Viernes de puta

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Sígueme en instagram: @babykarelvis

Autor: Rov 

A causa de la pandemia hubo muchos cierres de empresas y perdidas de empleo, por lo que hubo problemas economicos en la familia.
Mi nombre es Andrea, de 15 años, cabello hasta los hombros, de piel morena, complexcion delgada, un hermano mayor, de 18 años, nuestro padre tuvo que salir a trabajar al norte del pais porque se quedo sin trabajo y nuestra madre trabajaba lunes y miercoles en home ofices, los viernes tenia que estar presente por las tardes de 2 a 9 por lo que llegaba a las 10 de la noche, en uno de esos viernes mi hermano estaba jugando en linea con sus amigos, lo malo es que estaba en la sala y a mi se me ocurrio pasar en ropa interior y ellos me vieron, y en los comentarios decian que pagarian por darme por todos mis agujeritos, al momento les dijo de todo y cerro la transmicion, cabreado volteo a verme y regañarme de porque ando asi, yo sin saber todo el contexto no entendia nada, hasta que me explico como fue todo, la situacion no hubiera pasado a mas, el se hubiera ido a jugar a su cuarto y yo a no andar como si nada a pesar de estar en casa, sino que nuestra madre nos dijo que por la pandemia le iban a bajar el sueldo y que teniamos que apretarnos el cinturon, por lo que la idea de sus amigos no parecia tan descabellada y asi empezamos nuestro negocio.
A base de citas llego el primer viernes 6 de sus amigos, la primera fue a las 3, con tiempo de media hora para que tuviera tempo de cambiarme, me vesti con una faldita corta una remera corta sin bra, fue directo a usarme como su puta, se quito la ropa solo alzo la falda, corriola tanga y metio su pene de un solo jalon, fue un mete y saca continuo hasta que se corrio dentro, despues me beso el cuello y chupo mis tetas hasta que su amiguito estuvo listo de nuevo y me lo metio por mi culito, de vez en vez me daba una nalgada y volvio a terminar, por ultimo  uso sus manos para meter dos dedos en mi panocha y dos en mi culito, esa doble penetracion surtio efecto y me llevo al paraiso, por ultimo ocupo mi boquita para terminar follandola y me pidio que me tragara su lechita, justo cuando entro mi hermano y le dijo que su tiempo termino, se vistio y se fue, a la media hora llego el siguiente amigo y la historia fue muy parecida, por media hora me dio por mis tres agujeros, media hora para arreglarme y paso el tiempo, los 6 amigos pagaron su cuota termine con el estomago lleno al tener que tragar toda la lechita.
La voz se corrio y otras personas quisieron agendar cita, durante los siguientes tres viernes la citas no eran suficientes de 6 por viernes, de 1 cada hora y media hora para cada uno, por lo que a partir del siguiente viernes fue de dos por cita por lo tanto mi especialidad fue el sanwich, osea la doble penetracion, y por ultimo terminaban en mi boca, asi trabajamos desde mayo hasta finales de noviembre, las primeras veces el precio fue de 200 pesos por cita, pero a partir de que las citas eran dobles, el precio subio a 250 por persona por la demanda con la que era requerida,  el ultimo trabajo de ese año fue organizado en sabado, aunque tambien fui usada el viernes, ese sabado se reunieron cerca de 25 personas, tenian preparado una espexie de taburete donde quedaba perfecto la altura para que mi culito quedara paradito, asi fueron pasando usando tanto mi vagina como mi colita, uno tras otro sin descanso alguno, aunque tambien fue usada mi boquita de forma indistinta, ya sea me dieran por mi conchita o por la colita siempre tenia una polla en la boca, me usaron como una muñeca inflable durante cerca de 5 horas, con 5000 pesos por ese evento terminamos el año y descansamos el mes de diciembre, ahora en enero y lo que va de febrero seguimos en viernes con eventos de minimo 20 personas, el maximo a sido de 25, de tres de la tarde a 9 de la noche.
Los viernes soy una puta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *