por primera me atrevi a ser infiel

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Yo vivía reprimida en un matrimonio frio, desapasionado, mi vida era monótona, mi único pasatiempo era acudir a un grupo de baile, y fue ahi donde mi vida cambio cuando conoci a Giovanni, el, sentía una excitante atracción especial por las mujeres casadas, asi que desde que me conocio, se dedico a seducirme, con un solo fin, lograr que el y yo terminaramos en la cama.
Me llamo Mariela tengo 29 años, casada con Santiago, tenemos dos hijos, niño y niña; el es un buen hombre, lo quiero, pero por su trabajo me ha descuidado sexualmente. Soy de tez blanca, cabello largo, guapa, tengo un cuerpo voluptuoso, mis medidas son 90, 62,100; Santiago es muy celoso, me obliga a vestirme con ropa holgada y muy tapada; el, es vendedor, los fines de semana, los pasa fuera trabajando, antes de irse me lleva a casa de mi mama, para no dejarme sola; mi única distracción es asistir a un grupo de baile, me da permiso porque conoce a todos los del grupo y les tiene confianza, excepto a mi amiga Claudia, ya que ella es muy libertina y Santiago teme que me meta ideas en la cabeza , y tiene razón, ya que ella siempre me dice, no puedo creer Mariela, que tu, estando asi de buenota nunca te hayas atrevido a coger con otro.
Un dia Claudia me sorprendio con algo inquietante, me regalo unas licras negras y una blusa de tirantes muy escotada, dijo que eran para que por fin pudiera lucir mi cuerpo. Yo al verlas me escandalice y dije, como crees que me voy a poner eso, ella dijo, no seas mojigata te vistes como abuelita, pontelo; yo me las probe y viéndome en el espejo pensé, la verdad si estoy bien buena. Sali con Clauida vestida asi, y en el camino al ensayo encontramos a unos muchachos y uno de ellos me dijo, mamacita, estas bien buena, como se me anotoja lamer todo tu cuerpo; yo solo me sonroje, los mas aventados eran los mas jóvenes, otro me dijo, chiquita, estas bien encamable, que ganas de verte desnuda; al final otro grupo de jovencitos, bien calientes me dijeron, chiquita estas bien buena, no puedo evitar calentarme al imaginar como te veras en tanga.
Llegando al grupo, nos esperaba una sorpresa, Giovanni, un nuevo integrante; el era alto, pelo en pecho, corpulento, guapo; cuando los demás se acercaron a presentarse, el, presumido, los veía como sintiéndose superior, hasta que de repente, volteo a verme, y abriendo mas sus ojos, su mirada abismal se poso en mi escote, yo sin saber porque, mire como su miembro se engrandecia dentro de sus pantalones; y es que al verme Giovanni no pudo evitar calentarse. Comenzamos el ensayo Giovanni, no podía dejar de mirarme, y en un receso, Claudia se acerco a el y de inmediato simpatizaron, vi como echaban relajo, y acercándome un poco a ellos claramente oi lo que decían:
Giovanni: ¿Oye, y quien es la buenota?
Claudia: Ayyy tranquilo, es mi amiga, si luego luego se ve que babeas por ella
Giovanni: Como no me va a gustar, si tu amiga esta buenísima, que barbara que piernas tiene.
Claudia: Jajajaja, que barbaro te encanto mi amiga, verdad
Giovanni: Tu amiga me fascina, va a ser un deleite verla, que curvas, que nalgas, no mames, apenas la conoci y ya me la quiero comer ahhhh
Claudia: Pero es casada
Giovanni: Tengo una especial debilidad por las mujeres casadas, me fascinan me vuelven loco
Claudia: Pues que pena, por que mi amiga es muy recatada jamas le seria infiel a su marido
Giovanni: Pues a mi no me importa que tu sea casada, la voy a seducir, tu amiga va ser mia.
Algo caliente recorrio mi cuerpo al oirlo, nunca pense sentrime asi ; para integrar bien a Giovanni, la Profesora, hizo que todos nos pusiéramos en un papel, la letra inicial de nuestro nombre para que el lo adivinara, y cuando llego conmigo, viéndome con su mirada penetrante, dijo:
Giovanni: La M ¿de que es? De Mamacita,
Yo: Sonriendo le dije nooo, adivina
Giovanni: Entonces de mmmhh merezco,
Yo, volvi a sonreírle y le dije, me llamo Mariela.
Sali de ahí corriendo con Claudia, quien me dijo, que barbara Mariela, el nuevo quedo impactado contigo pero sobre todo con tu cuerpo, le fascinas. Yo llegue a casa de mi mama atónita, jamas otro hombre me había impactado asi, yo creo que me gusto que fuera tan atrevido, pero lo que mas me preocupaba es que iba segirlo viendo, porque una cosa el si había dejado clara desde el inicio, el iria al grupo no por las clases de baile, el iria al grupo porque me quería coger.
Asi pasaron varias clases, y un dia, oi como Giovanni le decía a mi amiga, ayúdame, invéntate una salida, no aguanto mas, lo que quiero estar a solas con tu amiga. Claudia organizo una salida entre los del grupo, sugirió que fuéramos por unas cervezas, yo, acepte ir. Despues de tomar varias cervezas, comencé a sentirme mareada, Claudia fue haciendo que los demás se fueran, hasta que quedando solo los tres, ella también se fue y asi estando a solas Giovanni comenzo a decirme:
Giovanni: Fue una suerte entrar al grupo gracias a eso he podido conocerte, desearte, deleitarme al admirar tu voluptuoso cuerpo
Yo, totalmente absorbida por el alcohol, le conteste: ¿De veras te gusto?
Giovanni: Claro, si estas bien buena, desde que te conoci, me obsesione con tu cuerpo
Yo: La verdad, yo desde que te conoci, no he dejado de pensar en ti, eso nunca me había pasado con alguien que no fuera mi esposo
Giovanni: Se nota que tu marido casi no te hace caso, y la verdad ya se amolo cometio un grave error al no atender en la cama como se debe a una hembra como tu.
Yo: ¿Por qué?
Giovanni: Porque un dia ibas a conocer a otro hombre que te incitaría a pecar y ese hombre soy yo
Yo: Dudando le dije, No, como crees yo no podría serle infiel a mi esposo
Giovanni: A ver chiquita, ¿hace cuanto tiempo que no haces el amor con tu esposo?
Yo: Ya tiene tiempo, mi esposo es muy frio y despasionado, el sexo no es importante para el
Giovanni: Y quieres seguir asi, sin nadie que te bese, que te acaricie, sin nadie que te haga el amor
Yo: Pues no se, el sexo para mi siempre ha sido algo secundario
Giovanni: No te creo, yo creo que eres una mujer extremadamente sexual, que asi como yo tu también tienes ganas de un sexo sudoroso, pervertido y lujurioso, yo puedo darte todo eso.
Yo: Ya vamos a detenernos, nunca había hablado de esto con un hombre, que no fuera mi marido
Giovanni: Yo se que te sientes atraída hacia mi, se que he despertado en ti el deseo y la lujuria que tenias reprimidas, Mariela, yo daría lo que sea con tal de lograr que aceptes acostarte conmigo
No pude mas, sali de ahí y llegue a casa de mi mama, ella al verme tomada, me dijo que se quedaba con los niños en su cuarto y yo durmiera sola, sin embargo, Giovanni no iba a dejarme dormir con su celular continuo con su tarea de seducirme mandándome mensajes ardientes:
• Mariela Eres mi fantasia sexual
• Lo prohibido es la tentación mas deseada, por eso te deseo tanto, poque eres prohibida
• No sabes las gans que tengo de tenerte cerca… y si es sin ropa mucho mejor
• Sabes que entre mas prohibida sea una relación, mas lujuria hay en la cama
• Tengo hambre y lo que me quiero comer esta leyendo este mensaje
• No puedo dejar de pensar en ti, Mariela te deseo, Te necesito
En un ultimo mensaje, me decía, Mariela esta noche me la voy a pasar masturbándome pensando en ti, imaginándote desnuda; yo conteste, si, yo también voy a masturbarme pensando en ti. La lujuria y la pasión que Giovanni había despertado en mi hacían que me sintiera muy caliente, asi que termine quitándome la ropa y me meti a la cama completamente desnuda, ya entre las sabanas, comencé a tocarme, a acariciarme; teniendo mi mano entre mis piernas, estimulándome, comencé a besarme y lamerme uno de mis senos, con mi otra mano me acariciaba las piernas; me estaba masturbando pensando en Giovanni, y comencé a gemir bajito, ahhh, Giovanni yo también te deseo, bebe, ahhh yo también quiero que me beses, que me muerdas, que me acaricies, Giovanni has hecho que me olvide de todo, de mi familia, de mi fidelidad, te haz apoderado de mi voluntad, ahhh, bebe quiero sentir tus manos sobre todo mi cuerpo.
Todo eso no se lo conte a nadie, lo guarde para mi; un dia, Claudia me dio un paquete de Giovanni, me hizo prometer que no lo abriría hasta que el me dijera; ellos organizaron otra salida, y por azahares del destino, Santiago me pregunto si ese mismo dia quería ir con el a una fiesta, apelando a mi fidelidad decidi irme con el; pero, ya en la fiesta Santiago ni me pelo, se dedico a beber, cuando quise que bailaramos, me alejo, y siguió bebiendo. Ya en casa, Santiago se quedo profundamente dormido, mis hijos se quedaron con mi mama; de pronto sono mi celular, era Giovanni, que en un mensaje me decía: ¿Con quien estas? sola, con mi esposo, le conteste, se emborracho y se quedo dormido y el dijo, entonces, te propongo algo, que te parece si hacemos un chat candente, preguntándonos lo mas lujurioso y pervertido que queramos, con la condición de que contestemos las preguntas con sinceridad, aceptas, yo por lo molesta con mi esposo y por lo ardiente que me ponía estar en contacto con Giovanni, acepte y asi, comenzamos la sesión:
Giovanni: ¿Cómo duermes, mamacita en tanga, en hilo dental o desnuda? Mi respuesta: En tanga
Yo: ¿Tuviste una erección cuando me viste por primera vez? Su respuesta: Si mamacita, tanta que esa noche me la pase masturbándome pensando en ti.
Giovanni: Mariela ¿Qué tengo que hacer para que te acuestes conmigo? Mi respuesta: Seduceme
Yo: ¿Soy tu fantasia sexual? Su respuesta: Si, Mariela, desde que te conoci no he dejado de pensar en tu cuerpo en todo el día.
Giovanni: ¿Aceptarias bañarte conmigo? Mi respuesta: Ahhh que rico
Yo: ¿Cuál es la parte de mi cuerpo que más deseas acariciarme? Su respuesta: Lo que mas quisiera es morderte tus nalgas y acariciar tus patotas mamacita, mmmh
Giovanni: ¿Te apeteceria que nos grabaramos teniendo sexo? Mi respuesta: Tal vez
Yo: Y suponiendo, que hiciéramos ese video, ¿Qué es lo que me harias en la cama? Su Respuesta: Lameria todo tu cuerpo desnudo y asi con mi lengua ardiente probaria toda tu piel.
Entonces, ya en plena calentura Giovanni dijo, mamacita, el paquete que te dio Claudia es una tanga de hilo dental, quiero que te la pongas y me la modeles frente a la camara para ver lo buenota que te ves con la tanga puesta. Estando yo ya muy caliente, acepte jamas pensé ponerme una tanga de hilo dental, era como estar casi desnuda, se lo modele, me veía bien nalgona, le dije ¿te gusto? Y el comenzo a masturbarse diciendo Mariela no aguanto mas, vamos a coger.
Todo iba encaminado para que Giovanni y yo nos volviéramos amantes; el dia llego, tuvimos una presentación, el y yo eramos pareja y al final del baile, nuestros rostros quedaban muy juntos, y eso el, lo aprovecho para plantarme un beso muy lujurioso y ante el asombro y algarabía de todos, Giovanni continuo devorándome la boca. Despues, todos fuimos por unas cervezas y ya ahí el, me arrincono a la parte mas apartada del lugar y atrapandome por la cintura me dijo, Mariela te deseo, quiero besarte, acariciarte, Mamacita, quiero oírte gemir, mi membro se enciende cada vez mas de solo imaginar que tu y yo estuviéramos en este momento en la cama revolcándonos.
Giovanni comenzo a besarme el cuello, susurrándome, Mariela, mamacita hoy no te me escapas, y mostrándome lo caliente que estaba, comenzo a besarme intensamente, y asi, mientras Giovanni me comia a besos, su mano fue subiendo por mis piernas, hasta llegar a mis nalgas y empezo a acariciármelas. Posteriormente, Giovanni comenzo a besarme los senos sobre mi brasier con su lengua, de repente nos quedamos viéndonos de frente, y para apagar nuestra calentura comenzamos a besarnos lascivamente a bocas abiertas y con nuestras lenguas entrelazándose, al mismo tiempo que ambos nos acariciábamos todo y con todo; el me amasaba los senos; mientras yo me contoneaba sobre su miembro. Tras un buen rato de sabroso faje, Giovanni me dijo, Mariela, quiero pasar la noche contigo, quiero que seamos amantes, vamos a un hotel, quiero que lo hagamos toda la noche, que nos la pasemos metidos en la cama y que nuestros cuerpos desnudos se enganchen y revolvamos las sabanas fornicando como dos amantes en celo.
Yo le dije, no puedo tengo que ir por mis hijos, pero apareció Claudia, y dijo, ya no te hagas, de tus hijos yo me encargo, tu vete con Giovanni, desde cuando se nota las ganas que se tienen; y asi sin poder resistir mas, Giovanni y yo nos fuimos directo al hotel. Llegando ahí, seguramente a el ya lo conocian, porque luego luego le preguntaron ¿Qué? vienen de paseo y Giovanni burlonamente contesto, no, venimos a coger. Ya en la habitación, mirándonos de frente extasiados, Giovanni jalo mi cuerpo hacia el suyo, y comenzamos a besarnos a bocas abiertas con total lascivia, sacando nuestras lenguas, empezamos a mamárnoslas a placer, la calentura, y el deseo carnal era lo que nos impulsaba; sus manos se deslizaban por mi todo mi cuerpo, Poco a poco fuimos desvistiéndonos, las prendas caian desperdigadas a nuestro alreedor, fue entonces que Giovanni , empezó a masturbar mi entrepierna a través de la única pieza que me quedaba encima, mi tanga; quítate esto, dijo el, quítamela gemi.
Estando ya completamente desnudos, continuamos besándonos y manoseándonos, la situación era ya muy caliente; yo miraba ese enorme bulto que sobresalia entre las piernas de mi amante, Giovanni empezó a masturbarse para excitarme, me presumia su gran erección surgida del deseo que desperte en el, ya que el ansiaba poseerme desde que el dia me conocio. Mientras se masturbaba Giovanni me decía, no mames Mariela, eres una hembra de ensueño, mamacitaaaa todo lo que me voy acomer mmmhhhh, estas bien buena, mmmh.
Giovanni se recostó boca arriba, hizo que yo me escaramara de espaldas encima de el, poniendo mi sexo justo encima de su boca, para que asi el, con su lengua comenzara a hacerme sexo oral; mis rodillas se colocaron a cada lado de la cabeza de mi amante, deje escapar un grito ahogado que se convirtió rápido en un gemido, mmmmhhhh, aaahhhhh, aaahhhh, y comence a contonearme excitada, mientras mi amante continuaba dándome lengua. La cara de Giovanni estaba totalmente metida entre mis piernas, yo contoneándose y gimiendo aaahhh mmhhh, me aferre al cabello de el, ambos comenzamos a sudar, mientras mi amante me atacaba con una nueva lamida; yo nunca me había atrevido a pedirle a mi esposo que me hiciera sexo oral por lo timida y tradicionalista que era, y pensar que con Giovanni si lo estaba haciendo, y de que forma, poco después, una sucesión de convulsiones me sacudieron, me aferre con la mano en un puño a la sabana y comencé a morderme el dedo índice de mi otra mano, gimiendo ahhh mmhh ahhhh.
Posterior a eso, ambos nos pusimos de pie, y viéndonos a los ojos Giovanni metio su mano entre mis piernas, me hundio su dedo estimulando mi sexo con su pulgar, entonces mi amante nuevamante comenzo a besarme con lujuria, en la colision de nuestras bocas, Giovanni me condujo hacia el baño, diciéndome, quiero bañarme contigo, quiero que ahí forniquemos, mamacita, quiero oírte gemir, y asi me llevo sin dejar de masturbarme. Ya en el baño, bajo la regadera, mi amante hizo que me empinara, y colocándose detrás de mi, Giovanni comenzo a mamarme el culo, yo solte un grito ahogado al sentir las mamadas en mi culo.
Poco después Giovanni se puso de pie detrás mio, y viéndome con lujuria me dijo, aaahhh no mames, Mariela, estas bien nalgona, y entonces apretandome fuertemente por la cintura tomo su macana y me la clavo hasta el fondo y asi por fin comenzo a cogerme. Giovanni me penetraba cada vez con mas fuerza su macana por mi culo, yo me apoyaba con las palmas de mi mano sobre la pared del baño, luego de un rato de estar cogiendo nuestros cuerpos desnudos se retorcian de placer; Giovanni me hincába su garrote duro hasta la base, mientras yo apretaba los puños en una toalla que alcance a sujetar, gimiendo de placer el me decía aaahh, Mariela, ahhh me encanta como te mueves, yo extasiada le contestaba ahhhh sigue, aahhh sigue, quédate adentro de mi ahhhh hasta que ya no pueda mas aahhh.
Acto siguiente Giovanni apoyo su mano en mi hombro, para clavarse aun mas entre mis nalgas, mientras yo me sujetaba torpemente a las llaves de la regadera con los dedos abiertos ante las incesantes embestidas que mi amante me seguía dando; nuestros cuerpos desnudos se movían y se menaban restregándose el uno con el otro, fue entonces que Giovanni comenzo lamerme y a besarme la espalda, y ya en pleno extasis, ahora el, puso su mano encima de la mia y asi, nuevamente comenzo a masturbarme, al tiempo que gimiendo me dijo, aaahh Mariela, eres la mejor mujer que he tenido ahhhh y yo en plena ebullcion le conteste ahhh si mi amor asi, eres una maravilla, ahhh coges riquísimo te amooo ahhhhh y continuamos cogiendo.
En la agonía del placer, teniéndome Giovanni sujetada por la cintura embistiéndome por detrás, cada vez mas duro y mas rápido; en eso Giovanni puso el dedo medio de su mano en mis labios y me lo metio en la boca, yo comence a chupárselo con lascivia, mientras con su otra mano el comenzo a acariciarme los senos, mientras yo en pleno trance gemia arqueando la espalda y meneándome despacito sobre el, comencé a masturbarme con mis dedos; y nuevamente Giovanni empezó a decirme palabras cargadas de placer y erotismo ahhh, Mariela mamacita, mmmhh tu cuerpo me encanta ahhh y yo le contestaba gimiendo ahhh si mi amor asi chiquito ahhhh hazme duro, métemela asi asi, métemela toda en mis nalgas aahh te amooo ahhh.
Después, dándome vuelta para quedar de frente, Giovanni me cargo por la cintura para encaramarme sobre el, y asi, con nuestros cuerpos empapados por el agua que caia de la regadera el se rodeo sus caderas con mis piernas, recargándome sobre la pared del baño, coloco su pene en la hendidura de mi sexo y continuo cogiéndome, yo comence a contonearme, inclinando mis senos hacia adelante para que que Giovanni pudiera mamarmelos a su antojo. Yo me aferre a su espalda Giovanni se detuvo para estrujarme las nalgas, me las apretaba con firmeza, haciéndome saltar; nuestros cuerpos desnudos se movían y se menaban restregándose el uno con el otro, yo y mi amante cogíamos a un ritmo cada vez mas acelerado, jamas imagine verme asi, bañándome con otro hombre, con las piernas abiertas, recibiendo las embestidas que Giovanni me daba, yo me meneaba en círculos pequeños sobre la erección de mi amante, el me agarraba con fuerza de mis nalgas, y gimiendo me decia ahh asi me gusta mamacita, que rico te mueves, el guiaba el vaivén de mi culo. Yo puse las manos en su velludo pecho y continue contoneándome; despues Giovanni pego su boca a mi rostro entre chupadas en mi cuello, susurrándome obsenidades, Mariela que patotas tienes, ábrete mas, siéntelo hasta adentro , no mames, mamacita como me fascina estar entre tus piernas , y asi sin mas, nos besamos acaloradamente, nuestras lenguas bailaban entre si, entrelazamos nuestros dedos y continuamos cogiendo sin parar fundiéndonos en un solo cuerpo.
Despues, mi amante se coloco entre mis piernas, me levanto y me llevo rumbo a la habitación; estando ya en ella, Giovanni me tomo por la cintura, y comenzo a restregarme su entrepierna en mi sexo, arrimándome su pene ardiente, el, exclamo, Aaahh mamacita tienes el mejor cuerpo que he tenido; Giovanni con los ojos encendidos de deseo se abalanzó sobre mi como una bestia en celo, tumbandome sobre la cama, yo me eche hacia atrás con la espalda erguida y gimeindo, abri las piernas para recibirlo, fue entonces como Giovanni comenzo a cogerme estando encima de mi; mi amante me atenazaba por la cintura y proyectaba su cadera una y otra vez entre mis piernas, con los ojos encendidos de extasis, yo aprete la sabana con los puños y hundi el rostro en una almohada para ahogar los gemidos. Giovanni alzo su pecho y empezó a moverse rítmicamente, clavándome mas a fondo su miembro tieso y grueso, mi amante gemia con los ojos cerrados y la boca entreabierta, extasiado por que al fin estaba saciando su lujuria cogiéndome, yo gemia estrujando las sabana con las uñas, la cama rechinaba debajo de nosotros, de pronto, comenzamos a besarnos con lascivia, nuestras bocas tronaban por los besotes que nos estábamos dando, ambos sacamos nuestras lenguas enredandolas en un nudo fantástico y excitante.
En ese instante a Giovanni y a mi ya no nos importaba nada, estábamos en pleno extasis, desatados revolcandonos, mis piernas se contoneaban cada vez mas a medida Giovanni me embestía con mas fuerza, la cama rechinaba con mas intensidad, me extasiaba la forma como mi amante con sus dedos recorria todo mi mi cuerpo, yo le acariciaba a ciegas la espalda, nuestras bocas tronaban fuertemente debido a la lujuria y lascivia con que nos estábamos besando, ambos entrecruzabamos nuestras lenguas y las girabamos entre sí, introduciéndolas uno en la boca del otro; era excitante para mi ver como las caderas de Giovanni se balanceaban entre mis piernas restregandome su trozo caliente y rigido; mi amante me agarro de las nalgas y me alzo levemente de la cadera para hundirme hasta el fondo su pene en mi sexo, el, apoyo su frente sobre la mia y libero un resuello rasposo y energico, yo no pudiendo mas me sujete a uno de los barrotes de la cama, Giovanni exclamo, aaahh Mariela, eres la mejor mujer que he tenido Mamacita, aaahh tu cuerpo me encanta aahh y yo gimiendo le conteste ahhh si mi amor tú has hecho que me olvide de todo, de mi familia, de mi fidelidad, tu haz hecho que ya nada mas me importe, te haz apoderado de mi voluntad, te has convertido en mi dueño ahhhh te amo ahhh.
Giovanni y yo nos estabamos revolcando entre las sabanas como desesperados, el comenzo a mamarme los senos, me mordisqueaba los hombros, con sus manos se deleitaba acariciándome las piernas, yo gimiendo con la boca abierta ahhh extendi el rostro hacia atrás con los ojos cerrados, entonces Giovani empezo a besarme, lamerme y a morderme el cuello, yo aprete con mis manos la sabana que estaba debajo de nosotros haciendo un par de puños muy fuertes y para ahogar los gemidos mordi la almohada que estaba debajo de nosotros, y exhalando un gemido Giovanni dijo ahhh, mamacita me encanta como te mueves, Mariela mamacita tienes el mejor cuerpo que he tenido en mi cama, ahhh, y yo jadeando le dije ahhh si mi amor, Besame, lameme, tócame, ahhh Soy tuya tu eres el dueño de mi cuerpo ahhh si asi Ahhh que rico ahh me encanta sentir tu lengua en mi piel me fascina sentir tus manos y tu lengua sobre todo mi cuerpo ahhh.
Giovanni me apreto reciamente por la cintura, acomodo mis piernas sobre sus hombros y comenzo a balancearse metiéndome y sacondome su pene a un ritmo cadencioso, mi amante estaba desatado comenzó a penetrarme de una manera cada vez más salvaje, más duro, más rápido, sus manos robustas me jalaban hacia el con cada arremetida, desbocado en su afán por llegar al éxtasis, era excitante ver sus nalgas embestirme, yo recibía dichas embestidas con las piernas abiertas y veía como mis pies desnudos se contoneaban encima de sus hombros al ritmo cadencioso en que el me penetraba incrustandomelo hasta la base, yo gemia con la boca abierta ahhhh me aferre a sus hombros, de pronto mi amante se encendió aún más, dándome cada vez más fuerte, Giovanni gruñía y gemía en cada empellón que me daba, ; era excitante ver como Giovanni me poseía, poniendo los ojos en blanco y con la boca abierta, gimiendo mmhhh demostraba el placer extremo que sentía al estar entre mis piernas.
Giovann y yo estábamos desatados revolcándonos, nuestros cuerpos desnudos estaban bañados en sudor; ambos estabamos destados acariciándonos y besándonos con lascivia; Giovanni se aferro a mi con todas las ganas, mordiéndome la espalda para desbordarse en un galope exquisito, hizo que yo apretara en un puño la sabana, y con mi otra mano le acariciaba su espalda; gimiendo de extasis Giovanni me susurro ahhh Mariela nunca había tenido una amante como tú ahhh mamacita, jamas me imagine que fueras tan buena en la cama y yo jadeante le dije ahhhh siiii bebe sigue, aahhh sigue bebe, quédate adentro de mi ahhhh hasta que ya no pueda maaasss aaahhh si bebe asi hazme duro, métemela asi asi, métemela toda aaahh si asi bebe te amooo ahhhh; Giovanni y yo pusimos los ojos en blanco y con la boca abierta, ambos entrelazamos nuestros dedos cuando llegamos al climax total.

Un comentario sobre “por primera me atrevi a ser infiel

  • el marzo 7, 2020 a las 2:13 am
    Permalink

    Excelente relato, uffff yo también vivo esa experiencia

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *