se atreverá!!
–       Pues yo creo que sí. Dijo rompiendo el empaque con su dientes

Sacó el condón y se lo puso en ese enorme hongo, parecía no querer entrar pero haciendo fuerzo lo logró, vaya grosor, la goma casi ni se notaba y estaba tan ajustado que parecía querer romperse en cualquier momento.

–       Listo, 17 cm de puro placer.

Se acercó a mi madre y poniéndose detrás de ella le sacó el short con todo y bragas, luego le acomodo la polla en la entrada de su concha y dando un pequeño empujón dio un suspiro de gozo total.

–       Uff que conchita para más apretadita culona.
–       Ayyy!! Cuidado, que se acostumbre un poc…

El tipo no le dio tiempo ni de terminar su frase y le metió otro empujón clavándole la mitad de su polla sin contemplaciones.

–       Ahhhhhhhhhhhhhh!! Despaciooo!! No seas brutoooo!!
–       Qué pasa? Es muy grande?
–       No cabrón, si está muy gorda, que bárbaro, se parece al pepino. Dijo mamá girándose adolorida
–       Te lo dije culona, pero que tal, pase la prueba?
–       Eso lo sabré cuando te muevas, ahora dame lo mejor que tienes.

El tipo voltio a mirarme y con una sonrisa burlona se la dejo ir casi entera.

–       Ahhhhhhhhhhhhh!! Diosss!! ahora durooo!! Follamee durooo!!
–       A tus ordenes puta!!

El desgraciado le tenía tantas ganas que agarro sus hombros y arremetió con fuerza su concha.

PAM PAM PAM PAM!!

–       Ayyy siiii!! Que buena verga tenías entre esos pantalones!! Vamos!! Hasta el fondo!! Quiero sentirlo hasta el fondoooo!!
–       Ohhh!! Joder!! Te vas a ir bien follada de aquí y vas regresar por mas culo gordo!!

Los aplausos comenzaron a sonar por todo el almacén y desde atrás tenía la mejor vista, podía ver ese asqueroso culo, peludo y grasiento follandose debajo un culo hermoso, rosado y totalmente terso, no entendía como mamá podía permitir tal cosa, aunque viendo como chorreaba su cosita creo que esa polla la estaba dando un gustazo de aquellos.

–       Ohhh!! Siii!! Te gusta mi pepino de carne guarra? eh!!
–       Me encantaaa!! Está bien duraa!! Y bien gordaa!! Masss!! Masss!! Vamos!! dale más a esta puta!! Que quiero corrermeee aquí!! en tu cochino almacén!!
–       Tu marido no te da esto? por eso vas por ahí abriendo las nalgas? Eh zorra!!
–       Siii!! Es un polla floja!! Uhmm!! No se le para bien y encima está de viaje siempre!! Ahhh!! Nunca me cumple!! Ahhhh!! Ahhh!! Y tengo que dedearme cada vez que me follaa!!
–       Pero que estúpido, con una mujer como tú no salgo ni a la esquina, te reviento la concha día, tarde y noche!!
–       Asiii!! Más duroo cabrón!! Llénamela toda!! Ahhh!! Ahhhhhh!! Hasta el fondooooo!! No dejes nada afueraaaa!!

El tipo chocaba tan fuerte sus nalgas que la llevaba poco a poco hacia la pared, en eso ella alzó las manos y aferrándose a la pared pareció empujar su culo hacia atrás como queriendo recibirla más profundo.

–       Lo supe desde que te vi Sara, ese olor a zorra no lo tienen todas, tu eres una calienta pollas de primera!!
–       Ahhhhh!! Siiii!! Me gusta mucho follarr!! Y más aún con cosas como la tuya!! Ahhh!! Ahhhhh!! Mas duroo por favor!! Masss durooooo!!
–       Caraja guarra, deja de gritar o tu niño va a escucharte. Dijo volteando a verme
–       Mierda!! mi niño!! Apurateee!! Quiero correrme yaaaa!!
–       Uff!! eso quieres Sarita? Correrte en mi sucio almacén? Eh!!
–       Siiiiii!! Lo deseooo!! Vamos!! dale a esta puta lo que quiere!!
–       Mira esto. Dijo viéndome
–       Ahhhh!! Ahhh!! Me parece o.. Ahh!! Ahhh!!… estas hablando con alguien?

Mamá quiso girar la cabeza pero el tipo se la empujo hacia adelante.

–       Tú calla zorra y ahora voy darte algo para que te corras como una vulgar puta!!

El hombre se detuvo y agarrando su cabello con ambas manos tiró de él, luego como si fuera la última follada de su vida le choco las nalgas como si estuviera abofeteándola.

PAM PAM PAM PAM!!

–       Diossss mioooo!! Asiiiiiiiiii!! Esoooooooooo!! Uhmmmmmm!! duroo mierda!! durooooooooo!!
–       Hija puta!! voy a arruinarte ese bollo precioso que tienes!!
–       Destrozalo asqueroso!! Uhmmmm!! Sii!! Que mi marido pregunte porque esta rojo e hinchadooo!! Asiii!! Durooo!! Uhmmm!! Durooooo!!

Mamá estaba desatada, jamás la había visto así, siempre me pareció una madre como todas, solo que esta vez me estaba demostrando lo contrario, su fuego interno, su calentura, era algo que dominaba su cuerpo, pero esto era todo? O acaso tenia aventuras en otros lados? Como saberlo mis vacaciones recién comenzaban y viendo esto no iba a dejarla sola en ningún lado.

–       Pedazo de guarra!! voy a molerte la concha a vergazoss!!
–       Ayyy la puta madre!! mi coñooooo!! Asiiii!! Penetralooo!! Penetraloooo!!
–       Te voy a sacar la polla por esa boca delicada que tienes!!
–       Mierdaa!! Me está volviendo loca tu vergaaaa!!
–       Grita zorraa!! Grita!! Que tu jodido escuincle te escuchee!! Y sepa lo puta que es su madre!!
–       Cállate!! Él no sabe nada!! Uhmmm!! no tiene la culpa de que su madre tenga la concha lujuriosa, Ahhhh!! Mass durooo!! Ahhhh!! Más durooo!!
–       Que no sabe? Vamos!! dilooo!!
–       No sabeee!! Ahhhhhhhhhhhhhh!! Ahhhhhhh!! Ahhhhh!!
–       Dilooooooooooooo!!
–       No sabe que me follo muchos hombres!! Y que su papá es un cornudo!! Uhmm!! Siii!! Que ricooo!! Me encantaaa sentir la concha rellenaa!! No paresss!! Por lo que más quierasss!! No paressss!!
–       Y porque lo haces?
–       Cállate yaa!! Y solo follamee!!
–       Dilo zorra o te la saco ahora mismo!!
–       Hijo de putaa!!
–       Dilo o me largo de aquí y te dejo a medias!!
–       Ayyyy diosss!! Uhmm!! ok ok pero no la saques por favor!! Sigueee!! Uhmmm!! Sigueee!!
–       Entonces dilo puta!! Dijo volteando a verme
–       Lo hago …Ahh!!..lo hago porque me encanta la polla!! No puedo vivir sin ella!! soy la más puta de la residencial y no hay hombre conocido que no haya raspado mi conchaaa!! Ahhhhhhhhhhhhh!! Ahhhhhhhhhhhh!! Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!
–       Esoo!! Bien dicho zorra, ahora si te daré mi especial.

El tipo me dio la última sonrisa, había logrado su objetivo, me estaba mostrando el verdadero rostro de mi madre, el de una mujer hambrienta de polla y muy cachonda que haría lo que fuera por saciar esas ganas, en eso giro y el muy desgraciado prendió la metralleta.

PAM PAM PAM PAM PAM PAM PAM!!

Los gritos de mi mami ya eran a todo pulmón y hasta se tapó la boca con ambas manos, sus gemidos eran ahogados pero su coño seguía gozando de un placer desbordante, ya sus piernas temblaban y no paraba de mearse a borbotones.

–       Que aguante tienes cabrona!! Otra puta de callejón ya se habría corrido!!
–       Uhmmmmmmmm!! Uhmmmmmmmmmmm!!
–       Ohhh!! Siii!! Pero es cierto no eres una callejonera, sino una esposa, madre, fiel y putona por lo que veo, jajajaja.
–       Uhmmmmmmmmm!! Uhmmmmm!! Uhmmmm!!
–       Vamos!! córrete o voy sacarte humo del chochoooo!!
–       Uhmmmmm!! Uhmmmmmm!! Uhmmmmm!! Uhmmmmm!!
–       Joder!! que apretado esta estoo!! Uff!! ni parece que tuviste un hijooo!!
–       Uhmmm!! Uhmmmmm!! Uhmmmm!!

En eso mamá perdió fuerza y sus piernas se estiraron como queriendo recostarse.

–       Esoooo!! Ahoraaa!! Sueltaaalooo todooo!!

El hombre se paró rápido y mamá cayendo hacia adelante comenzó a correrse de forma bestial, todo el cuerpo le temblaba y su pelvis se movía de adelante hacia atrás como si estuviera aun follando.

–       Mira este espectáculo, solo una puta con clase puede dártelo. Dijo mirándome con su sonrisa asquerosa

Mamá no paraba soltar chorro tas chorro y para joderme más el tipo le abrió las piernas con sus pies.

–       Uff!! para que veas mejor, jajaja.
–       Aunque no lo creas, saliste por esa cosita pequeña.
–       Debiste ser un bebé muy pequeño de lo contrario no me explico cómo le dejaste la concha tan ajustada, jajaja.

El tipo ya me estaba jodiendo pero no le hice caso y preferí ignorarlo.

–       Bien guarra, ahora es mi turno.

El hombre se sacó el condón y pisándole su hermoso culo con su cochina bota comenzó a jalársela.

–       Ohh!! Siii!! Vamos!! ahora te daré tu lechita!!
–       Uff!! ya viene!! Siii!! Ya viene!!
–       Caraja!! Que cuerpito más lindooo!!
–       Te va a quedar mejor con la crema que voy a darte!!

Se la jalaba desesperado y los pocos segundos se corrió en el cuerpo de mi madre, su asqueroso semen cayó en espalda, cabello y hasta rostro, mi pobre mami ni cuenta, estaba tan agotada que solo descansaba.

–       Ohh!! Uff!! Siii!! No todos los días llega un bombón a mi tienda, Ohhh!! Que afortunado soy!! Ohhh!! Ohhh!! Dijo exprimiéndose la polla
–       Y lo mejor de todo que es más puta que una callejonera.
–       Uff!! listo zorra!! Gracias por el palito y espero haber pasado la prueba, si quieres mas ya sabes dónde estoy y claro si vienes otra vez cierro el local, asi follamos hasta la noche, que te parece?
–       Eee.. dónde estoy?
–       Jajajaja, joder con esta puta, el coño te hace perder la consciencia, no?
–       Mierda, ya lo recuerdo todo. Dijo mirándolo adormilada
–       Oye zorra, levanta el culo ahora y cámbiate que tu niño está afuera y debe estar preocupado por tu demora, ahora se una buena madre y despierta coño, SPLASH!! Dijo nalgueándola
–       Ayy!! Gerardito, tengo que apurarme.

Mamá se levantó muy despacio y el hombre me hizo una seña para irme, rápido me aleje y corrí al negocio, felizmente no se habían llevado nada y todo seguía igual, como a los 10 minutos salió mi madre con el rostro cansado, despeinada y sobándose la concha por encima del short.

–       Mami!!
–       Lo siento por la demora cariño, Ramiro me mostro todo el almacén.
–       Y que tal, te gusto lo ancho y grande que es.. mi almacén? Dijo viendo a mi mami sobarse la entrepierna
–       Sí, no estuvo mal pero debiste rellenar mejor… las cajas, jijiji.
–       Vaya, pensé que había entrado todo.
–       No, nunca sentí los pelos rozándome, fallaste tonto, jijiji.
–       Bueno, ya habrá momento de llenar a tope…. Las cajas, jajaja.
–       Tal vez, pero por ahora paso.
–       Qué? No volverás? Yo pensé que te ha…
–       Pensaste que vendría a diario? Solo me dio ganas por la charla que tuvimos y punto, no eres de los mejores.

Puso cara de disgusto y hasta humillado se sentía.

–       No decías lo mismo cuando estabas arañando la pared.
–       Arañando la pared? Dije interrumpiendo
–       Sí, porque casi me caigo cariño, me tropecé y no me quedo de otra. Dijo mirándolo seria
–       Y cuando te metí…..
–       Ya basta!! Dame las verduras que debo cocinar.
–       Arrr!! Ok.

El hombre agarro varias bolsas y comenzó a escoger todos los vegetales de la lista.

–       Creo que ya está todo Sara.
–       Ummm, estas seguro? Déjame ver. Dijo revisando
–       Esta todo lo que necesitas?
–       Sí, bien ahora adiós y espero que lo hayas disfrutado.
–       Espera!!
–       Que pasa?
–       Te falto una verdura.
–       Así, cuál?
–       No tardo nada.

El hombre ingreso rápido a su almacén y volviendo nos enseñó lo que faltaba.

–       Un regalo de la casa, te lo comes por cualquier lado igual te entra, ya lo comprobé, jajajaja. Dijo dándole el pepino que antes tenía clavado en su coño
–       Bien, me lo llevo porque me lo gane, además está mejor que el de carne, jijiji.
–       Qué? serás…
–       Aquí tienes lo que te debo. Dijo pagándole
–       Arrr!! La próxima pagare yo pero por tu servicio.
–       Sigue soñando tonto, jijiji.
–       Ya verás que terminas rogándome por unos billetes.
–       Qué servicio mami?
–       Nada cariño, este hombre es otro bromista, vámonos ya mejor.
–       Vale.

El tipo se quedó con las ganas de repetir pero felizmente mi madre recapacito y juntos seguimos con la ruta, ahora tocaba el puesto de carnes y ahí estaba un hombre gordo, viejo y con una pinta de marrano que no me agradaba para nada.

–       Buenas señor, quiero un trozo bien grande y grueso por favor.
–       Vaya, tan golosa eres güera, jajaja.
–       Estoy hablando de la carne.
–       Claro que es de carne y muy venoso, jajaja.
–       Oiga no se pase.
–       Acaso no ves las venas de este pedazo de carne. Dijo mostrándonos
–       Oh, lo siento pensé que hablaba de otra cosa. Dijo mamá avergonzada
–       Claro, la güeras siempre pensando en eso, no? con su juventud solo viven para gozar, jajajaja.
–       Bueno en parte tiene razón, por eso pensé mal, jijiji.
–       Dime güera, como te gusta el trozo? Duro o blando?
–       Eeee… duro por supuesto.
–       Pero duro no se cocina, dirás blando.
–       Ayy.. si, mejor blando. Dijo viéndose atrapada
–       Que hermosa es la juventud, no? no puedes estar sin pensar en eso todo el día.
–       Que insinúa?
–       Nada güera y ahora te preparo la carne.
–       Ok señor.

Mientras iba martillando el filete no dejaba de mirarle los pechos a mi madre.

–       Que mira? Dijo mamá extrañada
–       Están con ganas de salir volando, mírate güera, jajaja.

No supe que quería decir con eso, así que mire su top y vaya sorpresa me lleve, mamá tenia los pezones duros al punto que se notaban por encima de la tela.

–       Caray!! pero como paso esto?
–       No vas a engañar a un viejo como yo, acabas de follar, no?
–       Qué? no!! no es cierto. Dijo nerviosa
–       Jajajaja, no tienes por qué negarlo, a tu edad las morras follan y follan sin descanso, es como un jodido vicio, jajaja.
–       Oiga no soy ninguna morra y aquí está mi hijo.
–       Joder!! pensé que era tu hermano, hey chaval tienes una hermosa madre y por lo visto muy cachonda.
–       Qué?
–       No le hagas caso cariño, es otro viejito bromista. Dijo sonriéndome
–       Oh ya entiendo mami.
–       Como me gustaría chuparlos, se ve que son tu punto débil.
–       No creo que pueda viejito, seguro ni dientes tiene para morderlos, jijiji.

Ese comentario pareció no hacerle gracia ya que se puso serio.

–       Hey chaval ve por galletas toma. Dijo dándome dinero
–       Gracias.
–       Y tu güera, si no puedo con esos pitones te llevas la carne gratis.
–       Qué? lo dice en serio? Soy una mujer casada.
–       Serás casada pero esas gemelas están a punto explotarte, solo mírate ya debes tener hasta la pepa bien mojada.
–       Oiga que le pasa, eso no es cierto.
–       Chaval voltea hacia el otro lado?
–       Ok señor.

Me gire un poco y quede viéndolos de reojos.

–       Que piensa hac………..

Mamá pego un gemido que rápido fue ahogado por sus manos.

–       A mí no engañas güera, esto necesita atención.
–       Suéltame ya por favor, Uhmm!! la gente puede vernos, Uhmm!!
–       Que duros joder, no cabe duda que follaste hace poco.
–       Basta, no me toque ahí.
–       Aceptas el reto entonces?
–       Mami que pasa? Dije volteando
–       Ayy!! Nada cariño, solo jugaba un poco con el señor. Dijo nerviosa y sacando la mano del hombre
–       Uff!! Que gomitas tiene mami chaval, jajaja.
–       Gomitas?
–       Eeee..si, en el tiempo que estuviste volteado le invite dos al señor.
–       Pero te diré que solo las toque, aún faltan metérmelos a la boca, jajaja.
–       Eh?
–       Solo está bromeando cariño, no le hagas caso.
–       Y güera? Aceptas el reto?

Mamá quedo pensativa y además había algo raro en su rostro, la notaba acalorada y deseosa de algo, en eso respondió dejándome intrigado.

–       Vale, pero solo arriba, nada abajo, ok?
–       Entendido güera.
–       Bien cariño ve por tus galletas que tendremos carne gratis, jijiji.
–       Qué? Dije confundido
–       Pasa por aquí y demórate mucho chamaco.

Mamá ingreso a su local y desapareció tras una cortina, el viejo la siguió relamiéndose los labios y no le importó dejar su negocio vacío, espere varios segundos y mirando a todos lados no vi venir a nadie, era el momento e ingresando fui a ver qué pasaba, hice la cortina a un lado y metiendo la cabeza vi a mi hermosa madre arrinconada contra la pared, tenía el rostro mirando al techo y sacaba la lengua como saboreando algo, más abajo la boca del viejo chupándole el pezón con ganas.

–       Chompss!! Chompsss!! Chompss!!
–       Uhmm!! Interesante viejo asqueroso, no la chupas tan mal, Uhmm!! Se ve que la experiencia no es en vano.
–       Como me hubiera gustado sacarte la leche de aquí!! Chompss!! Chompss!!
–       Uhmm!! Como un bebé?
–       Si, te habría dejado seca y sin leche para tu mocoso, Chompss!!
–       Guarro!! Jijiji, pero ya tuve quien me sacara la leche en su momento.
–       En serio? Chomps!! Qué envidia joder, Chompss!! Como no te conocí antes.
–       Encima ni me pagaba por la leche que me exprimía, jijiji.
–       Que miserias, Chompss!! Chompss!!
–       Ni que lo diga y todavía casi me hace otro niño, para llenarme de nuevo las tetas según él, jijiji.
–       Chompss!! Me estás hablando de tu esposo, no?
–       Si, por supuesto, de mi esposo, jijiji. Dijo mamá con algo de sarcasmo
–       Jodidos melones, son una delicia, Chompss!! Chompss!!
–       Apuesto a que no tenías unas tetas así en mucho tiempo, no?
–       Como estas? Jamás, Chomps!!
–       Uhmm!! Que paso entonces? Te gustan las picaduras de mosquitos? Jijiji.
–       No guarra, solo que las tuyas parecen de vaca, Chompss!! Chompss!!
–       Vaca? Sí que eres muy romántico viejo sucio.
–       Chompss!! Me importa una mierda güera, solo te traje aquí para chuparte los pitones, Chompss!! Chompss!!
–       Así? eso crees marrano, saca la boca!!
–       Que sucede? Dijo obedeciendo

Mamá lo miro desafiante y con una sonrisa de guarra se escupió el pecho.

–       Regrésame la saliva.
–       Qué? en serio?
–       No me hagas repetirlo viejo cabrón.

El hombre le paso la lengua por todo el pecho y llevando su boca a la de mi mami espero incrédulo.

–       Saca la lengua.

El viejo la estiro al máximo y mamá sacando la suya la paso por encima, no podía creerlo, su calentura la estaba llevando lejos y en eso sucedió lo peor, el viejo no se aguantó las ganas y le pego la boca dándole un apasionado beso, mamá ni se opuso, al contrario le correspondía como si fuera mi padre, sus lenguas batallaban y hasta chasquidos generaban, en eso mamá se separó y con una sonrisa le dijo.

–       No besas tan mal.
–       Estas cachonda, no?
–       Un poco, jijiji.
–       No quieres que baje?
–       No, dijimos que solo arriba y punto.
–       Vale, tú te lo pierdes. Dijo dándole un pico

El viejo volvió a los pezones y los chupaba de forma magistral, al punto que mamá cerraba los ojos y suspiraba con una sonrisa de oreja  a oreja.

–       Chompss!! Chompss!!
–       Muérdelos un poco, quiero sentir tus dientes.

El tipo hizo caso a su pedido y mostrando los dientes pude ver como aprisionaba su pezón, mamá pego un gemido y hasta se agarró la cabeza.

–       Ayyy!! Hijo de putaa!! Me vas a arrancar el pezón!!

No contento con eso levanto la mano y aprisiono el otro pezón con sus dedos.

–       Ahhhhhhhhhhhh!! Quieres ponerme a punto? Eh!! viejo asqueroso!!
–       Ahhhhhhhhhhhhhhhhh!! No tan fuerte cabronnn!!
–       Vamos!! la lengua!! No te olvides la lengua!! Quiero sentirla también!!
–       Ayyy siiii!! Me gustaa!! Uhmmm!! Me gustaaaaaaaaa!!

Mamá lo tomo del pelo y se lo comenzó a jalar desesperada.

–       Muerde más durooo!! Quiero sentir dolorrr!!
–       Ayyyyyyy!! Diosss!! Uhmm!! Así cabron!! Qué bien lo hacess!!

El tipo le agarro la cintura con ambas manos y pegándola hacia él le comenzó a succionar el pezón al punto de casi arrancarlos, podía ver como su pecho se estiraba y se iba poniendo rojo por todo el contorno.

–       Ahhhhhh!! Cambia!! Cambiaa!! El otro también quiere atención!!

Ni bien la escucho se lanzó a por el otro pezón cogiéndolo como una víbora.

–       Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!! Que ricooo!! Asiii!! Ahhhhhhhhhh!!
–       Chompsss!!
–       Mierdaaa!! Creo que voy a perderrr!! Uhmmmm!!

El viejo parecía un bebé y no se despegaba por nada del mundo, en eso mamá cerró los ojos y los jadeos se hicieron constantes, no había dudas ya estaba disfrutándolo y su placer dominaba su cuerpo.

–       Diosss!! Siiii!! Esto si es chupar un jodida tetaaa!!
–       Chompsssssssss!!
–       Ayyyy!! Viejito lindo!! Qué bien lo hacesss!! No dejas de usar la lengua por favor!!
–       Chompssssssss!!
–       Uhmmmm!! Puta madreee!! Chupa como si hubiera lecheee!!

En eso mamá miro al techo y poniendo los ojos en blanco se acarició el cuello, el viejo se dio cuenta de eso y bajando rápido las manos le desabrocho el short, luego los tiro hacia abajo con todo y bragas, abrió un poco sus piernas y viendo que mamá estaba distraída con su placer bajo de inmediato y le enterró toda la boca en el coño.

–       Pero que hacess!! Uhmmmm!! Para viejooo!! Paraa!! No metas tu lengua ahiii!!
–       Shurpsss!! Shurpsss!!
–       He dicho que pares hijo de putaa!! Este no era el trato!! Ayyyy!! Ayyyyyyy!!
–       Shurpsss!! Shurpsss!! Shurppss!!
–       Mierdaa!! Me estas ensalivando el coñooo!!

Mamá luchaba internamente pero sus palabras eran negadas con su gozo, la pobre intentaba cerrar las piernas pero al instante las abría como queriendo seguir recibiendo esa lengua bien adentro.

–       Por favor!! Uhmmm!! Paraaa!! Vas hacer quee…. Uhmmm!!
–       Shurpss!! Shurpss!!
–       Ayyyyy!! Puta mierdaa!! Vas hacer que me ponga cachondaaaaaaaa!!

Mamá soltó un jadeo y el viejo pareció pegarse aún más, estaba decidido a volverla loca de placer y de pronto vino lo peor, mamá lo miro mordiéndose los labios y con furia agarro su cabeza luego ella misma comenzó sobarle la concha por toda la cara.

–       Esto querías eh cabron!! Ahora toma!! Ahí tienes mi lujurioso coño en toda la cara!!
–       Lámelo hijo de puta!! lámelo como el perro que eres!!
–       Quiero ver que saques esa lengua bien afuera!!
–       Eso!! asiii!! Uhmmm!! dame placer asqueroso carnicero!! que quiero correrme en tu jodida boca!!
–       Uhmm!! Muérdeme los pelos, vamos!! arráncamelos!!

El viejo aprovecho una sobada y abriendo la boca le clavo los dientes en el vello púbico.

–       Ayyyyyyyyyyyyyyy!! Pedazo de mierdaa!! No te dije todooo!!
–       Diosss!! este hombre va a depilarme con los dientes!!
–       Uhmmm!! Con cuidado!! Con cuidadoooo!! Uhmmm!! no quiero quedarme pelada!!
–       Ayyy!! Siii!! Estíralos despacioo!!
–       Eso!! Asiiii!! Uhmmm!!
–       Un poco más!! Ya casiii!! Siento que vienee!!

Mamá cerró los ojos y desesperada comenzó a casi estrellarle el coño en la cara, lo hacía de forma constante y poco a poco las fuerzas se le iban, el viejo en cambio aprovecho la situación y con más confianza llevo ambas manos a las nalgas de mami, las sobaba, las estrujaba y hasta las abría de par en par.

Si el ojo no me fallaba hasta le llego a meter los dedos dentro del coño, ella ni cuenta, toda su atención ahora se encontraba adelante, en su peludo chocho.

–       Uhmm!! Diosss miooo!! Voy a correrme otra vezzz!!
–       Ayyy siii!! Jala más duro esos peloss viejooo!! Ahora es el momento!! Si quieres arrancármelos hasloo!!
–       Ahhhhhhh!! Mierdaaaa!! Siento que fluyeee!! Siiii!! Uhmmm!!
–       Mi coñooooo….!! Diossss!! Mi coñooooooooo…….!!
–       Por la concha de mi hermana!! mi coñooo va a estallar!!

Mamá abrió apenas los ojos y poniendo la vista al frente su rostro comenzó hacer muecas raras, además parecía mirar a la nada, como si estuviera hipnotizada.

–       Ayyy… estoy a puntooo.. lo va a lograr…..
–       Vamos.. resiste Sara.. Resisteee…
–       Uhmmmmm!! Uhmmmmmmm!! Uhmmm!!

Mamá sudaba y se mordía los labios tratando de contenerse, en eso los ojos empezaron a írsele para arriba y sus piernas le temblaban sin control.

–       Ayyyyyyyyyyyyyyyyyy!! Diossssssssssssss!! Voy hacerlooooo!! Ya no aguantooo masssss!!
–       Abre la boca!! Abre la boca hijooo de putaa!!
–       Ahí te va todaaa!! Uhmm!! Todaaaa mi corridaaaaaaaaa!!

No podía creerlo, mi mami se iba a venir por segunda vez y ninguno de los hombres era mi padre, nervioso espere y sin darme cuenta di un paso que me hizo tropezar.

Scrap!!

Había tirado una caja y asustado mire a mi madre, felizmente no se había dado cuenta y seguía perdida en su viniente orgasmo pero el desgraciado viejo si me había notado y con una sonrisa burlona se paró, le tapo los ojos a mi madre con una mano y con la otra le metió los dedos en el chocho.

–       Presta atención mocoso que mami va a mearse como nunca lo ha hecho!!

El tipo le incrusto lo dedos hasta el fondo y sacudiendo su brazo con todas sus fuerzas le hizo un squirting brutal, mi pobre mami gritaba a todo pulmón y le agarraba la mano tratando de sacarla pero sus intentos eran en vano, el viejo le estaba moliendo la concha a dedazos.

–       Vamos puta!! quiere ver cómo te corresss!!
–       Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!! Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!! Ahhhhhhhhhhhhhhhh!! Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!! Ahhhhhhhhhhhhhh!!

Dios mío!! Mamá no podía con eso, ya casi le estaba arañando el brazo para que la soltara pero este tipo no se detenía, en eso llego a su límite y bajando las manos relajo el cuerpo, al punto que pensé que se iba a caer.

–       Esoo!! Suelta el chorrooo ramera!!

Rápidamente la tomo de la cintura y girándola un poco me enseño toda su concha.

–       Asiii!! Como una pileta joder, jajajajaja.

Cada chorro era acompañado de un movimiento de pelvis hacia arriba, como si el cuerpo la llevara, eso hacía que la meada llegara lejos y hasta pensé que el miserable me apuntaba el coño para que me cayera en toda la cara, rápido me moví y esquive el manguerazo.

–       Jajajaja, eres muy ágil mocoso.
–       Apuesto que no tenías a mami haciendo esto, no?
–       Solo al verla me di cuenta lo puta que es.
–       Ahora mira este chochazo como se corre, es todo un espectáculo, jajaja.
–       Suéltalo todo puta!! más!! Sé que tienes más adentro zorra!!

Mamá estaba como desmayada, ya no tenía fuerzas y si se mantenía de pie era porque el hombre la tenía agarrada, poco a poco el chorro iba perdiendo fuerza y ya casi no salía nada.

–       Listo, le exprimí toda la concha a tu madre chaval, ahora volverá a casa sedienta.
–       No olvides darle mucha agua que así aumenta más el nivel del chorro.
–       Putas bien hidratadas sueltan corridas como piletas, jajaja.
–       Ya suéltela desgraciado. Dije molesto
–       Vale chaval, si eso quieres.

El viejo sin importarle nada soltó a mi mami y la pobre cayo sentada y pegada a la pared.

–       Abre las piernas puta que quiero llevarme un buen recuerdo. Dijo metiendo su mano a su bolsillo

Sacó su celular y pareció querer tomarle una foto.

–       Joder pero si estas noqueada, ahora te ayudo solo para que veas que soy un caballero.

El hombre se agacho, le saco el short con todo y bragas de los pies y tomándola de cada pierna se las abrió al máximo.

–       Eso, así está mejor, tu madre sí que sabe posar para un foto chaval, jajaja.

Que desagradable era este tipo y ganas no me faltaban de madrearlo, pero no quería darle gusto de armar un escándalo, mi madre estaba cerca y podía despertar en cualquier momento.

–       Uff!! pedazo de coño tienes.
–       El desastre que haría aquí con mi polla.
–       Ya viste a mami follar chaval?
–       No!! y déjela ya viejo cochino!!
–       Por si no te diste cuenta tu madre deseaba esto, es una puta calienta pollas y vas a tener que aceptarlo tarde o temprano.
–       No es cierto!!
–       Viste cuando le mordía los pelos? Eh!! como se puso de cachonda y ni que decir cuando le incruste los dedos, saque lo mejor de ella!! y es su lado más guarro que puedas imaginar.

No quería admitirlo pero estaba en lo correcto, mi mami tenía un lado que recién estaba conociendo, su lado más caliente y guarro.

–       Ahora vete mocoso, no querrás que tu madre despierte y te vea aquí, digamos que será un secreto, jajaja. Dijo sacándole varias fotos

Que ganas de insultarlo pero me aguante como los machos y con la mirada al frente fui saliendo de su cuartucho.

–       Ahora me toco a mi güera y ya decidí donde te tirare mi leche, en esos pechotes tan sabrosos que tienes!! Dijo abofeteándolos

El tipo se puso encima de ella y jalándose la polla apunto a sus pechos, ya me imaginaba lo que haría pero no quise darle el gusto de tenerme ahí, salí rápido y fui por la mugrosa galleta, comí unas cuantas y volví de nuevo al puesto del carnicero, los minutos pasaban y nada, no salían, hasta pensé que el viejo ya se estaba aprovechando de ella, preocupado iba a entrar cuando eso escucho el paso de unos tacones.

Era mamá y venia peinándose el cabello.

–       Mami!! Que paso? Porque demoraste tanto?
–       Uff!! lo siento cariño, el señor quiso mostrarme como se moja la carne con los dedos y vaya que si sabe hacerlo, es todo un profesional de la carne de cho..digo de res, jijiji. Dijo cansada y con el rostro adormilado
–       Güera!! Te olvidaste ponerte esto. Dijo saliendo de la cortina y aventándole algo
–       Que cosa?

Mamá reacciono rápido y la tomo en el aire, parecía una pequeña tela muy delgada, tanto ella como yo miramos extrañados la prenda, en eso mami lo estiro y vaya sorpresa nos llevamos, eran sus bragas.

–       Mierda!! Dijo viéndome avergonzada y arrugándola entre sus manos
–       Jajajajaja, ni lo notaste seguro, con o sin da lo mismo, no? por cierto las olí y aún tienen tu aroma.
–       Que es eso mami? Dije fingiendo
–       Solo un trapo mi vida, el señor me lo presto para secarme el sudor, por el calor, ahora vuelvo, espérame si?
–       Ok mami.

Corrió de prisa al cuartucho y cerró la cortina.

–       Iba a quedármelo pero me limpie la polla con eso, no sabes la pasada que le di al triangulo seguro hasta comezón le da, jajaja.
–       Jodase viejo asqueroso.
–       La próxima deja que mami venga sola, así cierro el negocio y te la mando bien atendida, jajaja.

Iba a responderle cuando eso mi madre salió, venia algo rara, sacudía las piernas y se rascaba la entrepierna.

–       Listo cariño, ya tengo todo en su sitio.
–       Nos vamos mami?
–       Aun no, primero la carne mi vida, deme tres buenos trozos por favor.
–       Vale güera, los mejores filetes de la zona para ti con mucho cariño. Dijo moviéndole los dedos como un gancho
–       Ya no me restriegue la victoria en la cara, fue solo suerte. Dijo sonriéndole

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *