Mis dos primas me convencieron

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Buen día amigos de Relatosporno, como ya sabran hoy les traigo un nuevo Relato Erótico espero lo disfruten.

Es la realidad. Yo fui siempre un muchachito bonito, rubión de ojitos grises, bastante agraciado por cierto. Mis primas eran pequeñas también, pero bien formaditas, buenos pechos, hermosos culos. Narina la mayor ya tenía novio, Nerea todavía a veces andaba con las muñecas por su casa. Pero ambas eran hermosas. 😍

Yo ya más de una masturbada les dedicaba. Desde hacía poco ya me había comenzado a salir semen más espeso, y algunos pelitos en la entrepierna. La verdad es que me masturbaba mucho, hasta tres veces por día.

Una tarde noche, estábamos en casa de mis primas y se les ocurre jugar a las escondidas, estábamos muy aburridos. Nos fuimos al patio de su casa, está lleno de árboles, es una pequeña quinta cercana a la ciudad.

Me pusieron a contar a mí primero por ser el menor. Cuando las empecé a buscar por entre los árboles descubro a Narina agachada con la bombacha en los tobillos haciendo pis. En la quietud de la tardecita ese ruido del chorrito me generó una descarga lívida. Y de repente me di cuenta de que estaba totalmente erecto. 😮

Al ver el culo blanquito y portentoso de mi prima, me había excitado sobremanera. Ella al darse cuenta de que la estaba mirando, sin vergüenza alguna se paró y se pone de frente a mí, con las manitos al costado mostrándome su conchita, luego se pasó una mano por entre los labios vaginales acariciándose, y sin sacar la vista del bulto de mi entrepierna.

Es que gracias a dios, ya de más grande me di cuenta de que tenía un miembro importante para mi edad, no tan largo, en ese entonces tendría unos 14cms pero lo que si llamó siempre la atención es su grosor, no miento si les digo que hoy a los 22 años tiene el grosor de una lata de picadillo y supera holgadamente los 22cms. 😁

Pero se imaginan que para un chico pequeño era un privilegio. No tuve mejor idea para que ella no tuviera tanta vergüenza, le digo a mí también me dieron ganas de hacer pis. Y saqué a relucir mi pija parada.

Ella abrió grande los ojos al verla en toda su extensión. Me puse a mear y ella se acercó todavía con la bombacha en los tobillos, era graciosa al caminar, parecía una de las japonesitas de las películas con sus pasitos cortos.

La primera paja de mi vida con un chica

Se aproximó y estirando la mano la toma por el tronco, yo no sabía que hacer; pero eso me gustaba mucho y me intrigaba lo que haría. La apretó, la meneó y medio comenzó a realizarme una paja. Pero en ese momento llega Nerea y nos ve, yo con la pija afuera y totalmente empalmada y su hermana con los lienzos abajo. 😣

No sé qué pensó o se imaginó pero casi se le escapa un grito. Se iban a enterar todos, seguro. No sé de dónde saqué coraje, y llamándola hago que se acerque más, y sin pensarlo le digo, dale vos también podés tocarla.

Ella primero me miró raro pero intrigada por lo que su hermana hacía se aproximó y tomó mi pene desde la cabeza. Aproximó su cara al mismo, lo olió y sin más le digo, dale un besito a la cabezota. Ella simplemente se agachó hasta mi miembro y se metió la cabeza en la boca como cuando comen un helado.

Hay mamita, que boca caliente, yo por acto reflejo empujé mi pelvis hacia adelante metiéndole la mitad de la pija, ella se hizo para atrás, pero no la soltó, es más volvió a chuparla. 😛

Para esto Nerina al ser la mayor pidió cancha y se puso junto a su hermana a lamer y chupar, habrán pasado unos cinco minutos y de repente sin avisarles le llené la cara de semen a Narina y salpiqué un chorro a Nerea que le cayó justo en la boca.

Ella no se asqueó, simplemente sacó la lengua y se lo comió. Narina tenía semen chorreando por la cara, lo tomó con un dedo y se lo metió a la boca, me dice está salado y caliente.

Yo me reía sin saber que hacer. Pero obvio que ellas sabían más de sexo que yo, ya a su edad hablaban con sus amigas, ya muchas de ellas no eran vírgenes, por lo que no desconocían el tema. 😜

Con la mirada se pusieron de acuerdo y Narina me dice, hoy cuando nos vayamos a acostar, cuando todos duerman, ven a nuestra pieza que seguimos jugando, y subiéndose los calzones, se fueron corriendo para la casa.

Una noche increíble con mi primas

Esa noche a la cena yo estaba desesperado por que todos se fueran a dormir. Mis primas me lanzaban miradas de complicidad por sobre la mesa. Yo estaba muy intrigado con lo que había visto de Narina desnuda.

Finalmente se apagaron las luces y nos mandaron a la cama. Yo con el pretexto de que en la pieza donde yo dormía no había tv encaré la pieza de mis primas. Obviamente mi tía y mi tío ni se preocuparon, de hecho mis primas al no quejarse no levantaron la perdiz. 😵

Ya al llegar a la pieza estaba excitado con mi miembro a media asta. Mis primas rápidamente cerraron la puerta con llave, prendieron el tv a buen volumen y directamente se desnudaron ambas, quedaron como dios las trajo al mundo.

Se habían puesto ya de acuerdo. Me hicieron desnudar y ahí estaba yo en pelotas con la pija semi parada esperando lo que se venía. La primera en encarar fue Nerea, se arrodilló frente a mí y tomando la verga por el tronco se la metió casi toda a la boca, mamaba rápido y gustosa, mucha saliva, pronto me tenía totalmente erecto y recaliente. 🙄

Narina se acerca y por la espalda me comienza a tocar, los glúteos, los testículos, me besaba la espalda, el cuello, eso hizo que rápidamente alcanzara el clímax y le acabara en la boca a Nerea, quién se tragó toda la lechita sin parpadear.

Era el turno de Narina, mi verga a pesar de haber descargado todavía estaba más dura que un caño, ella se prendió de mi poronga como si fuera un cubanito y también me pegó una tremenda mamada, se la metía más adentro que su hermana, le tocaba el fondo de la garganta, luego de un rato me dicen ambas, bueno ahora te toca a vos, chúpanos la conchita a nosotras. 😨

Ambas se tiraron cruzadas en la cama, una al lado de la otra a piernas abiertas, ambas ya tenían pelos en su pubis, sus tetas ya se mostraban orgullosas, me arrodillé frente a ellas y sin saber cómo hacer comencé a lamerle la concha a Narina.

Su olor era penetrante, su conchita estaba toda babosa, luego sabría que la mujer cuando se excita lubrica su canal vaginal para que el pene se deslice sin rudeza.

Por ahora solo sabía que tenía que pasarle la lengua por todos lados, a los cinco minutos Nerea dice, dale, ahora me toca a mí, y tomándome de los pelos metió mi cara entre sus piernas refregándose la concha enloquecida. 🥰

No pasaron ni cinco minutos y de repente con un largo suspiro y un pequeño gritito me llenó la boca de jugos, era su primer orgasmo. Quedó como desmayada.

Yo para eso estaba terriblemente excitado, mi aparato estaba con las venas hinchadas, grueso y largo para como yo lo conocía cuando me masturbaba, nunca lo había sentido latir así.

Narina me toma de la mano y me acuesta a su lado boca arriba, mi palo quedó como un mástil, totalmente enhiesto. Ella se levantó y trajo de la mesita de luz un tubo, que luego al leer supe que era el gel lubricante que usaba su mamá. 🙄

Me puso mucho gel en la verga, se untó la mano con un montón de gel y se lo puso en la conchita, luego sin más preámbulos y sin que le rogara se subió a caballito de mis piernas quedando su concha enfrentada a mi palo, se alzó un poco y Nerea ayudando toma la pija desde el tronco y se la enfrenta a su agujero vaginal.

Narina se comenzó a sentar sobre mi poronga, al principio no entraba por que Nerea en sus ansias por ver, no dirigía bien la maniobra, finalmente el lubricante hizo el resto y la cabeza de mi tripa se incrustó entre los labios vaginales de Narina. 😋

Ella quedó petrificada al sentir el grosor de la verga, lentamente se fue bajando y sola empernando, al llegar a su himen la pija no  quería entrar más, tenía un tope, claro era su virgo, tomó coraje y se sentó de golpe, la pija entró toda hasta el fondo, ella gimió, y rápidamente se levantó, pero ya estaba, no era más virgen.

Volvió a sentarse despacito, esta vez ya le entró más y mejor, terminó totalmente ensartada chocando su pubis contra el mío. Se movía despacito adelante y atrás, solo decía, que lindo, como me gusta. 😮

Enseguida al pasarle un poco el dolor se movía más rápido se levantaba y se sentaba sin perdonarle nada a la concha, ese túnel caliente y baboso era un suplicio, me daba mucho placer y de repente arqueándose hacia atrás me envolvió la verga con una descarga de fluidos calientes, había logrado un orgasmo.

Siguió moviéndose y rápidamente llegó otro y otro, y finalmente se quedó quietecita con toda la verga adentro. 👍

Nerea le pregunta si le dolía a lo que ella le contestó que cuando se la metió, al principio, después solo ardía. Pero que estuvo bueno. Nerea dice, bueno yo voy a probar si me duele mucho me la sacas, claro dije yo.

Hizo como su hermana, se puso mucho lubricante en la conchita, y Narina embadurnó mi verga con mucho gel, mi palo estaba que reventaba de excitado, cada vez más grueso.

Nerea se sube a caballito y Narina más canchera ya, de una le colocó la cabeza entre los labios de su vagina, ya al sentir el tamaño de la cabeza medio que se quiso arrepentir, pero su hermana le insistió y ella accedió y se dejó caer de una. 😁

El pene entró, pasó de largo su himen y se incrustó totalmente en su cueva, ella pegó un grito que retumbó en toda la pieza. Quiso salir corriendo pero estaba ensartada.

Narina la toma de los hombros y le dice aguanta que ya pasa el dolor, en eso se escucha a mi tía que pregunta desde el pasillo, chicas que pasó? Y Narina canchera le dice, estábamos jugando y me caí de la cama, pero no pasó nada. Estamos bien. 😮

Mi tía se fue contenta a la cama. Nerea transpiraba, no atinaba a moverse, pero lo que yo sentía era tremendo, un calor impresionante, su canal vaginal latía y apretaba tremendamente mi verga.

Empecé a moverme despacito como se había movido antes Narina, empecé a entrar y salir de a poquito de la concha de mi prima, y luego de cuatro o cinco idas y venidas me sobrevino un tremendo orgasmo, eyaculaba al por mayor, chorros y chorros de semen aguado.

Mi prima al sentir el calor de mi acabada se vino en un orgasmo que la hizo temblar, finalmente se quedó quietecita hasta que mi verga finalmente se achicó, entonces se levantó y su sangre chorreó sobre mis piernas junto a sus flujos y mi semen. 🥰

Todos habíamos dejado de ser vírgenes. Más tarde comentando los hechos, mis primas me comentaron que hacía mucho que querían tener sexo conmigo, pero no se animaban, y que la que insistió más fue Nerea.

Una tarde me habían visto meando y le contó a su hermana que mi verga era mucho más grande que la de Nacho, el otro primo que ya una vez se la había mostrado pero que ella no se animó a chupársela. 😁

Obvio que había que guardar el secreto para poder seguir teniendo la confianza de los mayores.

Antes de transcurrir una semana fui el poseedor de ambos culitos, pero esto fue mucho más traumático, pero ya les contare en parte dos.

gracias por leer mis Relatos xxx no olvides compartirlo para traerles mas Relatos porno de mi autoria sobre todo los Relatos de Incesto.

By: Estebanq

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Un comentario sobre “Mis dos primas me convencieron

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *