Con el tío o su sobrino?

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Estábamos llegando a la hacienda de mis tíos y la emoción que sentí al enterarme del viaje poco a poco se desvanecía, debió ser por la culminación del castigo de mi tío lo que había creado aquella sensación de alegría, durante la visita a mi mamá el día anterior note que no le agrado mucho la noticia del viaje, recordé la razón por la que nunca había visitado aquel lugar. Durante las vacaciones en que mi tío Omar viajaba con mis primas a la hacienda, mi mamá siempre se rehusó a que lo acompañáramos, decía que no teníamos nada que hacer en ese lugar, según lo que me había contado mi mamá, su padre siempre fue muy machista, incluso esa era la razón por lo que todo lo que le pertenecía a él paso a manos de mis tíos Omar y Héctor y que mi abuelo decidió no dejarle nada a ella

Según una de las muchas historias que me conto mi tío Omar en estado de ebriedad, su padre había rechazado a mi mamá cuando ella resulto embarazada, ella recién había cumplido los dieciocho años y las condiciones en que se dieron las cosas fueron muy desagradable, en su tiempo mi mama hizo de todo por buscar el perdón de su padre, pero nada funciono, ni siquiera nombrar a su hijo como él, lo cual mi papá a la hora de registrarme no permitió y modificaron un poco el nombre para mí, además mi abuelo también prohibió a mi abuela buscar a mi mamá, incluso se apartó de mi tío Omar al ser él el único que ayudo a mi mamá cuando todo esto paso. Las cosas empeoraron cuando semanas después de mi nacimiento mi abuela murió de un infarto y mi mamá no pudo asistir ni a su funeral, sabía que antes de la muerte de mi abuelo, él intento arreglar las cosas con mi mamá, pero ella no llego a perdonarlo y le habida dejado claro que no se molestara en dejarle algo al morir, pues para ella hace mucho había dejado de tener padre, imaginaba que esa era la razón por la que mi mamá no quería poner ni un pie en aquella Hacienda. Creo que recordar todo aquello era lo que me hacía sentir que me dirigía a un lugar donde yo no era bienvenido, a todo lo anterior se sumaba la relación poco cordial que tenía con los hijos de mi tío Héctor, cuando ellos nos visitaban siempre me hacían bromas de muy mal gusto, solo esperaba que las cosas fueran algo diferente en esta ocasión

Al llegar a la casa principal de la hacienda fuimos recibidos por mi tío Héctor, su esposa Florencia y mis primos Israel, Franco y Leonel de diecisiete, dieciséis y quince años respectivamente, al parecer mi tío Héctor y su esposa estuvieron como conejos al inicio de su matrimonio. Después de instalarnos en las habitaciones, mi tío Omar tenía su propia habitación al igual que mi prima Isabel y yo, mis primas Jasmine y Rosy prefirieron compartir habitación, de ser sincero a mí me hubiera dado lo mismo compartir habitación con alguna de mis primas o con mi tío Omar y así lo hice saber, pero después de que mi primo Leonel se burlara de mí, diciendo que si yo lo deseaba también podía conseguirme una cuna, acepte la habitación que me asignaron

Durante el almuerzo nos enteramos que nos quedaríamos la semana completa, había pensado que solo estábamos allí por la cena de año nuevo, pero nos dijeron que el sábado realizarían una fiesta por el cumpleaños número cuarenta de mi tío Omar y que nos marcharíamos al día siguiente, después de un rato mi tío Héctor nos contaba como mis primos lo ayudaban en la hacienda y que en vacaciones se dedicaban a tiempo completo al trabajo de campo, pero por nuestra visita les dijo que durante nuestra visita estarían de descanso para pasar tiempo con la familia, pero al día siguiente después del desayuno cada uno de mis primos tomo por su lado, por suerte mis primas conocían el lugar e insistieron en que las acompañara a las caballerizas, querían que conociera a Isis, mi mamá ya me había contado historias de ella y su yegua, pero no imaginaba que aun estuviese viva, quede tan maravillado por Isis que después del almuerzo regrese a las caballerizas solo, mi tío Héctor nos había comentado que por ser el último día del año los empleados se retirarían a sus casas después de mediodía por lo cual si necesitábamos algo se lo hiciéramos saber a él, por la hora imagine que no me encontraría a nadie en las caballerizas por lo que dude de ir hasta donde se encontraba Isis, pues al ser de avanzada edad la tenían hasta el fondo y al decir la verdad empecé a sentir un poco de miedo al ir solo, mientras me acercaba escuche unas voces, al parecer era una discusión, la curiosidad me había ganado y decidí averiguar quienes se encontraban en las caballerizas además de mí

Después de encontrarme a unos pocos metros de aquellas misteriosas voces, logre reconocer la voz de mi primo Israel, por lo que trate de observar con quien discutía sin que me vieran, al hacerlo me lleve una gran sorpresa, vi a mi primo Israel con los pantalones abajo y ante él alguien de unos quince o dieciséis años, desde donde me encontraba podía escuchar todo lo que decían

X: suéltame Isra

I: calla putito, abre esa boca si no quieres otro golpe

X: suéltame por favor, si no lo haces le diré todo esto a Leonel

I: y quién crees que me dio permiso? así que abre la boca y chupa como lo haces con mi hermanito

Debo reconocer que lo que había escuchado además de haberme tomado por sorpresa también me había excitado, pero empecé a escuchar como lloraba aquel muchacho y después de ver como mi primo le metía un puñetazo en la cara pudo más mi ira que el morbo, aunque no quería que Israel sospechara que ya llevaba tiempo escuchándolos así que decidí gritar desde donde me encontraba para que se dieran cuenta de mi presencia antes de estar frente a ellos

A: quién está allí, podrían ayudarme a encontrar a Isis, la Yegua

Al principio pensé en darle tiempo a Israel a que se subiera el pantalón, pero puesto en marcha mi plan cambie de idea

A: Israel qué hacías?

Israel al escucharme había empujado a su acompañante haciendo que se cayera, cuando ya estaba frente a ellos mi primo aún tenía el pantalón abajo

I: Andy, no es nada de lo que piensas

Después de eso aquel muchacho se levantó como pudo y salió corriendo, al hacerlo pude notar que estaba sangrando de la nariz

A: creo que debo regresar a la casa

I: Andy espera

Después de ver como tenía la cara la victima de mi primo decidí salir corriendo de las caballerizas, al parecer mi primo Israel había hecho lo mismo porque llego justo detrás de mí, por suerte había logrado llegar a donde se encontraban mis primas, al verlo pude ver ira en su cara, algo que me daba miedo, después de eso trate de no separarme de mis primas. Durante la cena de media noche pude notar a mi primo Israel muy nervioso, apenas hablaba, incluso sus papás lo habían notado

H: qué pasa hijo, estas muy callado

A: quizás lo asusto un caballo, por la tarde fui a verlos y uno me dio un tremendo susto

Todos tomaron mi comentario como algo gracioso y empezaron a reír, todos menos Israel

H: sobrino, imagino que ya has conocido a Isis

A: si, mi mamá me conto cuando la montaba, no me imagine que algún día lograría conocerla

H: quizás logres convencer a mi hermana que algún día venga a verla, ya que por nosotros no viene a la hacienda, al menos que lo haga por Isis, aunque claro, ya no podrá montarla

La cena continuaba de lo más normal, después de media noche todos nos dimos el abrazo de año nuevo y nos dirigimos a nuestras respectivas habitaciones, ya me encontraba dentro de la cama cuando tocaron a mi puerta

I: Andy, aún estas despierto? enserio necesito hablar contigo, abre por favor

Al escucharlo si tuve algo de temor, pero después de como lo había visto durante la cena no imagine que sería capaz de pegarme o hacerme daño, por lo que decidí abrir la puerta

A: qué quieres?

I: puedo pasar? necesito hablar contigo

A: está bien, pasa

I: quería explicarte lo que viste en la tarde

A: no es necesario, sé muy bien lo que vi, estabas obligando a alguien a que te diera sexo oral

I: enserio no lo estaba obligando, solo era un juego que teníamos

A: no me creas tan ingenuo, lo que no comprendo es porque te conformas con alguien que obviamente no quería nada contigo, sabias que las mejore mamadas las hacen quienes disfrutan darlas?

Me acerque a él, coloque mi mano sobre su bulto mientras lo veía a la cara, su rostro dibujaba un gesto de sorpresa, realmente toda la tarde estuve pensando en como hacer que Israel hiciera conmigo lo que no pudo con aquel muchacho y que fuera él quien a horas de la madrugada llegara a mí me ponía las cosas más fáciles

I: Andy qué haces?

A: dándote lo que buscabas por la tarde

I: pero tú eres mi primo, además estas muy pequeño

A: ah, pero obligar a alguien más si está bien?

I: ya te dije que no lo estaba obligando a nada

A: mejor cierra la boca y disfrutemos de lo que ambos queremos

Me arrodille ante él e intente quitar su cinturón sin éxito alguno

A: y si me ayudas?

No tuve que pedírselo dos veces, empezó a quitárselo rápidamente que al hacerlo lo tiro sobre un mueble, mientras lo hacía vi como su pantalón se cayó detrás del mueble, empecé a sobar su pen sobre su bóxer, el cual era de esos que te quedan holgados y tienen una apertura al frente, la cual use para sacar su pene sin quitarle el bóxer, su pene media unos dieciocho centímetros de poco grosor, solo me había metido el glande a la boca pero Israel ya se encontraba gimiendo de placer

I: oh si primo, sigue así

Al ver que sensible era en la punta decidí prestarle atención a su abdomen, si algo he de reconocerle a Israel era que hasta ese momento no había estado con alguien que tuviera los músculos de su cuerpo tan marcados como los tenia él, empecé a desabotonar su camisa desde abajo y él lo hacía desde arriba, disfrutaba pasar mi lengua por su ombligo, era la primera vez que hacía algo así, después de unos minutos Israel se bajó el bóxer a los tobillos, lo cual tome como una petición de que volviera a su pene, pasaba mi lengua por toda la base de su pene, al tener acceso a sus bolas no me resistí a llevármelas a la boca una por una, mientras lo hacía no paraba de recibir halagos de Israel, después de un rato de jugar con sus bolas regrese a su pene, el cual me lo metí todo a la boca por unos cuantos segundos, al sacarlo levante la vista para verlo a la cara

I: ahhhh cómo has hecho eso

Imagino que se refería a tragármela toda, por lo que me la metí hasta el fondo nuevamente, cada vez trate de tardar más con su pene en mi garganta, a Israel le debió encantar lo que hacía porque a la cuarta vez empezó a temblar y saco su pene de golpe

I: para, me voy a venir

A: y por qué no lo haces en mi boca?

I: estas seguro que quieres?

Al verlo dudar decidí meterme nuevamente su pene a mi boca y casi enseguida empezó a disparar todo su semen en mi boca, el cual trague, después de pasar mi lengua por todo su pene para limpiar los restos de semen me puse de pie, Israel tenía una carita de no creerse lo que habíamos hecho

A: ves como por las buenas es mejor

Después de eso me anime a besarlo en los labios, el seguía medio bobo

I: creo que lo mejor será que me vaya

Se subió el bóxer y empezó a buscar su pantalón, mientras lo hacía yo trataba de contener la risa, no podía creer que no buscara detrás del gavetero

A: veré que nadie esté en el pasillo

Abrí la puerta y al ver que no había nadie y trate de llevar a Israel a la puerta

A: Israel, eso siempre ha estado allí?

Israel ya tenía puesto el bóxer, la camisa y sus zapatos, pero aun no encontraba su pantalón, aun así se acercó a la puerta para ver a qué me refería

I: qué cosa?

Cuando estaba en la entrada de la habitación lo empuje hacia afuera y cerré la puerta, tuve que aprovechar que estaba distraído porque de no ser así no hubiese podido dejarlo afuera

I: Andy abre la puerta

Mientras Israel susurraba yo no paraba de reír

A: será mejor que corras a tu habitación primito, no vaya ser que alguien te vea sin pantalón en el pasillo y tengas que dar explicaciones

I: Andy por favor, abre

A: no te preocupes por tu pantalón, yo lo buscare por ti y te lo entregare mañana

I: Andy no estoy jugando, abre la puerta

A: feliz noche Israel, espero sueñes conmigo

Después de eso Israel dejo de insistir, yo me fui a la cama con una gran sonrisa, al parecer el viaje se estaba poniendo interesante…

————————————————————

Quiero agradecer sus comentarios en mis anteriores relatos, debo admitir que pensaba desligar está parte en otra serie de relatos pero pensé que podría crear confusión por lo que decidí no hacerlo, espero les gusten las próximas partes 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *