DORA LA MAMADORA. (Primera parte)

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Autor: siremis

RESUMEN: La puta de doña Dora decide darle un buen estímulo sexual al pervertido de su hijo, y por primera vez se presenta prácticamente desnuda ante él y le practica una colosal y deliciosa mamada, mientras se expresan frases altamente morbosas.

PERSONAJES DE ESTA ENTREGA:

DORA:

Madre de Kevin, María y Lina. Esposa de Lucas Melo. Tiene 38 años de edad. 1,70 metros de estatura. Es muy bonita, su porte es elegante, muy glamurosa, sus facciones y movimientos son delicados y muy femeninos. Casi siempre está sonriente y le gusta reír a carcajadas muy sonoras. Su cuerpo es esbelto. La señora es blanca y rubia, de cabello liso, sedoso, suave y largo. Tiene ojos grandes, expresivos y grises, pestañas largas, cejas seductoras y finas que se elevan desde la parte de la nariz hacía afuera y cuando se van aproximando a la parte externa presentan un ángulo casi recto hacia abajo y terminan en forma puntiaguda. Su mirada es profunda y en ella se ve picardía y viveza. Su cara es alargadita, sus pómulos son sobresalientes, su boca grande, con unos rojos labios, siendo su labio inferior gruesito, y el superior un poco más fino. Sus dientes son blancos y parejos. Su quijada es pronunciada y hasta cierto punto aguda. Su nariz es larga, recta y apunta hacia abajo. Se viste casi siempre con vestidos de tiranticas a los hombros y generoso escote, o con camisas escotadas y faldas cortas de tubo o de vuelo. A veces se pone medias veladas y otras veces no. Casi siempre usa zapatos de tacón, aunque esté en la casa. También es amante de usar collares, aretes, pulseras y anillos, y mantiene muy perfumada y muy maquillada. Sus manos son pequeñas y cuidadas, de uñas largas y pintadas casi siempre de rojo. Algo que a ella le da malgenio es que no la crean capaz de hacer las cosas, la discriminación positiva y que la reten. Ella es muy liberada, en los temas del sexo se lo sabe todo y no se escandaliza por nada, es defensora de la libertad sexual y el libre desarrollo de la personalidad. Es experta en hacer mamar y sexo anal. Ella da mucho morbo. En varias ocasiones se ha dado cuenta de las miradas provocadoras de su hijo hacia ella, lo ha visto masturbándose desesperadamente mirando fotos suyas y de sus hijas, pronunciando con lujuria sus nombres, y por esta razón quiere darle un merecido estímulo sexual.

KEVIN:
Hijo de Dora y Lucas Melo. Hermano de María y de Lina. Tiene 22 años de edad. 1, 80 Metros de estatura. Musculoso, acuerpado y poseedor de una larga, gorda y venosa verga de 25 centímetros de longitud. Tiene cabello abundante, negro y lacio. A veces se hace una pequeña coleta. Tiene ojos negros y un poco saltones, cejas pobladas y nariz larga. Es muy velludo. Sus manos son grandes y fuertes. Es muy vago, vicioso y manipulador, ha perdido muchos años de colegio, por eso aún está cursando grado décimo junto a sus hermanas a pesar de su edad. No es nada aplicado, su indisciplina es terrible. Es machista, tosco, ordinario, egocéntrico y vulgar. Es un obseso sexual, llegando al punto de ser un depravado. Sueña con follarse a su mismísima madre y a sus putísimas hermanas, pero no se ha atrevido a tanto, solo a intercambiar algunos comentarios morbosos con sus hermanas y a tener ciertos tocamientos con ellas. Su padre y su madre son muy permisivos y pacientes con él, lo adoran y le dan todo lo que quiere y necesita. Kevin tiene una gran confianza en ellos y ellos son muy alcahuetes con él. Su novia Tatiana lo quiere mucho, está locamente enamorada de él, pero él solo la busca para tener sexo con ella y para que le haga las tareas del colegio, le haga favores y le de dinero, la mangonea muy fácilmente. Sus amigos son patanes igual que él, e incluso él ha tomado el mal ejemplo que le da su padre, el cual también es un machista y un completo gañán.   

Doña Dora baja las escaleras llamando la atención de su hijo, él apenas la ve se levanta del sillón de la sala de la casa y sin quitarle el ojo de encima queda atónito al ver la espectacular figura de su madre, cuyo esbelto cuerpo está cubierto solo por un pequeñísimo vestido negro ajustado y medio transparente. No tiene nada más que eso puesto. Un gran escote dejaba ver una buena porción de sus abundantes y paradas tetas, a las cuales se les nota sus ricos y grandes pezones. La semitransparencia deja percibir ese hermoso par de senos. Su rotundo, redondo y firme culazo queda exquisitamente provocador. Sus piernas tonificadas, bonitas y suaves se ven en todo su esplendor, pues el vestido es sumamente corto y atrevido. Sus pasos suenan bastante al bajar las escaleras por causa de sus zapatos de tacones altos. Al bajar el último escalón, la señora se pone de lado y mira fija y vanidosamente a su hijo, quién esta boquiabierto, mirando sin ningún disimulo todo su cuerpo. Dora sube una pierna de forma bastante sexy, doblando la rodilla y poniéndose las manos en la cintura, y dice:

DORA: ¡Mira Hijo! ¡Mira el vestidito que el guache de tu papá pretende que me ponga mañana en la reunión con sus amigos!

KEVIN: ¡Ufffff! ¡Mamá! ¡Qué rica te ves! ¡Mamasota rica y apretadita!

DORA: Jejeje ¿Te gusta?

KEVIN: ¡Me fascina, mami! ¡Estás buenísima! ¡Date una vueltica!

Dora da una provocativa y sensual vueltica y dice con vanidad:

DORA: No te creo. Jejeje…

KEVIN: ¡Estás divina mami! ¡Me gusta verte así! ¡Santo Dios, qué tetas tienes!

DORA: ¡Pero si este vestido está muy atrevido! Jejeje ¡¿Te gustan mis tetas?¡

KEVIN: ¡Mucho! ¡Mami!

DORA: Jajaja ¡Pero me siento casi desnuda! ¡Solo al puerco de tu papá se le ocurre que su mujer se muestre con un vestidito así de chiquito ante los pervertidos de sus amigotes! ¡Tiene huevo! ¡A lo bien!

Dora, disimula cierto inconformismo con su vestido, y haciéndose la que se lo revisa, con una mano se trata de bajar un poco el vestido supuestamente para tapar un poco sus piernas, pero mientras hace esto se le baja el escote provocando que por poco se le salgan las enormes tetas ante la atónita mirada de su hijo Kevin. Al ocurrir esto, con las dos manos se sube, por un par de segundos, el vestido, y deja ver así, su peludita y mona panocha un poco. Su asombrado hijo no pierde detalle y hasta se agacha descaradamente para verle la cuca.

KEVIN: ¡Wow! ¡Mamá! ¡¿Pero qué haces?! ¡Se te vio todo! ¡Qué rico!

DORA: ¡¿Cómo que se me vio todo?! Jejeje ¡¿Qué se me vio acaso?!

KEVIN: ¡Se te vio toda la chocha! ¡Y qué señora chochaza tan provocativa tienes! ¡Wow!

DORA: Jajaja ¿¡Que qué!?

KEVIN: ¡Que qué chochaza tan bacana te vi! Mamasota ¡Toda peludita y rica! ¡Yupi! ¡Por fin le vi la raja a mi mamá!

DORA: Jajajajajaja ¡Si tú me viste la raja así no más tan fácil, imagínate todo lo que me irán a ver mañana los amigos de tu papá!

KEVIN: ¡Esos son bien abusivos, no te va a dejar durar mucho! Jejejeje

DORA: ¿¡A qué te refieres!? mi amor…

KEVIN: ¡A que conozco a los amigos de papá y sé que son como él, unos patanes bastante groseros, depravados y abusivos, y no van a salir de aquí sin meterte mano!

DORA: ¡Ohhh! ¡Si salgo así vestida ante esos granujas me van es a meter mano de una! ¡¿qué hago?! ¿¡Qué opinas tu?! ¡¿Qué me sugieres?!

KEVIN: ¡No te preocupes mami! ¡Te ves muy sexy! ¡Estás muy buena! ¡Si te meten mano pues lo disfrutas y listo!

DORA: Jajajajajaja ¡Pues sí! ¡Tienes razón! ¡Así tu padre recibirá su merecido por hacerme poner este efímero vestidito! ¡Uuuuiiicchhhh se me están saliendo las tetas!

KEVIN: Jajajaja ¡Deja que sea libre ese par de ricas tetotas! ¡Mamacita rica!

DORA: jajajajaja ¡Mijo, qué cosas dices! ¡Es que si me bajo el vestido para que no se me vea el culo se me ven las putas tetas y si me lo subo para taparme las tetas se me ve el culo! ¡Lo que parezco así es una mujerzuela barata! ¡Mira cómo se me ve el puto culo de vulgar y de apretado!

KEVIN: Jejeje ¡En eso si tienes razón mami! ¡Con solo ese micro vestido y sin calzones ni nada te ves como una autentica puta! ¡Pero no como cualquier puta sino como una bien vulgar, una de esas de calle, de esas bien buenotas, como las que a mí me gustan! ¡Con decirte que se me paró la verga con solo verte!

DORA: Jejeje ¡Pues no veo que se te haya hinchado el paquete!

KEVIN: ¡Tengo parola mami! ¡Quiero hacerme una paja!

DORA: ¡Pues háztela mi amor!

KEVIN: ¡¿Me la hago?! ¡¿Aquí?! ¡¿Acaso quieres verme el pipí?! ¡¿Quieres ver cómo me lo jalo?!¡Si quieres me lo saco y me hago una buena paja aquí mismito!

DORA: ¡No creo que seas capaz de sacarte ese pipisote ante mí, ni mostrarme tu deliciosa erección, y mucho menos pajearte aquí junto a mí!

KEVIN: ¡Sacamelo tú!

DORA: ¡Pues te lo saco!

KEVIN: ¡A que no eres capaz de sacarme la verga y hacerme una buena paja!

DORA: ¿Me estás retando?

KEVIN: ¡Así es mamá! ¡Te reto a que me saques el pipí y me masturbes!

DORA: ¡Ay mijito! ¡¿¡Crees que no soy capaz?!

KEVIN: ¡No eres capaz! ¡Solo eres una calientahuevos! Jejejejeje

DORA ¡Ay! ¡¿Quién dice miedo?! ¡De una! jeje

Dora, con una mirada de fiera y de lujuria se acerca tanto a su hijo que queda con sus tetas tocando el pecho de su hijo. Lo mira con una lasciva sonrisa, su cara tiene dibujada una faceta de libido, de burla y de dominio, y con sus manitas le comienza a quitar el cinturón con decisión. Kevin no da crédito a lo que está sucediendo, no lo cree, sus ojos asombrados, abiertos como platos, observan con detalle las enormes tetas de su madre, la cual le retira el cinturón y lo lanza lejos, y luego, con cara de mujerzuela, comienza a soltarle el botón que ajusta el pantalón y a bajarle la cremallera. Seguidamente le baja el pantalón con ansias.

DORA: ¡Dizque no soy capaz! ¡Ya verás de lo que soy capaz, so huevón! Jejeje

KEVIN: ¡Mamá! ¡¿Qué estás haciendo?!

Doña Dora baja los calzoncillos y automáticamente le agarra las huevas a su hijo.

DORA: ¡Uuuuuuyyyyyy! ¡Qué tenemos aquí, papi! ¡Qué ricas bolas!

La mano de Dora comienza a palpar las huevas de Kevin. El hombre, apenas siente la mano de su mami cogiéndole las huevas, se estremece y comienza a sudar, su corazón va a mil y su verga crece aún más y se pone más dura. El pobre privilegiado no cree lo que le está pasando y piensa que es un sueño. Kevin tartamudeando dice:

KEVIN: ¡Mami, me – me – – estás aga—aga—agarrando las huevas…!

DORA: ¡Claro, papito! ¡Mi mano es un poco traviesa! Jijijiji

Después de unos segundos se aferra a su erecto miembro, lo desencapucha y empieza el delicioso movimiento masturbatorio. Dora mira con ojos golosos su miembro palpitante y mientras se saborea exclama:

DORA: ¡Wow! ¡Mijo! ¡Que pepinote tan grande tienes! ¡Tu salchichón palpita muy rico!

KEVIN: ¡Ooooooohhhhhh!

Kevin sin saber qué más decir echa su cabeza hacia atrás y pone sus manos sobre los brazos de su mami.

DORA: ¡Uuuuuuyyyyyyy! ¡Qué chimbo tan grande! ¡Desde hace años no te lo veía! ¡Está enorme! ¡Qué pipisote tan hijueputa tienes, cariño! ¡De seguro con esta cosota les rompes el útero a las putitas del colegio con las que te la pasas! ¡Es que está muy grande!

Kevin se siente en el cielo, el delicioso perfume de su madre ayuda a que él se pierda entre el placer. Cierra sus ojos y disfruta del pajazo que le está haciendo aquella mano sabrosa y viciosa. Después de jadear unos segundos, mira a Dora a los ojos y luego observa sus labios carnosos y rojos, intercambia la mirada entre los ojos de su mami y sus labios. Kevin va acercando sus labios, muy lentamente, a los labios de su madre, y de repente ella con su otra mano toma la parte posterior de la cabeza de su hijo y con fuerza lo besa en los labios mientras continúa haciéndole la paja.
Kevin abre los ojos como plato y abraza a su madre y la besa con ternura, pero también con lujuria, sus lenguas se entrelazan, la boca del uno succiona la lengua del otro. Los sonidos del beso son exquisitos, se chupan los labios, se dan piquitos, se besan las caras y el cuello.
Quedan mirándose por un par de segundos. Ella muy sonriente, pícara y burlona, y él completamente asombrado. Luego, ella nuevamente busca los labios y la lengua de su hijo. Se besan nuevamente y las manos de Kevin buscan las firmes tetas maternas, y comienza a sobarlas y apretarlas sobre el vestido. Sus besos ahora son salvajes, muy húmedos y babosos, el sonido de sus labios, lenguas y saliva es embrujador. Kevin no deja de amasarle las tetas a su señora madre por encima de la tela del vestido.
Después de un rato, Dora separa su boca de la de su hijo, se ríe morbosamente y lo mira a los ojos.

DORA: ¿Te gusta?

KEVIN: ¡Ohhhh! ¡Wow! ¡Me encanta!

Dora se agacha sin soltar el nabo de su hijo y se lo pone a unos pocos centímetros de su cara. La mamá de Kevin mira de frente el impresionante pito de su hijo, lo mira y lo huele por abajo, por encima, por todos lados. Kevin totalmente excitado no deja de mirar las buenas tetazas que se le observan desde ahí a su mamá, la cual se encuentra acurrucada con las piernas abiertas, las cuales su hijo también observa detalladamente. 

KEVIN: ¡Mamá! ¡¿Me lo vas a mamar?!

DORA: ¡Puede ser papi! ¡Una mamada no le hace daño a nadie! ¡Ni se va a acabar el mundo porque una madre se lo mame a su propio hijo! ¡y ese jodido falo se ve tan delicioso y tentador! ¡Mira, le está escurriendo líquido del ojo a tu pipisote!

Dora saca la lengua y recibe en ella el hilillo de líquido preseminal que está escurriendo de la verga de su hijo. Inmediatamente mira a su hijo y da una risita como si solo hubiera hecho una simple bobada cotidiana y normal.

DORA: ¡Sabe cómo a pescado, no sé! ¡¿Comiste atún?!

KEVIN: ¡Sardinas, mami! ¡Comí Sardinas en el colegio!

DORA: Jejejejeje ¡No estaba lejos! Jejeje ¡Para que veas que tu madre sabe qué han comido sus machos con solo probarles aquí abajo!

KEVIN: ¡Hazme la paja con la boca, mami! 

DORA: ¡Claro que si mi amor! ¡Ya viste el pajazo que te di! ¡¿Cierto?!

KEVIN: ¡Espectacular mamá! ¡No pensé que fueras capaz de hacerlo!

DORA: ¡¿Si ves que soy capaz de todo?! ¡Fui muy capaz de sacarte ese precioso cipote y de pajearte! ¡Y soy muy capaz de chupártelo!

KEVIN: ¡Pues te reto a que me lo mames!

DORA: Jajajajaja ¡Pues te lo mamo! ¡Te voy a mamar esas ricas y grandes huevas! ¡Huevón! Jejejejeje ¡Ese va a ser tu apodo! Jajajajaja

KEVIN: ¡Mámamelas, mamá Dora! Jajajajajaja ¡Mamadora! jajajajaja ¡Y mamadora va a ser el tuyo! ¡Dora, la mamadora! 

DORA: Jajajajajaja ¡Genial! ¡Ahora mira la señora mamada que esta mamadora te va a dar!

La madre de Kevin, sin esperar nada más le lame el glande varias veces, le besa el miembro, se lo olfatea, y vuelve a lamerle la verga, pero esta vez por toda su longitud. Luego le levanta el falo, y se lo lame desde la raíz hasta la cabeza y seguidamente le lame varias veces las huevas. Kevin casi se desmaya del placer y de la emoción, está temblando, pero aun así logra sacar su celular del bolsillo de la camiseta y comienza a grabar a su mamita lamiéndole las huevas y la verga sin ningún recato.

DORA: Jejejeje ¡Eso, mijo guarda de recuerdo ese videíto de tu mamita la guarra, titúlalo como Dora la mamadora!

KEVIN: ¡Si mami, es solo para mostrárselo a mis compañeros del colegio! ¡Pues cuando les cuente que mi mamá me lo mamo no me lo van a creer de solo palabras!

DORA: ¡¿Ahh sí?! ¡Huevón este! ¡Pues graba esto muy bien! Jajajajajaja

Dora comienza a chuparle las huevas a Kevin, muy sonoramente, mientras sigue pajeando su miembro. Chupa la una, chupa la otra, y así sucesivamente, ninguna de las dos huevas se queda sin ser fuertemente chupada. La lasciva e indecente mujer, con su boca viciosa, estira cada hueva y la suelta al final con un fuerte sonido de chupón. 

KEVIN: ¡Wow! ¡Mamá! ¡Ohhhh! ¡Casi me haces correr! ¡Qué rico!

DORA: Jajajajajaja ¡Disfruta de la mamada que la zorra de tu mami te está ofreciendo, cariño!

KEVIN: ¡Qué ricas tetas y que deliciosas piernas se te ven desde aquí! ¡Sácate las tetas mami! ¡Para que quede aquí grabado!

Dora sin dudarlo mira a la cámara del celular, guiña un ojo, y se baja la parte de arriba de su vestido dejando ver totalmente al aire ese par de hermosas, grandes y suculentas tetas, las cuales salen dando unos saltitos muy excitantes. Su hijo casi se viene de la emoción y no duda en darle zoom a su celular para ampliar esas exuberantes tetazas.

DORA: Jajajajajaja ¡Eso nene, fílmame las tetas!

Dora se toma con las manos las tetas juntándolas y alejándolas, se las alza, se las baja, se las mueve levantando la una con la mano izquierda y bajando la otra con derecha, alterna este movimiento y lo repite varias veces mientras hace una cara de morbo tremenda, siempre sonriente. Dora mira la cámara y manda besitos. Después ella misma se estira una teta hasta la boca y se la chupa alargando el pezón con los dientes. Kevin lo filma todo, hace zoom cuando lo amerita.

KEVIN: ¡Por Dios, mami! ¡Qué tetotas tienes!

DORA: ¡Puras tetas de vaca!

KEVIN: ¡Por lo enormes y lecheras, si! ¡Pero las tuyas aparte de eso son hermosas!

DORA: ¡Lechera ésta buena verga que me voy a meter a la boca inmediatamente!

Diciendo esto, Dora aparta las manos de sus tetazas, y con una de ellas agarra nuevamente el caliente miembro de su hijo y de una buena vez se lo mete a la boca, y empieza a hacer una buena pero lenta mamada.

KEVIN: ¡Aaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhh! ¡Juepuuuuuta! ¡Qué estupeeeenda boooca! ¡Qué laaaabios tan riiiicos! ¡Qué leeennnggguuuuaaa!

La cabeza de la madre de Kevin realiza una sucesión de deliciosos movimientos hacia adelante y atrás, chupa la verga y disfruta mucho de ella. Su mano mientras tanto no deja de masturbar ese venoso nabo. Así dura un rato, luego, Dora saca la verga de su boca y dice:

DORA: ¡Veo que mi muchacho está disfrutado mucho de la mamada que su mami le está propinando!

Kevin aprovecha estos segundos para deshacerse de una vez por todas de sus pantalones y calzoncillos y dice:

KEVIN: ¡Si, mamá! ¡Sigue mamando!

DORA: ¡Dora la mamadora obedece y cumple tus deseos! Jejejejeje

Dora nuevamente se mete la verga a su boca, pero esta vez no usa sus manos para masturbar el pito de su hijo sino para frotarse y acariciarse las tetas. Los labios de la señora son una delicia, los cierra bien sobre el miembro erecto, bajándolos y subiéndolos por toda la longitud de la verga. Dora se mete toda esa vergota dentro de la boca, y le llega hasta su garganta, luego la hace retroceder, pero sin sacarla de su húmeda boca, y nuevamente va para adentro, hasta el fondo. La nariz de Dora toca el pubis de su excitado hijo, el cual no suelta su celular y sigue filmando la escena juiciosamente. 

KEVIN: ¡Mami, me matas de placer! ¡Me va a dar un ataque! ¡Mira como tiemblo de la emoción! ¡Esto no puede estar pasando realmente!

Dora saca la lengua y se relame vulgarmente con ella sus labios. Con una mirada de viciosa dice:

DORA: ¡Es muy real, papito! ¡mira!

Dora comienza a mamar con fuerza, ya no son movimientos suaves sino apresurados y muy llenos de vitalidad, y Kevin está por correrse dentro de esa boca masturbadora, pero hace lo posible por no eyacular aún. Dora se mete la verga con fuerza hasta su garganta y luego la expulsa fuertemente junto con una gran cantidad de babas y líquidos extraños que salen hacia todas direcciones.   

DORA: Gggggguuuuuuuuaaaaaaaagggggggggggg Jajajajajajajajaja ¡Qué sabrosura! ¡Que loca soy! ¡¿Cierto mijo?!

KEVIN: ¡Lo que eres es una cerda!

DORA: Jajajajaja ¡Tu papi dice que soy una marrana!

Dora, se pone de rodillas y vuelve a chupar con ansías esos 25 centímetros de tiesa verga, recorre con sus rojos labios toda la verga, se la saca, la lame y ahora chupa las huevas. Después lame el glande y juega con su lengua sobre él. Esa lengua juguetona no deja de lamer traviesamente ese rosado glande. No hay duda que doña Dora es una mamadora empedernida, mientras mama lanza gruñidos, risas, gemidos, sonidos de toda clase, aparte de los tradicionales ruiditos de babas y los propios de las mamadas.

KEVIN: ¡Oye mami, mi papá tiene razón, haces sonidos como de marrana!

Dora se saca la punta de la verga de su hijo de la boca haciendo el potente sonido de un chupón y contesta:

DORA: ¡Soy una hijueputa marrana! ¡Una bien cerda!

KEVIN: ¡Uuuuuuuuuuuuuuuuhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!

La madre de Kevin mira la cámara, sonríe, hace un saludito con la mano, guiñe un ojo y lanza un piquito al aire, y prosigue con la mamada. Su hijo con una mano le oprime una teta y luego la otra. Por primera vez siente la suavidad de esas tetas. Kevin nunca le había tocado las tetas a su madre, solo cuando bebé, pero eso es otra cosa. En el rostro del joven se expresa el placer de sentir esas turgentes tetas en su mano. Se las exprime un poco, le jala los pezones y dice:

KEVIN: ¡Oye mamadora, quiero chuparte las tetas!

DORA: Jajajajajaja ¡Ahora resulta que el mamador eres tú!

KEVIN: ¡Soy un gran mamador de tetas!

DORA: ¡A ver si es así! ¡Cuando bebé sí que lo eras! ¡Vamos a ver ahora de adulto sigues teniendo esa habilidad! Jajajajajajajajaja

Dora se levanta, se toma las tetas con las manos, y hace unos movimientos excitantes con ellas ofreciéndoselas a su depravado hijo mientras reía como una loca. Kevin le da el celular a su madre para que ella siga filmando todo, y automáticamente se lanza sobre esas preciosas tetas. El joven tumba a su madre con fuerza sobre un sofá y le manosea esas tetas como quiere, sin pudor. Le da palmadas en las tetas a su madre, hace vibrar ese buen par de senos como si fueran flanes, los lame, le hace chupones, le succiona los pezones, se los estira con los dientes y con los dedos, los mueve como si fueran el control del volumen de los radios, para uno y otro lado, se los muerde, se los chupa sonoramente. Todo eso lo hace salvajemente. Kevin mete su cara entre esas tetas y hace bbbbbbbbrrrrrrrrrrrr bbbbbbbbrrrrrrrrrr bbbbbbbbrrrrrrrrrrrr. También le escupe sobre esos melones y no deja de exprimírselos hasta que ella lo vuelve a besar en la boca, pero esta vez el beso es más apasionado que el primero, pues lo besa con agresividad. Dora tiene el vestido totalmente subido a la cintura, la peludita cucaza se le ve provocativamente, y Kevin comienza a manosearle las suaves piernas y sube una de sus manos a su coño, comienza a sobárselo, y luego hace movimientos sobre su madre como si la estuviera intentando penetrar, y al notar esto Dora dice:

DORA: ¡Kevin! ¡Kevin! ¡Papito! ¡Kevin! ¡Por Dios! ¡Mi amor! ¡Espera! ¡Quiero seguir mamando verga, mi niño!

KEVIN: ¡Chúpamelo! ¡Mamacita rica!

Dora se sienta sobre el sofá, con su vestido retorcido y encogido en su cintura, parece un cinturón ya, las tetas y la cuca al aire totalmente.  Kevin esta extasiado mirándola, y ella con todo su maquillaje corrido se apropia nuevamente de esa potente vergota y comienza a succionarla de nuevo con muchas ganas. Kevin está que no se cambia por nadie en el mundo, y al ver así a su madre, le genera un morbo que se sale de todo límite, pues nunca la había visto así, ni siquiera le había visto una teta al desnudo, y ahora la tiene al frente totalmente desnuda y chupándole la verga de forma hambrienta. Ver a su mamita así y con el maquillaje corrido le hizo recordar a las putas de calle que él acostumbra visitar, y ante tanto placer y excitación se atreve a decir sin ninguna clase de tapujos:

KEVIN: ¡Mamá eres una puta!

Su madre al escuchar eso se saca la verga de la boca lo mira extrañada y le pregunta:

DORA: ¡¿Una qué?!

KEVIN: ¡Una puta!

Dora no puede creer que su hijo la haya llamado así y le inquiere:

DORA: ¡¿Cómo diablos me llamaste?!

Su hijo totalmente dominado por la arrechera no le importa nada y le repite:

KEVIN: ¡Puta!

Dora, sin embargo, no deja de jalarle la verga a su propio hijo biológico, y con cara de seriedad exclama:

DORA: ¡Le acabas de decir puta a tu madre!

Kevin sin remordimiento y sin miedo le vuelve a decir:

KEVIN. ¡Si! ¡Eres una reputa!

DORA: ¡¿Pero cómo demonios te atreves a llamarme puta?!

KEVIN: Jejejeje ¡Tienes mi rabo en tu puta jeta de marrana! ¡Eres una puta mamadora!

Dora asombrada y con cara de estupefacción dice:

DORA: ¡Mi amor!…

Pero luego cambia de expresión, pone una cara de puta, sonríe y contesta:

DORA: ¡Eso papi! ¡Dime puta!

KEVIN: ¡Puta!

DORA: ¡¿Soy una qué?!

KEVIN: ¡Eres una puta!

DORA: ¡No te escucho!

KEVIN: ¡Eres una puta más que puta!

DORA: ¡Sigo sin escuchar, papi!

KEVIN: ¡Eres una Puta! ¡Puta! ¡Puta! ¡Puta! ¡Puta! ¡Puta! ¡Puta!…

DORA: ¡Vaya! ¡Cómo me gusta esa bella palabrota!

KEVIN: ¡Mi madre es una puta!

DORA: ¡Me gusta que me llames así, cariño! ¡Anda, sigue llamándome puta! ¡Qué excitante!

KEVIN: ¡Y tu sigue mamando, puta! ¡Anda mama mi verga mamá! ¡Eres la puta Dora la mamadora!

Dora le entrega el celular a su hijo, la filmación continúa, y coge a su hijo por las nalgas acercando su miembro a la boca, la cual lo recibe con gran pasión. Kevin le mete la verga de forma lateral en la boca haciendo que la cabeza de semejante falo se notara inflamando la mejilla de su progenitora, esto lo hace varias veces, y cuando su mami se saca la verga de la boca lo hace haciendo un sonido similar al que se produce al destapar una botella de champaña.

DORA: ¡Qué rico es mamar!

KEVIN: ¡Y qué rico es metérselo por la boca a la puta de mi mamá! ¡Toma perra!

Kevin agarra por el cabello a la puta de su madre con la mano libre, ya que con la otra sostiene el celular, y comienza a jalárselo para así lograr que ella se meta de forma ruda su miembro a la boca, y comienza a tener control sobre los movimientos de la mamada y sobre su profundidad.

KEVIN: ¡Toma verga, maldita puta!

DORA: Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Gggggguuuuuuuuuuuuaaaaaaaaaaggggggggggggggg

La mamita de Kevin vomita sobre la verga de su hijo, sobre sus tetas y sobre la alfombra, y comienza a toser y a escupir mientras lanza aullidos de gozo, sonidos de marrana, y risitas de placer y gracia.

KEVIN: ¡Mamá! ¡Qué rico! ¡Siempre quise hacerte esto!

DORA: ¡¿si ves lo que me hiciste hacer?! ¡Grandísimo huevón! Jejejejejeje ¡Espero que lo estés disfrutando mucho! ¡Huevetas!

KEVIN: ¡Mamá, esto es lo mejor que me ha sucedido en la puta vida!

DORA: ¡Claro, cumplir tus deseos de incestuoso! Jejejejeje ¡Pero ha estado muy rico todo esto! ¡Somos muy cerdos! ¡Carajo! Jejejejejejejeje

KEVIN: ¡Mami, eres más puta de lo que me imaginé! ¡Oye, te va tocar hacer una limpieza tremenda!
DORA: ¡¿A mí?! ¡Será a ti! ¡Huevoncito!

KEVIN: ¡A ti! ¡O para que no peleemos que lo limpie María que ya casi llega!

DORA: jijijiji ¡Si, que lo limpie tu hermana! ¡Pero mientras tanto sigue dándome pene por la boca! ¡Sigue metiéndoselo a la puta de tu mami hasta la garganta!

KEVIN: ¡Como digas, Dorita la mamadorcita!

Kevin vuelve a meterle la verga a su amada madrecita, y comienza, con todas las energías, a darle verga nuevamente hasta la garganta, haciéndole sentir ahogo y provocándole arcadas. La mujer escurre mocos y lágrimas, y produce ruidos de cerda. La muy puta tiene el cabello alborotado, y su hijo deja el celular filmando sobre una mesita. Kevin coge a su madre de la cabeza, por los lados, y la obliga a mamar con rudeza. También le jala fuertemente sus cabellos y le folla terriblemente la boca. Semejante verga puede llegar posiblemente al comienzo del esófago de su mami.

DORA: Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Gggggggggggggggguuuuuuuuuuuuuuuuaaaaaaaaaaaaagggggggggggggggggggggggggrrrrrrrrrrrrrr

La mami de Kevin nuevamente vomita. Su hijo riéndose y burlándose la besa en la boca y nuevamente le incrusta su magnífica verga en la garganta sin darle tiempo a ella de nada. 

KEVIN: ¡Garganta profunda para mi dignísima madre!

DORA: ¡Higgog, og meg tragtegs aggí! ¡Tragtagmeeg malg! ¡Tragtagmeg cogmogg la puggtag queg goigggg!

Lo anterior lo dijo Dora con la boca llena del pene taladrador de su hijo, y traducido significa: ¡Hijo no me trates así! ¡Trátame mal! ¡Trátame como la puta que soy! 

KEVIN: Jajajajaja ¡Mamá tú si eres…! ¡¿Quieres que te trate mal?! ¡Pues toma, perra! ¡Maldita prostituta callejera!

Kevin le escupe varias veces en la cara a su mami. Ver a Dora con un buen escupitajo en su frente que resbala por su nariz y otro sobre sus grandes ojos de puta mamadora y uno más sobre su cabello es algo que saca de toda cordura al depravado Kevin, quién luego se atreve a abofetear a su mamita, como lo hace con las putas de calle con las que se la pasa. Dora extrañamente se ríe, aunque tenga la verga gorda y larga de su hijo rítmicamente entrando y saliendo de su garganta.

KEVIN: ¡Toma marrana! ¡Dios! ¡Siempre quise hacerle esto a esta puta! Jejejejeje

DORA: Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag Guag

KEVIN: ¡Eso zorrota! ¡Mama mamá! ¡Mama mamá!

DORA: ¡Gueg ggiiggoooggg, gggiiigggoogg! (Traducción: ¡Qué rico, hijo!)

KEVIN: ¡Qué puta eres, mami! ¡Mira que chuparle la verga a tu propio hijo! ¡Eso es pecado! ¡Vas a terminar en el infierno! Jajajajajaja

Doña Dora se libera como puede de la verga de su hijo y contesta:

DORA: ¡Wow! ¡Ohhh! ¡Qué puta soy, mijo! Jejejeje ¡No me importa si me voy para el infierno! ¡Lo importante es mamar esta espectacular polla y putear contigo! Jijijiji

KEVIN: ¡Lo mamas estupendo, mami!

DORA: Jejejejeje ¡Claro, bebé, pues soy Dora la mamadora, no lo olvides! Jejejeje

KEVIN: ¡Abre la boca, mamadora!

Dora abre la boca y Kevin coge con su mano su verga y se la mete a la boca para luego sacársela y nuevamente metérselo, vuelve a repetir esto varias veces más. Ahora Kevin le da palmaditas con la verga en la lengua y en la cara a su mamá, y Dora aprovecha para agarrarle el pipí y restregárselo por toda la cara.

KEVIN: ¡Vaya que eres puta! ¡Y yo pensando que eras una mamá decente! ¡Vaya sorpresas que da la vida!

DORA: ¡¿A ti qué versión te gusta más!?  ¡¿La versión de mamá decente o la de mamá puta?!

KEVIN: ¡Obviamente la versión de mamá puta, claro está! 

Kevin toma su celular para seguir filmando, y su madre pone sus manos sobre las piernas de su hijo y continúa con la felación. Kevin con una mano le empuja la cabeza de forma que ella se trague todo el miembro, le dice que se quede así, y luego le tapa la nariz con sus dedos, produciéndole cierto ahogo a la pervertida mujer, quién se pone colorada y después de unos segundos Kevin la suelta, empujándola hacía atrás. Ella mientras cae fuertemente sobre el espaldar del sofá expulsa una gran cantidad de babas por las fosas nasales.

KEVIN: ¡Wow! ¡Qué cochinota mami! ¡Qué marrana eres! ¡Esos chorros de baba que te salieron por la nariz estuvieron de lujo! ¡Como de pura actriz de porno!

Su madre, tosiendo y riendo al tiempo, le contesta:

DORA: ¡Para que veas, gran huevón! Jejejejejejeje ¡Casi me ahogo pero me alegro que haya gustado y que no te haya dado asco!

KEVIN: ¡Hoy es mi gran día! ¡No puedo creer que estemos haciendo esto, mamita!

DORA: ¡Yo tampoco! ¡No pensé que te lo fuera a mamar hoy y mucho menos de semejante manera! ¡Que puerca y puta soy! ¡Pero no me arrepiento de nada! ¡Esto está muy rico, y la vida es para probar cosas nuevas!

KEVIN: ¡Si mami, así es! ¡Qué viva el incesto, carajo! ¡Sigue mamando!

Dora toma la verga de su hijo con su manita y la mama frenética y desesperadamente como si fuera lo último que pudiera hacer para no morirse de hambre.

DORA: ¡Qué delicia!

KEVIN: ¡Chupa! ¡Chupa!

DORA: ¡Te sabe a pollo esta verga! ¡Qué delicia!

KEVIN: ¡Me voy a venir mamá!

DORA: ¡¿Dónde te quieres venir, amor?! ¡¿Sobre mis tetas, sobre mi cara, dentro de mi boca?! ¡¿Dónde?!

KEVIN: ¡Dentro de tu boca!

DORA: ¡¿Quieres que me tome tu lechecita?!

KEVIN: ¡Si, mami! ¡Y que antes de tomártela me la muestres en tu boca y juegues con ella!

DORA: ¡Como ordene mi capitán!

Dora sigue mamando con gran habilidad esa vergota. El alma se le está yendo en ello.

KEVIN: ¡Ohhhhhhh! ¡Me vengo! ¡Me vengo! ¡Me vengo, mami!

DORA: ¡Dale, mi amor! ¡Dale tu lechecita a esta puta!

Kevin saca de la boca de su madre su verga y se empieza a masturbar sobre ella, lanzando quejidos y gruñidos. Y de repente:

KEVIN: ¡Ahhhhhhh! ¡Aaaaaahhhhhhhhh! ¡Oooooooohhhhhhhh! ¡Me vengo sobre esta hijueputa! ¡Ahhhhhhhhhhhhhh!

Kevin comienza a lanzar gran cantidad de esperma sobre la cara de su madre y su boca. Sendos chorros de semen caliente, viscoso y a presión salen del ojo de su verga sobre la despampanante mujer.

KEVIN: ¡Juepuuuuutttttttttaaaaaaaa! ¡Qué rrrrrrrriiiiiiiiiicccccccccooooooooo! ¡Qué rrriiiccccoooo! ¡Juuueeeputaaaa! ¡Ohhhhhhhhh! maalpaariiiddaaaa! ¡Aaaaaaahhhhhhhhhhhhh!  ¡Toooomaaaaaa! ¡Puuuutaaaaa! ¡Toma esto puta! ¡Toma puta! ¡Toma esto puta! Jejejeje ¡Qué rico, hijueputa!

Kevin lleva más de un minuto lanzando chorros de leche. Uno, dos, tres, cuatro y en total como diez largos y potentes chorros, seguidos de unos cuantos chorritos pequeños. Lanzó todos ellos sobre su alegre madre que los recibió sonriente y dichosa. Toda la cara la tiene llena de semen, al igual que las tetas, el cabello, las piernas y la boca. Dora juega con el semen dentro de su boca, hace gárgaras, se enjuaga la boca y los dientes con ese líquido espeso, el cual se hace espuma, y lo muestra a su hijo con gran entusiasmo y orgullo. La madre de Kevin se traga esa leche haciendo al final un sonido como el que se hace cuando se toma algo refrescante, y abre nuevamente la boca para mostrarle a su hijo que ya se tragó por completo su leche. Dora, mira a su hijo con los ojos bien abiertos, sonríe, y mientras juega con sus dedos tomando el semen que le quedó en su cara y en sus tetas, y llevándoselos a su boca dice:

DORA: ¡Wow! Jajajajaja ¡Una delicia esa leche mi querido hijo! ¡Uuuuhhhh! Jejejejeje ¡Vaya! ¡Me bautizaste en semen! Jejejejeje ¡Te felicito! ¡Estuviste genial, mi amor! ¡Te amo! ¡Ufffff! ¡Tienes una potencia sexual del putas! ¡Como tu papá! Jejeje ¡Wow!

KEVIN: ¡Ohhhh! ¡Gracias mami! Jejejeje ¡Lo disfrute mucho! ¡Qué rico! jejeje ¡Eso era lo que quería que pasara en mi vida desde hace mucho tiempo! ¡Que al menos me lo mamaras! jejejeje ¡Yo también te felicito! ¡Eres una mujerona! Jejeje ¡Para la próxima quiero metértelo por esa rica cucaza! ¡Puta!

DORA: Jajajajajajajajajaja ¡Espero que se me de ese momento, mijito! Jijiji ¡Me alegro mucho que lo hayas disfrutado! ¡Excelente!

KEVIN: ¡Me gustó mucho! ¡Espero que no te haya molestado las palabrotas que te dije y los improperios que te lancé, es que era por la arrechera tan hijueputa que tenía, disculpa!

DORA: ¡No hay nada que disculpar, precioso! ¡A mi me gusta que me digan puta, que me humillen y que me traten mal cuando estoy mamando, follando y culeando! ¡Me encanta que me den duro y que me usen como una cosa! ¡Es un fetiche que tengo! ¡Eso me hace sentir dominada por un verdadero macho, me gusta sentir la fuerza de un hombre y su parte animalesca! ¡Espero que me sigas tratando así y que me sigas llamando puta y ramera, con toda confianza mi amor!

KEVIN: ¡Vaya, mamá! ¡Qué puta eres! Jejejejejeje

DORA: ¡Carajo! ¡Qué hijo tengo! ¡Todo un machote! ¡Un verdadero monstruo! ¡Tengo una máquina sexual en mi casa y la había desaprovechado! ¡Mi propio hijo es todo un maniaco sexual y hasta ahora se me dio por disfrutarlo! ¡Definitivamente hay que ser lanzada! ¡Qué verga tan grande y exquisita! ¡Dios! ¡Qué puta soy! ¡Habérselo mamado a mi propio hijito!¡ Jejejeje pero no me arrepiento, gocé como la puta que soy y lo seguiré haciendo contigo, mi amor!

KEVIN: ¡Eres una perra en celo! jejejeje ¡Me llena de orgullo escuchar eso de ti, mamá! ¡Eres lo máximo! ¡Sabes muy bien cómo hacer gozar a un hombre! ¡Eres toda una hembrota, mami! ¡Para eso debiste necesitar mucho tiempo de puterío! ¡¿Cierto mami?!

DORA: ¡Si! Jejeje ¡Debo confesar que desde siempre me ha gustó el sexo duro y salvaje! ¡Nunca tuve tabúes, y desde siempre me ha gustado putear! ¡He tenido muchos amantes y novios! ¡Me he entrenado bien! ¡Soy experta en el arte de la mamada! ¡Aunque también hago bien otras cositas! Jejejejejejeje

KEVIN: ¡Mami! ¡Te gusta que te den por el culo!

DORA: ¡Me fascina! ¡Cuando me enculan me siento en la gloria!

KEVIN: ¡Uuuuuuuuufffffffffffff! ¡Mami! ¡Entonces hay que probar ese suculento culazo! Jejejejeje

DORA: ¡Cuando quieras, mi amor!

KEVIN: ¡¿Quieres decir unas últimas palabras a la cámara?!

DORA: Jejeje ¡Hola! ¡Soy Dora la mamadora, madre del Kevin! ¡Como vieron, soy bien puta! ¡Besos a sus vergas erectas! ¡Espero que se hagan muchas pajas con este video! ¡Gracias chicos preciosos! ¡chao mis amores! Jejeje   

Continua en la segunda parte.

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *