Mi hija bien dormida

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Autor: Daddycool

Mi nombre es Carlos y les contaré lo que logré hace algunas semanas.

Soy un hombre normalito ojos café, cabello corto, barriga etc.  Pene normal no muy grueso ni tan cabezón como el general de los relatos y el largo…promedio creo…nada del otro mundo, pero tampoco una miseria.

Vivo con mi esposa, 2 hijas y un hijo. Mis hijos estan en plena adolecencia a punto de llegar a la madures, salvo mi hija mayor que ya tiene 19.

El hecho es que desde que mis hijas comenzaron a desarrollarse el morbo y la lujuria se apoderaron de mi mente y cada vez ideaba formas nuevas de espiarlas en su intimidad.

Me hice de camaras espias, de esas que venden por internet y las colocaba en lugares estrategicos para que no se dieran cuenta, baño, ducha, dormitorio. Luego las quitaba y en mi computador o celular rescataba la grabacion y me deleitaba con sus hermosos cuerpos desnudos, semi desnudos o mientras se probaban ropa interior.

Cabe señalar que el hacer esto a escondidas de todos en casa me exitaba y terminaba pajeandome.

Siempre que mi esposa no estaba en casa me daba el tiempo de instalar y esconder las camaras para poder grabar a mis hijas.
Fue tanto la calentura que llegué a soñar que me las follaba, sabiendo que eso no pasaria nunca o almenos eso pensaba.

En el colegio de mi hijo menor mi esposa se hizo amiga de algunas apoderadas y se reunian cada tanto a tomar algo y demás, mientras yo me mantenia en casa o volvía temprano del trabajo.

Uno de esos días coincidió que llegué con cosas para comer y beber y mi esposa salía a lo de sus amigas, asi que me dispuse a beber solo, mi hija mayor estaba donde su novio asi que me quede con los mas chicos.

A mi hija (la del medio), le gusta mucho probar lo que bebo así que se quedó conmigo entre prueba y prueba. Mi hijo vive su mundo en su habitación y solo salia a buscar refresco o snack.

La cosa es que comensé a ver a mi hija muy alegre y se abrazaba a mi restreganfome sus hermosas tetas grandes y firmes a su edad, lo que me empezó a calentar mucho y empesé a maquinar como hacerla mia sin que se diera cuenta y no ser descubiertos por mi esposa o mi hijo, me fumé varios cigarros ideando el plan y mi corazon ya se salia de mi pecho y mi berga de mis pantalones…recordé que tenía unas pastillas para dormir que a mí me noquean, así que fui por una y la molí hasta hacerla polvo, la puse en un papelillo y cuando mi hija se descuidó para ir al baño, paff se la hecho al baso y la mesclé bien para q no se notara.

Al volver comenzó a beber como si nada y yo ya me imaginaba la gozadera.

Pasó una media hora y mi hija me dijo q no aguantaba mas y se iba a dormir despidiendose.

Yo me puse a ver un poco de porno en mi celu para darme valor mientras esperaba que el trago y la pastilla hicieran efecto.

Mi esposa llegó de su junta y tambien se fue directo a la cama porque venía tomada, esperé lo suficiente y me fui a verificar primero que mi esposa estubiera dormida, cosa que me confirmaron sus fuertes ronquidos.

Enseguida me dirigí al dormitorio de mi hija y wow que visión.

Mi hija yacía sobre la cama acurrucada a la almuada con una polera de tirantes muy ligera y sin sujetador y un short de pijama delgadito igual que dejaba ver parte de sus nalgas y de su tanguita.

El solo verla me puso al palo, saqué mi celu le hice un video y unas fotos. La moví un poco por los hombros para confirmar que dormia y bingo, estaba drogui.

Comensé a acariciar sus tetas por entre su polera mientras me sacaba la pija y me tocaba lentamente, al no haber reacción fui un poco mas allá y pasé mi pene por su cara y labios, dejando un hilo de precum en el recorrido.
Demas está decir que dejaba registro con el celu de todo lo que hacía.

De a poquito le fui bajando el short y la tanguita y masajeaba esas bellas nalgas que me ponen loco.

Ya desatado me atreví a lamer su sexo y su culo sintiendo ese aroma y sabor a sexo joven que me puso a mil.
No aguanté mas y la acomodé de ladito, busqué con mi verga la entrada de su conchita y de a poquito se la fui metiendo.

Ni imaginan los esfuerzos que hacia para no correrme de una, iba y venía dentro de su conchita a estas alturas mojada por sus juguitos y mi precum. A ratos se la sacaba y la apoyaba en su ojete del culo y sentia como se abria de a poquito, me tomaba un descanso masajeando sus tetas y volvía a ensartarla en su conchita.

Los huevos ya me dolian de tanta leche pero aguantaba un poco mas. Queria abrirle el culo.
Poco a poco y gracias a la lubricacion de mi pene logre meterle la cabeza en el culo y me vacié…hooo señooor que riiiicoooo…!!! estaba en la gloria corriendome en el culo de mi hija.

Cuando las palpitaciones cesaron me dispuse a limpiarla y vestirla para irme, pero me volví a calentar y me dije “ahora si te la meto toda por el culo”, asi que volví a bajar su pantalón solo un poco, lo suficiente para tener un buen acceso y aprovechando que aun tenia semen al interior de su culo le metí la cabeza que no hizo mucha resistencia y comensé a empujar mas adentro cada vez hasta que entro toda.
Con una mano abría sus nalgas para ver y filmar como entraba y salia mi verga de su anito.

Fue una culiada suave pero profunda y en cada estocada sentía la gloria.
Despues de unos 10 minutos se la enterre a fondo agarrandome de sus caderas para atraerla mas a mi y me volví a correr abundantemente en su interior.
Esperé a que mi pene se desinflara para sacarlo y ahora si la limpie a cociencia.

Con cuidado limpié mi pene con el interior de su tanga para dejarle un regalito extra, la vestí y me fui a mi dormitorio con un gran registro en video y un monton de fotos en mi celular.

Es mi primer relato espero lo disfruten y acepto criticas constructivas.

Sígueme en instagram: @babykarelvis

2 comentarios sobre “Mi hija bien dormida

  • el febrero 2, 2020 a las 6:47 am
    Permalink

    Estuvo muy bueno,ojalá escribas más

    Respuesta
  • el mayo 20, 2020 a las 6:13 pm
    Permalink

    Que rico, por favor sigue contando como te la cogiste otra vez y a tu hija de 19 años
    A proposito cuantos años tiene a la que te cogiste en este relato?

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *